HELADO DE COCO EN TULIPA DE GALLETA

SONY DSC

¡Empieza la temporada de los helados! En esta ocasión lo vamos a preparar de coco, una fragante y deliciosa fruta tropical.

El coco es el fruto del cocotero, la palmera más cultivada a nivel mundial. Tiene una cáscara exterior gruesa y vellosa color marrón y otra interior dura y fibrosa, a la que está adherida la pulpa, que es blanca y aromática. Mide de 20 a 30 cm y llega a pesar 2,5 kg.

El principal producto exportado desde las distintas zonas de cultivo es la copra sin procesar ( La copra es la pulpa seca del coco y el aceite de coco se extrae rallando la copra e hirviéndola después en agua), seguida del coco desecado. En ciertos países europeos, encuentra su mejor salida el coco fresco; el protagonista indiscutible de ferias y verbenas y de común uso en múltiples preparaciones de repostería e industrial. El mercado más interesante tanto en Asia como en Europa y Norteamérica es el del agua de coco envasada; de gran aceptación y mayor demanda cada año. El agua de coco no debe ser confundida con la leche de coco, ya que la leche de coco se obtiene exprimiendo la pulpa y el agua de coco se encuentra naturalmente en su cavidad interior.

El lugar de origen del coco es un misterio y tema discutido, mientras muchos consideran que proviene de Asia del sur, concretamente del delta del Ganges, algunos dicen que proviene del noroeste de América del sur. Registros fósiles de Nueva Zelanda indican que plantas similares más pequeñas crecieron allí al menos hace 15 millones de años. También existen fósiles más antiguos descubiertos en la India.

La cosecha del coco varía según el tipo de producción, sobre todo de febrero a julio. Si se comercializa como fruta fresca o se destina a la industria con fines de envasar agua, la cosecha se efectúa cuando el coco tiene entre 5 y 6 meses. En esta época el contenido de azúcar y agua es muy elevado y el sabor es más intenso. De todas formas, sea coco seco o coco maduro tiene una capacidad de gran duración sin necesidad de ningún tipo de refrigeración, a diferencia de los cocos frescos, que duran varios días (o un mes), antes de madurarse o hacerse secos. Si se destina a la producción de coco rallado, deshidratado o comprado para la extracción de aceite, la cosecha se realiza cuando los cocos caen al suelo o cuando uno de los cocos de un racimo está secos. El coco rallado es utilizado como cobertor o ingrediente para pasteles o tortas. Estos cocos secos permanecen en la planta durante 13 meses.

La composición del coco varía a medida que esté madura. La grasa constituye el principal componente tras el agua y es rica en ácidos grasos saturados (88,6% del total), por lo que su valor calórico es el más alto de todas las frutas. Aporta una baja cantidad de hidratos de carbono y menor aún de proteínas. Así mismo, el coco es rico en sales minerales que participan en la mineralización de los huesos (magnesio, fósforo, calcio…) y en potasio.

En cuanto a otros nutrientes, destaca su aporte de fibra, que mejora el tránsito intestinal y contribuye a reducir el riesgo de ciertas alteraciones y enfermedades.

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

El fósforo participa en el metabolismo energético.

El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

Destaca además su contenido de vitamina E, de acción antioxidante y de ciertas vitaminas hidrosolubles del grupo B, necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

El coco es una fruta que enriquece nuestra alimentación en sustancias nutritivas, sabores, aromas y en gran cantidad de platos de nuestra gastronomía.

La fibra del mismo al ser soluble,previene o mejora el estreñimiento, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia (niveles de azúcar en la sangre) en la persona que tiene diabetes. Por su alto valor energético, deben moderar su consumo las personas que tienen exceso de peso y por su elevado aporte de potasio, no se aconseja a quienes tienen insuficiencia renal y requieren de una dieta controlada en dicho mineral.

El agua de coco es el líquido que se halla en el interior de la pulpa; cuanto menos maduro esté el fruto más abundante será y también más rico en nutrientes. Se considera una bebida isotónica natural, siendo muy apreciada en los países tropicales donde se toma extrayéndose directamente del fruto.

El coco es un fruto muy aromático y de sabor intenso y agradable. Teniendo en cuenta sus propiedades nutritivas, su consumo ocasional y en cantidades moderadas, se considera adecuado para todos los integrantes de una población sana.


HELADO DE COCO 3.JPGIngredientes:

  • 6 Barquillos o tulipas para helados (si dispones de máquina específica para realizar barquillos, realizar la siguiente receta).

Barquillos de galleta ( 6 unidades si se dispone de máquina);

  • 40 G Mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 G Azúcar glas
  • 60 Ml Leche
  • 100 G Harina
  • 60 G Chocolate negro 70%

Helado de coco;

  • 250 ML Nata para montar ligera
  • 150 G Queso de untar ligero (tipo philadelfia)
  • 50 G Leche de coco ligera
  • 50 G Coco recién rallado
  • 50 G Azúcar glas
  • 15 G Azúcar invertido
  • Aroma o pasta natural de coco (opcional)

Elaboración:

  • Barquillos de galleta;

Precalentar la máquina para barquillos (se puede adquirir en tiendas especializadas o a través de Internet, su precio es asequible).

En un bol batir la mantequilla con el azúcar glas, hasta conseguir una crema suave y untuosa.

Templar la leche dentro un vaso en el microondas o en un cazo al fuego. Después, añadirla a la preparación anterior y mezclar.

Incorporar la harina tamizada e integrar con el resto de ingredientes.

 

Resultado de imagen de moldes de flanDisponer unos moldes para flan o unos vasitos de dimensiones similares (los que muestro en la fotografía miden; 8cm diámetro superior,5cm altura y 5cm base), dados la vuelta sobre la mesa trabajo, cerca de la máquina para barquillos.

Cuando tengamos la placa de máquina caliente, ayudándonos de un sacabolas para helado o una cuchara sopera, depositar una porción de masa en el centro. Cerrar la máquina y presionar durante unos segundos (lo que indique el fabricante). Levantar la tapadera y extraer la soletilla, envolver de inmediato el molde con ella e ir dándole forma de flor creando varios volantes. Este paso ha de hacerse rápido y con destreza pues la galleta enfría y endurece con rapidez.

Realizar la misma operación con el resto de masa, hasta terminarla.

Calentar hasta deshacer el chocolate dentro de un recipiente apto para microondas durante unos segundos o al fuego dentro de un cazo al baño maría durante unos minutos.

Verter el chocolate en un plato hondo y sumergir la parte volante de las flores de galleta. Sacar y escurrir el sobrante de chocolate, sosteniendo las tulipas boca abajo durante unos segundos. Después, darle la vuelta y dejar que el chocolate se enfríe por completo.

Las galletas de helado se conservan muy bien durante semanas dentro de una caja metálica en un lugar fresco y seco,  alejados de fuentes de calor.

  • Helado de coco;

Comenzar preparando el azúcar invertido (también puede ser comprado) según se explica en la receta  del blog. Para acceder a la receta, pinchar sobre la palabra “Azúcar invertido” que encontrareis en el listado de ingredientes.

Si vais a realizar el proceso de congelación en la heladera doméstica (se puede adquirir en cualquier punto de venta dedicado a los electrodomésticos o por Internet), meter el recipiente dentro del congelador 24h antes de realizar la receta.

Poner la nata dentro de un bol y batir a máxima velocidad (preferiblemente con unas varillas eléctricas), cuando la nata comience a coger consistencia, añadir el azúcar glas y continuar batiendo, hasta que la nata esté firme pero no seca.

Incorporar el queso crema y proseguir batiendo, hasta integrarlo por completo.

A continuación, agregar la leche de coco y el coco rallado (si usamos esencia o pasta de coco para potenciar el sabor del helado, incluirla en este paso) y prolongar el batido unos segundos más.

Sacar la heladera del congelador, montar la pala batidora y ponerla en funcionamiento. Poco a poco verter la crema en su interior y dejarla trabajar entre 20-30 minutos.

Cuando la crema esté mantecosa y semi-congelada, traspasarla a un recipiente hermético de plástico.

Tapar el helado a piel con papel film transparente y colocar la tapadera. Conservar el helado dentro del congelador.

Si realizamos el procedimiento del congelado sin heladera eléctrica; congelar la mezcla y remover cada 1-2 horas mientras se produce el proceso de congelación o congelar directamente el helado y antes de servirlo pasarlo por un procesador de alimentos.

A la hora de servir, sacarlo del congelador diez minutos antes de consumir.

Servir una o dos bolas de helado sobre cada tulipa de barquillo y ¡Disfrutar!helado de coco 2.2.JPG

Un comentario en “HELADO DE COCO EN TULIPA DE GALLETA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s