LAYER CAKE DE CHOCOLATE Y MOUSSE DE NARANJA

..34..JPGEste pastel no solo es atractivo, también es exquisito. Si es de tu agrado la combinación del chocolate y la naranja, este layer cake será perfecto para ti.

Los layer cakes o tartas de capas, son unas de las creaciones reposteras más de moda actualmente. Estas tartas son de lo más vistosas y llamativas, sobre todo cuando se realiza el corte de la porción, en la que se ven las capas y el relleno.

En esta entrada, muestro la receta de un un delicioso layer cake elaborado con tres capas de bizcocho de chocolate bañado en almíbar con un toque de cointreau (Cointreau es la marca comercial de un licor francés, elaborado a base de cáscaras de naranjas), relleno de mousse de naranja y cubierto por una fina capa de ganache de chocolate.

Este tipo de tartas son unas de las elaboraciones más espectaculares de la repostería, y no son tan difíciles de preparar como puede parecer. Solo se necesita (además de los ingredientes y herramientas de trabajo…) tiempo y paciencia.

Se puede usar distintos tipos de bizcocho para este tipo de tartas, pero es muy habitual usar bizcochos especialmente secos, como el bizcocho genovés, ya que son particularmente adecuados para calarlos con almíbar. Así el interior de la tarta queda muy jugoso y el almíbar además, se puede aromatizar para que combine bien con la cobertura que queramos usar en el exterior y en el relleno de la tarta.


SONY DSCIngredientes:

Bizcocho de chocolate;

  • 5 Huevos L (deben estar a temperatura ambiente)
  • 200 G Harina
  • 80 G Azúcar
  • 60 Ml Aceite
  • 30 G Cacao puro en polvo
  • Un pizca de sal

Almíbar;

  • 100 Ml Agua
  • 50 G Azúcar
  • 1/2 Copita de licor de naranja “Cointreau”

Mousse de Naranja;

  • 200 Ml Nata
  • 125 G Queso cremoso de untar
  • 2 Cdas Azúcar glas
  • 4 Hojas de gelatina
  • 1 Naranja
  • Colorante alimentario naranja (opcional)

Ganache de chocolate;

  • 200 Ml Nata para montar
  • 150 G Chocolate Negro 70%

Elaboración:

  • Bizcocho de chocolate;

Engrasar un molde de bizcocho (yo utilicé un molde alto, desmontable de 15 cm de diámetro).

Precalentar el horno a 190 C calor arriba y abajo. Dentro de él, colocar la rejilla de horno de tal forma que cuando se vaya a hornear el bizcocho, éste quede a media altura.

Sobre un cuenco, tamizar  la harina junto al cacao puro en polvo. Reservar.

En un bol amplio, colocar los huevos con el azúcar. Batir la mezcla (preferiblemente con unas varillas eléctricas a velocidad máxima) enérgicamente alrededor de 15 minutos. Hasta conseguir una pasta mullida de tono blanquecino que haya aumentado considerablemente su volumen.

Incorporar el aceite y continuar batiendo la mezcla a menos intensidad para así, evitar que reduzca en exceso la mezcla esponjosa que se consiguió en un principio.

Añadir la harina junto al cacao en polvo y mezclar. Se debe realizar con mucha suavidad y movimientos envolventes para  impedir que la harina desarrolle demasiado gluten  y reste esponjosidad al bizcocho.

Verter la mezcla dentro el molde.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, colocar el molde sobre la rejilla que inicialmente se dispuso dentro del horno.

Hornear la preparación 30-40 minutos.

Pasados los treinta primeros minutos (nunca antes) abrir la puerta para comprobar la cocción del bizcocho, con un testador o palillo. Este paso hay que realizarlo con mucha rapidez para así evitar que el horno pierda temperatura y el bizcocho quede chafado.

Cuando se compruebe que el testador sale limpio y el bizcocho esté bien cocido, sacarlo del horno.

Dejar el bizcocho dentro del molde 5-10 minutos.

Después, desmoldar el bollo y trasladarlo a una rejilla. Dejarlo enfriar por completo.

Cortar el bizcocho en tres capas del mismo tamaño. El corte se puede realizar con un cuchillo afilado y mucho pulso, o con una lira de pastelería o segueta para bizcochos (se puede adquirir por internet o en tiendas especializadas), que tiene la ventaja de que nos hará un corte mucho más uniforme, ya que permite graduar la altura del grosor de las capas de bizcocho.

  • Almíbar;

Poner el agua y el azúcar en un cazo a fuego medio, y llevarlo a ebullición un par de minutos, hasta que el azúcar se disuelva por completo.

Incorporar el licor de naranja y remover la mezcla.

Con una brocha de cocina (en su defecto, con una cuchara) calar todas las capas de bizcocho, insistiendo por toda la zona del contorno, ya que habitualmente se trata de la parte más seca. Reservar.LAYER CAKE DE CHOCOLATE Y MOUSS DE NARANJAS1.JPG

Mousse de naranja;

Hidratar la gelatina durante diez minutos dentro de un recipiente hondo con agua fría, con cubrirla será suficiente.

Con un cuchillo afilado o una mandolina, retirar la piel a la naranja (sin rebasar la parte blanca). Picar la piel muy fina y reservar.

Extraer el jugo a la naranja con un exprimidor y dejarlo a un lado.

Colocar la nata dentro de un bol y batirla con unas varillas enérgicamente o ha máxima potencia (es aconsejable realizar esta acción con un batidor de varillas eléctrico). Cuando la nata comience a coger cuerpo, añadir el azúcar glas y batir la nata hasta montarla por completo.

Añadir el queso cremoso, el zumo de naranja y si se desea el colorante alimentario. Mezclar con delicadeza, y descender la potencia o intensidad en el batido, para no bajar demasiado la preparación.

En una taza grande, calentar un poco de la preparación anterior. No calentar demasiado, necesitamos que la temperatura de la crema no sobrepase los 60 C (si se añade líquido muy caliente a la gelatina, ésta perderá fuerza y no cuajara correctamente).

Escurrir bien la gelatina y añadirla a la taza con la crema caliente. Mezclar con unas varillas manuales hasta disolver la gelatina por completo.

Para templar un poco la gelatina y evitar el contraste de temperaturas, antes de mezclarla con toda la preparación, añadir solo una pequeña cantidad de crema de naranja. Integrar y después, mezclar con el resto.

Batir con la batidora de varillas a velocidad baja, hasta conseguir una crema espesa y esponjosa.

Preparar una manga de pastelero con una boquilla redonda y lisa y después, llenarla con la mousse.

Opcionalmente y para obtener un acabado más profesional, forrar con una tira de lámina de acetato las paredes interiores del mismo molde en el que se cocinó el bizcocho (limpio y seco) e introducir dentro la primera plancha  de bizcocho (reservar la capa de la base del bizcocho para colocar en último lugar, ésta es la más lisa y la más apropiada para la superficie de la tarta). 

Sobre la primera capa de bizcocho, poner la primera capa de mousse de naranja.

Repetir la operación; colocar sobre la primera capa de mousse de naranja, la segunda plancha de bizcocho y presionar ligeramente con las manos para asentarlo y encima de la segunda plancha de bizcocho, distribuir la segunda capa de mousse de naranja.

Para terminar, colocar la tercera y última plancha de bizcocho (dejar la base lisa del bizcocho en la parte alta y visible de la tarta, para garantizar un buen acabado) y presionar levemente la superficie para fijarla.

Cuando se haya finalizado el montaje, trasladar el pastel a la nevera para que la mousse solidifique, un mínimo de cuatro horas (lo ideal sería dejar la tarta refrigerada durante 12 horas).

  • Ganache de chocolate;

Hervir la nata dentro de un recipiente adecuado en el microondas durante uno o dos minutos (depende de la potencia que tenga el aparato) o si se prefiere, en un cazo al fuego.

Cuando la nata alcance el punto de ebullición, retirar de la fuente de calor y añadir el chocolate negro. Dejar reposar el conjunto un minuto y mezclar con una lengua repostera o unas varillas manuales hasta que el chocolate y la nata queden completamente fusionados. Dejar templar la preparación unos minutos. El tiempo de reposo dependerá de lo líquida o sólida que se desee la cobertura.

Sacar el layer cake de la nevera y disponerlo sobre una rejilla.

Verter la ganache de chocolate sobre el pastel;

Si la ganache es muy líquida, dejar que la cobertura de chocolate se deslice por la superficie y laterales del layer cake, cubriéndolo por completo.

Si la ganache es espesa  (cremosa y semilíquida) , con la ayuda de una espátula larga cubrir el pastel y perfeccionar los laterales y superficie de la tarta.

Trasladar el layer cake de nuevo a la nevera durante una o dos horas, hasta que la ganache quede totalmente solidificada.

Pasado el tiempo, se puede servir y disfrutar. Este layer cake no tiene desperdicio, es una deliciosa mezcla de sabores en distintas texturas.

GULAS CON GAMBAS AL AJILLO

gulas con gambas al ajillo 4.4...-.JPGHoy cocinamos sencillo y muy sabroso, Gulas con gambas al ajillo. Se trata de una alternativa rápida y fácil que se prepara en menos de 20 minutos, obteniendo con tan solo cinco ingredientes, este plato tan atractivo y delicioso.

En el listado de ingredientes como alimento principal e imprescindible, se hallan las gulas;

Se trata de un plato preparado cuya materia prima es el surimi, un nombre y técnica japonesas que consiste en un picado de músculo de pescado blanco, principalmente abadejo de Alaska, una especie de la familia del bacalao que vive en el Pacífico y otros de carne blanca como el bacalao y la merluza, platija, caballa, a las que se añade fécula de arroz, aceites vegetales, clara de huevo, proteína de soja, aroma natural de anguila y tinta de sepia para marcar el lomo.

Desde hace una docena de años se encuentran en el mercado las gulas, un sucedáneo de las angulas que ha tenido éxito entre los consumidores por su calidad, sus cualidades nutritivas y su precio.SONY DSCDesde el punto de vista nutricional, el surimi es muy interesante cuando la sociedad de consumo demanda alimentos ricos en proteínas, bajos en calorías y grasas, buena digestibilidad, poco colesterol y sodio y nada de grasas saturadas. Se preparan al ajillo, en ensaladas o con pastas hervidas, en revueltos, acompañando a la merluza, y para muchos es una forma de acercarse a las angulas con aceite de oliva, ajo y guindillas preparadas en cazuela de barro.

Sabrosas y fáciles de preparar, no resultan muy calóricas, entre 115 y 182 calorías cada cien gramos y, tampoco pecan de exceso de grasa, ya que supone entre el 4% y el 13% del producto, un 10-12% de proteínas de muy buena calidad de las llamadas miofibrilares de alto valor nutritivo, pero desde una perspectiva nutricional son inferiores al producto fresco que imitan porque este sucedáneo tiene más sal, más carbohidratos y menos proteínas que las crías de anguila.

Es un producto que se consume de vez en cuando y, probablemente, más con expectativas utilitarias (salir del paso: se preparan enseguida) y gastronómicas que nutritivas.


SONY DSC

Ingredientes (2 personas):

  • 360 G Gulas
  • 12 Gambas o gambones
  • 4 Ajos
  • 4 Guindillas cayenas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración:

Pelar y cortar los ajos en láminas finas.

Pelar las gambas y retirarles las tripas (cordón de color oscuro que cruza su cuerpo por la parte superior), se pueden quitar tirando de ellas hacia el exterior después de haberse deshecho de la cabeza o, practicando una incisión con un cuchillo afilado en la parte superior del lomo.

Después, lavar las gambas y secarlas con papel de cocina.

Calentar a fuego medio una sartén con unas gotas de aceite de oliva y añadir los ajos, freírlos hasta que adquieran un ligero tono dorado.

Tras ello, incorporar las guindillas cayena y los gambones, mantener en el fuego hasta que los gambones cambien de color.

Cuando los gambones estén cocinados, agregar las gulas y mezclar.

Saltear el conjunto durante dos minutos y retirar la sartén de fuego.

Servir las gulas con gambas al ajillo en un plato o fuente de presentación.gulas con gambas al ajilo 2.2.JPG

ROLLITOS ORIENTALES DE CARNE ESPECIADA

rollitos orientales de carne 10.JPGLa carne picada da mucho juego en la cocina: tan pronto puede desempeñar un papel estelar en las recetas como un rol secundario, pero de lujo.

La carne picada es un producto económico porque se suele hacer con piezas de segunda categoría o los trozos pequeños de piezas nobles de los que no se pueden hacer filetes. Las partes más utilizadas son la falda, la llana, la aleta o la espadilla. Al comprar carne picada, es preferible que la piquen en el momento de la compra y no guardarla más de 24 horas sin cocinar, siempre en el frigorífico. En caso de comprarla envasada, hay que verificar que se ha envasado el mismo día de la compra. Aunque, la opción idónea es que piquen la carne delante de nosotros, al momento, para poder elegir las piezas que más convengan o gusten.

En el momento de pedir que nos piquen la carne, es importante saber qué utilidad se le dará, para así solicitar que la piquen más o menos veces.

Pediremos que la pasen por la máquina solo una vez, cuando se vaya a emplear para hamburguesas o albóndigas, ya que si el carnicero la pica más veces, la carne quedará muy compacta y demasiado dura. Con un solo pase por la picadora, la carne quedará más esponjosa.

En cambio, solicitaremos que la pasen dos veces por la máquina cuando se tenga la intención de elaborar el relleno de unos canelones, por ejemplo, o cuando se quiera que quede muy picada para agregar a una pizza o a una salsa boloñesa.ROLLITOS ORIENTALES RELLENOS DE CARNE.JPGLa carne que se utiliza para la elaboración de éste plato es de ternera y/o vacuno y destaca, por una parte, por presentar un alto contenido en proteínas. No obstante, en un país como España en el que la ingesta de estos nutrientes supera con creces las recomendaciones, esta característica no es relevante para nuestra dieta.

La carne de vacuno, dada su composición, es un alimento muy nutritivo. No obstante, dependiendo de la edad del animal y de la parte del canal que se consuma, existen notables diferencias en su aporte nutricional. A igualdad de peso, la carne de ternera fresca contiene menos grasa y, por tanto, menos calorías que la carne de vacuno mayor. Es más digerible, aunque no tan sabrosa ni nutritiva, ya que contiene más agua. En el vacuno mayor es más abundante la grasa intramuscular.

La carne de vacuno es muy interesante dentro de una dieta variada y equilibrada, ya que contribuye con su aporte de proteínas de alto valor biológico (20 gramos de proteínas por 100 gramos de producto), de minerales (hierro hemo de fácil absorción, yodo, zinc, selenio…) y vitaminas del grupo B, especialmente B2 y B12.

La ingestión dietética diaria de proteínas proporciona la materia prima necesaria para el crecimiento y regeneración de tejidos del cuerpo y ayuda a estimular el sistema de defensas.

La vitamina B12, exclusiva de los alimentos de origen animal, es muy importante en la formación de hemoglobina (proteína que transporta el oxígeno a todas las células del organismo). Su deficiencia origina un tipo de anemia, así como alteraciones mentales.

Como contrapartida, en rigurosos estudios publicados se ha observado que tomar a menudo carnes rojas se asocia a un mayor riesgo de padecer problemas cardiovasculares o a un mayor incremento de la mortalidad por diversas causas, así como ocurre con todos los alimentos, La clave está en respetar las recomendaciones de las autoridades en la materia: Su consumo debe ser ocasional.


rollitos orientales de carne 2.JPGIngredientes (12 unidades):

  • 6 Hojas de masa filo de 40x30cm
  • 250 G Carne picada de vacuno
  • 1/2 Cebolla de tamaño medio
  • 1 Diente de ajo
  • 1 Cda Salsa de soja
  • 1 Cda Miel
  • 1/2 Cda vinagre
  • 1/4 Cdta Clavo molido
  • 3 Anises estrellados
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta de sichuan (en su defecto, pimienta nega)
  • Sal
  • Mantequilla

Elaboración:

Pelar, lavar y trocear la cebolla.

Pelar y majar el diente de ajo dentro de un mortero.

Calentar a fuego fuerte una sartén con una gotas de aceite de oliva y dorar la cebolla.

Cuando la cebolla y el ajo se hayan pochado, añadir la carne picada y remover con una cuchara de madera.

Después, incorporar el resto de ingredientes; Salsa de soja, miel, vinagre, clavo molido y anís estrellado.

Salpimentar la preparación y dejarla cocer entre 15-20 minutos, moviendo de cuando en cuando para que la carne se impregne de la mezcla de especias y se cocine uniformemente.

Pasado el tiempo, retirar la sartén del fuego y trasladar la preparación a un plato. Dejar enfriar.

Precalentar el horno 200 C calor arriba y abajo.

Disponer la hojas de masa filo sobre la mesa de trabajo y con unas tijeras o cuchillo afilado cortar todas las hojas por la mitad, obteniendo 12 rectángulos de 20 cm x 15 cm.

Extender una hoja sobre la mesa y poner dos cucharadas del relleno que elaboramos inicialmente sobre uno de los lados más cortos de la masa filo y doblar los laterales más largos hacia dentro para evitar que el relleno se salga. Después, enrollar la masa hasta el final.

Cuando se tenga formado el cilindro, sellarlo.  Para ello,  pintar el último pliegue con mantequilla previamente derretida.

Proceder del misma manera con el resto de ingredientes, hasta agotarlos.

Cubrir una bandeja de horno con papel sulfurizado y colocar sobre ella todos los rollitos, separados unos de otros. Después, pintar su superficie con mantequilla derretida.

Una vez tengamos todos los rollos terminados y el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, introducir la bandeja dentro y hornearlos 20 minutos, dándoles la vuelta a los 10 minutos para que se tuesten de forma uniforme.

Cuando los rollitos hayan adquirido un ligero tono dorado, sacarlos y dejarlos templar sobre una rejilla.

Disponer los rollitos sobre un plato de servicio y presentar si se desea, con salsa de soja.SONY DSC

CUERNOS DE HOJALDRE RELLENOS DE CREMA DE VAINILLA

conos de cema9.JPGUn domingo soleado de primera, con una jornada repleta de actividades divertidas… ¿Hay algo mejor para desayunar que estos crujientes y sabrosos cuernos de hojaldre rellenos de una fina crema de vainilla? Se trata de unos pastelitos a los que te será difícil resistirte…

La crema pastelera aromatizada con vainilla, es una crema muy utilizada en repostería. Sus componentes básicos son; leche, huevos, azúcar, harina de trigo (aunque es muy usual reemplazar la harina común con fécula de maíz) y vainilla.

La vainilla es un género de orquídeas con 110 especies distribuidas mundialmente en las regiones tropicales. La más conocida es la especie vainilla planifolia que produce el fruto del que se obtiene el saborizante de vainilla. Es una especia del continente americano. Los conquistadores españoles de México, conocieron esta especia en las costas de Veracruz, le pusieron ese nombre porque su fruto se parece a la vaina de una espada, pero diminuta.

Para obtener una especia realmente rica en aromas, el cultivo y la preparación de la vainilla necesita largos y minuciosos cuidados. Eso hace que sea, en proporción al peso, uno de los productos agrícolas más caros del mundo. Se presenta en forma de palos negros y brillantes, comúnmente llamados “vainas” de vainilla.

En repostería, la vainilla se utiliza en cremas, helados, pasteles y otras preparaciones culinarias caseras, añadiendo un poco de esencia o cocinando las vainas en el caldo del preparado. Se obtiene un aroma más intenso si se cortan las vainas de vainilla por la mitad y se extraen los pequeños granos negros que se encuentran en su interior.


conos de crema.JPGIngredientes (12 unidades):

500 G Masa de hojaldre (también puede ser comprado); 

  • 250 G Harina de media fuerza
  • 125 Ml Agua
  • 5 G Sal
  • 175 G Mantequilla fría

500 G Crema pastelera;

  • 500 G Leche
  • 4 Yemas de huevo
  • 40 G Harina de maíz
  • 100 G Azúcar
  • 1 Vaina de Vainilla o extracto de vainilla
  • Azúcar glass

Elaboración:

  • Masa de hojaldre;

Elaborar la masa de hojaldre siguiendo los pasos que se indican en la receta de éste blog. Para ello, acceder al enlace pinchando sobre la palabra “Masa de hojaldre” que encontrareis en el listado de ingredientes.

Una vez tengamos la masa lista para su uso, precalentar el horno 225C calor arriba y abajo.

Espolvorear la mesa de trabajo con harina, extender sobre ella el hojaldre y con  ayuda de un rodillo estirar la masa hasta  obtener una lámina de 35cm de largo por 15cm de ancho y 1/2 centímetro de grosor.

Después, con un cuchillo afilado, cortar el hojaldre en tiras de 1 cm de ancho.

Para darle la forma cónica al hojaldre, se necesita un molde específico que se puede adquirir en cualquier gran superficie de alimentación o en tiendas especializadas. Los moldes que se han empleado para realizar esta receta son como los que muestro en la fotografía, que miden 12cm.

Enrollar las tiras de hojaldre en el molde, comenzando por la parte más estrecha y sobreponiéndolas unas sobre las otras, para que no queden huecos entre ellas y hasta que el molde quede completamente cubierto.

Disponer un papel sulfurizado (especial para hornear) encima de una bandeja de horno y sobre ella colocar los moldes, separados unos de otros.Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, meter la bandeja dentro del horno (quedando ésta a media altura) y hornear las piezas aproximadamente 25 minutos.

Cuando los hojaldres hayan adquirido un tono ligeramente tostado, sacarlos y dejarlos enfriar por completo sobre una rejilla.conos de crema 8.JPG

  • Crema de vainilla;

Preparar la crema como se indica en la receta de éste blog, para acceder de forma inmediata al enlace, pinchar sobre la palabra “crema de vainilla” que encontrarás en la lista de ingredientes.

Preparar una manga pastelera con una boquilla redonda y lisa.

Llenar la manga de pastelería con la crema de vainilla y rellenar con ella, las cavidades de los conos de hojaldre (para rellenar los huecos, recomiendo poner los conos en posición vertical, dentro de vasos o en soportes especiales para conos de galletas de helado, hasta que la crema endurezca).

Colocar los conos sobre un plato de servicio y espolvorear su superficie con azúcar glas a través de un tamizador o colador de malla fina.

¡Espero que disfruteis de esta auténtica delicia!conos de crema 2.JPG

GAZPACHO DE AGUACATE CON GAMBAS

GAZPACHO DE AGUACATE CON GAMBAS...JPGCon la llegada del buen tiempo apetecen cosas fresquitas. Este gazpacho de aguacate es una opción muy saludable y ofrece una alternativa al gazpacho convencional. Se trata de una forma deliciosa de consumir frutos y verduras en crudo.

El aguacate es originario de México, Colombia y Venezuela. Los primeros españoles que llegaron a América bautizaron a este fruto con el nombre de “pera de las Indias”, dada su semejanza externa con las peras españolas.

El aguacate posee muchas propiedades que benefician al organismo, siempre y cuando se consuma con moderación, debido a que las grasas constituyen el principal componente del aguacate tras el agua, por lo que su valor calórico es elevado.

Este fruto aporta una baja cantidad de hidratos de carbono y menor aún de proteínas.

En cuanto a la grasa, ésta es mayoritariamente monoinsaturada; el 72% del total de grasas es ácido oleico, característico del aceite de oliva.

Es rico en minerales como el potasio y el magnesio;

El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

También destaca su contenido de vitamina E (antioxidante que interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad) y de ciertas vitaminas hidrosolubles del grupo B, como la B6 o piridoxina, que colabora en el buen funcionamiento del sistema nervioso.

El aguacate es un fruto que generalmente se emplea a modo de hortaliza o verdura, de sabor delicado y de fácil consumo, rico en grasas monoinsaturadas, antioxidantes y minerales; aliadas de nuestra salud. Teniendo en cuenta dichas propiedades nutritivas, es muy recomendable para todos los segmentos de la población: niños, jóvenes, adultos, deportistas, mujeres embarazadas, madres lactantes y personas mayores.

Por su aporte de antioxidantes y grasas de tipo monoinsaturado, se recomienda su consumo especialmente, a quienes tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Las grasas monoinsaturadas tienen la propiedad de reducir las tasas de colesterol total en sangre, a expensas del denominado “mal colesterol”, el LDL-c, al tiempo que incrementan los niveles de HDL-c, “el colesterol bueno”, que en nuestro cuerpo se encarga de transportar por la sangre el colesterol desde las células al hígado, evitando que se acumule en las paredes de los vasos sanguíneos.

La vitamina E, como antioxidante, contribuye a reducir el riesgo de múltiples enfermedades, entre ellas, las cardiovasculares, las degenerativas e incluso el cáncer. Además, por su riqueza en magnesio y potasio y bajo aporte de sodio, resulta muy recomendable para aquellas personas que sufren de hipertensión arterial o afecciones de vasos sanguíneos y corazón y para quienes tienen bulimia o toman diuréticos que eliminan potasio. Su contenido de potasio deberán tenerlo en cuenta las personas que padecen de insuficiencia renal y que requieren de dietas controladas en este mineral.

Por ser bastante calórico, se ha de moderar su consumo en caso de sobrepeso u obesidad.

A la hora de elegir este fruto, se ha de comprobar que la piel no presente ningún tipo de defecto como manchas, puntos negros o signos de excesiva maduración.

El aguacate está maduro si al sacudirlo se nota que el hueso se mueve o cede a la leve presión con el dedo. Si no está del todo maduro, se debe dejar a temperatura ambiente durante el tiempo necesario, 1-3 días. Su proceso de maduración puede acelerarse si se envuelve en papel de periódico junto con una manzana o un plátano.

Si por el contrario el aguacate está en su punto de sazón, para detener la maduración se ha de guardar en la parte menos fría de la nevera (no a menos de 6ºC ).

El aguacate se puede congelar. Para ello, hay que extraer la pulpa, aplastarla bien y mezclarla con un poco de zumo de limón.

Para su degustación, se ha de abrir justo antes de su consumo, ya que la pulpa se ennegrece con rapidez. Esto se puede evitar rociándola inmediatamente con zumo de limón. Por otro lado, si al consumirlo sólo empleamos una mitad, la que sobra se puede conservar en óptimas condiciones para el día siguiente dejándole el hueso, rociada con zumo de limón en la nevera y protegida con papel film o en un recipiente de cierre hermético.


GAZPACHO DE GAMBAS 2.JPGIngredientes (para 4 personas):

Gazpacho de aguacate;

  • 2 Aguacate
  • 1 Pimiento verde
  • 1 Pepino
  • 1 Cebolleta
  • 1/2 Diente de ajo
  • 1 Cda Aceite de oliva virgen extra
  • 1 Cda Vinagre de jerez
  • Zumo de un limón
  • 1 vaso de agua
  • Pimienta
  • Sal marina yodada

Guarnición;

  • 9 Gambas peladas
  • Brotes tiernos de ensalada
  • 4 Tomates cherry
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Aceite aromático;

  • 12 Hojas de albahaca fresca
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

  • Gazpacho de aguacate;

Pelar el pepino, lavarlo y trocearlo.

Lavar el pimiento; retirarle el tallo, las semillas y las nervaduras blancas del interior. Después trocearlo.

Pelar los aguacates, partirlos por la mitad, eliminar los huesos, extraer la pulpa y rociarla de inmediato con el zumo de limón, para evitar que se oxide.

Limpiar la cebolleta, retirandole las raíces y la parte verde, tras ello lavarla y trocearla.

Pelar el ajo y partirlo en dos (sólo se usará la mitad).

A continuación, colocar todos estos ingredientes dentro del vaso de la batidora; El pepino, el pimiento, el aguacate, la cebolleta y el ajo.

Agregar el aceite, el vinagre, la sal y la pimienta.  Añadir el vaso de agua y triturar la preparación hasta obtener una crema suave y homogénea. Reservar el gazpacho refrigerado, dentro de un recipiente bien tapado.

  • Guarnición;

Lavar los tomates y partirlos por la mitad.

Pelar las gambas y retirarles las tripas (cordón de color oscuro que cruza su cuerpo por la parte superior) se pueden quitar tirando de ellas hacia el exterior después de haberse deshecho de la cabeza o practicando una incisión con un cuchillo afilado en la parte superior del lomo. Después lavar las gambas y secarlas con papel de cocina.

Calentar unas gotas de aceite en una sartén antiadherente y añadir las gambas. Saltearlas un par de minutos, hasta que cambien de color. Cuando estén cocinadas, retirar la sartén del fuego y trasladar las gambas a un plato.

En caso de ser necesario, lavar los brotes de ensalada, secarlos y trocearlos ligeramente.gazpacho de aguacate con gambas 3.3.JPG

  • Aceite aromático;

Lavar las hojas de albahaca, secarlas con papel de cocina y picarlas.

Majar las hojas dentro de un mortero y cuando estén trituradas, incorporar el aceite de oliva y mezclar hasta conseguir una salsa emulsionada.

En el momento de servir, repartir el gazpacho de aguacate en cuatro cuencos o platos hondos y disponer sobre ellos; los tomates, las gambas y los brotes de ensalada.

Para completar el plato, regar los alimentos con un cordón de aceite de albahaca, salpimentar y servir.

BERLINAS RELLENAS DE FRESA

 

BERLINAS RELLENA DE FRESA 1.1.JPGUna berlinesa, berlina o bola de fraile es una preparación en forma esférica de masa dulce frita en grasa o aceite y rellena de mermelada o algún tipo de crema. Es un dulce tradicional de la repostería Alemana, donde recibe el nombre de Berliner Pfannkuchen (pastel a la sartén), aunque en la actualidad se encuentra presente en otros muchos países como consecuencia de la emigración germana.

Una leyenda muy popular sobre la creación del Berliner Pfannkuchen, que data del año 1756, menciona que a un pastelero berlinés que quería servir a Federico el grande (Rey de Prusia y Elector de Brandeburgo) como artillero, ciertos problemas de salud le dieron como “no apto”. No obstante, el rey Federico le convirtió en panadero de campaña del regimiento, permitiéndole de esta forma permanecer en el. Él para agradecer esta cortesía inventó los berliner con forma de bola de cañón en honor al emperador. Como en los campamentos de guerra no poseía hornos al aire libre, en lugar de cocerlos los freía en sartenes llenas de manteca, de ahí el nombre de Pfannkuchen.berlina de fresa..JPGEstos bollitos de masa dulce leudada, fritos y rellenos de mermelada de fresa, típicos de la gastronomía alemana, me han dejado sin palabras… ¡Exquisitos, sublimes!

Es sorprendente y gratificante realizar bollería de masa fermentada en casa. Sentir y formar la masa, modelar las piezas, verlas crecer, cocinarlas… ¡El resultado es fantástico!

No sería justo decir que elaborar bollería en casa es fácil, pues existen unos requerimientos técnicos que hay que seguir escrupulosamente. También se necesita cierta práctica y habilidad para conseguir unos resultados profesionales.

El secreto principalmente reside en el amasado. Se trata de masas flexibles, blandas y de tacto suave, que requieren amasado largo y complejo y unos tiempos de reposo de toda la masa en bloque imprescindibles para que ésta adquiera consistencia. Los reposos en la nevera facilitan la manipulación de la masa debido principalmente a que se enfría la mantequilla que contiene y eso la hace menos pegadiza y más elástica.

Otro aspecto de las masas que resulta importante llegar a dominar es la hidratación. Esta depende en gran medida del grado de dureza que se requiere que tenga la masa pero también de la cantidad de proteínas insolubles (la fuerza) que tenga la harina con la que se trabaja, ya que son estas proteínas las principales encargadas de absorber el agua del amasado.

Tanto si te estás iniciando en el mundo de las masas leudadas como si ya eres un experto en la materia, te recomiendo realizar esta receta. Lo importante es ponerse en marcha y obtener unas piezas con buen sabor, que crezcan y queden esponjosas y tiernas. Con ésta receta estoy segura que lograras unos excelentes resultados.


berlina de frresa6.JPGIngredientes:

  • 500 G Harina de fuerza
  • 80 G Azúcar
  • 10 G Sal
  • 40 G Levadura fresca de panadería
  • 2 Huevos M
  • 150 Ml Agua
  • 50 G Mantequilla
  • Aceite vegetal suave para freír
  • Mermelada de fresa
  • Chocolate blanco

Elaboración:

Amasar aproximadamente 30 minutos todos los ingredientes excepto la mantequilla y la levadura, a mano o a máquina (en este caso utilizar el accesorio gancho de la batidora de mesa). Hasta obtener una masa lisa y elástica, que no se pegue en las manos.

Cortar la mantequilla en dados pequeños e integrarla en la masa. Este paso es el más delicado y complicado del proceso de amasado, sobre todo si se realiza manualmente. En este caso, requiere periodos de amasado intercalados con periodos de reposo de la masa, con el objetivo de que esta se relaje y destense.

Cuando la masa esté casi lista y la mantequilla se haya integrado y absorbido, añadir la levadura fresca disuelta en una cucharada de agua.

Seguir amasando hasta que la levadura se disuelva por completo y se obtenga de nuevo una masa fina y elástica. Se sabrá que que el amasado ha finalizado cuando la masa se despegue perfectamente de las paredes del recipiente del robot de cocina o, si el amasado es manual, no se pegue ni en las manos ni en la mesa de trabajo. Si no es así, significa que aún le falta tiempo de amasado.

Formar una bola con la masa y dejarla reposar, en un bol untado con aceite vegetal y tapado con un trozo de film transparente, durante una hora dentro del refrigerador.BERLINAS RELLENAS DE FRESA.JPGPasado el tiempo, volcar la masa sobre la mesa de trabajo, dividirla en porciones de 60gr cada una y formar bolas con ellas.

Disponer una hoja de papel de horno sobre la mesa de trabajo y cortarla en cuadrados de 10x10cm. Colocar los cuadrados sobre una superficie amplia y que no se vaya a usar durante un mínimo de tres o cuatro horas.

Colocar las piezas sobre los trozos de papel cortados anteriormente (una bola de masa por cada pedazo de papel, con esta acción se evitará que se peguen unas a otras, se trasladarán a la sartén con mayor facilidad y no se deformarán).

Dejar que las berlinas fermenten, hasta doblar su volumen inicial (entre dos o cuatro horas).

Tras el periodo de fermentación, calentar el aceite en una sartén muy honda o cacerola, hasta el punto de fritura (160-180 C)

Introducir los bollos con precaución dentro del aceite y freír por ambas superficies cada una de las berlinas, hasta que estén doradas.

Sacarlas y dejarlas enfriar sobre una rejilla cubierta con papel absorbente, para desechar la mayor cantidad de aceite posible.

Llenar una manga de pastelero con la mermelada de fresa y una vez frías las berlinas, rellenarlas realizando una incisión en el lateral.

Derretir el chocolate blanco en un recipiente apto para el microondas durante unos segundos o al fuego en un cazo al baño maría durante unos minutos.

Verter el chocolate en forma de hilo sobre las berlinesas. Esperar a que solidifique y servir.

Como os decía al principio de ésta página… ¡Un bocado exquisito!berlinas rellenas de fresa333.JPG

PAN INTEGRAL DE SEMILLAS EN MOLDE

pan de semillas 2.JPGUn sano, tierno y delicioso pan semi-integral cocido en molde. Su corteza y miga son blandas y cuenta con un plus de semillas añadido (las semillas son fuente de ácidos grasos esenciales, nutrientes que es preciso consumir a diario). Este pan es perfecto para las tostadas en el desayuno, los sandwich a media mañana o como compañía de cualquier alimento.

Ésta receta es una de mis favoritas en cuanto a pan de molde se refiere, lo he preparado en varias ocasiones y siempre a sido un éxito.

En los próximos párrafos puedes obtener una enriquecedora información sobre las semillas y, aunque son muchas las variedades de semillas que se pueden consumir, en esta página concretamente se profundiza en las semillas de pipas de calabaza y girasol, que son las empleadas para perfeccionar el pan de la receta que se muestra a continuación.

Todas las semillas comparten aspectos biológicos y nutricionales, si bien pequeñas diferencias en su composición les confieren el valor añadido y permiten establecer una particularidad que distingue a unas de otras. El elevado valor energético es común en todas ellas, entre 550 y 600 Kilocalorías por cada 100 gramos, determinado por la combinación de una modesta cantidad de proteínas vegetales (18-22%) y de grasas, que en todos los casos supera el 50% del peso de la semilla. La ventaja nutritiva es que las grasas son sobresalientes en ácidos grasos insaturados y esenciales, con propiedades antiinflamatorias y de protección cardiovascular.

La naturaleza consigue que las semillas también sean una buena fuente de vitaminas antioxidantes como la vitamina E siendo las pipas de girasol, con diferencia, las más concentradas en este nutriente. Es una condición elemental que permite a las semillas mantener las propiedades de las grasas sin que éstas se enrancien.

Las semillas se pueden considerar una fuente excelente de minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio, el calcio y el hierro. Este último se aprovecha mejor si el consumo de semillas se acompaña de un alimento rico en vitamina C. En cuanto a vitaminas, las semillas son alimentos interesantes por su elevada concentración de ácido fólico, un nutriente con funciones específicas y relevantes durante la gestación y el crecimiento infantil.pan de semillas 4.JPGComo he mencionado anteriormente al pan que mostramos en la receta de hoy, le he añadido pipas de calabaza y pipas de girasol. Ambas semillas poseen propiedades beneficiosas para el organismo;

La pipa de calabaza es la semilla de mayor tamaño,se trata de una potencia nutricional envuelta en un paquete muy pequeño, con una amplia variedad de nutrientes, desde magnesio y manganeso hasta el cobre, proteínas y zinc.

Popular y reconocida por su propiedad vermífuga para eliminar los parásitos intestinales, atribuida a su contenido en cucurbitacina o cucurbitina, un principio activo de tipo alcaloideo.

Contienen una gran variedad de compuestos vegetales benéficos, conocidos como fitoesteroles y antioxidantes captadores de radicales libres, lo cual le proporciona un impulso adicional a la salud.

También, son beneficiosas para el sistema cardíaco, el hígado y el sistema inmunológico, combatiendo la diabetes y el cáncer.

Además, ofrecen ventajas únicas para la salud de la próstata de los hombres y también alivia los síntomas de la menopausia en las mujeres.

Las semillas de calabaza son una fuente rica de triptófano, un aminoácido que el cuerpo convierte en serotonina, que a la vez se convierte en melatonina, la “hormona del sueño”.

Las pipas de calabaza resultan muy sabrosas tostadas, de esta forma además de tomarlas como un picoteo saludable, se pueden añadir por costumbre a ensaladas, cremas y verduras…

Por otro lado, la pipa de girasol también destaca por sus propiedades nutritivas y su agradable sabor, constituyendo un tentempié no demasiado calórico, siempre que se respete una cantidad justa, alrededor de 50 gramos.

Ésta semilla posee propiedades cardiovasculares además de beneficiar en problemas de carácter circulatorio.

Contiene altos niveles de fósforo y magnesio siendo ideales para una buena actividad cerebral.

De la gran cantidad de grasas que aporta, la pipa de girasol destaca por su riqueza en ácido gamma-linolénico, un nutriente esencial que se debe incluir en la dieta. Una de las particularidades de este compuesto es que sirve para la formación de prostaglandinas, unas moléculas con acción antiinflamatoria.

Las pipas de girasol se pueden añadir, a ensaladas, cremas, yogures o a los mueslis y como no, al pan.


pan de semillas.JPG

Ingredientes (para un pan de 750 Kg cocido en un molde de 25 cm de largo x 12 cm de ancho x 9 cm de alto):

315 G Harina panificable (o de fuerza)
195 G Harina integral
13 G Levadura fresca
305 Ml Agua
5 g de azúcar
12 G Sal marina yodada
25 G Pipas de girasol crudas y peladas
25 G Pipas de calabaza crudas y peladas

Elaboración:

Este pan lo vamos a elaborar por el método directo, que consiste en mezclar todos los ingredientes de golpe, incluida toda la harina, realizar dos levados de masa; uno después del amasado y otro tras desgasificar la masa y el horneado.

Si se realiza el amasado en panificadora o amasadora eléctrica, poner todos los ingredientes dentro del recipiente apropiado, según el aparato a emplear. Después, poner a trabajar la máquina. En este caso, omitir los pasos siguientes, hasta proceder con el desgasificado de la masa.

Si el amasado se realiza de forma manual, comenzar poniendo todos los ingredientes dentro de un bol amplio  y mezclar bien con una espátula de madera.

Cuando la harina haya absorbido todos los líquidos, trasladar la masa a la superficie de trabajo y amasar.

Si se usa robot de cocina será más rápido y sencillo, pero si se realiza a mano, el amasado se ejecutará empleando el método francés (si pinchas sobre el siguiente enlace “Amasado francés” podrás visualizar un video en el que Ibán Yarza, un maestro panadero, muestra cómo se debe trabajar la masa);

Para ello, poner una mano arriba y otra debajo de la masa, levantarla y girarla un cuarto de vuelta en el sentido de las agujas del reloj. A continuación, voltearla en el aire, dejándola colgada en nuestras manos y después, estrellarla contra la mesa sin soltarla, al mismo tiempo que se estira un poco de ella formando un triángulo. Inmediatamente  doblarla sobre sí misma, intentando despegar los dedos de ella al mismo tiempo (es normal si se queda algo de masa pegada a las manos).

Este proceso hay que repetirlo tantas veces como sea necesario, hasta que la masa quede fina y elástica.

El esfuerzo que se realiza durante el amasado se puede reducir haciendo reposos, es decir, amasar cinco minutos y dejar descansar a la masa 10-15 minutos cubierta con un paño. Estos periodos de descanso conviene realizarlos para que la masa se destense y afine, desarrollando el gluten por sí misma.

Cuando la masa esté fina y elástica, (tanto si el amasado se ha realizado en robot de cocina como si se ha efectuado a mano) formar una bola y la ponerla con la costura hacia arriba dentro de un bol grande untado de aceite. Taparla con film transparente de uso alimentario o un paño de cocina y dejarla fermentar en un lugar cálido libre de corrientes de aire, hasta que doble su volumen.pan de semillas 3.JPGUna vez haya levado, volcarla sobre la superficie de trabajo previamente enharinada.

Aplastar la bola de masa con las manos para desgasarla y así, evitar las burbujas de aire que en caso contrario, se formarán en la miga del pan.

Formar un rectángulo con la masa, de ancho más pequeño que el largo del molde (la masa se estira un poco al enrollarla) y empezar a enrollar por el lado más corto, apretandolo en cada vuelta, para que quede bien pegado.

Con mucho cuidado, trasladar el rollo al interior del molde (dejando el pliegue frente a la base del molde).

De nuevo, taparlo con un paño y dejarlo fermentar en un lugar cálido y libre de corrientes de aire.

Cuando el pan haya doblado su volumen inicial, precalentar el horno programando calor arriba y abajo con una temperatura de 230C (con aire) o 250C (sin aire).

Una vez haya alcanzado la temperatura adecuada. Meter el molde dentro del horno y cocerlo durante 20 minutos.

Pasado el tiempo, bajar la temperatura la temperatura a 190C y continuar con la cocción 15 minutos más.

Sacar el pan del horno y dejarlo dentro del molde durante aproximadamente 5 o 10 minutos. Después, desmoldar el pan y dejarlo enfriar por completo sobre una rejilla.

Cuando esté completamente frío, se puede servir.

BIZCOCHO DE LIMÓN

SONY DSC

En ocasiones nos complicamos buscando y preparando recetas sorprendentes con elaboraciones difíciles y nos olvidamos de lo bueno que está un simple y clásico bizcocho de limón. En esta ocasión lo presento con un glaseado de limón, para intensificar su sabor y potenciar su aroma.

Este delicioso bizcocho de limón puede formar parte de una agradable merienda o de un buen desayuno para comenzar el día con energía.

Los ingredientes empleados aportan sobre todo hidratos de carbono procedentes de la harina y el azúcar, así como proteínas de gran calidad por parte de los huevos que, además son fuente de vitaminas liposolubles A y D, y minerales entre los que destacan el yodo, el hierro, el fósforo, el magnesio y el selenio.

Aunque el contenido en colesterol de los huevos es bastante elevado, los estudios demuestran que su consumo no influye de manera importante en el nivel de colesterol sanguíneo, por lo que no se aconseja eliminarlos de la dieta.

Este tipo de repostería casera puede formar parte de una dieta equilibrada si se consume de forma moderada y se elabora con ingredientes naturales.


SONY DSC

Ingredientes:

Bizcocho;

  • 3 Huevos M
  • 100 G Azúcar
  • 1 Yogur de limón de sabor intenso
  • 100 G Aceite vegetal
  • 270 G Harina de trigo
  • 10 G Levadura
  • 1 Limón, el zumo y su ralladura
  • Una pizca de sal
  • Limón confitado (opcional)

Glaseado de limón;

  • 100 G Azúcar glas
  • 1 o 2 Cda zumo de limón
  • Ralladura de limón (para decorar)

Elaboración:

  • Bizcocho;

Antes de comenzar, para unos excelentes resultados se debe tener en cuanta que todos los ingredientes han de estar adecuadamente pesados y a temperatura ambiente.

Por otro lado, si se decide incorporar la fruta confitada, proceder con la elaboración tal y como se indica en la receta de éste blog (también se puede comprar en grandes superficies de alimentación o tiendas especializadas). Para acceder a la receta de manera inmediata, pinchar sobre el enlace que encontraras en la palabra “limón confitado” y que hallaras en el listado de ingredientes.

Después, precalentar el horno a 200 C de temperatura con programa de calor por la parte superior e inferior y colocar la rejilla dentro del horno, de tal forma que cuando se vaya a hornear el bizcocho, éste quede a media altura.

Engrasar con mantequilla y harina un molde rectangular o semicircular de 27 cm de largo por 11 cm de ancho y 7 cm de alto.

En un cuenco amplio batir con las varillas (preferiblemente eléctricas) los huevos y el azúcar durante aproximadamente 5 o 10 minutos.

Añadir el yogur y el zumo de limón, la ralladura, y el aceite. Batir la mezcla de nuevo, hasta integrar perfectamente todos los ingredientes.

Incorporar la pizca de sal, la harina previamente tamizada y la levadura. Mezclar con delicadeza, hasta obtener una masa lisa y homogénea.

Por último, incorporar la fruta confitada e integrarla en la masa.

Verter la masa dentro del molde y cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, colocar el bizcocho sobre la rejilla y hornearlo durante 35 -40 minutos.

SONY DSC

Pasada la primera media hora, comprobar si el bizcocho está cocido. Para ello, abrir la puerta del horno por un periodo de tiempo muy breve y pincharlo en el centro con un palillo o testador de masas.

Cuando el palillo o testador salga limpio, sacar el bizcocho del horno y colocarlo sobre una rejilla. Dejarlo dentro del molde durante cinco o diez minutos (este tiempo de reposo se realiza para que el bizcocho asiente y se desmolde fácilmente).

Pasado el tiempo, desmoldarlo y dejarlo enfriar por completo encima de la rejilla.

  • Glaseado de limón;

En un recipiente apto para microondas poner el azúcar con el zumo de limón, mezclar con unas varillas manuales y calentar la preparación unos segundos dentro del microondas.

Mezclar de nuevo con las varillas y verterlo sobre toda la superficie del bizcocho.

Espolvorear con la ralladura de limón, dejar que el glaseado solidifique y servir.

FRUTA CONFITADA

LIMON CONFITADO 3..png

Se llama fruta confitada a la fruta que se sumerge y cocina posteriormente en almíbar para que pierda su humedad interior y poder conservarla sin riesgo de putrefacción.

El proceso continuo de sumergir la fruta en almíbar provoca que ésta se sature de azúcar, evitando así el crecimiento de microbios que la pudren, por lo que pueden mantenerse varios años en buen estado sin necesidad de medidas de preservación adicionales. Dependiendo del tamaño y el tipo de fruta, el proceso de confitado puede suponer varios días. Pueden confitarse piezas enteras, trozos de fruta o tiras de piel.

Las frutas confitadas pueden, posteriormente, ser glaseadas o escarchadas. Ambos procesos consisten en dar un recubrimiento de azúcar a la fruta. El glaseado aporta un recubrimiento uniforme y liso, mientras el escarchado da un aspecto de «escarcha» al solidificarse el azúcar sobre la fruta formando pequeños cristales.


Ingredientes:

  • 4 Limones o naranjas grandes de piel gruesa.
  • Azúcar común.
  • Agua.
  • Azúcar común y chocolate negro 70% para decorar (opcional)

Elaboración:

Cortar la piel de los cítricos en bastoncillos (hay que asegurarse de cortar la menor parte blanca posible).

Después, blanquear las pieles. Para ello, ponerlas a cocer en agua fría y cuando el agua empiece a hervir dejarlas 2 minutos y escurrir.

Sumergirlas de nuevo en agua fría y repetir el proceso del mismo modo, un total de 3 veces.

Una vez terminada la tercera cocción, escurrir las cáscaras y pesarlas.

La medida que de el peso de las cáscaras, será el peso para el agua que se va ha emplear en la preparación y, el doble para el azúcar;

  • PESO CÁSCARAS = PESO AGUA
  • PESO CÁSCARAS O PESO AGUA = DOS MEDIDAS PESO AZÚCAR

Poner a fuego alto un cazo con el agua y el azúcar y remover hasta que el azúcar se disuelva por completo.

Añadir las cáscaras de limón y continuar cociendo. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego a  temperatura media y cocer 25 minutos.

Pasado el tiempo, retirar el cazo del fuego y dejar templar, lo justo para no quemarnos (teniendo en cuenta que si lo dejamos enfriar completamente, se quedarán duras y pegadas).

Sacar la fruta del cazo de una en una y ponerlas sobre papel de horno separadas unas de otras. Dejarlas secar en esa posición aproximadamente 3 horas.

Para finalizar, si se desea, rebozar las piezas de fruta en azúcar granulado o bañarlas en chocolate fundido.

Se conservan perfectamente en su propio almíbar, en tarros de cristal o envueltas en papel de horno. Almacenar siempre en lugar oscuro, fresco y seco.

PALMERITAS DE HOJALDRE

aspalmeritas10.JPGLe des la forma que des, el hojaldre queda espectacular en cualquier receta… Es una masa muy frágil a la que hay que tratar con delicadeza. En su preparación hay que respetar los tiempos de reposo y refrigeración, ya que durante todo el proceso se trabaja la masa en frío. Como resultado final, se obtiene una masa crujiente y sabrosa a la que merece la pena dedicarle el tiempo que exige.

Personalmente, a mi me encanta este tipo de masa, con ella se pueden crear multitud de recetas. Entre las cuales podemos encontrar estas exquisitas palmeras de hojaldre.

Las palmeritas o palmeras son una especialidad francesa. Son unas piezas de bollería de unos dos a cuatro centímetros de grosor, con una peculiar forma acorazonada de vértices deformados y elaboradas con masa de hojaldre.

El hojaldre es una masa crujiente traída a Europa por los árabes, aunque su origen es anterior, pudiendo encontrarse referencias a pastas y masas hojaldradas en la Grecia y Roma clásicas. Se elabora con harina, grasa (mantequilla, manteca de cerdo o margarina), agua y sal. Es crujiente y su textura es uno de sus grandes atractivos.

Para conseguir la textura final se prepara una masa de harina, agua y sal (amasijo) y se extiende. Sobre ella se sobrepone la grasa que se emplee (empaste) y se dobla sobre sí misma varias veces. La repetición de dicha operación hace que vayan quedando finas láminas separadas por la grasa empleada. Estas retienen el vapor que se genera con el agua de la masa durante la cocción y dichas láminas se separan como las hojas de un libro.

Recomiendo encarecidamente elaborar  de forma artesanal la masa de hojaldre en el hogar, pero si por circunstancias no se dispone de tiempo, también se puede comprar la masa ya fabricada en cualquier supermercado. El resultado no será el mismo, pero también quedarán buenísimas.

PALMERITAS DE HOJALRE.JPG

Ingredientes (30 unidades):

500 G Masa de hojaldre (también puede ser comprado); 

  • 250 G Harina de media fuerza
  • 125 Ml Agua
  • 5 G Sal
  • 175 G Mantequilla fría

Para el acabado;

  • 50 G Azúcar blanco común
  • Chocolate (negro, con leche o blanco)

Elaboración:

Si decimos preparar la masa de hojaldre en casa, proceder como se indica en la receta de éste blog. Para ello, pinchar sobre la palabra “Masa de hojaldre” que aparece en listado de ingredientes.

Cuando el hojaldre esté listo para usar, extenderlo sobre la mesa de trabajo y espolvorear con la mitad del azúcar, darle la vuelta a la masa y sobre ella, esparcir el resto del azúcar.

Después, pasar un rodillo de cocina por encima para adherir el azúcar perfectamente  a la masa y a su vez, estirarla hasta  obtener una lámina de 35cm de largo por 15cm de ancho y 1/2 centímetro de grosor.

Corte Palmeras.jpgTrazar una línea imaginaria en el centro del rectángulo, como si se fuese a dividir la masa en dos trozos iguales y realizar tres pliegues desde uno de los lados largos de la masa hacia el centro y después, otros tres pliegues iguales desde el otro lado largo hacia el centro.

Montar una parte sobre la otra y refrigerar el rollo de masa en la nevera durante una hora aproximadamente.

Precalentar el horno 200 C calor arriba y abajo (encenderlo cuando se vaya acercando la hora de horneado, aproximadamente 10 o 15 minutos antes).

Pasado el tiempo de reposo de la masa, sacarla de la nevera y cortar el rollo con un cuchillo afilado en porciones de 1/2cm de grosor.

Disponer sobre la superficie de trabajo una bandeja de horno y encima de ella, colocar una hoja de papel de hornear.

Poner las palmeras sobre el papel de horno, dejando una separación de cinco centímetros de distancia entre unas y otras (es importante hacerlo de este modo porque las palmeritas tienden a abrirse al hincharse por efecto del calor.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, hornear las palmeras durante 20 minutos aproximadamente. Dándoles la vuelta con una espátula o paletina a los 10 minutos, para que la cocción sea uniforme por ambas caras.

Pasado el tiempo, cuando las palmeritas se vean doradas, sacarlas del horno y dejarlas enfriar sobre una rejilla.

Una vez frías, las palmeras se pueden bañar con chocolate fundido durante unos segundos en un recipiente apto para el microondas o en un cazo al baño maría sobre el fuego durante unos minutos. Después, verter el chocolate sobre las piezas de hojaldre y dejar enfriar a temperatura ambiente.

La combinación del hojaldre de mantequilla con el chocolate, es deliciosa.palmeritas 3.JPG