HELADO DE MOJITO

helado de mojito 1.JPGEste helado es un postre ideal para los días más calurosos del verano. El protagonista de ésta receta es el mojito, se trata de un cóctel muy popular originario de Cuba, compuesto de ron, azúcar, limón, menta o hierbabuena y agua mineral. Si ésta bebida de por sí es muy refrescante ¡No se la pierdan en formato helado!

Cuenta la historia que a finales del siglo XVI, un afeminado corsario preparó la primera versión conocida de una bebida que llevaba aguardiente (ron crudo, sin envejecer) de baja calidad, con azúcar, limón, menta y otras hierbas. El aguardiente aportaba calor, el agua diluía el alcohol, el limón combatía el escorbuto (deficiencia de vitamina C, enfermedad típica de los marineros de entonces que pasaban meses en la mar sin tomar fruta fresca), la menta y las hierbas refrescaban, y el azúcar permitía digerir la mezcla.

En la década de 1860, la producción de ron ya era mucho más refinada y se añejaba, lo que proporcionaba un ron de mejor calidad.

Éste sustituyó al Aguardiente, y lo que ya en Cuba se conocía como Draquecito se rebautizó como “Mojito”.

Esta bebida alcohólica (o no alcohólica si se prepara con ron sin alcohol) tiene cientos de acepciones y cada uno, profesionales y amateurs, lo prepara en función a sus gustos. Sin embargo, hay un ingrediente que es imprescindible  incluir en la receta de cualquier mojitero, la hierbabuena.

La hierbabuena procede de la hibridación de dos tipos de menta. La mezcla de la menta negra, que tiene un tono violáceo, y la menta blanca, de un color verde más uniforme. La variedad resultante no suele sobrepasar los treinta centímetros de altura y sus hojas, de intenso aroma, tienen forma alargada con bordes aserrados.

Para su cultivo hay que tener en cuenta que la hierbabuena crece en suelos frescos y húmedos.

Esta planta aromática se utiliza en muchos tratamientos terapéuticos debido a sus múltiples beneficios y las innumerables propiedades que aporta a la salud, a continuación se citan algunas de ellas;

La hierbabuena es ideal para combatir los problemas estomacales. Alivia los dolores, relaja los músculos, reduce las ganas de vomitar y erradica las demás molestias que se producen en el estómago como los gases, inflamaciones o el estreñimiento.

Sus hojas están compuestas por flavonoides que contienen propiedades depurativas y que previenen el cáncer, además de carotenos que actúan como oxidantes.

Su consumo habitual favorece el crecimiento regular del vello, estas hierbas podrían reducir el nivel de andrógenos en mujeres que padecen crecimiento anormal del vello.

Además es capaz de prevenir y curar la apariencia de los hongos gracias a sus beneficios antifúngicos.

También es importante en los tratamientos de las vías respiratorias, ya que contiene algunos componentes que son poderosos expectorantes.


helado de mojito 10.JPGIngredientes (10-12 bolas de helado):

  • 250 Ml de nata líquida (puede ser ligera)
  • 200 Ml Ron (puede ser sin alcohol)
  • 150 G Leche condensada (puede ser ligera)
  • 50 G Azúcar moreno natural no refinado (panela)
  • 2 Limas
  • Un generoso puñado de hojas de hierbabuena fresca
  • Colorante natural color verde (opcional)

Elaboración:

Si vais a realizar el proceso de congelación en la heladera doméstica (se puede adquirir en cualquier punto de venta dedicado a la electrodoméstica o por internet), meter el recipiente en el congelador 24h antes de realizar la receta.

Refrigerar todos los ingredientes cuatro horas antes de comenzar a preparar la receta. Es importante asegurarse que todos los ingredientes están fríos antes de empezar.

Poner las hojas de hierbabuena con una cucharada de agua en el vaso de la batidora o procesador de alimentos y triturar hasta obtener una pasta.

Poner la nata dentro de un bol y batir a máxima velocidad (preferiblemente con unas varillas eléctricas), cuando la nata comience a coger consistencia, añadir el azúcar moreno y continuar batiendo, hasta que la nata esté firme pero no seca.

Incorporar la leche condensada y proseguir batiendo, hasta integrar por completo.

A continuación, agregar la pasta de hierbabuena, el ron y el zumo de lima (si se usa el colorante alimentario incluirlo en éste paso) y prolongar el batido unos segundos más.

Sacar la heladera del congelador, montar la pala batidora y ponerla en funcionamiento. Poco a poco verter la crema en su interior y dejarla trabajar entre 20-30 minutos (el tiempo que se indica en esta receta es estimado. Para ser más preciso en los tiempos de mantecado, se recomienda seguir las indicaciones del fabricante de la heladera).helado de mojito 12.JPGCuando la crema esté mantecosa y semi-congelada, traspasarla a un recipiente hermético de plástico.

Tapar el helado a piel con papel film transparente de uso alimentario y colocar la tapadera. Conservar el helado dentro del congelador un mínimo de cuatro o seis horas antes de su consumo.

Si se realiza el procedimiento del congelado sin heladera eléctrica; congelar la mezcla y remover cada 1-2 horas mientras se produce el proceso de congelación o congelar directamente el helado y antes de servirlo pasarlo por un procesador de alimentos.

Transcurrido el tiempo mínimo de congelación, servir.

¡Espero que lo disfruteis! Esta delicioso.

CUCURUCHOS DE CHOCOLATE PARA HELADOS (CON MÁQUINA PARA BARQUILLOS)

COCNO CHOC.JPGAprovechando que el buen tiempo parece haberse instalado definitivamente en nuestro pais  para calentar y alumbrar con más fuerza durante unos meses, en casa se ha decidido preparar estos cucuruchos de chocolate para tomar un cono de helado (la receta se realiza con una pequeña máquina doméstica para barquillos, se puede adquirir en tiendas especializadas o por internet y si se le da uso, su precio es razonable y asequible), un sencillo pero delicioso capricho. Creo que es suficiente ese buen rato de degustación para rendir homenaje a los creadores del cucurucho, de los que se cuenta la historia a continuación;

Un cucurucho o cono de helado es una pasta seca con forma cónica, hecha normalmente de barquillo, que permite tomar helado sin necesidad de un cuenco y (a veces) de una cuchara.

Corría el año 1904, cuando una feria en San Luis, Estados Unidos, combinó a las personas y a los ingredientes necesarios para dar vida al cono de helado. Estaba aquel día de verano un hombre, un inmigrante sirio llamado Ernest Hamwi, vendiendo en su puesto de la feria gofres calientes. Debido al buen tiempo que hacía, según parece, la tarde no estaba siendo muy fructífera para su negocio, justo lo contrario de lo que le ocurría a Arno Fornachau en el puesto de al lado. Fornachau despachaba helado a una velocidad que le hacía sonreír mientras veía cómo se iba llenando su caja. Llenó tanto su caja que vacío sus existencias de platos.

Y, como comprenderán, uno no se va a llevar un helado en las manos, por lo que quedarse sin platos en el puesto suponía un gran problema y la pérdida de ventas y clientes. Pero entonces el sirio, Ernest, tuvo una brillante idea que ayudaría a su vecino de caseta y le haría a él ganar algo de dinero, al menos para salvar la jornada. Enrolló formando un cono uno de los gofres que tenía en su puesto y se lo ofreció a Fornachau para que sirviera el helado dentro del aquel cono de gofre. Y así, los dos hombres ganaron dinero y crearon el cono de helado.

La idea fue todo un éxito y tardó poco en extenderse por todo Estados Unidos. Y hoy, más de un siglo después, sigue siendo un placer disfrutar de un cono de helado cuando hace un poco de calor. De hecho, actualmente, un tercio de todo el helado que se consume en Estados Unidos se hace en este formato.

Aunque existe una patente sobre el invento por parte de nuestro protagonista sirio, parece ser que ya existía una idea similar con anterioridad, en algún libro de cocina francés, y también hay otros vendedores de aquella feria que se arrogaron el invento.

Los primeros cucuruchos se enrollaron a mano, pero en 1912 Frederick Bruckman, un inventor  de Portland (Oregón), patentó una máquina para enrollar cucuruchos de helado. Vendió su compañía en 1928 a Nabisco, que desde entonces los produce.

Esta es la historia de la idea original. Muchos tiempo ha transcurrido desde que por casualidad se inventara el diseño principal y surgiera el cono para helado. Con el paso de los años la receta se ha ido perfeccionando para aportar más consistencia y obtener lo que se fabrica hoy en día; una galleta sólida y crujiente que permite tomar el helado sin ensuciarse las manos. Además, con diferentes ingredientes se le pueden proporcionar a la masa distintos sabores y colores, como es en el caso de la receta que se detalla a continuación; cucuruchos de chocolate para helado.


CONI.JPGIngredientes:

Barquillos de galleta ( 6-8 unidades si se dispone de máquina);

  • 40 G Mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 G Azúcar glas
  • 60 Ml Leche
  • 80 G Harina
  • 20 G Cacao desgrasado puro en polvo
  • 60 G Chocolate negro 70% para decorar (opcional)

Elaboración:

  • Barquillos de galleta;

Precalentar la máquina para barquillos (se puede adquirir en tiendas especializadas o a través de internet y si se le da uso, su precio es razonable y asequible).

En un cuenco batir la mantequilla con el azúcar glas, hasta conseguir una crema suave y untuosa.

Templar la leche dentro un vaso en el microondas o en un cazo al fuego. Después, añadirla a la preparación anterior y mezclar.

Incorporar la harina y el cacao puro en polvo tamizados e integrar con el resto de ingredientes.

Disponer unos moldes cónicos de pastelería sobre la mesa trabajo, cerca de la máquina para barquillos (este tipo de electrodoméstico suelen traer un molde como complemento, pero para mi gusto su tamaño es demasiado grande. En su lugar, preparo los conos de galleta en moldes como los que muestro en la fotografía que miden 12cm y tienen el tamaño apropiado para una bola de helado).

Cuando la placa de máquina caliente, ayudándonos de un sacabolas para helado o una cuchara sopera, depositar una porción de masa en el centro. Cerrar la máquina y presionar durante unos segundos (lo que indique el fabricante). Levantar la tapadera y extraer la soletilla, envolver de inmediato el molde cónico con ella. Este paso ha de hacerse rápido y con destreza pues la galleta enfría y endurece rápidamente.

Realizar la misma operación hasta consumir el resto de masa.CONOS999.JPGSi se desea bañar los bordes con chocolate;

Calentar el chocolate hasta deshacerlo dentro de un recipiente apto para microondas durante unos segundos o al fuego dentro de un cazo al baño maría durante unos minutos.

Verter el chocolate en un cuenco hondo y pequeño (en el que quepa la base de un cucurucho) y sumergir la parte más ancha del cono. Sacar y escurrir el sobrante de chocolate, sosteniendo el barquillo boca abajo durante unos segundos. Después, darle la vuelta y dejar que el chocolate enfríe por completo (usar unos vasos altos para sostener los conos derechos mientras el chocolate solidifica, el proceso de enfriamiento se acelerará si se introducen los cucuruchos unos minutos dentro de la nevera).

Realizar el mismo procedimiento con el resto de cucuruchos.

Los conos se conservan muy bien durante semanas dentro de una caja metálica en un lugar fresco y seco,  alejados de fuentes de calor.CUCURUCHO1..JPG

HELADO BOMBÓN DE CEREZA Y CHOCOLATE BLANCO

MAGNUM 6...JPG¿Os animáis a preparar este suculento bombón helado? El relleno es de cereza y la cobertura de chocolate blanco ¡Una combinación irresistible!

El helado bombón no siempre fué como lo conocemos hoy en día. En la actualidad podemos encontrar bombones helados con coberturas novedosas; de chocolate con leche, de chocolate con elementos crocantes como la almendra, de chocolate blanco, etc. Incluso los hay con rellenos que no son los clásicos de vainilla o nata.

El “Eskimo Pie” fue el nombre comercial de un helado de vainilla recubierto de una capa de chocolate, hoy en día es considerado en la historia del helado como una de las primeras marcas de Estados Unidos en realizar este tipo de postre. La traducción al español es pastel o bollo esquimal. Se comercializa desde comienzos del siglo XXI por la marca Nestlé, siendo la fabricación responsabilidad de Dreyer’s ubicada en el oeste de Estados Unidos, y Edy’s del este de Estados Unidos.

El inmigrante danés Christian Kent Nelson, un profesor de escuela y propietario de una tienda de caramelos, reclamó haber recibido la inspiración para inventar el Eskimo Pie en 1920 en la ciudad de Onawa, lowa. La inspiración le vino de un niño que en su tienda no era capaz de decidir (debido al poco dinero que llevaba consigo), entre un helado o una barra de chocolate.

Tras experimentar con diversas mezclas fundiendo chocolate en hielo, Nelson comenzó a comercializar su invención denominada como “I-Scream Bars.” En 1921, hizo los trámites eskimo-pie-bombon-heladopara registrar la patente y poder securizar el contrato realizado con el fabricante de chocolate denominado Russell C. Stover y poder producir de esta forma la marca registrada: “Eskimo Pie” (un nombre sugerido por Mrs. Stover).Tras la patente número 1,404,539 registrada el 24 de enero de 1922 Nelson comercializó el producto, permitiendo a los manufactureros comercializar con este nombre. A mediados de ese mismo año las ventas del Eskimo Pie eran de un millón de unidades al día.

La patente, que fue aplicada a cualquier producto congelado cubierto de chocolate fue invalidada en 1929.

Esta historia relata los comienzos del clásico bombón helado. Con el paso de los años la formula original se ha ido renovado, se han creado gran variedad de recetas de este tipo de helado con diferentes ingredientes y coberturas adaptándose a los gustos del consumidor, además de producir variedades especiales para que las personas con restrinciones alimentarias también puedan disfrutar de este pequeño placer.


helados mag.JPGIngredientes (8 Helados de 70ml):

Crema de cerezas helada;

  • 25o Ml Nata para montar (puede ser ligera).
  • 200 G Queso  crema tipo Philadelphia (puede ser ligero)
  • 50 G Azúcar glas
  • 10 G Azúcar invertido o miel
  • 200 G Cerezas
  • 30 G  Azúcar blanco común
  • 5 G  Azúcar invertido

Cobertura de chocolate blanco;

  • 250 G Chocolate blanco
  •  40 G Gotas de manteca de cacao o un chorrito de aceite de girasol

Elaboración:

Comenzar preparando el azúcar invertido (también puede ser comprado en tiendas especialzadas) según se explica en la receta  de éste blog. Para acceder a ella, pinchar sobre la palabra “Azúcar invertido” que hay escrita en el listado de ingredientes.

Si en el lugar del azúcar invertido se decide usar miel en la elaboración de la receta, mejor elegir una miel de sabor suave y color claro.

Si vas a realizar el proceso de congelación en la heladera doméstica, meter el recipiente 24h antes de realizar la crema de helado (si no se va ha emplear la heladera; una vez terminada la crema de cereza, verterla en los moldes y congelar directamente).

  • Crema de cerezas helada;

Lavar las cerezas bajo el chorro del grifo y retirarles el palito y el hueso.

Poner las cerezas, el azúcar común y el azúcar invertido en el vaso de la batidora de mano y triturar.

Colar el puré de cereza en un colador de malla fina o chino, retirando las pieles más gruesas para obtener una crema más fina.MAGNUMMMM.JPGEn un bol amplio semi-montar la nata con un batidor de varillas (preferiblemente eléctrico). Cuando comience a estar cremosa, añadir el azúcar glas. La mezcla ha de quedar firme pero no seca.

Incorporar el queso crema y el azúcar invertido. Batir hasta conseguir una mezcla lisa y homogénea.

Agregar el puré de fruta endulzada y batir de nuevo hasta integrar perfectamente todos los ingredientes.

Sacar la heladera del congelador, montar la pala batidora y ponerla en funcionamiento.

Poco a poco verter la crema de cerezas en su interior y dejarla trabajar entre 20-30 minutos.

Cuando la crema esté mantecosa y semi-congelada, verterla sobre los moldes.

Alisar la superficie para retirar los excesos y colocarlos sobre una bandeja que quepa dentro del congelador.

Congelar los helados un mínimo de ocho horas.MAGNUM222222.JPG

  • Cobertura de chocolate blanco;

Fundir el chocolate y las gotas de manteca de cacao o aceite de girasol (es necesario añadir la manteca de cacao o el aceite a la cobertura de chocolate porque a la temperatura que se necesita aplicar sobre el helado quedaría muy espesa, no fluiría bien y la capa de chocolate sería demasiado gruesa y desperfecta, añadiéndolo obtendremos una cobertura mas líquida) unos minutos al fuego dentro de un cazo al baño maría o en el microondas dentro un recipiente adecuado para su uso durante unos segundos.

Verter el chocolate derretido dentro de una taza estrecha y alta (que se adapte a la forma del polo, para emplear la menor cantidad de cobertura posible) y controlar su temperatura ya que no ha ser demasiado caliente. La temperatura adecuada que debe tener el chocolate para bañar los helados debe rondar los 30 C.

Coger el helado por el palo e introducirlo rápidamente dentro de la cobertura. Sacarlo y dejar que escurra el exceso. De inmediato se percibirá que la cobertura va solidificando al contacto con el helado congelado. Cuando ya casi no escurra nada, darle la vuelta al bombón helado y mantenerlo así de 30 segundos a 1 minuto. Se observará que la cobertura pasará de estar brillante a ser mate.

Una vez realizado el proceso con todos los helados, colocarlos sobre una bandeja (previamente congelada) y llevarlos al congelador durante mínimo una hora.

Pasado el tiempo, se pueden sacar los helados bombón de cerezas y chocolate blanco y servir.

Los helados que no se vayan a consumir de inmediato, conservarlos dentro de bolsitas aptas para el uso alimentario o en un recipiente hermético dentro del congelador, por un periodo inferior a dos meses.

MAGNUM63.JPG

POLOS DE FRESA Y YOGUR

HELADO FRE.JPG¡La estacion de verano para este año 2016 acaba de comenzar esta misma madrugada! Concretamente a las 00 horas y 34 minutos hora oficial peninsular. Tenemos 93 largos días y 15 horas para sacarle partido y disfrutarlo al máximo. En casa, para celebrar la entrada de ésta deseada estación del año he preparado unos deliciosos y sanos polos de fresa y yogur, ya que aún estamos a tiempo de conseguir buenas fresas de temporada en las fruterías del mercado.

Las fresas son unas exquisitas frutas que se pueden adquirir principalmente durante los meses de primavera y verano, y entre sus particularidades más importantes destaca que poseen un efecto refrescante, además de sus propiedades y beneficios.

Esta fruta, originaria de América, llegó a España en el siglo XIX. Desde entonces, las fresas y los fresones españoles, cultivados mayoritariamente en Huelva, tienen fama de tener una gran calidad. Por este motivo, son muy demandadas por el resto de países europeos, especialmente por Francia, Alemania y Reino Unido.

A causa de los sistemas de cultivo, los invernaderos ofrecen fresas y fresones durante casi todo el año. Sin embargo, su mejor temporada son los meses de marzo, abril, mayo y junio en que son más dulces y sabrosos.

A la hora de adquirirlas, se ha de tener en cuenta que se trata de un alimento muy delicado y perecedero, es importante que su apariencia sea fresca y brillante y se han de evitar los frutos que tengan magulladuras o golpes. Los tallos deben estar intactos hasta el momento de lavarlas.

La mejor forma de conservarlas es en un lugar fresco, oscuro y ventilado, o preferiblemente en el frigorífico, lo más esparcidas posible en una fuente. En estas condiciones se pueden conservar hasta cinco días.

Las fresas y los fresones son frutas que aportan pocas calorías y cuyo componente más abundante, después del agua, son los hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol). Las fresas contienen gran cantidad de sales minerales (potasio, magnesio y calcio), así como vitaminas (C y E).  Son  de fácil digestión, sumamente nutritivas y aumentan las defensas orgánicas.

Las fresas contienen fibra natural que combate la inflamación del intestino y, por tanto reduce el estreñimiento.

Son buenas para  el sistema nervioso y muscular por su alto contenido en potasio.

Poseen acción anti-inflamatoria y anti-coagulante debido al ácido salicílico que contienen.

Protegen el aparato cardiovascular y cerebrovascular. Las vitamina C y E tienen acción antioxidante que bloquean el efecto dañino de los denominados “radicales libres”.

Favorecen la formación de glóbulos rojos y blancos, por lo que son ideales para las personas con anemia.

También son  diuréticas, de acción desinfectante y alcalinizadora de la orina gracias al ácido cítrico.

Son buenas para reducir la tensión arterial, ya que poseen un alto contenido en potasio y refuerzan el sistema inmunológico, favoreciendo la formación de anticuerpos por el ácido fólico.

Las fresas, al igual que los fresones, permiten la preparación de muchos platos y postres, en esta ocasión se mezclan con yogur y un poco de azúcar para preparar esta deliciosa y atractiva receta.


corazones de yogur y fresas.JPGIngredientes (8 piezas):

  • 500 G de yogur griego (puede ser ligero)
  • 75 G Azúcar
  • 125 G Fresas frescas

Elaboración:

Para que finalmente no se note demasiado hielo en los polos hay que quitar el suero al yogur, cualquier tipo de líquido que lleve agua en su composición, al congelarse forma cristales. Por éste motivo hay que desechar la mayor cantidad de fluido posible.

Un día antes de la elaboración de los polos, poner el yogur griego en una tela delgada o gasa colocada sobre un colador de malla fina, debajo del colador poner un bol para que el suero del yogur caiga en el recipiente y no se derrame dentro del refrigerador.

Al día siguiente; lavar, cortar el tallo a las fresas y secarlas. Ponerlas en un cuenco y agregarles el azúcar. Dejarlas macerar una hora a temperatura ambiente (este proceso se realiza para que el azúcar se disuelva y la fresa desprenda su jugo, se ablande y sea más fácil de triturar).

Pasado el tiempo, triturar las fresas con una batidora de mano o un robot de cocina y trasladar el puré resultante a un pasapurés o chino. Pasar el puré de fruta por el artilugio y desechar las pepitas.

Poner el yogur escurrido dentro de un cuenco amplio y agregar el puré de fresas. Mezclar con una espátula o con un batidor de varillas.

Disponer los moldes (en este caso se han utilizado dos set de moldes de silicona con forma de mini corazón de la marca silikomart, dan muy buenos resultados) para dar forma a los helados sobre una bandeja que quepa dentro del congelador y distribuir la mezcla dentro de los moldes.

Congelar por un periodo de tiempo superior a 8 horas. Después, desmoldar con cuidado y servir.HELADO YOGIR.JPG

HELADO DE LIMÓN

HELADO DE LIMON 3.JPGLos helados caseros son una excelente manera de aprovechar la fruta y sus nutrientes de forma muy sencilla y económica.

Hoy día, gracias a las diversas técnicas de elaboración y a su composición nutritiva, los helados se pueden adaptar a todos los gustos (variedad de sabores, colores, texturas, ingredientes…) e incluso a necesidades especiales de algunas personas (helados apropiados en caso de diabetes, bajos en calorías para quienes necesitan cuidar su peso…).

Podemos clasificar los helados, según su composición nutricional, en cuatro grupos:

  • Helados preparados a base de crema o nata, leche entera o desnatada y grasa animal o vegetal no láctea.
  • Helados de hielo (polos, sorbetes, granizados…).
  • Postres helados (tartas, pasteles helados).
  • Helados especiales, dentro de los cuales incluimos a los elaborados con edulcorantes no calóricos (aspartame, sacarina…) o fructosa, especiales para diabéticos, y los helados bajos en calorías o light, con edulcorantes no calóricos y sin grasas.

El helado resulta apetitoso y nutritivo, por ser habitualmente una mezcla de alimentos de calidad (leche, yogur, frutas y frutos secos, etc), es refrescante, sabroso, suculento y de fácil digestión. El helado de “primera calidad” es el que contiene mayor proporción de grasa, lo que contribuye a su excelente palatabilidad y cremosidad. Contiene 10 gramos de grasa por cada 100 gramos de helado, a diferencia de los de leche, que contienen cerca del 6%. Éstos últimos contiene menos aire en la mezcla que los helados más comunes.

El valor nutricional del helado depende de sus componentes: cantidad de agua (85%-90% en polos y sorbetes, y 50%-60% en los de crema o leche), de leche (entera, desnatada, en polvo), mantequilla, nata, grasas vegetales, azúcar común o sacarosa, jarabe de glucosa (líquido viscoso constituido por solución de azúcar en agua), frutos secos, concentrados de zumos, frutas (frescas, almíbar…), pralines, yema de huevo, chocolate, turrón, galletas, bizcochos, etc.

Podemos considerar definitivamente a los helados no como una simple golosina o refresco veraniego, sino como un postre delicioso y nutritivo compatible con una dieta equilibrada, apropiados para consumir en cualquier época del año, tanto en la niñez como en la etapa adulta.

Los helados de crema o leche entera contienen entre 200 y 250 calorías por cada 100 gramos. Los de agua, que no incluyen grasa en su composición, y los light, con muy poca grasa y edulcorantes, aportan bastantes menos calorías.

Proporcionan hidratos de carbono procedentes de la sacarosa o azúcar común y de la glucosa o jarabe de glucosa (mínimo, 13% de hidratos de carbono en helados de crema o leche). En los especiales para diabéticos, se emplean edulcorantes o fructosa (azúcar de las frutas, también presente en la miel) con menor aporte calórico.

Como dato de interés añadir que; el frío disminuye la percepción de los sabores y produce una ligera anestesia en las terminaciones gustativas por ello, es necesaria la adición de azúcares en mayor cantidad que en otros productos no refrigerados.

El helado también complementa la dieta con grasa procedente de la leche y sus derivados (nata y mantequilla) y, aunque su aporte de colesterol no es elevado, estas grasas son mayoritariamente saturadas, por lo que conviene moderar su consumo. Los helados cuya base es la crema de leche o nata ligera lo contienen en menor proporción y si son de agua o leche desnatada no presenta grasa ni colesterol.

Aporta proteínas naturales en la leche y productos lácteos (un 5% de proteína en los helados de crema o leche), las proteínas son de buena digestibilidad y de alta calidad. Si se añade yema de huevo, frutos secos, galletas… el aporte proteico aumenta, pero lo hace ligeramente, ya que estos ingredientes se emplean en pequeñas cantidades.

La aportación de vitaminas depende de la cantidad de frutos, leche y huevo del helado, si los contienen. Los de crema o leche y ciertos postres helados, aportan vitaminas solubles en grasa o liposolubles (A y D). También destaca la vitamina B2 o riboflavina.

También poseen minerales apropiados de los productos lácteos, frutas y frutos secos (calcio y fósforo de la leche, potasio y magnesio de origen vegetal…). Los helados cuya base es el agua, apenas incluyen minerales y en los postres helados depende de sus ingredientes.


helado de limón 3.JPGIngredientes:

  • 250 ML Nata para montar ligera
  • 200 G Queso de untar ligero (tipo philadelphia)
  • 4 Limones
  • 50 G Azúcar glas
  • 15 G Azúcar invertido
  • Aroma o pasta natural de limón (opcional)
  • Colorante alimentario amarillo (opcional)

Elaboración:

Comenzar preparando el azúcar invertido (también puede ser comprado) según se explica en la receta  del blog. Para acceder a la receta, pinchar sobre la palabra “Azúcar invertido” que encontrareis en el listado de ingredientes.

Si vais a realizar el proceso de congelación en la heladera doméstica (se puede adquirir en cualquier punto de venta dedicado a los electrodomésticos o por Internet), meter el recipiente dentro del congelador 24h antes de realizar la receta.

Con un cuchillo afilado o una mandolina, retirar la piel al limón (sin rebasar la parte blanca). Picar la piel en taquitos muy pequeños y finos.

Extraer el jugo a los limones con un exprimidor.

Poner la nata dentro de un bol y batir a máxima velocidad (preferiblemente con unas varillas eléctricas), cuando la nata comience a coger consistencia, añadir el azúcar glas y continuar batiendo, hasta montar por completo.

Incorporar el queso crema y proseguir batiendo, hasta integrarlo.

A continuación, agregar el zumo de limón y los trocitos de piel de limón y prolongar el batido unos segundos más (si se desea emplear esencia o pasta de limón para potenciar el sabor del helado y colorante alimentario de color amarillo para intensificar el color, incluirlos en este paso) .HELADO DE LIMÓN 1.1.JPGSacar la heladera del congelador, montar la pala batidora y ponerla en funcionamiento. Poco a poco verter la crema en su interior y dejarla trabajar entre 20-30 minutos.

Cuando la crema esté mantecosa y semi-congelada, traspasarla a un recipiente hermético de plástico.

Tapar el helado a piel con papel film transparente y colocar la tapadera. Conservar el helado dentro del congelador por un periodo no superior a un mes.

Si realizamos el procedimiento del congelado sin heladera eléctrica; congelar la mezcla y remover cada 1-2 horas mientras se produce el proceso de congelación o congelar directamente el helado y antes de servirlo pasarlo por un procesador de alimentos.

A la hora de servir, sacarlo del congelador diez minutos antes de consumir.

HELADO DE MENTA CON CHISPAS DE CHOCOLATE

helado de menta 4.JPGMe deshago ante semejante capricho. Es un verdadero placer disfrutar de algo tan bueno teniendo la certeza de que su elaboración ha sido totalmente artesanal.

Antes de explicar cómo proceder en la preparación de la receta del helado de menta con chispas de chocolate, en los párrafos siguientes expongo brevemente los cuidados necesarios para el cultivo de la planta de menta y, también algunas de las propiedades que posee éste ejemplar;

La menta es una planta con múltiples usos, tanto a nivel culinario como aromático. Sin embargo, si se aplican los cuidados correspondientes, también tiene valor ornamental. Su cultivo no exige cuidados excesivos, salvo el de impedir que se propague demasiado, ya que es una planta muy invasiva y puede cercar y dañar a otros ejemplares que tenga alrededor.

La menta es un género de plantas perennes que proceden de la zona del Mediterráneo y de Asia central. Pertenece a la familia de las lamiáceas, al igual que otras especies con fragancias muy características, como la lavanda, y que otras comestibles muy empleadas en la cocina española, como el orégano y la albahaca. Cultivados en jardín, los ejemplares pueden superar el metro de altura. Sus hojas son de color verde más o menos oscuro (según cada especie) y en general con mucho brillo. Posee unas flores pequeñas con matices entre los colores blanco y púrpura, su fruto tiene forma de cápsula y contiene hasta cuatro semillas.

Como sus flores no son demasiado atractivas, a menudo el cultivo de la menta tiene como objetivo el aprovechamiento de sus hojas. En ese caso, conviene cortar las flores tras su nacimiento, para que no consuman los nutrientes del ejemplar, y las hojas los aprovechen. Se puede hacer un primer corte de hojas hacia el final de la primavera, de modo que durante el verano nazcan nuevas y dé tiempo de hacer una segunda recolección antes de la llegada del otoño. Tales hojas se pueden usar frescas o guardarlas para su uso posterior congeladas o secas.

Estas plantas necesitan mucho sol y riegos abundantes (al menos una vez al día), sobre todo en épocas de mucho calor. Pero hay que tener cuidado con el sustrato: conviene que sea arcilloso y debe poseer un buen drenaje y no encharcarse.

En el caso de cultivo en macetas, es aconsejable podar la planta para evitar su crecimiento excesivo hacia arriba y los costados. Si crece mucho, la planta extiende sus raíces, y como consecuencia, tanto el recipiente como el sustrato resultan escasos para sus necesidades de espacio y nutrientes. De tal modo que lo mejor es controlar de esa manera su crecimiento

Con la menta se realizan infusiones, a las que se le atribuyen incluso propiedades medicinales, desde antisépticas y analgésicas hasta relajantes. Además, de esta planta se destila un aceite con un alto contenido de mentol, sustancia a partir de la cual se elaboran productos tan populares como caramelos, chicles, helados, además de líquidos para la higiene bucal y perfumes. La menta también se emplea como especia o aderezo en la elaboración de carnes, sopas y ensaladas.helado de menta 7.JPGPor otro lado, las propiedades de la menta son abundantes y entre las más destacadas podemos mencionar:

Las hojas de menta tienen propiedades que fortalecen el corazón y en general el sistema cardiovascular, contribuyendo a un flujo sanguíneo adecuado

Las hojas de menta son benéficas para el tratamiento de dolores de cabeza y mareos.

Posee grandes cantidades de vitaminas y minerales y tienen propiedades que ayudan en el proceso digestivo

Su uso más conocido se debe a su contenido de mentol que ayuda a liberar las vías respiratorias, el mentol que las hojas de menta posee también sirve para tratar dolores musculares y contiene sustancias antisépticas que ayudan a refrescar el aliento, matando las bacterias que lo producen. También es habitual usarlo para el tratamiento de cólicos, nausea e incluso para controlar los vómitos.

Como hemos visto son principalmente sus hojas las que proporcionan el mayor número de beneficios, debido a su contenido de vitaminas y minerales. Entre estos compuestos pueden encontrarse ácidos grasos Omega 3, vitamina C, vitamina A y minerales como; magnesio, hierro, calcio, manganeso, cobre, potasio y ácido fólico.


helado de menta 5.5.JPGIngredientes:

  • 200 Ml Nata para montar (puede ser ligera)
  • 200 G Queso de untar philadelphia (puede ser ligero)
  • 50 G Azúcar glass
  • 15 G Azúcar invertido
  • Una taza de hojas de menta
  • Esencia natural de menta (opcional)
  • Colorante natural verde (opcional)
  • Chispas de chocolate

Elaboración:

Comenzar preparando el azúcar invertido (también puede ser comprado) según se explica en la receta  del blog. Para acceder a la receta, pinchar sobre la palabra “Azúcar invertido” que encontrareis en el listado de ingredientes.

Si vais a realizar el proceso de congelación en la heladera doméstica (se puede adquirir en cualquier punto de venta dedicado a los electrodomésticos o por Internet), meter el recipiente en el congelador 24h antes de realizar la receta.

Poner las hojas de menta con dos cucharadas de agua en el vaso de la batidora o procesador de alimentos y triturar hasta obtener un puré muy fino.

Poner la nata dentro de un bol y batir a máxima velocidad (preferiblemente con unas varillas eléctricas), cuando la nata comience a coger consistencia, añadir el azúcar glas y continuar batiendo, hasta que la nata esté firme pero no seca.

Incorporar el queso crema y proseguir batiendo, hasta integrarlo por completo.

A continuación, agregar el puré de menta, el azúcar invertido y las chispas de chocolate (si usamos el colorante, la esencia o la pasta de menta para potenciar el sabor del helado, incluirla en este paso) y prolongar el batido unos segundos más.

Sacar la heladera del congelador, montar la pala batidora y ponerla en funcionamiento. Poco a poco verter la crema en su interior y dejarla trabajar entre 20-30 minutos.

Cuando la crema esté mantecosa y semi-congelada, traspasarla a un recipiente hermético de plástico.

Tapar el helado a piel con papel film transparente y colocar la tapadera. Conservar el helado dentro del congelador.

Si realizamos el procedimiento del congelado sin heladera eléctrica; congelar la mezcla y remover cada 1-2 horas mientras se produce el proceso de congelación o congelar directamente el helado y antes de servirlo pasarlo por un procesador de alimentos.

A la hora de servir, sacarlo del congelador diez minutos antes de su consumo.helado de menta 8.JPG

 

 

 

HELADO DE COCO EN TULIPA DE GALLETA

SONY DSC

¡Empieza la temporada de los helados! En esta ocasión lo vamos a preparar de coco, una fragante y deliciosa fruta tropical.

El coco es el fruto del cocotero, la palmera más cultivada a nivel mundial. Tiene una cáscara exterior gruesa y vellosa color marrón y otra interior dura y fibrosa, a la que está adherida la pulpa, que es blanca y aromática. Mide de 20 a 30 cm y llega a pesar 2,5 kg.

El principal producto exportado desde las distintas zonas de cultivo es la copra sin procesar ( La copra es la pulpa seca del coco y el aceite de coco se extrae rallando la copra e hirviéndola después en agua), seguida del coco desecado. En ciertos países europeos, encuentra su mejor salida el coco fresco; el protagonista indiscutible de ferias y verbenas y de común uso en múltiples preparaciones de repostería e industrial. El mercado más interesante tanto en Asia como en Europa y Norteamérica es el del agua de coco envasada; de gran aceptación y mayor demanda cada año. El agua de coco no debe ser confundida con la leche de coco, ya que la leche de coco se obtiene exprimiendo la pulpa y el agua de coco se encuentra naturalmente en su cavidad interior.

El lugar de origen del coco es un misterio y tema discutido, mientras muchos consideran que proviene de Asia del sur, concretamente del delta del Ganges, algunos dicen que proviene del noroeste de América del sur. Registros fósiles de Nueva Zelanda indican que plantas similares más pequeñas crecieron allí al menos hace 15 millones de años. También existen fósiles más antiguos descubiertos en la India.

La cosecha del coco varía según el tipo de producción, sobre todo de febrero a julio. Si se comercializa como fruta fresca o se destina a la industria con fines de envasar agua, la cosecha se efectúa cuando el coco tiene entre 5 y 6 meses. En esta época el contenido de azúcar y agua es muy elevado y el sabor es más intenso. De todas formas, sea coco seco o coco maduro tiene una capacidad de gran duración sin necesidad de ningún tipo de refrigeración, a diferencia de los cocos frescos, que duran varios días (o un mes), antes de madurarse o hacerse secos. Si se destina a la producción de coco rallado, deshidratado o comprado para la extracción de aceite, la cosecha se realiza cuando los cocos caen al suelo o cuando uno de los cocos de un racimo está secos. El coco rallado es utilizado como cobertor o ingrediente para pasteles o tortas. Estos cocos secos permanecen en la planta durante 13 meses.

La composición del coco varía a medida que esté madura. La grasa constituye el principal componente tras el agua y es rica en ácidos grasos saturados (88,6% del total), por lo que su valor calórico es el más alto de todas las frutas. Aporta una baja cantidad de hidratos de carbono y menor aún de proteínas. Así mismo, el coco es rico en sales minerales que participan en la mineralización de los huesos (magnesio, fósforo, calcio…) y en potasio.

En cuanto a otros nutrientes, destaca su aporte de fibra, que mejora el tránsito intestinal y contribuye a reducir el riesgo de ciertas alteraciones y enfermedades.

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

El fósforo participa en el metabolismo energético.

El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

Destaca además su contenido de vitamina E, de acción antioxidante y de ciertas vitaminas hidrosolubles del grupo B, necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

El coco es una fruta que enriquece nuestra alimentación en sustancias nutritivas, sabores, aromas y en gran cantidad de platos de nuestra gastronomía.

La fibra del mismo al ser soluble,previene o mejora el estreñimiento, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia (niveles de azúcar en la sangre) en la persona que tiene diabetes. Por su alto valor energético, deben moderar su consumo las personas que tienen exceso de peso y por su elevado aporte de potasio, no se aconseja a quienes tienen insuficiencia renal y requieren de una dieta controlada en dicho mineral.

El agua de coco es el líquido que se halla en el interior de la pulpa; cuanto menos maduro esté el fruto más abundante será y también más rico en nutrientes. Se considera una bebida isotónica natural, siendo muy apreciada en los países tropicales donde se toma extrayéndose directamente del fruto.

El coco es un fruto muy aromático y de sabor intenso y agradable. Teniendo en cuenta sus propiedades nutritivas, su consumo ocasional y en cantidades moderadas, se considera adecuado para todos los integrantes de una población sana.


HELADO DE COCO 3.JPGIngredientes:

  • 6 Barquillos o tulipas para helados (si dispones de máquina específica para realizar barquillos, realizar la siguiente receta).

Barquillos de galleta ( 6 unidades si se dispone de máquina);

  • 40 G Mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 G Azúcar glas
  • 60 Ml Leche
  • 100 G Harina
  • 60 G Chocolate negro 70%

Helado de coco;

  • 250 ML Nata para montar ligera
  • 150 G Queso de untar ligero (tipo philadelfia)
  • 50 G Leche de coco ligera
  • 50 G Coco recién rallado
  • 50 G Azúcar glas
  • 15 G Azúcar invertido
  • Aroma o pasta natural de coco (opcional)

Elaboración:

  • Barquillos de galleta;

Precalentar la máquina para barquillos (se puede adquirir en tiendas especializadas o a través de Internet, su precio es asequible).

En un bol batir la mantequilla con el azúcar glas, hasta conseguir una crema suave y untuosa.

Templar la leche dentro un vaso en el microondas o en un cazo al fuego. Después, añadirla a la preparación anterior y mezclar.

Incorporar la harina tamizada e integrar con el resto de ingredientes.

 

Resultado de imagen de moldes de flanDisponer unos moldes para flan o unos vasitos de dimensiones similares (los que muestro en la fotografía miden; 8cm diámetro superior,5cm altura y 5cm base), dados la vuelta sobre la mesa trabajo, cerca de la máquina para barquillos.

Cuando tengamos la placa de máquina caliente, ayudándonos de un sacabolas para helado o una cuchara sopera, depositar una porción de masa en el centro. Cerrar la máquina y presionar durante unos segundos (lo que indique el fabricante). Levantar la tapadera y extraer la soletilla, envolver de inmediato el molde con ella e ir dándole forma de flor creando varios volantes. Este paso ha de hacerse rápido y con destreza pues la galleta enfría y endurece con rapidez.

Realizar la misma operación con el resto de masa, hasta terminarla.

Calentar hasta deshacer el chocolate dentro de un recipiente apto para microondas durante unos segundos o al fuego dentro de un cazo al baño maría durante unos minutos.

Verter el chocolate en un plato hondo y sumergir la parte volante de las flores de galleta. Sacar y escurrir el sobrante de chocolate, sosteniendo las tulipas boca abajo durante unos segundos. Después, darle la vuelta y dejar que el chocolate se enfríe por completo.

Las galletas de helado se conservan muy bien durante semanas dentro de una caja metálica en un lugar fresco y seco,  alejados de fuentes de calor.

  • Helado de coco;

Comenzar preparando el azúcar invertido (también puede ser comprado) según se explica en la receta  del blog. Para acceder a la receta, pinchar sobre la palabra “Azúcar invertido” que encontrareis en el listado de ingredientes.

Si vais a realizar el proceso de congelación en la heladera doméstica (se puede adquirir en cualquier punto de venta dedicado a los electrodomésticos o por Internet), meter el recipiente dentro del congelador 24h antes de realizar la receta.

Poner la nata dentro de un bol y batir a máxima velocidad (preferiblemente con unas varillas eléctricas), cuando la nata comience a coger consistencia, añadir el azúcar glas y continuar batiendo, hasta que la nata esté firme pero no seca.

Incorporar el queso crema y proseguir batiendo, hasta integrarlo por completo.

A continuación, agregar la leche de coco y el coco rallado (si usamos esencia o pasta de coco para potenciar el sabor del helado, incluirla en este paso) y prolongar el batido unos segundos más.

Sacar la heladera del congelador, montar la pala batidora y ponerla en funcionamiento. Poco a poco verter la crema en su interior y dejarla trabajar entre 20-30 minutos.

Cuando la crema esté mantecosa y semi-congelada, traspasarla a un recipiente hermético de plástico.

Tapar el helado a piel con papel film transparente y colocar la tapadera. Conservar el helado dentro del congelador.

Si realizamos el procedimiento del congelado sin heladera eléctrica; congelar la mezcla y remover cada 1-2 horas mientras se produce el proceso de congelación o congelar directamente el helado y antes de servirlo pasarlo por un procesador de alimentos.

A la hora de servir, sacarlo del congelador diez minutos antes de consumir.

Servir una o dos bolas de helado sobre cada tulipa de barquillo y ¡Disfrutar!helado de coco 2.2.JPG

HELADO CREMOSO DE QUESO Y FRESA SERVIDO EN CONOS DE GALLETA A LA CANELA

blog principal.JPG

En su forma más simple, el helado o crema helada es un alimento congelado hecho de agua, leche,crema de leche o natilla combinada con saborizantes, edulcorantes o azúcar. En la actualidad, se añaden otros ingredientes tales como yemas de huevo, frutas, chocolate, galletas, frutos secos, yogur, etc… Se puede endulzar con azúcar, miel o edulcorantes. Es un alimento completo que aporta muchos nutrientes y vitaminas. Consumido con moderación es un buen tentempié, postre o merienda para cualquier persona que siga una dieta sana y equilibrada.

Básicamente podemos tener tres calidades de helados:

Helados Industriales: Son los helados elaborados en plantas industriales en cuya elaboración son empleados colorantes artificiales, saborizantes y estabilizadores para realzar su aspecto y sabor; es un helado con una gran cantidad de aire incorporado. Debido a su producción masiva, es uno de los más económicos.

Helado Soft: Es un helado que se fabrica a partir de una mezcla de base, producida industrialmente, que se coloca en una máquina congeladora de pequeño tamaño. Al momento de servirlo, se acciona un grifo de la máquina extrayendo el helado al momento. La característica principal es la gran cantidad de aire que tiene dentro; es decir, que es muy liviano y tiene una textura muy suave. Es un helado que no necesariamente es de baja calidad, pero generalmente, más económico porque no requiere de la operación de congelación a la que se someten los otros tipos de helado después de la formación de la emulsión. Suelen ser vendidos en algunos restaurantes de comida rápida y en algunos puestos ambulantes.

Helados Artesanales: Se elabora básicamente con procedimientos manuales. En su elaboración se emplean únicamente productos frescos y, al contrario de los helados industriales, no se utilizan saborizantes artificiales, colorantes, ni conservantes. Tienen mucho menos aire incorporado y un aspecto muy cremoso. Su precio es considerablemente mayor que el del helado industrial, debido a la calidad y cantidad de los productos empleados, además de su producción a pequeña escala. Hay países donde se ha desarrollado mucho la elaboración del helado artesanal como; Italia, Argentina, Alemania y Japón.

El origen del helado se considera incierto, ya que el concepto del producto ha sufrido modificaciones en consonancia con el avance tecnológico, la generalización de su consumo y las exigencias de los consumidores. Pese a ello, se puede fijar como origen probable del helado la presencia de bebidas heladas o enfriadas con nieve o hielo en las cortes babilónicas, antes de la era cristiana.

En China, el Emperador Tang (618-697, Antes de la Era Cristiana) de la Dinastía Shang, tenía un método para crear mezclas de hielo con leche. De China esta receta pasó a la India, Persia (Irán, en la actualidad) y después a Grecia y Roma. Pero es precisamente en la Italia de la Baja Edad Media cuando el helado toma carácter de naturaleza en Europa; el navegante Marco Polo en el siglo XIII, al regresar de sus viajes a Oriente, trajo varias recetas de postres helados usados en Asia durante cientos de años, los cuales se implantaron con cierta popularidad en las cortes italianas.

En el año 1686, el siciliano Francesco Procopio dei Coltelli abrió en París un establecimiento, llamado Café procope, alcanzando gran fama por sus helados y su café. Se puede considerar a este establecimiento como la primera heladería.

En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados que constaba de un gran cilindro de acero, congelado por un equipo muy potente de frío y en la parte interior, de un batidor con aspas impulsado por un potente motor eléctrico, que mueve la mezcla continuamente hasta que dicha mezcla alcanza la consistencia de una crema helada.

Hoy en día, tras la revolución industrial en las casas podemos disponer de pequeñas heladeras para la fabricación artesanal de este delicioso dulce.

No obstante, mencionar que existen varias formas de realizar el proceso de congelación del helado casero; con máquina heladera (se puede adquirir en cualquier punto de venta dedicado a la electrodoméstica), congelando la mezcla y removiendo cada 1-2 horas mientras se produce el proceso de congelación o congelar directamente el helado y antes de servirlo pasarlo por un procesador de alimentos. Es muy importante realizar alguna de estas técnicas, con ello nos aseguramos que la crema no forme cristales y el helado quede mantecoso. Cualquiera de las formas es válida, pero recomiendo invertir en una heladera doméstica si realmente vais a darle uso.

SONY DSC

En la actualidad, se están abandonando algunos mitos sobre el helado, como por ejemplo; que es un alimento poco saludable, que engorda… Tened en cuenta que a nuestra salud no la  perjudica ningún “alimento” que consumamos adecuadamente y sin realizar excesos.

El helado es un alimento que nos proporciona nutrientes de excelente calidad, y pueden formar parte de una dieta saludable siempre y cuando se consuma de manera ocasional, y en porciones no excesivas. De esta manera no será un problema para el mantenimiento del peso corporal, la salud y bienestar general ya que son considerados una fuente importante de diferentes vitaminas, energía, proteínas de alto valor biológico y minerales; calcio, magnesio, sodio, potasio, etc.

Su valor calórico y nutricional dependerá de sus componentes, pero en términos generales podemos decir que 100 gr. de helado nos aportan entre 100-200 kcal.

Nuevos estudios afirman que el helado es un alimento muy completo que puede ser muy beneficioso para la salud. Nos aportan gran cantidad de calcio. Una ración normal de helado elaborado con una base láctea (de leche o de yogur), cubre hasta el 15% de los requerimientos diarios de calcio, ayudando éste a mantener la densidad y la fortaleza de los huesos.

Además, los helados elaborados de forma artesanal sólo tienen un 6% de grasa en su composición. No son una fuente de calorías vacías, debido a que poseen las proteínas y vitaminas de la leche o del yogur, por tanto, pueden ser un postre o merienda muy completo.

En casa nos encanta el helado además, se puede  preparar de numerosos sabores y variedades. Existen multitud de recetas y también se puede experimentar, respetando en cualquier caso los ingredientes base, que son los que le proporcionarán su distinguida cremosidad.


HELADO1.JPGIngredientes:

  • 6 Barquillos o cucuruchos para helados (si disponeis de máquina especifica para realizar barquillos, probad la siguiente receta).

Barquillos de galleta a la canela ( 6 unidades si se dispone de máquina);

  • 25 G Mantequilla a temperatura ambiente
  • 30 G Azúcar glas
  • 30 Ml Leche
  • 50 G Harina
  • 1/2 Cdta Canela molida
  • 1/2 Cdta Ron

Base de Helado de Queso;

  • 250 Ml Nata (puede ser ligera)
  • 200 G Queso de untar philadelphia (puede ser ligero)
  • 50 G Azúcar glas
  • 15 G Azúcar invertido

Crema de fresas;

Elaboración:

  • Barquillos de galleta;

Precalentar la máquina para barquillos (se puede adquirir en tiendas especializadas o a través de internet, su precio es asequible).

En un bol batir la mantequilla con el azúcar glas, hasta conseguir una crema suave y untuosa.

Templar la leche dentro un vaso en el microondas o en un cazo al fuego. Después, añadirla a la preparación anterior y mezclar.

Incorporar la harina tamizada e integrar con el resto de ingredientes.

Disponer unos moldes cónicos de pastelería sobre la mesa trabajo, cerca de la máquina para barquillos (este tipo de electrodoméstico suelen traer un molde como complemento, pero para mi gusto su tamaño es demasiado grande. En su lugar, preparo los conos de galleta en moldes como los que muestro en la fotografía que miden 12cm y tienen el tamaño apropiado para una bola de helado).

Cuando tengamos la placa de máquina caliente, ayudándonos de un sacabolas para helado o una cuchara sopera, depositar una porción de masa en el centro. Cerrar la máquina y presionar durante unos segundos (lo que indique el fabricante). Levantar la tapadera y extraer la soletilla, envolver de inmediato el molde cónico con ella. Este paso ha de hacerse rápido y con destreza pues la galleta enfría y endurece con rapidez.

Realizar la misma operación hasta consumir el resto de masa.

Los conos se conservan muy bien durante semanas dentro de una caja metálica en un lugar fresco y seco,  alejados de fuentes de calor.

  • Base de Helado;

Comenzar preparando el azúcar invertido (también puede ser comprado) según se explica en la receta  del blog. Para acceder a la receta, pinchar sobre la palabra “Azúcar invertido” que encontrareis en el listado de ingredientes.

Si vais a realizar el proceso de congelación en la heladera doméstica, meter el recipiente 24h antes de realizar la crema.

En un bol amplio semi-montar la nata. Cuando comience a estar cremosa, añadir el azúcar. La mezcla ha de ser consistente pero que no llegue a quedar del todo firme.

Incorporar el queso crema y el azúcar invertido. Batir hasta conseguir una mezcla lisa y homogénea.

Sacar la heladera del congelador, montar la pala batidora y ponerla en funcionamiento. Poco a poco verter la crema en su interior y dejarla trabajar entre 20-30 minutos.

Cuando la crema esté mantecosa y semi-congelada, traspasarla a un recipiente hermético de plástico.

Tapar el helado a piel con papel film transparente y colocar la tapadera.

Conservar el helado dentro del congelador.

  • Crema de fresas;

Lavar las fresas bajo el chorro del grifo y retirarles el tallo.

Poner las fresas, el azúcar común y el azúcar invertido dentro de un cazo a fuego medio.

Cocer la preparación 20-30 minutos. Hasta conseguir un puré con una textura parecida a la mermelada.

Retirar el cazo del fuego y dejar enfriar.

Cuando la puré esté completamente frío, sacar el helado del congelador y verter la fruta endulzada sobre el.

LLevar de nuevo al congelador. A la hora de servir, sacarlo del congelador diez minutos antes de su consumo.

Servir una bola de helado sobre cada barquillo cónico y a disfrutar, ¡Están deliciosos!