BARRITAS DE AVENA CON FRUTOS SECOS Y FRESAS

BARRITAS DE CEREALES CON FRESA.JPG¿Necesitas un aporte extra de energía? Si es lo que estás buscando; estas barritas caseras de avena con frutos secos que se proponen en esta entrada son una opción sensacional. Resultan deliciosas, saciantes y muy sanas; cada barrita de aproximadamente 25 gr tan sólo aporta alrededor de 110 kcal. Esta propuesta es una excelente alternativa si se precisa un tentempié placentero y saludable a media mañana.

La avena al igual que el resto de cereales comestibles es una de las familias más importantes para la alimentación humana y cuyos frutos son granos secos y ricos en almidón, un hidrato de carbono complejo fuente de energía para nuestro organismo.

Se trata de uno de los cereales más ricos en proteínas, grasas (casi el doble que el trigo), hidratos de carbono, vitamina B1 o tiamina (necesaria para el buen funcionamiento del sistema nervioso) y, en menor proporción, aporta otras vitaminas del grupo B. Así mismo contiene minerales como fósforo, potasio, magnesio, calcio y hierro, estos dos últimos de peor aprovechamiento que los procedentes de alimentos de origen animal.

La avena en concreto aporta 335 calorías por cada 100 gramos, 12 g de proteínas, 60 g de hidratos de carbono, 6 g de fibra, 7,1 gramos de grasas, 79,6 mg de calcio, 5,8 mg de hierro y 0,52 miligramos de tiamina.

Sabías que…

La avena es una de las mejores fuentes de energía que existen, por lo que se recomienda consumir a primera hora de la mañana o antes del mediodía, sobre todo para aquellas personas que trabajan muchas horas fuera de casa, tienen que estudiar para un examen, realizan ejercicio o practican actividades que requieren esfuerzo físico.

Sus proteínas son deficitarias en los aminoácidos esenciales lisina y treonina, pero contiene en cantidades elevadas metionina, por lo combinada con legumbres (deficitarias en metionina) o con leche (deficitaria en aminoácidos azufrados), se obtienen proteínas completas de valor equiparable a las de la carne, el pescado o los huevos.

El 80% del total de grasas que contiene son insaturadas y en ella abunda el ácido graso esencial linoleico (omega-6). Otros componentes grasos son el avenasterol, un fitosterol que se sabe contribuye a reducir los niveles de colesterol en sangre al disminuir su absorción a nivel del intestino y la lecitina, necesaria para el buen funcionamiento del sistema nervioso y que también contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre.

Su hidrato de carbono mayoritario es el almidón, pero también contiene pequeñas cantidades de fructosa (el azúcar característico de las frutas y de la miel) y en cantidades significativas, fibra. Hay dos tipos de fibra, los mucílagos y la que está presente en el salvado de la avena. Los mucílagos, lubrifican y suavizan el tracto digestivo y la fibra del salvado, posee un suave efecto laxante y contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre, mediante un mecanismo similar al del fitosterol avenasterol.

Así mismo, contiene un alcaloide no tóxico, la avenina, de efecto sedante para el sistema nervioso.

Se consume tanto el cereal completo (copos de avena) como el salvado (fibra soluble) y también se emplean la paja y las semillas con fines terapéuticos.

Combate las afecciones del sistema nervioso; gracias a su contenido de almidón (en el organismo libera glucosa, principal combustible de nuestro sistema nervioso), ácidos grasos esenciales (linoleico), lecitina, fósforo, vitamina B1 o tiamina y avenina, esta última sustancia de acción sedante. Posee un efecto tonificante y equilibrante del sistema nervioso, por lo que su consumo es adecuado en caso de: nerviosismo, fatiga o astenia, insomnio y situaciones de estrés.

Reduce las alteraciones digestivas; debido a su aporte de mucílagos que suavizan la mucosa del tracto gastrointestinal y su alta digestibilidad, su consumo es beneficioso en caso de
gastritis y úlcera en etapa de remisión y en otras afecciones digestivas.

Su ingesta es recomendable en caso de diabetes; ya que posee fibra que contribuye a mantener la glucemia (niveles de azúcar en sangre) en límites normales.

Del mismo modo su toma ayuda en enfermedades cardiovasculares; por su contenido en grasas insaturadas, avenasterol, fibra y lecitina, sustancias que contribuyen a reducir las tasas de colesterol en sangre.

En casos de celiaquía o intolerancia al gluten no es recomendable su consumo ya que aunque en pequeñas cantidades, sí contiene glúten.


barritas de cereales 3.JPGIngredientes:

  • 60 G Copos de avena
  • 40 G Avena inflada
  • 12 G Salvado de avena
  • 65 G Frutos secos al natural variados (nueces, pistachos, avellanas, almendras, cacahuetes, anacardos…)
  • 75 G Miel
  • 15 G Aceite de nuez o vegetal (almendra, avellana, oliva, girasol…)
  • Mermelada natural de fresa (preferiblemente ligera)

Elaboración:

Pelar los frutos secos y retirarles la piel que los cubre, picarlos con un cuchillo y depositarlos en cuenco amplio.

Añadir la avena inflada y el salvado de avena.

Poner los copos de avena en una sartén a fuego medio y tostarlos ligeramente. Dejar templar e incorporarlos a la mezcla.

Agregar la miel y el aceite de nuez o vegetal y mezclar con una espátula o lengua repostera.

Llevar la preparación al microondas y calentarla durante 15 o 20 segundos a máxima potencia (si no se dispone de microondas, verter la preparación en un cazo y calentarla a fuego suave durante unos minutos).

Después, remover el conjunto de ingredientes hasta formar una pasta.

Disponer un molde sobre la mesa de trabajo (para formar estas barritas se ha empleado un molde de silicona apto para horno, con forma de barritas: Molde de silicona My Snack – Silikomart . También irá perfecto un molde de 30×10 o 20x20cm).

Verter la mitad de mezcla en las cavidades del molde y prensarlo lo máximo posible, untar sobre ella una fina capa de mermelada de fresas, cubrir con el resto de la mezcla de avena y frutos secos y prensarlo de nuevo. Se ha de obtener una masa firme y compacta.

Precalentar el horno a 180C, calor arriba y abajo.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, colocar el molde en su interior y hornear la preparación durante 20 minutos. Cuando los bordes comiencen a dorarse, retirar el molde de inmediato y dejar enfriar sobre una rejilla sin desmoldar las piezas.

Una vez frías, desmoldar las barritas. Teniendo en cuenta que si se ha horneado toda la preparación en un sólo molde, habrá que cortar en porciones de 10×2,5 cm y 25 gr de peso con un cuchillo afilado.

Las barritas de cereales se conservan durante varios días almacenadas dentro de una caja metálica o envueltas con papel de aluminio dentro de cualquier recipiente plástico y hermético; guardado en lugar oscuro, lejos de fuentes de calor y humedades.BARRITAS DE CEREALES CON FRESA 2.JPG

REVUELTO DE HUEVO CON GAMBAS Y CHAMPIÑONES

REVUELTO DE GAMBAS Y CHAMPIÑONES 5.5.5.JPGHoy para el almuerzo he preparado un sencillo y delicioso revuelto de huevo con gambas y champiñones. Esta elaboración no entraña ninguna dificultad, se trata de un plato ligero y rápido de preparar. Ideal para servir en un nutritivo desayuno, un revitalizante almuerzo o una cena reparadora.

El huevo posee una serie de nutrientes extremadamente concentrados en un alimento relativamente pequeño. Es muy rico en proteínas de alto valor biológico, es decir, contiene todos los aminoácidos esenciales en las cantidades adecuadas para cubrir las necesidades del organismo. Alberga aproximadamente un 10% de grasas, de las cuales, la mayor parte son ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos esenciales poliinsaturados (Omega-3) que son los más beneficiosos para el organismo. Concentra todas las vitaminas (excepto la vitamina C); las liposolubles se encuentran en la yema y las hidrosolubles en la clara. Hay que destacar su riqueza en ácido fólico y en vitamina B12. También contiene cantidades nada despreciables de minerales y oligoelementos, sobre todo de zinc, selenio, hierro y calcio.

Sabías que…

Hasta hace relativamente poco tiempo, los profesionales de la salud sostenían que comer huevos aumentaba los niveles de colesterol en sangre. Se registró una tendencia generalizada a restringir el consumo de huevo desde los distintos organismos de salud pública, pero las conclusiones que se extraen de investigaciones científicas recientes no dejan margen de duda: el huevo es un alimento nutritivo y saludable que puede incluirse de manera habitual en el esquema de una dieta equilibrada, sin comprometer o poner en peligro la salud.

En la receta, el huevo se acompaña con champiñones, alimento que también destaca nutricionalmente por su alto contenido en proteínas. Los champiñones son de bajo valor energético y muy ricos en oligoelementos y minerales, destacando sobretodo la presencia de hierro, potasio y fósforo. Además aportan vitaminas, en especial vitaminas del complejo B y C.

Este revuelto de huevo también es complementado con gambas, igualmente es fuente excelente de proteína de alta calidad y ofrecen vitaminas y minerales de suma importancia. Son bajas en calorías y no contienen carbohidratos. Hay que decir que aunque el contenido de colesterol en las gambas es significativo, también contienen  ácidos grasos Omega-3,  saludables para el corazón.

Como resultado se obtiene un plato eminentemente proteico, que alberga distintos grupos de vitaminas y minerales. Si además se acompaña de una porción de pan, se logra un platillo completo y muy nutritivo, estupendo para degustar en cualquier condumio principal.


revuelto de gambas y champiñones 6.JPG

Ingredientes (4 personas)

  • 6 Huevos
  • 250 G Gambas peladas
  • 250 G Champiñones o setas
  • 2 Dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta recién molida
  • Cebollino o perejil fresco (opcional)

Elaboración:

Verter un hilo de aceite de oliva virgen extra sobre una sartén y saltear a fuego medio los ajos picados. Cuando comiencen a dorarse, agregar los champiñones laminados de manera gruesa.

Cocinar hasta que las setas estén blandas y se haya evaporado la mayoría de sus jugos. En ese momento agregar las colas de las gambas peladas, subir el fuego de la sartén y remover suavemente durante 45 segundos, hasta que las gambas cambien de color y se cocinen.

En un bol, batir los huevos y salpimentar al gusto.

Añadir los huevos a la sartén del salteado de los champiñones y las gambas, revolviendo constantemente hasta que cuajen. La preparación del cuajado se realizará a fuego muy suave o fuera del fuego ya que el secreto del revuelto es que se quede cuajado de un modo meloso; es decir, que no se seque por exceso de calor.

Emplatar el revuelto, decorar con cebollino o perejil picado y servir de inmediato acompañado de unas tostadas o rebanadas de pan tierno.

ARANCINI (CROQUETAS ITALIANAS DE ARROZ)

SONY DSCHoy almorzamos comida italiana. En casa nos encanta la gastronomía de italia porque posee diversos platos de sabores y aromas inconfundibles. La comida de Italia es muy heterogénea. Refleja la variedad cultural de sus regiones así como la diversidad de su historia. Está incluida dentro de la denominada gastronomía mediterránea y es imitada y practicada en todo el mundo. Es muy común que se conozca a la gastronomía de Italia por sus platillos más famosos, como la pizza, la pasta y el risotto, pero lo cierto es que es una cocina donde coexisten los abundantes olores y sabores del mediterráneo. Se trata de una cocina con fuerte carácter tradicional, variada gracias a cada una de sus regiones y heredera de largas tradiciones que han sabido perpetuar.

Los Arancini son una especialidad muy tradicional de la cocina Siciliana , concretamente de la ciudad de Mesina, aunque son muy conocidos en todo el sur de Italia, en Nápoles también son típicos.

Se trata de unas croquetas redondas o con forma de pera realizadas de pasta de arroz que poseen un color anaranjado debido al uso de azafrán. De hecho su nombre deriva de la forma típica y del color que recuerda a la naranja: arancia o arancini (pequeñas naranjas) en italiano.

Su preparación es muy sencilla aunque la elaboración resulta algo trabajosa. Se confeccionan con pasta de arroz (riso) y azafrán ligado con parmesano o pecorino y huevo para ser posteriormente ser fritas en aceite vegetal de sabor suave, o menos común, introducidas al horno. Suelen tener forma de bola o pera con un diámetro entre 8 y 10 cm, en su interior pueden contener ragù, u otros ingredientes elaborados con salsa de tomate, mozzarella, guisantes, jamón cocido o bacon.

Suelen servirse calientes, recién cocinados, para que el relleno suave contraste con el exterior crujiente.

En su lugar de origen se pueden degustar en las “Rosticcerie”, son tiendas que se pueden encontrar fácilmente en cada esquina si se visita tanto la isla de Sicilia como Nápoles.

Como es lógico no se puede realizar un viaje solamente para saborear estas exquisitas croquetas de arroz de la mano de nuestros semejantes y expertos italianos. Por ello, en esta página se detallan los ingredientes y procesos de elaboración para preparar en casa de forma artesanal la receta de estos deliciosos y auténticos arancini.


arancini 2.JPGIngredientes (6 Arancini):

Para el arroz;

  • 150 G Arroz
  • 400 G Caldo de pollo
  • 50 G Cebolla
  • 30 G Mantequilla
  • 30 G Pecorino rallado
  • 1 Yema de huevo
  • 0,15 G Hebras de azafrán
  • Aceite de oliva
  • Sal

Para el relleno;

  • 200 G Tomate maduro
  •  60 G Cebolla
  • 25 G Guisantes
  • 30 G Bacon
  • 100 G Mozzarella cortada a dados
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Tabasco (opcional)

Acabado;

  • 1 Huevo L
  • Pan rallado
  • Aceite vegetal suave
  • Sal

Elaboración:

  • Arroz;

Calentar el caldo en un cazo hasta que alcance el punto de ebullición.

Pelar y lavar la cebolla, picarla muy fina y pocharla en una cazuela a fuego medio con un chorrito de aceite de oliva.

Añadir el arroz en crudo y tostar durante un minuto. Incorporar a la preparación un cacillo de caldo hirviendo y proseguir la cocción 18 minutos más, añadiendo un cacillo de caldo y removiendo a medida que se vaya evaporando el anterior. Agregar la mantequilla rectificar de sal e integrar por completo.

Retirar la cazuela del fuego y depositar el arroz en un cuenco hondo para que temple ligeramente.

En un mortero machacar las hebras de azafrán y mezclarlas con el arroz cocido. Al mismo tiempo, integrar la yema de huevo y el pecorino rallado. Remover el conjunto y reservar.

  • Relleno;

Hervir los guisantes en agua con sal (si los guisantes son frescos, 3 minutos de hervor suelen ser suficientes para cocerlos en su punto justo y no deberán de superar los 5 minutos. En cuanto a los guisantes congelados se deben cocer entre 5 y 10 minutos). Pasado el tiempo, escurrir y refrescar de inmediato con agua helada. Reservar.

Pelar y lavar la cebolla, picarla muy fina y pocharla en una sartén con un fondo de aceite. Añadir el bacon y el tomate limpio, pelado y cortado en dados. Mezclar y sofreír, hasta que el líquido se consuma.

Una vez se haya evaporado el líquido y antes de retirar la sartén del fuego, integrar los guisantes y sazonar con sal y pimienta. Calentar un minuto, retirar la sartén del fuego y dejar enfriar la preparación sobre un plato o cuenco.

  • Acabado;

Tomar una porción de arroz sobre la palma de la mano y formar con ella una capa delgada. Añadir una cantidad moderada de relleno, dos o tres dados de mozzarella, unas gotas de tabasco al gusto y sellar con otra fina capa de arroz.

Modelar la forma de los Arancini como se desee, redonda o con forma de pera.

Pasarlos por pan rallado, por huevo batido y de nuevo por pan rallado.

Freírlos en aceite vegetal suave bien caliente (es recomendable utilizar una freidora, si no se dispone de ella también se pueden freír en un cazo alto para que los arancini queden completamente sumergidos en aceite).

Una vez fritos, retirarlos y colocarlos sobre un papel absorbente de cocina apto para uso alimentario y así desechar el exceso de aceite.

Presentar en platos de servicio y servir caliente.arancini 3.JPG

  • Notas:

Se pueden preparar de un día para otro, y antes de servirlos darles un golpe de horno.

Si se prepara un risotto y sobra arroz, también se puede aprovechar para elaborar unos arancini.

 

PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENOS DE BRANDADA DE BACALAO

Pimientos del piquillo rellenos de brandada de bacalao.JPGAquí tenemos otra receta fácil y sencilla con la que deleitar y sorprender a nuestros invitados en las reuniones familiares o eventos sociales. Este plato puede ser un excelente entrante; ligero y muy refrescante, ideal para consumir en estas fechas tan calurosas. La combinación del pimiento de piquillo con la brandada de bacalao es exquisita. En casa nos encanta esta receta por su delicado sabor y su textura suave. Con los ingredientes preparados el montaje es muy rápido y simple. Además, se pueden elaborar con antelación, reservarlos en el frigorífico y sacarlos entre quince y veinte minutos antes de servir.

El pimiento es una de las primeras plantas introducidas en Europa procedentes del Nuevo Mundo, traída de la mano del mismísimo Cristóbal Colon en el año 1493. El origen del pimiento se remonta a tiempos preincaicos y se sitúa en América del Sur. Con el pasar de los años se desarrollaron distintas variedades de pimientos en España, uno de ellos es el piquillo; por lo que se suele atribuir su “nacionalidad” a este país, específicamente donde se cultiva, la ciudad de Lodosa, en la Comunidad Foral de Navarra y está protegido por la Denominación de Origen Piquillo de Lodosa.

La forma es triangular, no muy grande, alrededor de 7 cm de largo, no demasiado carnoso, de piel dura y color rojo encendido. Se admiten listas verdes a lo largo de su carne que se denominan “entreverados” y que, paradójicamente, gustan más a los propios productores para su uso que a los foráneos.

Se presentan pelados por ser de piel dura y lo más particular de este producto es la forma de preparación para el envasado en tarros o latas. El proceso consiste en asarlos, o bien en una superficie de carbón vegetal o mediante gas a través de bombos giratorios en los que durante el proceso de sellado y vacío del envase nunca deben entrar en contacto con el agua, pues de ser así perderían gran parte de su aroma y su sabor.

Se pueden degustar en crudo con un poco de aceite de oliva virgen extra, sal y ajos tostados finamente laminados. Como acompañamiento de carne y ensaladas o con tortilla de patatas y pescados azules. Pero su preparación en forma de rellenos es la más popular debido a las características resistentes de su carne que permite emplear cualquier relleno, como puede ser carne picada, morcilla con arroz, mariscos o brandada de bacalao, como es en el caso de esta exquisita receta.


pimientos de piquillo 2.JPGIngredientes (4 personas):

  • Brandada de bacalao
  • 12 Pimientos del piquillo
  • 2 Dientes de ajo
  • 2 Ramas de perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Preparar la brandada de bacalao como se indica en la receta de este blog. Para acceder de forma rápida a la receta, pinchar sobre la palabra “brandada de bacalao” que se encuentra en el listado de ingredientes.

Una vez confeccionada la brandada de bacalao, disponer una manga de pastelero con boquilla redonda, ancha y lisa (la empleada en esta receta es de 1,2 cm de diámetro) y llenarla con la preparación. Otra opción para realizar el llenado de los pimientos es utilizar una cucharilla de postre o café.

Disponer los pimientos del piquillo sobre un plato y retirarles las posibles pepitas que puedan contener tanto en su interior como en su exterior.

Después, rellenar las cavidades de los piquillos con la brandada de bacalao e ir colocándolos en cuatro platos de servicio o una fuente única.

Pelar los dientes de ajo y cortarlos en láminas finas.

Calentar una sartén a fuego medio con un fondo de aceite de oliva y tostar en ella las láminas de ajo. Cuando estén doradas sacarlas y retirar la sartén del fuego.

Majar en un mortero las hojas de perejil fresco y añadir el aceite de la fritura del ajo.

Presentar el plato frío o templado, decorado con los ajos tostados y condimentado con el perejil.

EMPANADA GALLEGA DE ATÚN

empanada 7.JPG¿A quién le apetece un pedazo de empanada gallega? Hoy podéis elaborarla vosotros mismos con ésta fantástica receta que no reviste grandes dificultades. Además, con ella se obtienen fabulosos resultados; empanadas jugosas y tremendamente sabrosas. Seguid los pasos de la receta y animaros a prepararla en casa, de forma artesanal. Con ella, tendréis el éxito asegurado en vuestros almuerzos o cenas.

La empanada es una masa rellena con carne, pescado, verdura o fruta cocida en el horno o frita en aceite. Su nombre proviene del castellano empanar, cuyo primer significado es; Encerrar un alimento en masa o pan para cocerla.

Su origen se remonta a la costumbre de rellenar panes con alimentos o vegetales, que los pastores y viajeros llevaban para consumirlos en el campo. Con el tiempo, se acabó cociendo la masa de pan junto con su relleno y, más tarde, se elaboraron otras masas para envolver el relleno. Este tipo de preparación dio origen a platos como las empanadas gallegas, los calzone italianos y los cornish pasties británicos.

En la edad media uno de los propósitos más importantes de estas preparaciones era conservar la carne, ya que su cocción dentro de una masa consistente conseguía protegerla varios días, mientras que cuando se pretendían consumir al momento se horneaban en pastas más finas. En esa época, en España las empanadas se elaboraban con masa de harina de trigo o de centeno. Se rellenaban con carne de caza o con pescado y, en muchas ocasiones, con sobras de guiso.

Las empanadas iberoamericanas derivan de las empanadas europeas y de las de Medio Oriente, que tras su difusión por el sur de Europa (principalmente Andalucía), llegaron a América con los conquistadores españoles.

La empanada gallega es una variedad de empanada muy popular en la cocina gallega y forma parte de una de sus identidades. Es una preparación culinaria que hoy en día se ofrece en los municipios de Galicia en las ocasiones de fiesta y romería. Suele prepararse con diversos contenidos en su interior, todos ellos procedentes de las costas y tierras gallegas. Se puede servir fría o caliente. Pero lo más importante, que esté elaborada de forma casera.


empanada 5.JPGIngredientes:

  • 500 G Masa para empanada
  • 1 Solomillo de atún
  • 1/2 Cebolla
  • 1/2 Pimiento verde
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 1 Tomate fresco
  • 4 Cds de tomate frito
  • 1 Huevo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación:

Elaborar la masa para empanada como se indica en la receta de este blog. Para acceder de forma inmediata a la receta, pinchar sobre la palabra “Masa de empanada” que se encuentra en el listado de ingredientes.

Pelar, lavar y trocear la cebolla.

Sofreír la cebolla en una sartén a fuego medio con un fondo de aceite.

Lavar y trocear los dos tipos de pimiento y el tomate.

Añadir los pimientos a la sartén y mezclar con una cuchara de madera, hasta que reblandezcan ligeramente.

Bajar la temperatura del fogón e incorporar el tomate troceado. Rehogar la preparación unos minutos.

Trocear en porciones muy pequeñas el solomillo de atún e incorporarlo. Mover el conjunto para mezclar los sabores y cocinar el atún de forma uniforme, entre cinco y diez minutos.

Agregar el tomate frito e integrarlo en la preparación. Rectificar de sal y guisar el compuesto cinco minutos más.

Poner el huevo dentro de un cazo, cubrir con agua fría y cocer durante 8 minutos a partir del punto de ebullición.

Pelar, trocear y añadir el huevo con el resto de ingredientes.

Colocar la elaboración en un recipiente amplio y dejar enfriar.empanada gallega 3.JPGPrecalentar el horno 200 C calor arriba y abajo.

Disponer la masa de empanada sobre la mesa de trabajo y estirarla con el rodillo. Cortar la masa de la forma que se deseé, en dos piezas del mismo tamaño.

Colocar la primera pieza de masa sobre una lámina de papel de hornear (también se puede forrar un molde con la masa, para que quede menos irregular).

Poner todo el relleno en el centro de la masa, repartido equitativamente por toda la superficie y dejando sin rellenar un centímetro y medio por todo el contorno (hay que dejar ese espacio, para posteriormente sellar la empanada).

Situar sobre el relleno la segunda pieza de masa.

Sellar la empanada con las puntas de un tenedor y para embellecer los extremos, con los dedos ir haciendo dobleces hacia dentro.

Después, hacer una pequeña perforación en en la parte superior, a modo de chimenea.

Para terminar, pintar la empanada con un poquito de leche o huevo batido.

Finalmente cocerla dentro del horno cuando éste haya alcanzado la temperatura adecuada, entre 30 y 40 minutos.

Una vez dorada, sacarla del horno y dejarla enfriar sobre una rejilla.

Para disfrutar al máximo de todo su sabor y textura, se recomienda elaborar la empanada el día anterior. Conservarla refrigerada y sacarla a temperatura ambiente entre 20 o 30 minutos antes de su consumo.

ESCALIVADA (ENSALADA DE VERDURAS ASADAS)

escalivada 5.JPGNo os perdáis la sencilla receta de esta maravillosa ensalada mediterránea de verduras asadas. Es facilísima y deliciosa. ¡En casa nos encanta!

La escalivada es un plato típico de Cataluña, Comunidad Valenciana, Región de Murcia y Aragón que consta de verduras asadas: berenjena, pimiento, cebolla y opcionalmente, tomate. Su nombre proviene del verbo catalán escalivar que significa ‘asar al rescoldo’ y tiene su origen en las comunidades rurales. Es un plato bajo en calorías y de alto contenido en fibra.

Las verduras se asan, a la parrilla o en el horno, hasta que están cocidas. Se dejan enfriar para después pelarlas y despepitarlas. Para servir, se cortan en largas tiras de forma longitudinal y se aliñan con aceite de oliva y sal, también se suele añadir ajo cortado en pequeños trozos. Es un plato que se come a temperatura ambiente por lo que suele ser más habitual su consumo en los meses de verano.

La escalivada puede comerse sola o como acompañamiento de un plato principal (carne, pescado, etc). Una forma típica de consumo es presentar la escalivada sobre una tosta de pan y acompañarla con unos filetes de anchoa. Otra de las múltiples versiones que tiene este plato es la de presentar la escalivada en forma de mousse o de pastel.

La escalivada es un alimento muy sano y nutritivo debido los ingredientes que componen el plato. En los proximos parrafos se puede leer una breve descripción de las propiedades más destacadas de las hortalizas en cuestión:

La berenjena; es un fruto de forma variable y de tamaño medio, su peso depende de la variedad (oscila entre los 200 y 300 gr). El color de la piel de la berenjena es liso, consistente, brillante y de colores diversos: blanca, púrpura, negra, amarilla, roja o de piel jaspeada. En su interior contiene una suculenta pulpa de color blanco o verde, según la variedad, y presenta semillas blandas dispersas por la carne.La berenjena tiene un sabor suave, muy vegetal y con un ligero toque amargo.

En el momento de adquirirlas se ha de tener en cuenta que la calidad de la berenjena se basa en su uniformidad, firmeza, color de la piel y tamaño. Por lo general, las berenjenas más sabrosas son las más tiernas y firmes, con la cáscara lisa y brillante, usualmente de color morado oscuro y de mayor peso en proporción a su tamaño. La piel no debe presentar manchas, arrugas ni zonas blandas.

Un truco para saber si la berenjena está bien madura consiste en hacer una ligera presión con los dedos sobre la piel. Si los dedos dejan huella, la berenjena está madura.

Por ser un alimento perecedero (aguanta poco más de diez días), conviene manipularla con cuidado y refrigerarla hasta su consumo. Es aconsejable mantenerla aislada del resto de verduras y frutas, ya que reacciona con el etileno producido por la respiración de otros vegetales y se podría estropear prematuramente.

En cuanto a sus propiedades nutritivas; La berenjena no destaca por su valor energético ni nutritivo, puesto que ofrece un residuo seco inferior al 8% a causa de su escaso contenido proteico, hidrocarbonado y mineral. El agua es el elemento mayoritario de su peso.

Comparada con otras verduras y hortalizas, contiene una cantidad intermedia de fibra, más abundante en la piel y en las semillas. El aporte de sales se lo debe al potasio, el mineral más abundante, y en su composición se contabilizan cantidades discretas de fósforo, calcio, magnesio y hierro. En cuanto a su carga vitamínica, sobre todo folatos y vitamina C, no resulta significativa en comparación con el resto de hortalizas.

Las propiedades dietéticas saludables atribuidas a la berenjena se deben a sus componentes antioxidantes, responsables de su ligero sabor amargo.La berenjena, elaborada de una manera sencilla, es fácil de digerir y conviene a quienes padecen trastornos digestivos por su estimulación de la función del hígado y vesícula biliar.

La berenjena puede llevar el adjetivo de verdura aperitiva y tonificante gracias a algunos de sus componentes. Los compuestos responsables de su ligero sabor amargo son reconocidos por su efecto colagogo, es decir, que estimula el buen funcionamiento del hígado y facilita el vaciamiento de la vesícula biliar, de manera que favorece la digestión de las grasas. La vesícula biliar es un reservorio donde queda almacenada la bilis que se vierte al duodeno cuando llegan las grasas de la digestión de los alimentos.escalivada 6.JPG

El Pimiento; es una verdura de tipo carnoso hueca, siempre verde, más o menos oscuro, cuando el fruto se encuentra inmaduro.

Las características del pimiento varían según la variedad a la que pertenezcan. Los de mayor consumo son los que se utilizan para elaborar esta receta, se trata de los pimientos morrones y se encuentran en la categoría de pimientos dulces. El pimiento morrón es una variedad gruesa, carnosa y de gran tamaño. Su piel roja o verde brillante es lisa y sin manchas, su carne firme y de sabor suave y su tallo verde y rígido. Se puede recolectar verde o ya maduro, con su característico color rojo, a veces violáceo.

Cuando se desea comprar pimientos es conveniente seleccionar los ejemplares carnosos, duros, pesados en proporción a su tamaño, muy firmes, de color brillante, piel lisa y lustrosa y carentes de golpes o magulladuras. Si presentan arrugas o manchas significa que han estado almacenados durante demasiado tiempo, lo que provoca una pérdida de nutrientes y de sabor. Hay que rechazar aquellos ejemplares que tengan una piel muy fina o poco firme y que presenten hendiduras, cortes o partes acuosas. Todos estos signos son indicios de que se encuentran en mal estado.

Otra señal de frescura a tener en cuenta es el estado de su tallo. Éste ha de ser verde, firme y crujiente.

Una vez en casa se aconseja guardar los pimientos en el frigorífico y dentro de una bolsa de plástico perforada y así se conservan hasta quince días. Una vez asados y pelados, también se pueden congelar, escaldándolos con anterioridad en agua hirviendo durante unos tres minutos.

En cuanto a sus propiedades nutritivas; El principal componente del pimiento es al agua, seguido de los hidratos de carbono, lo que hace que sea una hortaliza con un bajo aporte calórico. Es una buena fuente de fibra y, al igual que el resto de verduras, su contenido proteico es muy bajo y apenas aporta grasas.

En cuanto a su contenido en vitaminas, los pimientos son muy ricos en vitamina C, sobre todo los de color rojo. De hecho, llegan a contener más del doble de la que se encuentra en frutas como la naranja o las fresas.

Son buena fuente de carotenos, entre los que se encuentra la capsantina, pigmento con propiedades antioxidantes que aporta el característico color rojo a algunos pimientos.

También es destacable su contenido de provitamina A (beta caroteno y criptoxantina, que el organismo transforma en vitamina A conforme lo necesita), folatos y vitamina E. En menor cantidad están presentes otras vitaminas del grupo B como la B6, B3, B2 y B1. Su contenido en las citadas vitaminas C y E, junto con los carotenos, convierten al pimiento en una importante fuente de antioxidantes, sustancias que cuidan de nuestra salud.

  • La vitamina C, además de ser un potente antioxidante, interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes, al tiempo que favorece la absorción del hierro de los alimentos y aumenta la resistencia frente a las infecciones.
  • La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.
  • Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.

Entre los minerales, cabe destacar la presencia de potasio. En menor proporción están presentes el magnesio, el fósforo y el calcio. El calcio de los pimientos no se asimila apenas en relación con los lácteos u otros alimentos que se consideran muy buena fuente de este mineral.

  • El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
  • El magnesio se relaciona con el funcionamiento del intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.
  • El fósforo juega un papel importante en la formación de huesos y dientes, al igual que el magnesio y el calcio.

ESCALIVADA 2.JPG

La cebolla; posee forma globosa, esférica o elipsoidal y su diámetro oscila entre los tres y los diez centímetros. Su peso medio se sitúa entre los 100 y los 250 gramos. Se pueden encontrar de diferente color; blanco, amarillo, rojo intenso, violáceo o veteadas. Su sabor en general es picante, aunque según la variedad también las hay dulces.

Al adquirirlas se han de seleccionar los ejemplares más duros, firmes y de cuello corto, y rechazar las cebollas húmedas, con manchas o cuello muy blando. Esto indica que están pasadas o todavía están sin formar.

Para que las cebollas conserven en buenas condiciones todas sus cualidades organolépticas y nutricionales, es suficiente con almacenarlas en un lugar seco y fresco. Sin embargo, una vez cortadas han de envolverse con un film plástico apto para el uso alimentario y guardarlas en el frigorífico.

En cuanto a sus propiedades nutritivas; Las cebollas son un alimento con un escaso aporte calórico porque su contenido en agua es de alrededor del 90%. En la composición de las cebollas se ha de tener en cuenta su apreciable aporte de fibra y su contenido mineral y vitamínico, que la convierten en un excelente alimento regulador del organismo.

Las cebollas son una buena fuente de potasio, y presentan cantidades significativas de calcio, hierro, magnesio y fósforo. El calcio vegetal no se asimila tanto comparado con el de los lácteos u otros alimentos que se consideran buena fuente de este mineral. Algo similar ocurre con el hierro, cuya absorción es mucho mayor cuando procede de alimentos de origen animal.

En cuanto a su contenido vitamínico, las cebollas son ricas en vitaminas del grupo B, como los folatos y las vitaminas B3 y B6. Presenta cantidades discretas de vitamina C y E, ambas con efecto antioxidante.

No obstante, las propiedades salutíferas de las cebollas se deben, más que a su composición nutritiva, a su abundancia de antioxidantes, entre ellos los flavonoides y los compuestos azufrados. Estos últimos son sustancias precursoras de compuestos volátiles que son los que aportan a la cebolla ese olor y sabor tan característicos.


ESCALIVADA.JPG

Ingredientes:

  • 1 pimientos rojo grande
  • 1 pimientos verde grande
  • 1 berenjena grande
  • 1 cebolla grande
  • 100 Ml Agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
  • Aceituna negra, anchoas, huevo cocido, etc. (opcional)

Elaboración:

Las  verduras se pueden asar en el horno de dos formas; “la rápida” o “la lenta”. La manera más rápida se basa en asar las verduras a elevada temperatura (190 C) durante 1 hora y la manera más lenta consiste en asar las verduras a baja temperatura (120 C) durante 3 horas. Obviamente si se emplea la segunda opción, las hortalizas quedarán más jugosas.

Precalentar el horno calor arriba y abajo a la temperatura deseada.

Lavar y secar todas las verduras, manteniendo las piezas enteras.

Preparar una bandeja de horno, (se recomienda colocar un papel de hornear en la base o cubrirlo con papel de aluminio apto para uso alimentario) o una fuente de horneado.

Colocar las verduras y el agua dentro de la fuente o bandeja de horneado.

Salpimentar y verter sobre ellas un chorreón  de aceite de oliva virgen extra.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, hornear las verduras (el tiempo dependerá de la temperatura seleccionada).

En ambos casos cuando la superficie de las verduras comience a tostarse, girar la piezas, para que queden asadas de manera uniforme.

escalivada 7.JPG

Cuando las hortalizas estén listas, apagar el horno y retirar la fuente del mismo. Dejarlas enfriar dentro de la fuente colocada sobre una rejilla o salvamanteles elevado, para que el aire pueda circular bajo la base del recipiente.

Cuando las verduras estén completamente frías, pelarlas y despepitarlas.

Según el uso que se le vaya a dar, cortar las verduras en tiras, desmenuzar las piezas, triturarlas o dejarlas enteras.

Para servir, complementar el plato con aceitunas, anchoas o huevo cocido, según preferencia.

BRANDADA DE BACALAO

brandada de bacalao9.JPG¿A quién le apetece un aperitivo delicatessen? En la entrada de hoy os deleito con una exquisita brandada de bacalao. Suave, cremosa y extremadamente sabrosa. ¡No os perdáis esta receta!

La brandada de bacalao es una receta sencilla y fácil, que se puede servir para untar unas tostadas de pan como si fuera un paté, para rellenar pimientos del piquillo o añadirle un poco de patatas cocidas o alcachofas, tal y como se presenta en las Islas Baleares.

La receta que encontrarás en esta página está inspirada en la fórmula que habitualmente se realiza en francia, ya que en su elaboración se emplean algunos ingredientes para afinar el sabor del bacalao; tales como la leche y la patata, pero en éste caso sin abandonar la esencia de la receta original del mediterráneo, en la que se incluye ajo y aceite de oliva virgen extra.

Al parecer el origen de la brandada de bacalao fue una variante del allioli. Cuando se introdujo el bacalao seco en España (siglo XVI) entre otros muchos usos culinarios, el bacalao se añadió a una emulsión de aceite y ajo, majando (machacando) la mezcla de ingredientes en un mortero hasta obtener una crema densa y untuosa. Hay que tener en cuenta que en todo el cuadrante noroccidental del arco mediterráneo, así como en la Península Ibérica, existen numerosos platos caseros y sencillos a base de bacalao y aceite de oliva, a veces con ajo y otras no. La brandada pertenecía a la cocina casera, tradicional y popular que cenaban a menudo los campesinos de la costa que va desde Alicante hasta la región de Liguria (noroeste de Italia) hasta que, en la época de la Revolución Francesa, la receta llegó a París.

En París se adaptó al gusto del lugar y, sobre todo, de los cocineros profesionales de moda en la época, que quisieron añadir ingredientes para suavizar los sabores del mediterráneo. Así, la versión parisina evita el ajo (considerado vulgar), sustituye el aceite de oliva por otros aceites vegetales, a veces por mantequilla, y añade nata, leche, patata u otros ingredientes. Hay que tener presente, sin embargo, que para elaborar la brandada de bacalao mediterránea tradicional no se emplean estos ingredientes. 

La notoriedad que en la época tuvo la cocina que se confeccionaba en París, presentada como francesa, hizo que este, como muchos otros platos (o versiones de ellos) se dieran a conocer en otros lugares del mundo. En España, en cambio, se extendió del este, a través del Pirineo, hacia el País Vasco y después, al resto de regiones.

Su nombre en castellano viene del catalán brandada, del verbo catalán brandar, que significa “balancearse”, “trotar”, “mover enérgicamente con un movimiento de vaivén”. El nombre original es idéntico en catalán y en occitano (Provenza y Liguria), y en ambas lenguas tiene el mismo significado.brandada de bacalao6.JPGSe trata de una emulsión, antiguamente machacada al mortero (ahora se hace también con batidora), en la que se monta, como para hacer una mayonesa, bacalao levemente hervido y aceite de oliva. A veces se añade un poco del agua de cocción del bacalao. En esta cocción, se ha podido añadir laurel y cebolla además del bacalao y de agua. La brandada final se puede condimentar con pimienta, ajo y perejil picado, y siempre necesita una rectificación de sal.

Este es uno de los platos más exquisitos que se pueden encontrar habitualmente en los menús de la mesa catalana. Es nutricionalmente muy completo, ya que contiene un gran abanico de nutrientes aportados por sus ingredientes característicos.

El bacalao aporta todo su sabor además de las proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B, minerales como el yodo, flúor, zinc y grasas poliinsaturadas del tipo omega 3, que ayudan en la prevención y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, implicadas directamente en disminuir la cantidad del conocido mal colesterol LDL en sangre e impedir así su fijación en las paredes arteriales. Además el tejido conectivo del pescado presenta una mayor digestibilidad que el de las carnes, por lo que resulta un aporte de proteínas sin riesgos para la salud.

En esta receta la patata aporta el almidón, hidrato de carbono de reserva vegetal que aumenta el valor calórico del plato, y la leche aglutina y suaviza la mezcla, aportando sobre todo calcio, vitaminas A y D, proteínas y grasas.

Es un plato adecuado para todas las edades, que constituye una buena opción para incrementar la ración semanal de pescado, cumpliendo así con las recomendaciones de los expertos en nutrición que aconsejan tomar este alimento cuatro veces por semana.


brandada de bacalao 7.7.JPGIngredientes (4 personas):

  • 400 G Bacalao
  • 400 G Patatas
  • 250 Ml leche
  • 2 Dientes de ajo
  • 10 Ml Aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de nuez moscada molida
  • Rebanadas de pan tostadas
  • 1 Diente de ajo, 1 nuez de mantequilla, cebollino o perejil picado para decorar (opcional)

Elaboración:

Para desalar el bacalao ponerlo dentro de un cuenco y cubrirlo con agua fría, dejarlo 24 horas en el interior de la nevera y cambiar el agua 3 tres veces cada ocho horas. Si se desea más información para desalar el bacalao correctamente, en el blog hay publicado un artículo en el que se explica cómo proceder, para acceder de forma rápida pinchar sobre el siguiente enlace; Desalar bacalao.

Una vez se tenga el bacalao desalado, ponerlo dentro de una cazuela y cubrirlo con agua fría, llevarlo al fuego y retirarlo cuando comience a hervir. Dejarlo reposar durante 20 minutos.

Sacar el bacalao, retirarle la piel y las espinas y desmenuzarlo. Después, majarlo en el mortero para proporcionarle una textura untuosa.

Poner las patatas en agua fría y cocerlas durante 20 minutos; escurrirlas y pasarlas por el pasapurés.BRANDADA DE BACALAO7.JPGPreparar un baño maría para cocinar la brandada. Para ello, colocar al fuego una cazuela con un poco de agua en su interior y sobre ella colocar un cuenco resistente al calor (si se dispone de cazo apropiado para éste fin, hacer uso de él. Se trata de un utensilio de cocina muy práctico para este tipo de elaboraciones que se puede emplear tanto en cocina como en repostería. Se puede adquirir en tiendas especializadas o por internet y su precio es asequible). Cocer al baño María el bacalao desmigado, la patata triturada, los ajos machacados y sazonar con nuez moscada recién molida y en caso necesario, rectificar de sal. De esta manera, la cocción del bacalao no se hace a fuego directo sino a través del agua caliente de la cazuela donde está introducido el recipiente que lo contiene.

Añadir poco a poco el aceite y la leche templada mientras se mueve con energía con una cuchara de madera. Debe quedar una crema no demasiado espesa.

Una vez realizada la crema de bacalao se puede presentar de diferentes maneras; servir caliente y gratinada en el grill del horno, fresca a temperatura ambiente con tostadas de pan o como complemento de otras recetas:

  • Caliente; disponer la brandada de bacalao en una fuente de horno y sobre ella añadir la nuez de mantequilla cortada a trocitos, para gratinarla a continuación. Dorar la brandada bacalao durante unos minutos en el horno a 250 C, con el programa específico para gratinados. Después, condimentar con cebollino o perejil picado.
  • Fría; decorar el plato con cebollino o perejil troceado y unas rodajas de ajo doradas en un fondo de aceite.
  • Para complementar otros platos; añadirlo según se especifique en la receta o para usos posteriores, reservarla refrigerada por un periodo no superior a cuatro días.

brandada de bacalao 9.JPG

BOQUERONES EN VINAGRE

boquerones 1.JPG¡Que pinchito tan bueno! Los boquerones en vinagre son un aperitivo excelente, cargado de nutrientes e ideal para abrir el apetito o calmar el gusanillo…

La mejor época para consumir y disfrutar de los boquerones es en verano, es cuando estos peces se encuentran en condiciones óptimas, siendo sus propiedades más enriquecedoras.

Para gozar de este suculento tentempié solo se necesita preparar la exquisita receta que se encuentra en esta página. A continuación, tras una breve descripción e información sobre el boquerón se detalla la receta, un plato fácil, sencillo y muy sabroso.

El boquerón es una especie que abunda en el Océano Pacífico, el Atlántico, y en los mares Mediterráneo y Negro, vive a más de 100 metros de profundidad. En los meses de primavera y verano, cuando el sol calienta la superficie de las aguas del mar, bancos de boquerones ascienden a las capas más superficiales para alimentarse y reproducirse. Es en este momento, cuando han adquirido más grasa y su carne es más aromática y sabrosa, es el momento en que los pescadores llevan cabo su captura, y comienza lo que se conoce con el nombre de “la costera del boquerón”. Durante el invierno los boquerones permanecen a más de cien metros de profundidad.

El boquerón posee un cuerpo pequeño, comprimido y relativamente alargado. La talla mínima para su comercialización es de 9 cm. pero los ejemplares más grandes miden aproximadamente 20 centímetros y pesan pocos gramos. Su vientre es de color plateado mientras que el dorso es verde fuerte o azul grisáceo. Es un animal carnívoro que se alimenta de plancton, larvas de moluscos y pequeños crustáceos.

El boquerón es un pescado azul, es decir, un pescado graso. La grasa presente en los pescados azules es rica en ácidos grasos Omega 3. También este pescado es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico.

En cuanto a las vitaminas, destaca la presencia de algunas del grupo B como la B2, B3, B6 y B9 y B12, todas ellas con relevantes funciones. La riqueza en grasa del boquerón hace que contenga cantidades interesantes de las vitaminas liposolubles A y D. En lo relativo a los minerales, el boquerón es buena fuente de magnesio y yodo, y su contenido medio de hierro es comparable al de la mayoría de pescados.

Cuando el boquerón se consume entero y con espinas, principalmente en conserva (de esta manera se denomina, anchoa), se aprovecha el calcio que contienen sus espinas, siendo la cantidad de calcio que aportan 100 gramos de estos pescados similar a la de un vaso de leche.55555555555555.JPGLos ácidos grasos Omega 3 que posee el boquerón contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos plasmáticos, y además hacen más fluida la sangre lo que previene la formación de coágulos o trombos. Por este motivo, se recomienda el consumo habitual de boquerones a la población general, y particularmente en caso de trastornos cardiovasculares.

Los boquerones y en general los pescados en conserva, poseen cantidades elevadas de sodio, mineral que se usa como conservante, por lo que personas con hipertensión arterial o problemas de retención de líquidos han de evitar consumir de forma habitual estos alimentos. Además, el boquerón contiene purinas, que en el organismo se transforman en ácido úrico, por lo que no se aconseja consumirlo en caso de hiperuricemia o gota.

El boquerón es junto con la merluza el principal alimento relacionado en la alergia por Anisakis según los últimos estudios realizados por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica. Este parásito se localiza en las vísceras del pescado, pasando al músculo del pez cuando muere. El Anisakis se ingiere al comer pescado crudo o poco cocinado, por lo que las semiconservas de anchoa y los boquerones consumidos crudos, los típicos boquerones en vinagre, son un foco potencial de esta infección. Para evitar este parásito se debe congelar el pescado durante mínimo 24h a una temperatura de -20C o inferior.

En el expositor de la pescadería, el boquerón fresco debe mantenerse sobre una superficie inclinada con hielo picado que debe ser renovada periódicamente. Este pescado se conserva a bajas temperaturas para evitar el crecimiento bacteriano responsable de su mal estado.

El boquerón está fresco si su carne tiene consistencia firme, sus ojos son brillantes y no están hundidos y mantiene el olor marino poco pronunciado.

Si se va a consumir en el día o al día siguiente, se colocará en la parte más fría del frigorífico, no más de 48 horas tras su compra, y en caso contrario en el congelador, que se conserva durante 5 ó 6 meses.

Conviene guardarlo aislado del resto de los alimentos para evitar así que les transmita su acentuado aroma. 


11111111111.JPGIngredientes:

  • 300 G Boquerones
  • 2 Cds Colmadas de sal
  • 250 Ml vinagre de vino
  • Perejil
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 Dientes ajo 

Elaboración:

Limpiar los boquerones, quitarles la cabeza, las vísceras y la raspa (también se le puede pedir al pescadero que los avie). Después, lavarlos bajo el chorro del grifo (hay que lavarlos bien para que pierdan toda la sangre) y dejarlos escurrir sobre un colador. 

Retirar el exceso de agua con papel absorbente de uso alimentario y meterlos dentro de un recipiente hermético.

Después, congelar los boquerones entre 24 y 48 horas a una temperatura inferior a -20 C  (para evitar posibles contagios de anisakis).

Pasado el tiempo, sacarlo del congelador y dejar que el pescado se descongele dentro de la nevera.

Una vez descongelado, preparar una salmuera para hacer el encurtido;

En una fuente o recipiente bajo, colocar una cantidad de vinagre suficiente para cubrir el pescado y unas cucharadas de sal, procurando que ésta quede bien disuelta. A continuació, colocar los lomos de boquerón. También se puede alternar tandas de boquerones con capas de sal y vinagre. En cualquier caso, es imprescindible que todos los boquerones queden bien cubiertos por la salmuera.

Reservarlos en un lugar fresco al menos 8 horas (si la sala es fresca, no es necesario dejarlos dentro del frigorífico).

Pasado el tiempo, los boquerones han de estar tiesos y de color blanco.

Una vez se haya comprobado, lavarlos bajo el chorro del grifo para retirar el exceso de sal y vinagre y dejarlos escurrir sobre un paño de cocina o papel absorbente de uso alimentario.

Trasladar los boquerones a un plato de servicio.

Pelar y picar fino el ajo.

Lavar, secar y picar menudo el perejil.

Rociar los boquerones con el perejil y el ajo y verter sobre ellos un chorreón de aceite de oliva virgen extra.BOQUERON.JPGComo sugerencia se pueden servir los boquerones en vinagre con rebanadas de pan o patatas chips.

GULAS CON GAMBAS AL AJILLO

gulas con gambas al ajillo 4.4...-.JPGHoy cocinamos sencillo y muy sabroso, Gulas con gambas al ajillo. Se trata de una alternativa rápida y fácil que se prepara en menos de 20 minutos, obteniendo con tan solo cinco ingredientes, este plato tan atractivo y delicioso.

En el listado de ingredientes como alimento principal e imprescindible, se hallan las gulas;

Se trata de un plato preparado cuya materia prima es el surimi, un nombre y técnica japonesas que consiste en un picado de músculo de pescado blanco, principalmente abadejo de Alaska, una especie de la familia del bacalao que vive en el Pacífico y otros de carne blanca como el bacalao y la merluza, platija, caballa, a las que se añade fécula de arroz, aceites vegetales, clara de huevo, proteína de soja, aroma natural de anguila y tinta de sepia para marcar el lomo.

Desde hace una docena de años se encuentran en el mercado las gulas, un sucedáneo de las angulas que ha tenido éxito entre los consumidores por su calidad, sus cualidades nutritivas y su precio.SONY DSCDesde el punto de vista nutricional, el surimi es muy interesante cuando la sociedad de consumo demanda alimentos ricos en proteínas, bajos en calorías y grasas, buena digestibilidad, poco colesterol y sodio y nada de grasas saturadas. Se preparan al ajillo, en ensaladas o con pastas hervidas, en revueltos, acompañando a la merluza, y para muchos es una forma de acercarse a las angulas con aceite de oliva, ajo y guindillas preparadas en cazuela de barro.

Sabrosas y fáciles de preparar, no resultan muy calóricas, entre 115 y 182 calorías cada cien gramos y, tampoco pecan de exceso de grasa, ya que supone entre el 4% y el 13% del producto, un 10-12% de proteínas de muy buena calidad de las llamadas miofibrilares de alto valor nutritivo, pero desde una perspectiva nutricional son inferiores al producto fresco que imitan porque este sucedáneo tiene más sal, más carbohidratos y menos proteínas que las crías de anguila.

Es un producto que se consume de vez en cuando y, probablemente, más con expectativas utilitarias (salir del paso: se preparan enseguida) y gastronómicas que nutritivas.


SONY DSC

Ingredientes (2 personas):

  • 360 G Gulas
  • 12 Gambas o gambones
  • 4 Ajos
  • 4 Guindillas cayenas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración:

Pelar y cortar los ajos en láminas finas.

Pelar las gambas y retirarles las tripas (cordón de color oscuro que cruza su cuerpo por la parte superior), se pueden quitar tirando de ellas hacia el exterior después de haberse deshecho de la cabeza o, practicando una incisión con un cuchillo afilado en la parte superior del lomo.

Después, lavar las gambas y secarlas con papel de cocina.

Calentar a fuego medio una sartén con unas gotas de aceite de oliva y añadir los ajos, freírlos hasta que adquieran un ligero tono dorado.

Tras ello, incorporar las guindillas cayena y los gambones, mantener en el fuego hasta que los gambones cambien de color.

Cuando los gambones estén cocinados, agregar las gulas y mezclar.

Saltear el conjunto durante dos minutos y retirar la sartén de fuego.

Servir las gulas con gambas al ajillo en un plato o fuente de presentación.gulas con gambas al ajilo 2.2.JPG

ROLLITOS ORIENTALES DE CARNE ESPECIADA

rollitos orientales de carne 10.JPGLa carne picada da mucho juego en la cocina: tan pronto puede desempeñar un papel estelar en las recetas como un rol secundario, pero de lujo.

La carne picada es un producto económico porque se suele hacer con piezas de segunda categoría o los trozos pequeños de piezas nobles de los que no se pueden hacer filetes. Las partes más utilizadas son la falda, la llana, la aleta o la espadilla. Al comprar carne picada, es preferible que la piquen en el momento de la compra y no guardarla más de 24 horas sin cocinar, siempre en el frigorífico. En caso de comprarla envasada, hay que verificar que se ha envasado el mismo día de la compra. Aunque, la opción idónea es que piquen la carne delante de nosotros, al momento, para poder elegir las piezas que más convengan o gusten.

En el momento de pedir que nos piquen la carne, es importante saber qué utilidad se le dará, para así solicitar que la piquen más o menos veces.

Pediremos que la pasen por la máquina solo una vez, cuando se vaya a emplear para hamburguesas o albóndigas, ya que si el carnicero la pica más veces, la carne quedará muy compacta y demasiado dura. Con un solo pase por la picadora, la carne quedará más esponjosa.

En cambio, solicitaremos que la pasen dos veces por la máquina cuando se tenga la intención de elaborar el relleno de unos canelones, por ejemplo, o cuando se quiera que quede muy picada para agregar a una pizza o a una salsa boloñesa.ROLLITOS ORIENTALES RELLENOS DE CARNE.JPGLa carne que se utiliza para la elaboración de éste plato es de ternera y/o vacuno y destaca, por una parte, por presentar un alto contenido en proteínas. No obstante, en un país como España en el que la ingesta de estos nutrientes supera con creces las recomendaciones, esta característica no es relevante para nuestra dieta.

La carne de vacuno, dada su composición, es un alimento muy nutritivo. No obstante, dependiendo de la edad del animal y de la parte del canal que se consuma, existen notables diferencias en su aporte nutricional. A igualdad de peso, la carne de ternera fresca contiene menos grasa y, por tanto, menos calorías que la carne de vacuno mayor. Es más digerible, aunque no tan sabrosa ni nutritiva, ya que contiene más agua. En el vacuno mayor es más abundante la grasa intramuscular.

La carne de vacuno es muy interesante dentro de una dieta variada y equilibrada, ya que contribuye con su aporte de proteínas de alto valor biológico (20 gramos de proteínas por 100 gramos de producto), de minerales (hierro hemo de fácil absorción, yodo, zinc, selenio…) y vitaminas del grupo B, especialmente B2 y B12.

La ingestión dietética diaria de proteínas proporciona la materia prima necesaria para el crecimiento y regeneración de tejidos del cuerpo y ayuda a estimular el sistema de defensas.

La vitamina B12, exclusiva de los alimentos de origen animal, es muy importante en la formación de hemoglobina (proteína que transporta el oxígeno a todas las células del organismo). Su deficiencia origina un tipo de anemia, así como alteraciones mentales.

Como contrapartida, en rigurosos estudios publicados se ha observado que tomar a menudo carnes rojas se asocia a un mayor riesgo de padecer problemas cardiovasculares o a un mayor incremento de la mortalidad por diversas causas, así como ocurre con todos los alimentos, La clave está en respetar las recomendaciones de las autoridades en la materia: Su consumo debe ser ocasional.


rollitos orientales de carne 2.JPGIngredientes (12 unidades):

  • 6 Hojas de masa filo de 40x30cm
  • 250 G Carne picada de vacuno
  • 1/2 Cebolla de tamaño medio
  • 1 Diente de ajo
  • 1 Cda Salsa de soja
  • 1 Cda Miel
  • 1/2 Cda vinagre
  • 1/4 Cdta Clavo molido
  • 3 Anises estrellados
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta de sichuan (en su defecto, pimienta nega)
  • Sal
  • Mantequilla

Elaboración:

Pelar, lavar y trocear la cebolla.

Pelar y majar el diente de ajo dentro de un mortero.

Calentar a fuego fuerte una sartén con una gotas de aceite de oliva y dorar la cebolla.

Cuando la cebolla y el ajo se hayan pochado, añadir la carne picada y remover con una cuchara de madera.

Después, incorporar el resto de ingredientes; Salsa de soja, miel, vinagre, clavo molido y anís estrellado.

Salpimentar la preparación y dejarla cocer entre 15-20 minutos, moviendo de cuando en cuando para que la carne se impregne de la mezcla de especias y se cocine uniformemente.

Pasado el tiempo, retirar la sartén del fuego y trasladar la preparación a un plato. Dejar enfriar.

Precalentar el horno 200 C calor arriba y abajo.

Disponer la hojas de masa filo sobre la mesa de trabajo y con unas tijeras o cuchillo afilado cortar todas las hojas por la mitad, obteniendo 12 rectángulos de 20 cm x 15 cm.

Extender una hoja sobre la mesa y poner dos cucharadas del relleno que elaboramos inicialmente sobre uno de los lados más cortos de la masa filo y doblar los laterales más largos hacia dentro para evitar que el relleno se salga. Después, enrollar la masa hasta el final.

Cuando se tenga formado el cilindro, sellarlo.  Para ello,  pintar el último pliegue con mantequilla previamente derretida.

Proceder del misma manera con el resto de ingredientes, hasta agotarlos.

Cubrir una bandeja de horno con papel sulfurizado y colocar sobre ella todos los rollitos, separados unos de otros. Después, pintar su superficie con mantequilla derretida.

Una vez tengamos todos los rollos terminados y el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, introducir la bandeja dentro y hornearlos 20 minutos, dándoles la vuelta a los 10 minutos para que se tuesten de forma uniforme.

Cuando los rollitos hayan adquirido un ligero tono dorado, sacarlos y dejarlos templar sobre una rejilla.

Disponer los rollitos sobre un plato de servicio y presentar si se desea, con salsa de soja.SONY DSC