HELADO BOMBÓN DE CEREZA Y CHOCOLATE BLANCO

MAGNUM 6...JPG¿Os animáis a preparar este suculento bombón helado? El relleno es de cereza y la cobertura de chocolate blanco ¡Una combinación irresistible!

El helado bombón no siempre fué como lo conocemos hoy en día. En la actualidad podemos encontrar bombones helados con coberturas novedosas; de chocolate con leche, de chocolate con elementos crocantes como la almendra, de chocolate blanco, etc. Incluso los hay con rellenos que no son los clásicos de vainilla o nata.

El “Eskimo Pie” fue el nombre comercial de un helado de vainilla recubierto de una capa de chocolate, hoy en día es considerado en la historia del helado como una de las primeras marcas de Estados Unidos en realizar este tipo de postre. La traducción al español es pastel o bollo esquimal. Se comercializa desde comienzos del siglo XXI por la marca Nestlé, siendo la fabricación responsabilidad de Dreyer’s ubicada en el oeste de Estados Unidos, y Edy’s del este de Estados Unidos.

El inmigrante danés Christian Kent Nelson, un profesor de escuela y propietario de una tienda de caramelos, reclamó haber recibido la inspiración para inventar el Eskimo Pie en 1920 en la ciudad de Onawa, lowa. La inspiración le vino de un niño que en su tienda no era capaz de decidir (debido al poco dinero que llevaba consigo), entre un helado o una barra de chocolate.

Tras experimentar con diversas mezclas fundiendo chocolate en hielo, Nelson comenzó a comercializar su invención denominada como “I-Scream Bars.” En 1921, hizo los trámites eskimo-pie-bombon-heladopara registrar la patente y poder securizar el contrato realizado con el fabricante de chocolate denominado Russell C. Stover y poder producir de esta forma la marca registrada: “Eskimo Pie” (un nombre sugerido por Mrs. Stover).Tras la patente número 1,404,539 registrada el 24 de enero de 1922 Nelson comercializó el producto, permitiendo a los manufactureros comercializar con este nombre. A mediados de ese mismo año las ventas del Eskimo Pie eran de un millón de unidades al día.

La patente, que fue aplicada a cualquier producto congelado cubierto de chocolate fue invalidada en 1929.

Esta historia relata los comienzos del clásico bombón helado. Con el paso de los años la formula original se ha ido renovado, se han creado gran variedad de recetas de este tipo de helado con diferentes ingredientes y coberturas adaptándose a los gustos del consumidor, además de producir variedades especiales para que las personas con restrinciones alimentarias también puedan disfrutar de este pequeño placer.


helados mag.JPGIngredientes (8 Helados de 70ml):

Crema de cerezas helada;

  • 25o Ml Nata para montar (puede ser ligera).
  • 200 G Queso  crema tipo Philadelphia (puede ser ligero)
  • 50 G Azúcar glas
  • 10 G Azúcar invertido o miel
  • 200 G Cerezas
  • 30 G  Azúcar blanco común
  • 5 G  Azúcar invertido

Cobertura de chocolate blanco;

  • 250 G Chocolate blanco
  •  40 G Gotas de manteca de cacao o un chorrito de aceite de girasol

Elaboración:

Comenzar preparando el azúcar invertido (también puede ser comprado en tiendas especialzadas) según se explica en la receta  de éste blog. Para acceder a ella, pinchar sobre la palabra “Azúcar invertido” que hay escrita en el listado de ingredientes.

Si en el lugar del azúcar invertido se decide usar miel en la elaboración de la receta, mejor elegir una miel de sabor suave y color claro.

Si vas a realizar el proceso de congelación en la heladera doméstica, meter el recipiente 24h antes de realizar la crema de helado (si no se va ha emplear la heladera; una vez terminada la crema de cereza, verterla en los moldes y congelar directamente).

  • Crema de cerezas helada;

Lavar las cerezas bajo el chorro del grifo y retirarles el palito y el hueso.

Poner las cerezas, el azúcar común y el azúcar invertido en el vaso de la batidora de mano y triturar.

Colar el puré de cereza en un colador de malla fina o chino, retirando las pieles más gruesas para obtener una crema más fina.MAGNUMMMM.JPGEn un bol amplio semi-montar la nata con un batidor de varillas (preferiblemente eléctrico). Cuando comience a estar cremosa, añadir el azúcar glas. La mezcla ha de quedar firme pero no seca.

Incorporar el queso crema y el azúcar invertido. Batir hasta conseguir una mezcla lisa y homogénea.

Agregar el puré de fruta endulzada y batir de nuevo hasta integrar perfectamente todos los ingredientes.

Sacar la heladera del congelador, montar la pala batidora y ponerla en funcionamiento.

Poco a poco verter la crema de cerezas en su interior y dejarla trabajar entre 20-30 minutos.

Cuando la crema esté mantecosa y semi-congelada, verterla sobre los moldes.

Alisar la superficie para retirar los excesos y colocarlos sobre una bandeja que quepa dentro del congelador.

Congelar los helados un mínimo de ocho horas.MAGNUM222222.JPG

  • Cobertura de chocolate blanco;

Fundir el chocolate y las gotas de manteca de cacao o aceite de girasol (es necesario añadir la manteca de cacao o el aceite a la cobertura de chocolate porque a la temperatura que se necesita aplicar sobre el helado quedaría muy espesa, no fluiría bien y la capa de chocolate sería demasiado gruesa y desperfecta, añadiéndolo obtendremos una cobertura mas líquida) unos minutos al fuego dentro de un cazo al baño maría o en el microondas dentro un recipiente adecuado para su uso durante unos segundos.

Verter el chocolate derretido dentro de una taza estrecha y alta (que se adapte a la forma del polo, para emplear la menor cantidad de cobertura posible) y controlar su temperatura ya que no ha ser demasiado caliente. La temperatura adecuada que debe tener el chocolate para bañar los helados debe rondar los 30 C.

Coger el helado por el palo e introducirlo rápidamente dentro de la cobertura. Sacarlo y dejar que escurra el exceso. De inmediato se percibirá que la cobertura va solidificando al contacto con el helado congelado. Cuando ya casi no escurra nada, darle la vuelta al bombón helado y mantenerlo así de 30 segundos a 1 minuto. Se observará que la cobertura pasará de estar brillante a ser mate.

Una vez realizado el proceso con todos los helados, colocarlos sobre una bandeja (previamente congelada) y llevarlos al congelador durante mínimo una hora.

Pasado el tiempo, se pueden sacar los helados bombón de cerezas y chocolate blanco y servir.

Los helados que no se vayan a consumir de inmediato, conservarlos dentro de bolsitas aptas para el uso alimentario o en un recipiente hermético dentro del congelador, por un periodo inferior a dos meses.

MAGNUM63.JPG

DONUTS FONDANT

donuts 11.JPG¿Quien no conoce los Donuts? La verdad es que han pasado ya muchos años desde que en 1962 Andrés Costafreda crease “Donut Corporation española” para la producción y comercialización de DONUTS® en España.  Sin embargo, la historia nos recuerda que durante doscientos años, los donuts nunca tuvieron su singular agujero en el centro (En el blog también están publicadas las recetas para preparar de forma artesanal las Berlinas rellenas de fresa o los Boston cream donuts, ambos donuts sin la perforación central).

El origen del donuts se remonta a la Holanda del siglo XVII y tras cruzar el Atlántico con los emigrantes que llegaron a Pennsylvania, fue rebautizado con el nombre por el cual los conocemos a día de hoy. No fue hasta 1847 cuando Hanson Gregory incorporó su peculiar agujero con el objetivo de que estos fueran más fácil de elaborar. Desde entonces, sin duda este ha sido uno de los agujeros más famosos de la historia.

En España, el Donuts comienza a adquirir su gran popularidad tras su primera campaña publicitaria en 1973, con su histórico spot publicitario “¡Anda, los donuts!“. Durante todos estos años, los Donuts han gozado de gran popularidad siendo uno de los productos de su segmento más vendidos.

A pesar de su éxito, durante los últimos diez años, el Donuts parece haber perdido parte de su encanto, además de alejarse de su fórmula y sabor original.

En la entrada de hoy propongo una de las muchas recetas que se pueden preparar para elaborar los Donuts en casa de forma artesanal.

Los Donuts caseros están buenísimos (incluso más que los que fabrica DONUTS®) y son infinitamente más sanos que los que se comercializan elaborados y envasados de forma industrial.

Existen dos formas de cocinarlos; cocidos al horno, con lo que se obtendrá un resultado esponjoso y algo más seco o fritos en aceite vegetal de buena calidad, logrando un producto más sabroso y jugoso, aunque con algunas calorías de más.

También se puede variar el acabado final de estos bollos tan peculiares. Según la preferencia y el gusto del consumidor se puede escoger y añadir el topping que se desee; glaseado de azúcar, fondant (como en este caso) o chocolate fundido. Hay muchas opciones para elegir.


donuts999.JPGIngredientes (24 unidades):

Donuts;

  • 300 G Harina de fuerza
  • 200 G Harina repostería
  • 80 G Azúcar
  • 5 G Sal
  • 20 G Leche en polvo
  • 20 G Levadura instantánea de panadería (4 sobres)
  • 230 G Agua
  • 1 Huevo M
  • 40 G Manteca de cerdo o mantequilla

Fondant de chocolate;

  • 50 G Chocolate con leche
  • 5 G Cacao puro en polvo
  • 250 G Azúcar glas
  • 45 Ml Agua

Elaboración:

En un bol amplio mezclar bien los ingredientes secos; harinas, azúcar, sal, leche en polvo y levadura.

Añadir el agua, y el huevo batido y amasar durante 5 minutos.

Añadir la manteca y continuar amasando en la mesa de trabajo o en robot de cocina con el accesorio gancho, hasta obtener una masa lisa, elástica y homogénea. Si la masa resulta demasiado pegajosa, enharinar la mesa de trabajo para amasar con mayor facilidad, pero se recomienda no añadir demasiada harina, o cambiará la textura de la masa y el resultado final no será tan esponjoso.

Formar una bola con la masa y dejarla reposar dentro de un bol amplio aceitado y cubierto con plástico transparente de uso alimentario durante una hora en el refrigerador.

Pasado el tiempo, estirar la masa con ayuda de un rodillo sobre la superficie de trabajo enharinada, dejándola con 1 cm de grosor. Cortar la masa con dos corta pastas de diferentes diámetros para dar forma a los donuts, o con un molde especial para este tipo de bollo.

Disponer una hoja de papel de horno sobre la mesa de trabajo y cortarla en cuadrados de 10x10cm. Colocar los cuadrados sobre una superficie amplia y que no se vaya a usar durante un mínimo de tres o cuatro horas.

Colocar las piezas sobre los trozos de papel cortados anteriormente (una pieza por cada pedazo de papel, con esta acción se evitará que se peguen unas a otras, se trasladaran a la sartén con mayor facilidad y no se deformaran).

Dejar que los donuts fermenten, hasta doblar su volumen inicial (entre una o cuatro horas, el tiempo de levado dependerá de la temperatura que haya en la sala, la temperatura idónea ronda los 24 C).

Poner abundante aceite vegetal (preferiblemente suave) en una sartén honda y colocarla sobre el fogón de la cocina. Cuando el aceite alcance el punto de fritura (160-180 C), introducir los bollos con precaución dentro del aceite y freír por ambas superficies cada uno de los donuts, hasta que se vean dorados.

Sacarlos y dejarlos enfriar sobre una rejilla cubierta con papel absorbente para desechar la mayor cantidad de aceite posible.

  • Fondant de Chocolate;

Fundir el chocolate dentro de un recipiente apto para el microondas durante unos segundos o al fuego en un cazo al baño maría durante unos minutos.

Aparte, en un bol mezclar el azúcar el cacao en polvo y el agua, remover con suavidad (para evitar crear burbujas de aire en el glaseado) hasta obtener una pasta lisa y sin grumos.

Incorporar la pasta de azúcar al recipiente del chocolate derretido y fusionar delicadamente ambas preparaciones.DONUTS FONDANT3.JPGCubrir la superficie de un donuts, sumergiéndolo dentro del glaseado hasta la mitad y girarla para eliminar el exceso. Si el glaseado tiene la textura idónea, continuar glaseando el resto de donuts. Si está demasiado sólido, añadir una cucharadita de agua y si está demasiado líquido, esperar a que el chocolate se enfríe y se vuelva más denso.

A medida que se van bañando las piezas, irlas dejando sobre una rejilla hasta que el glaseado solidifique por completo.

Si quedan burbujas en el glaseado, explotarlas con un palillo de inmediato, antes de que el fondant endurezca.

Presentar los donuts sobre una fuente y servir.

Los bollos que no se vayan a consumir en las próximas 48 horas, se pueden almacenar dentro de recipientes herméticos en el congelador, por un periodo inferior a dos meses.

POLOS DE FRESA Y YOGUR

HELADO FRE.JPG¡La estacion de verano para este año 2016 acaba de comenzar esta misma madrugada! Concretamente a las 00 horas y 34 minutos hora oficial peninsular. Tenemos 93 largos días y 15 horas para sacarle partido y disfrutarlo al máximo. En casa, para celebrar la entrada de ésta deseada estación del año he preparado unos deliciosos y sanos polos de fresa y yogur, ya que aún estamos a tiempo de conseguir buenas fresas de temporada en las fruterías del mercado.

Las fresas son unas exquisitas frutas que se pueden adquirir principalmente durante los meses de primavera y verano, y entre sus particularidades más importantes destaca que poseen un efecto refrescante, además de sus propiedades y beneficios.

Esta fruta, originaria de América, llegó a España en el siglo XIX. Desde entonces, las fresas y los fresones españoles, cultivados mayoritariamente en Huelva, tienen fama de tener una gran calidad. Por este motivo, son muy demandadas por el resto de países europeos, especialmente por Francia, Alemania y Reino Unido.

A causa de los sistemas de cultivo, los invernaderos ofrecen fresas y fresones durante casi todo el año. Sin embargo, su mejor temporada son los meses de marzo, abril, mayo y junio en que son más dulces y sabrosos.

A la hora de adquirirlas, se ha de tener en cuenta que se trata de un alimento muy delicado y perecedero, es importante que su apariencia sea fresca y brillante y se han de evitar los frutos que tengan magulladuras o golpes. Los tallos deben estar intactos hasta el momento de lavarlas.

La mejor forma de conservarlas es en un lugar fresco, oscuro y ventilado, o preferiblemente en el frigorífico, lo más esparcidas posible en una fuente. En estas condiciones se pueden conservar hasta cinco días.

Las fresas y los fresones son frutas que aportan pocas calorías y cuyo componente más abundante, después del agua, son los hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol). Las fresas contienen gran cantidad de sales minerales (potasio, magnesio y calcio), así como vitaminas (C y E).  Son  de fácil digestión, sumamente nutritivas y aumentan las defensas orgánicas.

Las fresas contienen fibra natural que combate la inflamación del intestino y, por tanto reduce el estreñimiento.

Son buenas para  el sistema nervioso y muscular por su alto contenido en potasio.

Poseen acción anti-inflamatoria y anti-coagulante debido al ácido salicílico que contienen.

Protegen el aparato cardiovascular y cerebrovascular. Las vitamina C y E tienen acción antioxidante que bloquean el efecto dañino de los denominados “radicales libres”.

Favorecen la formación de glóbulos rojos y blancos, por lo que son ideales para las personas con anemia.

También son  diuréticas, de acción desinfectante y alcalinizadora de la orina gracias al ácido cítrico.

Son buenas para reducir la tensión arterial, ya que poseen un alto contenido en potasio y refuerzan el sistema inmunológico, favoreciendo la formación de anticuerpos por el ácido fólico.

Las fresas, al igual que los fresones, permiten la preparación de muchos platos y postres, en esta ocasión se mezclan con yogur y un poco de azúcar para preparar esta deliciosa y atractiva receta.


corazones de yogur y fresas.JPGIngredientes (8 piezas):

  • 500 G de yogur griego (puede ser ligero)
  • 75 G Azúcar
  • 125 G Fresas frescas

Elaboración:

Para que finalmente no se note demasiado hielo en los polos hay que quitar el suero al yogur, cualquier tipo de líquido que lleve agua en su composición, al congelarse forma cristales. Por éste motivo hay que desechar la mayor cantidad de fluido posible.

Un día antes de la elaboración de los polos, poner el yogur griego en una tela delgada o gasa colocada sobre un colador de malla fina, debajo del colador poner un bol para que el suero del yogur caiga en el recipiente y no se derrame dentro del refrigerador.

Al día siguiente; lavar, cortar el tallo a las fresas y secarlas. Ponerlas en un cuenco y agregarles el azúcar. Dejarlas macerar una hora a temperatura ambiente (este proceso se realiza para que el azúcar se disuelva y la fresa desprenda su jugo, se ablande y sea más fácil de triturar).

Pasado el tiempo, triturar las fresas con una batidora de mano o un robot de cocina y trasladar el puré resultante a un pasapurés o chino. Pasar el puré de fruta por el artilugio y desechar las pepitas.

Poner el yogur escurrido dentro de un cuenco amplio y agregar el puré de fresas. Mezclar con una espátula o con un batidor de varillas.

Disponer los moldes (en este caso se han utilizado dos set de moldes de silicona con forma de mini corazón de la marca silikomart, dan muy buenos resultados) para dar forma a los helados sobre una bandeja que quepa dentro del congelador y distribuir la mezcla dentro de los moldes.

Congelar por un periodo de tiempo superior a 8 horas. Después, desmoldar con cuidado y servir.HELADO YOGIR.JPG

BUTTER CHICKEN (INDIA)

butter chicken.JPGSi hay algo que tiene poder conquistador, es la comida. Un buen plato gusta a todos nuestros sentidos, e incluso si cerramos los ojos podemos trasladarnos a otros lugares.

En el día de hoy nos damos una vuelta por la india, para degustar el butter chicken. La india es un país mundialmente conocido por la utilización de especias y como en casa nos gusta tanto la comida exótica, este plato para nosotros es un manjar. Si todavía no has catado la comida india, te animo a elaborar esta receta tan popular originaria de Punjab (El Punyab es un estado del noroeste de la India) y si ya la conoces y es de su agrado, te invito a probar esta deliciosa receta.

La gastronomía India es muy variada, surge como resultado de la diversidad de culturas que la han enriquecido a lo largo de las colonizaciones acaecidas durante varios siglos.
Así se fueron incorporando diferentes prácticas culinarias traídas por los colonos que con el tiempo se fueron mezclando hasta llegar a ser el conjunto de tendencias que se conocen en la actualidad. La mayoría de los sabores de la India están íntimamente relacionados por el uso significativo de especias, y una gran variedad de verduras. Dentro de esta tendencia general existe una diversidad enorme de estilos locales

El butter chicken es un plato típico de la India del Punjab, popular en países de todo el mundo. Los orígenes de este plato pueden seguirse hasta el Bombay de la época del imperio mongol. Aunque la receta general del plato es muy conocida, el sabor final puede variar su forma de elaboración, incluso dentro de la India. El butter chicken suele servirse con naan, roti o parathas (diferentes clases de pan plano indio) o arroz hervido.

El pollo (con o sin huesos) se marina durante horas en una mezcla de yogur y especias que suele incluir garam masala, jengibre, pasta de ajo, pimienta negra, cilantro, comino, cúrcuma y guindilla en polvo. El pollo se hace entonces a la parrilla, asado o frito, según convenga o de acuerdo a la preferencia del cocinero.

La salsa (makhani), se hace calentando y mezclando mantequilla (en mayor o menor proporción), puré de tomate y especias variadas, incluyendo a menudo comino, clavo, canela, cilantro, pimienta negra, fenogreco (planta originaria del sudeste asiático , empleada como especia en la cocina y para tratar enfermedades en la medicina) y nata fresca. También puede añadirse pasta de anacardo para obtener una textura más espesa.

Cuando la salsa está preparada, el pollo cocinado se cuece en ella hasta que está bien mezclado.

Habitualmente se guarnece con manteca blanca, nata fresca, guindilla verde cortada y hojas de fenogreco machacadas.


butter chicken 2.JPGIngredientes(2 personas):

Pollo marinado;

  • 300 G Pollo a trozos (yo uso la pechuga)
  • 60 G Yogur
  • 1 1/2 Cda Puré de ajo
  • 1 1/2 Cda Puré de jengibre
  • 2 Cda Zumo de limón
  • 1/2 Cdta Semillas de comino molidas
  • 1/4 Cdta Semillas de cardamomo molidas
  • 1/2 Cdta Chile en polvo
  • 1/4 Cdta Curcuma molida
  • 1/4 Cdta Garam masala
  • 1/2 Cdta Sal

Salsa de mantequilla;

  • 20 G Mantequilla (en la receta original se emplean 65 g)
  • 1 Rama de canela
  • 4 Semillas de cardamomo
  • 1 Hoja de laurel
  • 1 1/2  Cda Puré de Jengibre
  • 1/2 Cda Puré de ajo
  • 2 Tomates grandes pelados y triturados
  • 130 Ml Agua
  • 1 Cdta Chile en polvo
  • 1/2 Cda Miel
  • 65 Ml Nata para cocinar
  • 1 Cda Cilantro picado o cebollino (para decorar)

Elaboración:

  • Pollo marinado;

Disponer sobre la mesa de trabajo un cuenco amplio y poner dentro todos los ingredientes de la marinada; el yogur, la pasta de ajo, la pasta de jengibre, el zumo de limón, el comino molido, el cardamomo molido, el chile en polvo, la curcuma molida, el garam masala y la sal.

Mezclar con unas varillas manuales hasta obtener una salsa uniforme y homogénea.

Incorporar el pollo y dejar macerar un mínimo de cuatro horas dentro de la nevera.

Pasado el tiempo, sacar el pollo marinado del refrigerador.

Colocar sobre el fogón una sartén antiadherente con unas gotas de aceite a fuego alto y cuando la sartén esté caliente, cocinar los trozos de pollo.

Una vez cocinados, retirar la sartén del fuego y trasladar el pollo a un plato. pollo.JPG

  • Salsa de mantequilla;

Poner a fuego medio una cazuela de fondo bajo y derretir en ella la mantequilla.

Después, añadir la canela, las semillas de cardamomo y la hoja de laurel.

Cuando las especias comiencen a desprender su aroma, incorporar la pasta de jengibre y la pasta de ajo. Mezclar todos los ingredientes con una cuchara de madera y agregar el puré de tomate y el agua. Cocer cinco o diez minutos.

Cuando el preparado haya reducido, integrar la nata, la miel y el polvo de chile. Cocinar la mezcla durante cinco minutos más, hasta que la salsa se vuelva densa.

Una vez la salsa se haya espesado, añadir los trozos de pollo y remover.

Prolongar la cocción cinco minutos más y retirar la cazuela del fuego.

Emplatar el butter chicken en platos de presentación, si se desea espolvorear con cebollino o cilantro picado y servir acompañado de arroz.

TARTA FRÍA DE QUESO CON GALLETAS DE CANELA

SONY DSC¿Os gusta la canela? Si disfrutáis tanto como yo de su dulce y picante sabor, no debéis pasar por alto esta receta. Se elabora con muy pocos ingredientes y se prepara de forma sencilla y rápida.

Como es sabido, la canela es una especia y se utiliza habitualmente en la cocina para saborizar muchos de los postres y comidas que se consumen a diario, sin embargo dar sabor no es la única función de la canela, pues tiene una gran cantidad de propiedades.

Esta especia  posee multitud de beneficios para la salud y a menudo se utilizada con fines medicinales.

Existen algunos documentos chinos del año 2800 a.C. que hablan de la Cinnamomum Zeylanicum; Cinnamomum es una palabra de origen griego que significa madera dulce y Zeeylanicum proviene del nombre donde se cultivaba, Ceilán.

En la actualidad la canela se cultiva en Sri Lanka (Ceilán fue el nombre que en la antigüedad tomó la isla de Sri Lanka durante su colonización. En el año 1972 las autoridades del país cambiaron el topónimo Ceilán por el de Sri Lanka), China, India y algunos países de América del Sur, de esta manera su uso se ha extendido por todo el mundo.

La canela ha tenido usos medicinales desde épocas remotas, donde se utilizaba en tratamientos para problemas respiratorios y para la gripe; también fue empleada para conservar carnes, pues sus propiedades paralizan el crecimiento de hongos y bacterias.

Esta especia es un potente anticoagulante, el consumo frecuente de canela ayuda a la buena circulación sanguínea.

Es antiagregante, anti esclerótica y también antitrombótica, por lo que es muy útil para prevenir y evitar las várices.

Además, se ha podido demostrar mediante investigaciones científicas los beneficios que pueda aportar la canela a los pacientes con diabetes tipo 2. La canela tiene entre sus componentes uno muy importante llamado cinnamtannin, este ayuda a disminuir los niveles de glucosa en la sangre.

La canela es un condimento con propiedades extraordinarias. Si deseáis conocer más sobre la ella, aquí dejo el enlace para acceder a la introducción y la receta del chinois de canela y uvas pasas que hay publicada en este blog. En la página a la que serás dirigido podrás  obtener más información acerca de esta preciada especia; la canela.


ta.JPGIngredientes (Pastel de 16cm):

Base y contorno de galleta;

  • 1 Paquete de galletas de canela
  • 50 G Mantequilla blanda

Mousse de canela;

  • 250 G Nata para montar (puede ser ligera)
  • 50 G Azúcar glass
  • 250 Queso crema o philadelphia (puede ser ligero)
  • 5 Hojas de gelatina
  • 50 Ml de leche
  • 1 1/2 Cdta canela en polvo

Elaboración:

  • Base y contorno de galleta;

Separar 12 galletas de canela para utilizar en el contorno de la tarta durante el montaje de la misma.

Triturar el resto de galletas en un robot de cocina o similar y mezclarlas con la mantequilla (la mantequilla debe estar blanda, a temperatura ambiente. Si fuese necesario, calentarla unos segundos dentro del microondas).

Dividir la miga de galleta en tres partes iguales y reservar para utilizar más adelante.

  • Mousse de canela;

Hidratar la gelatina en agua fría dentro de un recipiente hondo.

Colocar la nata dentro de un bol y batirla con unas varillas a velocidad alta (preferiblemente con un batidor de varillas eléctrico). Cuando la nata comience a coger cuerpo, añadir el azúcar glas y batir la nata hasta montarla por completo.

Añadir el queso crema y la la canela. Mezclar con delicadeza descendiendo la potencia o intensidad en el batido, para no bajar demasiado la preparación.

Calentar la leche en un recipiente apto para el microondas durante unos segundos o en un cazo al fuego durante unos minutos . No calentar demasiado, necesitamos que la temperatura de la leche no sobrepase los 60 C (si se añade líquido muy caliente a la gelatina, ésta perderá fuerza y no cuajara correctamente).

Escurrir bien la gelatina y añadirla al recipiente con la leche caliente. Mezclar con unas varillas manuales hasta disolver la gelatina por completo.

Para templar la mezcla de gelatina y evitar un alto contraste de temperaturas, antes de mezclarla con toda la preparación, añadir solo una pequeña cantidad de crema de queso. Integrar y después, mezclar con el resto.

Batir con la batidora de varillas a velocidad baja para repartir la gelatina por toda la preparación, hasta obtener una crema espesa y esponjosa.SONY DSCUna vez formada la mousse de queso, dividirla en tres partes iguales.

  • Montaje y acabado;

Disponer un molde desmontable de 16 cm de diámetro sobre la mesa de trabajo y cubrir la base del molde con papel de hornear cortado a la misma medida.

Colocar una fila de galletas de canela alrededor de las paredes interiores del molde, formando un cerco.

Esparcir un tercio de mezcla de galleta y mantequilla dentro del molde y acomodarla en la base igualando la superficie.

Verter dentro del molde la primera capa de mousse, sobre la primera base de galleta.

Repetir la operación; colocar sobre la primera capa de mousse la segunda capa de galleta y presionar ligeramente con las manos para nivelar la galleta y encima del segundo manto de galleta, distribuir la segunda capa de mousse.

Para terminar, colocar la tercera y última capa de galleta y presionar levemente la superficie para fijarla, sobre ella  repartir el último tercio de mousse de canela.

Cuando se haya finalizado el montaje, trasladar el pastel a la nevera para que la mousse solidifique, un mínimo de cuatro horas (lo ideal sería dejar la tarta refrigerada durante 12 horas).

Pasado el tiempo, desmoldar la tarta y espolvorear su superficie con canela en polvo.

Trasladar la tarta a un pedestal o plato de presentación y servir fría.

CALAMARES EN SU TINTA CON GUARNICIÓN DE ARROZ BASMATI

calamares00001122wedeededw999e.JPGEste plato tan resultón es muy fácil de preparar y se elabora en pocos minutos. Lo esencial para conseguir unos buenos resultados reside en el tipo de ingredientes a utilizar. Para elaborar la receta se recomienda emplear productos frescos; el calamar fresco y entero es de mejor calidad que las anillas que venden ya limpias o congeladas. Lo mismo ocurre con el tomate natural, además de proporcionar mejor sabor que los envasados… El plato puede resultar más costoso pero los alimentos frescos aportan mayor aroma, gusto y nutrientes de mejor calidad a nuestro organismo. 

Además de el tomate y la tinta de calamar, el ingrediente principal e imprescindible para la elaboración de la receta (detallada tras estos párrafos) es el calamar;

Los calamares son moluscos que carecen de concha exterior, lo que hace que se clasifiquen dentro del grupo de los cefalópodos.

El calamar es un molusco marino con cabeza provista de tentáculos y que presenta una bolsa de tinta comestible de uso culinario. Los ejemplares de pequeño tamaño, es decir, los más jóvenes, reciben el nombre de chipirón. En su interior presentan una concha llamada pluma, de naturaleza córnea, que proporciona al animal consistencia y que interviene en su movimiento. Cuando está vivo, su cuerpo es casi transparente y puede presentar distintas tonalidades, con frecuencia rosáceas, con un moteado pardusco en el dorso, y con la zona ventral y los laterales lisos. Su longitud media es de 15 a 25 centímetros, si bien puede medir hasta 30 o 40 centímetros. Esta especie se localiza por lo general en aguas poco profundas, aunque también los hay que habitan a grandes profundidades, realizando migraciones de acercamiento a las costas. 

 El calamar común se distribuye por el Atlántico, desde las costas noruegas hasta las islas Canarias, y en la costa occidental del Mediterráneo. Las capturas se llevan a cabo durante todo el año. 

Existen otras especies como la pota que poseen características afines a las de el calamar y se les conoce con el nombre de calamares voladores o luras. Son unos cefalópodos similares en apariencia al calamar, pero de menor calidad gastronómica. Su cuerpo es alargado, presenta una concha interna o pluma y una bolsa de tinta de color pardusco. Su coloración externa es clara, salpicada con pequeñas manchas de color violáceo que se oscurecen cuando se saca al animal fuera del agua. Por lo general, los ejemplares del Mediterráneo son de menor tamaño, de entre 20 y 25 centímetros de largo, que los del Atlántico, que pueden llegar a medir 75 centímetros. 

El calamar, es una buena fuente de proteínas de alto valor biológico. Su aporte de grasas es muy bajo, lo que determina que su valor calórico también lo sea. Así, una ración de calamar de 150 gramos aporta unas 120 calorías y sólo 2 gramos de grasa. No obstante, cuando se habla del valor energético de un alimento hay que tener en cuenta, entre otros aspectos, su forma de elaboración.

Los pescados y mariscos contienen principalmente grasa insaturada, que ayuda a reducir los niveles de colesterol, y poca proporción de grasas saturadas, que son las que se relaciona con el aumento del mismo en sangre. 

Respecto al contenido en vitaminas, en él destacan la vitamina B3, o niacina, y la B12. De los minerales, los más abundantes son el fósforo, el potasio y el magnesio.

 Es importante conocer una serie de características que ayudarán a identificar el grado de frescura de estos alimentos durante la compra. Están frescos si su color varía entre el blanco nacarado y el blanco rosado pálido y presentan un brillo característico. La carne tendrá una consistencia firme y al tacto ha de estar húmedo y suave.


calamares .JPGIngredientes (para 2 personas):

Calamares en su tinta;

  • 1 Calamar grande (aproximadamente 250 G de calamar limpio)
  • 4 Tomates carnosos y maduros
  • 1 Cebolla pequeña
  • 2 Dientes de ajo
  • Tinta de calamar o sepia
  • 1 Cdta azúcar
  • 1/2 Cdta Sal

Guarnición de arroz;

  • 140 G Arroz basmati
  • 2 Hojas de Laurel
  • 1 Diente de ajo
  • 1/2 Cdta Sal
  • Cebollino para decorar (opcional)

Elaboración:

  • Guarnición de arroz;

Poner el arroz sobre un colador de malla fina y lavarlo bajo el chorro del grifo con agua fría.

Colocar una cazuela al fuego con agua (se pondrá la cantidad de agua que se especifique en el embalaje del arroz) las hojas de laurel, el diente de ajo limpio y pelado y la sal.

Cocer el arroz a fuego medio-alto, según las indicaciones que vienen especificadas por el fabricante en el envase del producto.

Cuando el arroz esté cocido, retirarlo del fuego y ponerlo a escurrir sobre un coladero, para que desprenda el exceso de agua.

Después, trasladarlo a un cuenco amplio y taparlo con un paño para que no pierda demasiada temperatura.

  • Calamares en su tinta;

Limpiar el calamar, separar del cuerpo los tentáculos, las aletas y con cuidado la bolsa de tinta. Desechar la cabeza y la piel que lo cubre.

Lavar el calamar, los tentáculos y las aletas con agua. Trocear el cuerpo formando anillas de 1,5 cm de grosor.

Limpiar la cebolla y el ajo, apartando las capa exterior que los envuelve. Cortarlos, lavarlos y picarlos.

Lavar, retirar la piel a los tomates y trocearlos.

Poner una sartén al fuego con unas gotas de aceite y cuando el aceite esté caliente, sofreír la cebolla y el ajo. En el momento que la cebolla se vea translúcida añadir el tomate troceado y freír a fuego bajo-medio durante 10 minutos. Después incorporar el azúcar, la sal y la tinta de calamar (si la bolsa de tinta que se le extrajo al calamar es demasiado pequeña, se pueden adquirir pequeños sobres de tinta de sepia en la sección de pescadería o congelados de las grandes superficies de alimentación), mezclar todos los ingredientes con una cuchara de madera hasta integrarlos por completo en la elaboración.

Después, verter la preparación en el vaso de la batidora y triturar, hasta conseguir una salsa fina y homogénea.calamarXZZXCZ.JPGColocar de nuevo la sartén al fuego y echar la salsa en su interior, calentarla unos segundos e incorporar las anillas de calamar con sus aletas y tentáculos.

Cocinar los alimentos entre diez y veinte minutos.

Cuando los calamares estén cocinados y tiernos, apagar el fuego.

Servir los calamares en su tinta acompañados con la guarnición de arroz.

Para finalizar el emplatado, si se desea, espolvorear la preparación con cebollino picado.

BUNDT CAKE DE LECHE CONDENSADA CON CEREZAS

bizcocho..JPG¿Os animais a comenzar el día degustando este delicioso bizcocho de leche condensada con cerezas? Personalmente, a mi me encanta  incorporar fruta fresca a los bollos y pasteles, al incluirlas en las recetas se consigue aportar un plus de color y nutrientes a esta clase de alimentos. En este caso, para la preparación del bizcocho se emplea la cereza.

El origen de esta fruta se sitúa en el Mar Negro y en el Mar Caspio, difundiendose después hacia Europa y Asia, por medio de las aves y las migraciones humanas. En la actualidad, el cerezo se cultiva en numerosas regiones y países del mundo con clima templado, siendo los países de mayor producción; Rusia, Estados Unidos, Alemania, Italia, Francia y España. En nuestro país, el valle del Jerte, en Cáceres, es un área de producción tradicional.

La cereza es rica en hidratos de carbono, sobre todo fructosa, si bien su valor calórico es moderado respecto de otras frutas. Aporta cantidades significativas de fibra, que mejora el tránsito intestinal. En lo que se refiere a su contenido de vitaminas, están presentes en pequeñas cantidades la provitamina A y la vitamina C.

Lo que en realidad destaca de las cerezas es su contenido en flavonoides (sobre todo antocianos, relacionados con el color característico de estas frutas) y ácido elágico del grupo de los polifenoles, ambos excelentes antioxidantes. Tiene cantidades importantes de potasio y en menor proporción, magnesio y calcio, este último de peor aprovechamiento que el que procede de los lácteos u otros alimentos que son buena fuente de dicho mineral. El potasio, es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

Por otra parte, la cereza contiene aminoácidos que junto a la vitamina C son ideales para la prevención del envejecimiento de la piel, el cuidado del cabello y de las uñas. Protegen de las arrugas, la flacidez y las manchas de la dermis, manteniendo un aspecto más joven.

A modo de resumen y como complemento a lo dicho anteriormente, destacar los beneficios más importantes que aporta este fruto a nuestro organismo:

  • Se la conoce como la “superpoderosa” en la frutería , ya que tienen una gran cantidad de antioxidantes que ayudan a reducir enfermedades cardíacas, como así también el cáncer o la artritis.
  • Son una de las pocas fuentes en contener melatonina, un compuesto que sirve para regular el ritmo del corazón y los ciclos del sueño, siendo ideales para los que padecen de insomnio o cansancio crónico.
  • Se trata de una excelente fuente de beta-caroteno o vitamina A, unas 20 veces más que las fresas o los arándanos.
  • Son ricas en vitaminas C y E, hierro, fibra, ácido fólico, potasio y magnesio.
  • Popularmente hablando, se dice que son el “alimento para el cerebro” por excelencia, ya que ayuda en la salud de la mente, para prevenir la pérdida de la memoria y evitar la enfermedad de Alzheimer.
  • Permiten reducir los síntomas de la gota y la artritis, así como la inflamación y la retención de líquidos.
  • Se cree que el consumo de cerezas ayuda a los diabéticos a evitar complicaciones en la vida, desde pérdida de la visión hasta cataratas.
  • Son muy buenas para la salud digestiva, al ser una fuente inmejorable de fibras.
  • Al aportar poca cantidad de calorías, son una elección maravillosa para las dietas.
  • Las cerezas actúan para reducir el dolor por sus beneficios antiinflamatorios. Se aconsejan en el caso de dolores en los músculos o tendones, siendo un alimento muy consumido por los corredores o atletas después de los entrenamientos.
  • Tienen propiedades desintoxicantes, remineralizantes y antiinflamatorias.
  • Ayudan a eliminar el ácido úrico de la sangre
  • Son laxantes debido a su aporte de agua, potasio y fibra.
  • Evitan la degeneración celular por su riqueza en flavonoides,
  • Se puede aprovechar el cabo de las cerezas para realizar una infusión, la cual actúa en los casos de resfrío, tos convulsa, catarro, bronquitis, anemia, cistitis, ictericia y enfermedades de la garganta.
  • Se recomiendan en los pacientes con hipertensión, pacientes con cólicos de riñón y enfermos cardíaco o renales.

Las cerezas son frutas de verano, aunque podemos disfrutar de su agradable sabor desde finales de abril (las más tempranas) hasta mediados de agosto.

En el mercado se deben elegir las frutas de un color rojo oscuro o negro vivo, según la variedad. Las carnosas siempre son las mejores. Deben estar limpias y tener una piel firme, brillante, entera y sin roturas ni imperfecciones. Sus tallos deben ser verdes y frescos. Conviene asegurarse de que el tallo esté bien unido al fruto y en el punto de unión de ambos no haya podredumbre o moho. También es importante que no tengan malformaciones (frutos dobles). Por lo general, son las cerezas de mayor tamaño las que mejor sabor ofrecen. En el caso de las guindas, las mejores son las redondas y pesadas, de color rojo claro o rosado amarillento.

Una vez han alcanzado su punto de sazón conviene guardarlas en la nevera sin lavar ni tapar; de este modo se pueden conservar hasta dos semanas. Admiten la congelación, frescas o embadurnadas de un almíbar ligero, y al igual que las ciruelas son las variedades de cerezas más oscuras las que mejor soportan la congelación.


bizcocho de cereza 2.JPGIngredientes (Molde tipo bundt cake 29 x 11 cm):

  • 400 G Cerezas madruras
  • 325 G Harina de trigo
  • 125 G Leche condensada (puede ser descremada o ligera)
  • 100 G Azúcar común
  • 12 G  Levadura química
  • 90 G Aceite vegetal suave
  • 1 Yogur natural sin azúcares (puede ser desnatado)
  • 3 Huevos medianos
  • Azúcar glass (opcional)

Elaboración:

Engrasar un molde para bizcocho tipo bundt cake (para la preparación de la receta se utiliza el modelo Bundt clásico grande Anniversary de Nordic Ware con capacidad de 2,36 litros o 10 tazas. Si no se dispone de este molde en concreto, valdrá cualquier tipo de molde grande con chimenea central).

Retirar el pipo a las cerezas con un deshuesador o cuchillo y dejarlas escurrir sobre un colador para desechar el exceso de líquido.

Colocar la rejilla del horno de tal forma que cuando coloquemos el molde del bizcocho para hornearlo, éste quede a media altura.

Precalentar el horno a 200 C calor arriba y abajo.

Sobre un cuenco, tamizar la levadura junto a la harina.

En un bol amplio, colocar los huevos con el azúcar. Batir la mezcla (preferiblemente con unas varillas eléctricas a velocidad máxima) enérgicamente entre 5 y diez minutos. Hasta conseguir una pasta mullida de tono blanquecino que haya aumentado su volumen.

Incorporar la leche condensada, el yogur y el aceite. Continuar batiendo a menos intensidad para así, evitar que reduzca en exceso la mezcla esponjosa que conseguimos inicialmente.

Añadir la harina junto a la levadura y mezclar. Se hará con mucha suavidad y movimientos envolventes para  impedir que la harina desarrolle demasiado gluten  y reste esponjosidad al bizcocho.

Una vez se haya integrado la harina, agregar  las cerezas y remover cuidadosamente para repartir la fruta por toda la masa.

Después, verterla dentro del molde.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, colocar el molde sobre la rejilla dentro del horno y hornear la preparación 30-45 minutos.bizcocho entero.JPGPasados los treinta primeros minutos (nunca antes) abrir la puerta para comprobar la cocción del bizcocho, con un testador o palillo. Este paso hay que hacerlo con mucha rapidez para evitar que el horno pierda temperatura y el bizcocho se estropee.

Cuando se compruebe que el palillo sale limpio y el bizcocho esté bien cocido, sacarlo del horno y dejarlo dentro del molde 5 minutos.

Después, desmoldar el bollo y trasladarlo a una rejilla, hasta que enfríe por completo.

Si se desea, espolvorear con azúcar glass y servir.

HAMBURGUESA VEGETAL DE QUINOA Y BROCOLI

HAMBURGUESA.1.JPGEn la entrada de hoy comparto esta fantástica receta de hamburguesas vegetales de quinoa y brócoli, una alternativa a las típicas hamburguesas de carne o pollo. Debéis probar esta receta porque además de sana, es deliciosa. En casa quedamos encantados y muy satisfechos con el resultado, son realmente sabrosas.

Para la elaboración de estas hamburguesas, se emplea la quinua como ingrediente principal e imprescindible. Se trata de un pseudocereal con múltiples beneficios para la salud. Esta semilla proviene de los Andes y es rica en vitaminas y minerales. Si quieres conocer todos los beneficios que la quinoa puede aportar al organismo, no  dejes de leer. En los próximos párrafos (antes de detallar la receta), obtendrás más información al respecto;

La quinua se encuentra en todos los países de la región andina, desde Colombia hasta el norte de Argentina y el sur de Chile. Lo interesante es que desde el año 1992 hasta el 2010, casi se triplicó la producción de quinua en los principales países productores (Bolivia, Perú y Ecuador). Hoy por hoy, el cultivo de la quinua está en expansión y se halla en más de 70 países. Es probable que esto se deba a sus interesantes propiedades nutricionales, que se amplían en esta página.

La quinoa tiene la característica especial de que puede consumirse como un cereal, por ello, también es denominada pseudocereal. Este es el motivo de que encontremos la mayor parte de sus calorías en forma de hidratos de carbono complejos. Además contiene un elevado porcentaje en proteínas y grasas insaturadas. Por su composición rica en nutrientes la quinoa es, sin duda alguna, uno de los alimentos más sanos que existen. En 1996 fue catalogada por la FAO (Organización de Las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) como uno de los cultivos con gran futuro para la humanidad, debido a sus beneficios, diversos usos y, sobre todo, por considerarse una gran fuente para paliar los problemas de desnutrición.

 Son muchas las propiedades de la quinua;
  • Posee un alto nivel de proteínas, puede contener hasta un 23%.
  • Está compuesta por: minerales (calcio, hierro, magnesio), vitaminas (C, E, B1, B2 y niacina) y fósforo.
  • Es rica en aminoácidos, que influyen en el desarrollo cerebral.
  • Su contenido en grasa es rico en Omega 6.
  • Es una importante fuente de fibra soluble e insoluble.
  • Tiene un índice glucémico muy bajo.

 Además los beneficios que ofrece la quinua son numerosos y sorprendentes;

Debido a su alto contenido en fibra y su elevado aporte proteico en comparación con otros cereales, la quinoa posee un bajo índice glucémico. Esto hace que sea muy recomendada para mujeres que quieren adelgazar comiendo sano o personas con diabetes. Por supuesto, su alto nivel de fibra también ayuda a mejorar el tránsito intestinal y previene el estreñimiento.

Gracias a su contenido en fibra y lípidos insaturados, la quinoa ayuda a controlar los niveles de colesterol en sangre favoreciendo el perfil lipídico en el organismo. Como es sabido, se debe vigilar el equilibrio de las grasas en sangre para prevenir problemas cardiovasculares.

La quinoa contiene minerales, hidratos complejos y proteínas, lo que hace de ella un alimento muy valioso para los deportistas como fuente de energía. La quinoa tiene casi el doble de proteínas (8 gramos por taza) que otros cereales, y es uno de los pocos alimentos que contiene los nueve aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita para construir el músculo y recuperarse de los entrenamientos duros.

La quinoa está compuesta por grandes cantidades de flavonoides, como la quercetina y kaempferol. Estos nombres pueden sonar extraños, pero lo importante es lo que aportan a nuestro organismo; son potentes antioxidantes que ayudan a depurar el organismo y mejorar nuestra salud.

Su composición no contiene gluten, por lo que está recomendada para personas celíacas o en tipo de dietas libres de esta proteína. Lo bueno de la quinoa es que está libre de gluten de manera natural por lo que es más saludable que otros alimentos sin gluten creados sintéticamente.

Este pseudocereal no es sólo bueno para la salud sino que también lo es para la belleza; incluirlo en nuestra dieta ayuda a combatir la flacidez de la piel. Gracias a su elevado contenido en proteínas y vitaminas podemos mejorar la musculación y, de esta manera, prevenir imperfecciones como la celulitis y estrías.

La quinoa contiene un alto nivel de magnesio, un mineral que ayuda a relajar las paredes de los vasos sanguíneos, lo que reduce la presión arterial, debido a su composición, el consumo de quinoa puede ayudar a combatir la migraña.

Las infusiones elaboradas a base de granos de quinoa ayudan a regular el estrés provocado por la rutina diaria. Se recomienda tomar la infusión antes de ir a dormir para que ésta actúe como relajante durante la noche.

Ahora que conoces algunos de los beneficios que aporta la quinoa, no hay excusa para no incluirla en la dieta diaria. Gracias a que su consumo se ha popularizado en los últimos años, se puede encontrar en herbolarios, tiendas especializadas y grandes supermercados.

Recordar que además de llevar una dieta sana y equilibrada, incorporando alimentos como la quinoa, es importante realizar ejercicio físico diario. Si aún no te has animado, hoy podría ser el día perfecto para comenzar.


HAMBURGUESA 3.JPGIngredientes (6 personas):

Hamburguesas quinoa con brócoli:

  • 125 G Quinoa
  • 250 G Agua
  • 6 Ramilletes grandes de brócoli
  • 1 Cebolla mediana
  • 60 G Pan rallado
  • 60 G Queso mozzarella ligero (en bola) rallado.
  • 1 Huevo grande
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Bocadillos de hamburguesa:

Elaboración:

Si se desea realizar los panecillos de hamburguesa de forma casera, proceder con la receta siguiendo las indicaciones que se describen en éste blog. Para acceder a la recta de forma rápida, pinchar sobre la palabra “Panecillos de hamburguesa” que aparece en el listado de ingredientes.

De la misma manera podréis acceder de forma sencilla al enlace de la deliciosa receta casera de salsa de mostaza con miel que se usa como condimento para esta receta (también se puede adquirir un producto similar en grandes superficies de alimentación o centros especializados.

  • Hamburguesas de quinoa y brócoli;

Cocinar la quinoa de acuerdo a las instrucciones del envase.

Poner un cazo (que tenga tapadera) al fuego con los 125 G de agua y cuando comience a hervir añadir la quinoa.

Cuando alcance el punto de ebullición, bajar el fuego al mínimo y cocer durante quince minutos. En este tiempo la quinoa habrá absorbido todo el agua y estará lista para su uso.

Retirar el cazo del fuego y trasladar la quinoa a un plato amplio. Dejar enfriar por completo.

En otro cazo con las mismas características hervir los ramilletes de brócoli durante diez minutos. Pasado el tiempo, quitar el cazo de la fuente de calor y escurrir el brócoli a través de un colador para apartar el líquido de cocción. Refrescar los ramilletes bajo el grifo con agua fría y desmenuzarlos, desechando los tallos gruesos.

Sofreír la cebolla dentro de una sartén sobre el fuego. Cuando la cebolla este translucida, retirar la sartén de la fuente de calor y depositarla en un plato.

Batir el huevo en un cuenco amplio. Después añadir el resto de ingredientes; la quinoa, el brócoli, el pan rallado, la ralladura de queso mozzarella y la cebolla sofrita.

Sazonar la masa con sal y pimienta al gusto.

Disponer sobre el fogón de la cocina una sartén pequeña antiadherente y añadir unas gotas de aceite. Cuando el aceite esté caliente, añadir una porción de masa y cocinar por ambas superficies (para dar la vuelta a las hamburguesas se recomienda utilizar un plato, ya que la masa es blanda y de otro modo, se podrían romper y derramar).

Proceder del mismo modo hasta formar las seis hamburguesas.

  • Bocadillos de hamburguesa;

Lavar y cortar los tomate en rodajas.

Pelar, lavar y trocear del mismo modo la cebolla.

Si se desea utilizar el perejil fresco, picarlo finamente con un cuchillo afilado.

Disponer sobre la mesa de trabajo todos los ingredientes ya listos para formar las hamburguesas.

Distribuir las bases de los panecillos de hamburguesa en platos de servicio.hamburguesa veguetal de quinoa y brocoli.JPGColocar sobre ellas; la lechuga, el tomate, la cebolla, las lonchas de queso y las hamburguesas de quinoa y brócoli.

Condimentar con la salsa de mostaza con miel y el perejil picado.

Servir las hamburguesas acompañadas de patatas fritas, cocidas o asadas.

SALSA DE MOSTAZA CON MIEL

SALSA DE MIEL Y MOSTAZA.JPGLa salsa de mostaza con miel es rica en sabor y aroma, con una atractiva textura, es ideal para realzar el sabor de todo tipo de carnes y pescados a la parrilla, al horno o para su marinado.

Resulta perfecta con pollo, ensaladas de tomate y acompaña perfectamente a perritos y hamburguesas.

Además, a los quesos salados y azules les aporta un contraste de sabor muy interesante.


La mostaza es una semilla que se utiliza como especia para condimentar los alimentos. Ha sido empleada como ingrediente medicinal desde hace aproximadamente 3000 años, tiene muchas propiedades y grandes beneficios para la salud.

Actualmente se produce principalmente en Canadá, Francia y la India.

La semilla de mostaza es un laxante natural súper poderoso, es rica en calcio, proteínas, magnesio y potasio, entre otros.

Es recomendada para ayudar en el tratamiento de la hipertensión, ya que es capaz de ampliar la presión arterial, así como también de estimular la circulación sanguínea.

En la medicina homeópata, la mostaza se usa en tratamientos para resfriados, dolor de cabeza, estreñimiento y problemas respiratorios como el asma. También es empleada para tratar enfermedades reumáticas como la gota, artritis y artrosis, ya que ayuda a disminuir el dolor.

Las propiedades de la semilla de mostaza son múltiples;

Ayuda a aliviar los problemas de bronquitis, asma y congestión nasal.

Disminuye los dolores musculares y articulares como la ciática y la lumbalgia.

Es un gran estimulante del apetito y una gran aliada para la digestión, pues estimula la secreción de jugos gástricos.

Si se consumen las semillas en agua tibia, contribuye a aumentar la presión arterial así como a estimular la circulación.

Ayuda en las heridas por quemadura y tiene propiedades antisépticas.


SALSA DE MOSTAZA Y MIEL 2.JPGIngredientes:

  • 45 G Miel
  • 30 G Mostaza granulada
  • 15 G Mostaza de dijon
  • 10 G Zumo de limón
  • Sal

Elaboración:

En un cuenco amplio batir todos los ingredientes con un batidor hasta conseguir una mezcla suave y homogénea.

Una vez preparada, mantener la salsa en el refrigerador hasta el momento de servir y consumir en un periodo inferior  a tres días.

BUNDT CAKE BICOLOR DE YOGUR Y MORA

bund cake de mora111.JPG¿Os apetece desayunar un bizcocho bicolor de yogur con fruta? La receta que presento unos párrafos más abajo, es deliciosa. Este bizcocho está exquisito y luce un precioso color púrpura proporcionado por el delicado fruto que contiene, la mora. 

 La mora es una fruta oriunda de Asia y Europa y se puede ver en estado silvestre en los márgenes de caminos o torrenteras. Crecen en terrenos húmedos  y maduran durante los meses de verano y otoño. Actualmente, se cultivan especies con fines comerciales, por lo que es fácil encontrarlas en mercados especializados.

Es un fruto constituido por pequeñas drupas o granos que se agrupan entre sí. Primero son de color verde, después rojas y cuando están maduras, adquieren un color negro brillante.

Estas frutas son de bajo contenido calórico por su escaso aporte de hidratos de carbono y especialmente ricas en vitamina C.

En general, las bayas silvestres son buena fuente de fibra; que mejora el tránsito intestinal, y de potasio, hierro y calcio (estos dos últimos de peor aprovechamiento que los procedentes de alimentos de origen animal), taninos de acción astringente y de diversos ácidos orgánicos. Sin embargo, lo que en realidad caracteriza a estas frutas es su abundancia de pigmentos naturales (antocianos y carotenoides) de acción antioxidante. En la alimentación humana, este tipo de frutas constituyen una de las fuentes más importantes de antocianos, que les confieren su color característico y que están junto con ácidos orgánicos tales como el ácido oxálico o el ácido málico, responsables también de su sabor.

La vitamina C tiene acción antioxidante, al igual que los antocianos y carotenoides. Dicha vitamina interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones.

El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

Los antocianos y carotenoides son abundantes en la composición de estas frutas del bosque. Desde el punto de vista bioquímico se caracterizan por poseer una elevada actividad antioxidante; neutralizan la acción de los radicales libres que son nocivos para el organismo. Estas propiedades pueden dar lugar a efectos fisiológicos muy diversos; efectos antiinflamatorios y acción antibacteriana, entre otros.

Estas frutas contienen, además de los antocianos y carotenoides, otros antioxidantes como la vitamina C. La ingesta dietética de estas sustancias potencia nuestro sistema inmunológico o de defensas del organismo y contribuye a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares e incluso del cáncer. Asimismo, la vitamina C tiene la capacidad de favorecer la absorción del hierro de los alimentos, por lo que mejora o previene la anemia. Existen ciertas situaciones vitales en las que las necesidades orgánicas de vitamina C están aumentadas, como embarazo, lactancia, tabaquismo, empleo de ciertos medicamentos, estrés y defensas disminuidas, práctica deportiva intensa, cáncer, Sida y enfermedades inflamatorias crónicas. En dichas situaciones, el consumo de bayas silvestres ricas en vitamina C está especialmente indicado.

La fibra es un componente muy abundante en estas frutas, por lo que su consumo habitual durante los meses en los que abundan puede resultar un remedio para tratar el estreñimiento y la atonía intestinal.

Se recolectan desde finales de agosto y en el mes septiembre. Se conservan durante 7 a 10 días en unas determinadas condiciones de temperatura y humedad relativa. En casa, se las debe conservar en el frigorífico, donde permanece en óptimas condiciones hasta 3 días.

Al elegir este tipo de frutas es conveniente fijarse en su color, ha de ser brillante e intenso. Deben encontrarse firmes al tacto y secas, ya que las blandas y húmedas se estropean antes. Se suelen deteriorar por deshidratación, rajado de los pequeños granos que las forman o enmohecimiento.

Normalmente el aroma acompaña al aspecto del alimento y suelen ser frutas muy perfumadas.

No se deben adquirir los frutos que no estén maduros pensando que ya madurarán en casa, ya que esto no sucederá. Tampoco es conveniente adquirirlos demasiado maduros ya que se trata de un alimento muy perecedero.


BUND CAKE DE MORA4.JPGIngredientes:

  • 3 Huevos
  • 1 Yogur Natural (usar como referencia de medida para el resto de ingredientes el vasito del yogur)
  • 1 Medida de azúcar (depende de lo dulce que se quiera)
  • 1 Medida de Aceite de Girasol
  • 3 Medidas Harina
  • 250 G moras (silvestres o comerciales)
  • 10 G Levadura química
  • 1 Medida de Chispas de chocolate
  • Una pizca de sal

Elaboración:

Engrasar un molde para bizcocho tipo bundt cake (yo usé el modelo Heritage de la marca Nordic Ware pero valdrá cualquier tipo de molde con chimenea central)

Colocar la rejilla del horno de tal forma que cuando coloquemos el molde del bizcocho, éste quede a media altura.

Precalentar el horno a 190 C calor arriba y abajo.

Sobre un cuenco, tamizar la levadura junto a la harina.

Triturar las moras con la batidora de mano o un procesador de alimentos hasta conseguir un puré denso. Después pasar el puré por un chino o colador de malla fina, para desechar las semillas.

En un bol amplio, colocar los huevos con el azúcar. Batir la mezcla (preferiblemente con unas varillas eléctricas a velocidad máxima) enérgicamente entre 5 y diez minutos. Hasta conseguir una pasta mullida de tono blanquecino que haya aumentado su volumen.

Incorporar el yogur y el aceite. Continuar batiendo a menos intensidad para así, evitar que reduzca en exceso la mezcla esponjosa que conseguimos inicialmente.

Añadir la harina junto a la levadura y mezclar. Lo haremos con mucha suavidad y movimientos envolventes para  impedir que la harina desarrolle demasiado gluten  y reste esponjosidad al bizcocho.

Dividir la masa en dos partes iguales.

Verter una parte de las partes dentro el molde.

Añadir el puré de mora a la otra parte. Batir para integrar el puré hasta conseguir una masa homogénea y uniforme.

Verter dentro del molde la mezcla resultante, sobre la masa anterior. Después, con un palillo realizar remolinos para que las masas se mezclen.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, colocar el molde sobre la rejilla dentro del horno.

Hornear la preparación 30-40 minutos.bund cake de mora2..0000.JPGPasados los treinta primeros minutos (nunca antes) abrir la puerta para comprobar la cocción del bizcocho, con un testador o palillo. Este paso hay que hacerlo con mucha rapidez para evitar que el horno pierda temperatura y el bizcocho se estropee.

Cuando se compruebe que el palillo sale limpio y el bizcocho está bien cocido, sacarlo del horno.

Dejar el bizcocho dentro del molde 5 minutos.

Después, desmoldar el bollo y trasladarlo a una rejilla, hasta que enfríe por completo.