REVUELTO DE HUEVO CON GAMBAS Y CHAMPIÑONES

REVUELTO DE GAMBAS Y CHAMPIÑONES 5.5.5.JPGHoy para el almuerzo he preparado un sencillo y delicioso revuelto de huevo con gambas y champiñones. Esta elaboración no entraña ninguna dificultad, se trata de un plato ligero y rápido de preparar. Ideal para servir en un nutritivo desayuno, un revitalizante almuerzo o una cena reparadora.

El huevo posee una serie de nutrientes extremadamente concentrados en un alimento relativamente pequeño. Es muy rico en proteínas de alto valor biológico, es decir, contiene todos los aminoácidos esenciales en las cantidades adecuadas para cubrir las necesidades del organismo. Alberga aproximadamente un 10% de grasas, de las cuales, la mayor parte son ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos esenciales poliinsaturados (Omega-3) que son los más beneficiosos para el organismo. Concentra todas las vitaminas (excepto la vitamina C); las liposolubles se encuentran en la yema y las hidrosolubles en la clara. Hay que destacar su riqueza en ácido fólico y en vitamina B12. También contiene cantidades nada despreciables de minerales y oligoelementos, sobre todo de zinc, selenio, hierro y calcio.

Sabías que…

Hasta hace relativamente poco tiempo, los profesionales de la salud sostenían que comer huevos aumentaba los niveles de colesterol en sangre. Se registró una tendencia generalizada a restringir el consumo de huevo desde los distintos organismos de salud pública, pero las conclusiones que se extraen de investigaciones científicas recientes no dejan margen de duda: el huevo es un alimento nutritivo y saludable que puede incluirse de manera habitual en el esquema de una dieta equilibrada, sin comprometer o poner en peligro la salud.

En la receta, el huevo se acompaña con champiñones, alimento que también destaca nutricionalmente por su alto contenido en proteínas. Los champiñones son de bajo valor energético y muy ricos en oligoelementos y minerales, destacando sobretodo la presencia de hierro, potasio y fósforo. Además aportan vitaminas, en especial vitaminas del complejo B y C.

Este revuelto de huevo también es complementado con gambas, igualmente es fuente excelente de proteína de alta calidad y ofrecen vitaminas y minerales de suma importancia. Son bajas en calorías y no contienen carbohidratos. Hay que decir que aunque el contenido de colesterol en las gambas es significativo, también contienen  ácidos grasos Omega-3,  saludables para el corazón.

Como resultado se obtiene un plato eminentemente proteico, que alberga distintos grupos de vitaminas y minerales. Si además se acompaña de una porción de pan, se logra un platillo completo y muy nutritivo, estupendo para degustar en cualquier condumio principal.


revuelto de gambas y champiñones 6.JPG

Ingredientes (4 personas)

  • 6 Huevos
  • 250 G Gambas peladas
  • 250 G Champiñones o setas
  • 2 Dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta recién molida
  • Cebollino o perejil fresco (opcional)

Elaboración:

Verter un hilo de aceite de oliva virgen extra sobre una sartén y saltear a fuego medio los ajos picados. Cuando comiencen a dorarse, agregar los champiñones laminados de manera gruesa.

Cocinar hasta que las setas estén blandas y se haya evaporado la mayoría de sus jugos. En ese momento agregar las colas de las gambas peladas, subir el fuego de la sartén y remover suavemente durante 45 segundos, hasta que las gambas cambien de color y se cocinen.

En un bol, batir los huevos y salpimentar al gusto.

Añadir los huevos a la sartén del salteado de los champiñones y las gambas, revolviendo constantemente hasta que cuajen. La preparación del cuajado se realizará a fuego muy suave o fuera del fuego ya que el secreto del revuelto es que se quede cuajado de un modo meloso; es decir, que no se seque por exceso de calor.

Emplatar el revuelto, decorar con cebollino o perejil picado y servir de inmediato acompañado de unas tostadas o rebanadas de pan tierno.

PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENOS DE BRANDADA DE BACALAO

Pimientos del piquillo rellenos de brandada de bacalao.JPGAquí tenemos otra receta fácil y sencilla con la que deleitar y sorprender a nuestros invitados en las reuniones familiares o eventos sociales. Este plato puede ser un excelente entrante; ligero y muy refrescante, ideal para consumir en estas fechas tan calurosas. La combinación del pimiento de piquillo con la brandada de bacalao es exquisita. En casa nos encanta esta receta por su delicado sabor y su textura suave. Con los ingredientes preparados el montaje es muy rápido y simple. Además, se pueden elaborar con antelación, reservarlos en el frigorífico y sacarlos entre quince y veinte minutos antes de servir.

El pimiento es una de las primeras plantas introducidas en Europa procedentes del Nuevo Mundo, traída de la mano del mismísimo Cristóbal Colon en el año 1493. El origen del pimiento se remonta a tiempos preincaicos y se sitúa en América del Sur. Con el pasar de los años se desarrollaron distintas variedades de pimientos en España, uno de ellos es el piquillo; por lo que se suele atribuir su “nacionalidad” a este país, específicamente donde se cultiva, la ciudad de Lodosa, en la Comunidad Foral de Navarra y está protegido por la Denominación de Origen Piquillo de Lodosa.

La forma es triangular, no muy grande, alrededor de 7 cm de largo, no demasiado carnoso, de piel dura y color rojo encendido. Se admiten listas verdes a lo largo de su carne que se denominan “entreverados” y que, paradójicamente, gustan más a los propios productores para su uso que a los foráneos.

Se presentan pelados por ser de piel dura y lo más particular de este producto es la forma de preparación para el envasado en tarros o latas. El proceso consiste en asarlos, o bien en una superficie de carbón vegetal o mediante gas a través de bombos giratorios en los que durante el proceso de sellado y vacío del envase nunca deben entrar en contacto con el agua, pues de ser así perderían gran parte de su aroma y su sabor.

Se pueden degustar en crudo con un poco de aceite de oliva virgen extra, sal y ajos tostados finamente laminados. Como acompañamiento de carne y ensaladas o con tortilla de patatas y pescados azules. Pero su preparación en forma de rellenos es la más popular debido a las características resistentes de su carne que permite emplear cualquier relleno, como puede ser carne picada, morcilla con arroz, mariscos o brandada de bacalao, como es en el caso de esta exquisita receta.


pimientos de piquillo 2.JPGIngredientes (4 personas):

  • Brandada de bacalao
  • 12 Pimientos del piquillo
  • 2 Dientes de ajo
  • 2 Ramas de perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Preparar la brandada de bacalao como se indica en la receta de este blog. Para acceder de forma rápida a la receta, pinchar sobre la palabra “brandada de bacalao” que se encuentra en el listado de ingredientes.

Una vez confeccionada la brandada de bacalao, disponer una manga de pastelero con boquilla redonda, ancha y lisa (la empleada en esta receta es de 1,2 cm de diámetro) y llenarla con la preparación. Otra opción para realizar el llenado de los pimientos es utilizar una cucharilla de postre o café.

Disponer los pimientos del piquillo sobre un plato y retirarles las posibles pepitas que puedan contener tanto en su interior como en su exterior.

Después, rellenar las cavidades de los piquillos con la brandada de bacalao e ir colocándolos en cuatro platos de servicio o una fuente única.

Pelar los dientes de ajo y cortarlos en láminas finas.

Calentar una sartén a fuego medio con un fondo de aceite de oliva y tostar en ella las láminas de ajo. Cuando estén doradas sacarlas y retirar la sartén del fuego.

Majar en un mortero las hojas de perejil fresco y añadir el aceite de la fritura del ajo.

Presentar el plato frío o templado, decorado con los ajos tostados y condimentado con el perejil.

EMPANADA GALLEGA DE ATÚN

empanada 7.JPG¿A quién le apetece un pedazo de empanada gallega? Hoy podéis elaborarla vosotros mismos con ésta fantástica receta que no reviste grandes dificultades. Además, con ella se obtienen fabulosos resultados; empanadas jugosas y tremendamente sabrosas. Seguid los pasos de la receta y animaros a prepararla en casa, de forma artesanal. Con ella, tendréis el éxito asegurado en vuestros almuerzos o cenas.

La empanada es una masa rellena con carne, pescado, verdura o fruta cocida en el horno o frita en aceite. Su nombre proviene del castellano empanar, cuyo primer significado es; Encerrar un alimento en masa o pan para cocerla.

Su origen se remonta a la costumbre de rellenar panes con alimentos o vegetales, que los pastores y viajeros llevaban para consumirlos en el campo. Con el tiempo, se acabó cociendo la masa de pan junto con su relleno y, más tarde, se elaboraron otras masas para envolver el relleno. Este tipo de preparación dio origen a platos como las empanadas gallegas, los calzone italianos y los cornish pasties británicos.

En la edad media uno de los propósitos más importantes de estas preparaciones era conservar la carne, ya que su cocción dentro de una masa consistente conseguía protegerla varios días, mientras que cuando se pretendían consumir al momento se horneaban en pastas más finas. En esa época, en España las empanadas se elaboraban con masa de harina de trigo o de centeno. Se rellenaban con carne de caza o con pescado y, en muchas ocasiones, con sobras de guiso.

Las empanadas iberoamericanas derivan de las empanadas europeas y de las de Medio Oriente, que tras su difusión por el sur de Europa (principalmente Andalucía), llegaron a América con los conquistadores españoles.

La empanada gallega es una variedad de empanada muy popular en la cocina gallega y forma parte de una de sus identidades. Es una preparación culinaria que hoy en día se ofrece en los municipios de Galicia en las ocasiones de fiesta y romería. Suele prepararse con diversos contenidos en su interior, todos ellos procedentes de las costas y tierras gallegas. Se puede servir fría o caliente. Pero lo más importante, que esté elaborada de forma casera.


empanada 5.JPGIngredientes:

  • 500 G Masa para empanada
  • 1 Solomillo de atún
  • 1/2 Cebolla
  • 1/2 Pimiento verde
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 1 Tomate fresco
  • 4 Cds de tomate frito
  • 1 Huevo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación:

Elaborar la masa para empanada como se indica en la receta de este blog. Para acceder de forma inmediata a la receta, pinchar sobre la palabra “Masa de empanada” que se encuentra en el listado de ingredientes.

Pelar, lavar y trocear la cebolla.

Sofreír la cebolla en una sartén a fuego medio con un fondo de aceite.

Lavar y trocear los dos tipos de pimiento y el tomate.

Añadir los pimientos a la sartén y mezclar con una cuchara de madera, hasta que reblandezcan ligeramente.

Bajar la temperatura del fogón e incorporar el tomate troceado. Rehogar la preparación unos minutos.

Trocear en porciones muy pequeñas el solomillo de atún e incorporarlo. Mover el conjunto para mezclar los sabores y cocinar el atún de forma uniforme, entre cinco y diez minutos.

Agregar el tomate frito e integrarlo en la preparación. Rectificar de sal y guisar el compuesto cinco minutos más.

Poner el huevo dentro de un cazo, cubrir con agua fría y cocer durante 8 minutos a partir del punto de ebullición.

Pelar, trocear y añadir el huevo con el resto de ingredientes.

Colocar la elaboración en un recipiente amplio y dejar enfriar.empanada gallega 3.JPGPrecalentar el horno 200 C calor arriba y abajo.

Disponer la masa de empanada sobre la mesa de trabajo y estirarla con el rodillo. Cortar la masa de la forma que se deseé, en dos piezas del mismo tamaño.

Colocar la primera pieza de masa sobre una lámina de papel de hornear (también se puede forrar un molde con la masa, para que quede menos irregular).

Poner todo el relleno en el centro de la masa, repartido equitativamente por toda la superficie y dejando sin rellenar un centímetro y medio por todo el contorno (hay que dejar ese espacio, para posteriormente sellar la empanada).

Situar sobre el relleno la segunda pieza de masa.

Sellar la empanada con las puntas de un tenedor y para embellecer los extremos, con los dedos ir haciendo dobleces hacia dentro.

Después, hacer una pequeña perforación en en la parte superior, a modo de chimenea.

Para terminar, pintar la empanada con un poquito de leche o huevo batido.

Finalmente cocerla dentro del horno cuando éste haya alcanzado la temperatura adecuada, entre 30 y 40 minutos.

Una vez dorada, sacarla del horno y dejarla enfriar sobre una rejilla.

Para disfrutar al máximo de todo su sabor y textura, se recomienda elaborar la empanada el día anterior. Conservarla refrigerada y sacarla a temperatura ambiente entre 20 o 30 minutos antes de su consumo.

BRANDADA DE BACALAO

brandada de bacalao9.JPG¿A quién le apetece un aperitivo delicatessen? En la entrada de hoy os deleito con una exquisita brandada de bacalao. Suave, cremosa y extremadamente sabrosa. ¡No os perdáis esta receta!

La brandada de bacalao es una receta sencilla y fácil, que se puede servir para untar unas tostadas de pan como si fuera un paté, para rellenar pimientos del piquillo o añadirle un poco de patatas cocidas o alcachofas, tal y como se presenta en las Islas Baleares.

La receta que encontrarás en esta página está inspirada en la fórmula que habitualmente se realiza en francia, ya que en su elaboración se emplean algunos ingredientes para afinar el sabor del bacalao; tales como la leche y la patata, pero en éste caso sin abandonar la esencia de la receta original del mediterráneo, en la que se incluye ajo y aceite de oliva virgen extra.

Al parecer el origen de la brandada de bacalao fue una variante del allioli. Cuando se introdujo el bacalao seco en España (siglo XVI) entre otros muchos usos culinarios, el bacalao se añadió a una emulsión de aceite y ajo, majando (machacando) la mezcla de ingredientes en un mortero hasta obtener una crema densa y untuosa. Hay que tener en cuenta que en todo el cuadrante noroccidental del arco mediterráneo, así como en la Península Ibérica, existen numerosos platos caseros y sencillos a base de bacalao y aceite de oliva, a veces con ajo y otras no. La brandada pertenecía a la cocina casera, tradicional y popular que cenaban a menudo los campesinos de la costa que va desde Alicante hasta la región de Liguria (noroeste de Italia) hasta que, en la época de la Revolución Francesa, la receta llegó a París.

En París se adaptó al gusto del lugar y, sobre todo, de los cocineros profesionales de moda en la época, que quisieron añadir ingredientes para suavizar los sabores del mediterráneo. Así, la versión parisina evita el ajo (considerado vulgar), sustituye el aceite de oliva por otros aceites vegetales, a veces por mantequilla, y añade nata, leche, patata u otros ingredientes. Hay que tener presente, sin embargo, que para elaborar la brandada de bacalao mediterránea tradicional no se emplean estos ingredientes. 

La notoriedad que en la época tuvo la cocina que se confeccionaba en París, presentada como francesa, hizo que este, como muchos otros platos (o versiones de ellos) se dieran a conocer en otros lugares del mundo. En España, en cambio, se extendió del este, a través del Pirineo, hacia el País Vasco y después, al resto de regiones.

Su nombre en castellano viene del catalán brandada, del verbo catalán brandar, que significa “balancearse”, “trotar”, “mover enérgicamente con un movimiento de vaivén”. El nombre original es idéntico en catalán y en occitano (Provenza y Liguria), y en ambas lenguas tiene el mismo significado.brandada de bacalao6.JPGSe trata de una emulsión, antiguamente machacada al mortero (ahora se hace también con batidora), en la que se monta, como para hacer una mayonesa, bacalao levemente hervido y aceite de oliva. A veces se añade un poco del agua de cocción del bacalao. En esta cocción, se ha podido añadir laurel y cebolla además del bacalao y de agua. La brandada final se puede condimentar con pimienta, ajo y perejil picado, y siempre necesita una rectificación de sal.

Este es uno de los platos más exquisitos que se pueden encontrar habitualmente en los menús de la mesa catalana. Es nutricionalmente muy completo, ya que contiene un gran abanico de nutrientes aportados por sus ingredientes característicos.

El bacalao aporta todo su sabor además de las proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B, minerales como el yodo, flúor, zinc y grasas poliinsaturadas del tipo omega 3, que ayudan en la prevención y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, implicadas directamente en disminuir la cantidad del conocido mal colesterol LDL en sangre e impedir así su fijación en las paredes arteriales. Además el tejido conectivo del pescado presenta una mayor digestibilidad que el de las carnes, por lo que resulta un aporte de proteínas sin riesgos para la salud.

En esta receta la patata aporta el almidón, hidrato de carbono de reserva vegetal que aumenta el valor calórico del plato, y la leche aglutina y suaviza la mezcla, aportando sobre todo calcio, vitaminas A y D, proteínas y grasas.

Es un plato adecuado para todas las edades, que constituye una buena opción para incrementar la ración semanal de pescado, cumpliendo así con las recomendaciones de los expertos en nutrición que aconsejan tomar este alimento cuatro veces por semana.


brandada de bacalao 7.7.JPGIngredientes (4 personas):

  • 400 G Bacalao
  • 400 G Patatas
  • 250 Ml leche
  • 2 Dientes de ajo
  • 10 Ml Aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de nuez moscada molida
  • Rebanadas de pan tostadas
  • 1 Diente de ajo, 1 nuez de mantequilla, cebollino o perejil picado para decorar (opcional)

Elaboración:

Para desalar el bacalao ponerlo dentro de un cuenco y cubrirlo con agua fría, dejarlo 24 horas en el interior de la nevera y cambiar el agua 3 tres veces cada ocho horas. Si se desea más información para desalar el bacalao correctamente, en el blog hay publicado un artículo en el que se explica cómo proceder, para acceder de forma rápida pinchar sobre el siguiente enlace; Desalar bacalao.

Una vez se tenga el bacalao desalado, ponerlo dentro de una cazuela y cubrirlo con agua fría, llevarlo al fuego y retirarlo cuando comience a hervir. Dejarlo reposar durante 20 minutos.

Sacar el bacalao, retirarle la piel y las espinas y desmenuzarlo. Después, majarlo en el mortero para proporcionarle una textura untuosa.

Poner las patatas en agua fría y cocerlas durante 20 minutos; escurrirlas y pasarlas por el pasapurés.BRANDADA DE BACALAO7.JPGPreparar un baño maría para cocinar la brandada. Para ello, colocar al fuego una cazuela con un poco de agua en su interior y sobre ella colocar un cuenco resistente al calor (si se dispone de cazo apropiado para éste fin, hacer uso de él. Se trata de un utensilio de cocina muy práctico para este tipo de elaboraciones que se puede emplear tanto en cocina como en repostería. Se puede adquirir en tiendas especializadas o por internet y su precio es asequible). Cocer al baño María el bacalao desmigado, la patata triturada, los ajos machacados y sazonar con nuez moscada recién molida y en caso necesario, rectificar de sal. De esta manera, la cocción del bacalao no se hace a fuego directo sino a través del agua caliente de la cazuela donde está introducido el recipiente que lo contiene.

Añadir poco a poco el aceite y la leche templada mientras se mueve con energía con una cuchara de madera. Debe quedar una crema no demasiado espesa.

Una vez realizada la crema de bacalao se puede presentar de diferentes maneras; servir caliente y gratinada en el grill del horno, fresca a temperatura ambiente con tostadas de pan o como complemento de otras recetas:

  • Caliente; disponer la brandada de bacalao en una fuente de horno y sobre ella añadir la nuez de mantequilla cortada a trocitos, para gratinarla a continuación. Dorar la brandada bacalao durante unos minutos en el horno a 250 C, con el programa específico para gratinados. Después, condimentar con cebollino o perejil picado.
  • Fría; decorar el plato con cebollino o perejil troceado y unas rodajas de ajo doradas en un fondo de aceite.
  • Para complementar otros platos; añadirlo según se especifique en la receta o para usos posteriores, reservarla refrigerada por un periodo no superior a cuatro días.

brandada de bacalao 9.JPG

SALMÓN CON VINAGRETA DE MANGO Y ARROZ AL AGUA DE COCO

salmón a la plancha con vinagreta de mango y arroz al coco 4.JPGPara el menú de hoy se ha elaborado este plato tan completo, sabroso y nutritivo. Es una bomba de sabores y todos ellos combinan a la perfección. Recomiendo encarecidamente preparar esta receta, puesto que es deliciosa y muy refrescante.

Como alimento principal se ha empleado el salmón fresco, que admite múltiples preparaciones culinarias. Su carne es firme y sabrosa, pero a la vez delicada y agradable.

La tonalidad rosa o rojiza de la carne se acentúa con la cocción, lo que da como resultado un alimento muy atrayente. En esta receta se cocina asado a la parrilla o a la plancha, para no aumentar en exceso el contenido graso del mismo. Pero además, gracias a su contenido graso el salmón resulta igualmente jugoso con una preparación sencilla, pudiendo cocinarse hervido, al vapor o en papillote. Todas estas opciones son válidas y de cualquier forma este plato conservará todo su encanto.

A continuación, antes de proceder con la receta se puede leer una breve introducción donde se detallan las propiedades y beneficios nutricionales más destacados del salmón:

Existen dos grandes familias de salmones, el salmón del Atlántico o europeo, que se encuentra en las aguas del Atlántico y el mar Báltico, y en los ríos de Francia, Escocia, Noruega y el norte de España; y el salmón del Pacífico, de carne más seca y rosada.

El salmón se cría en piscifactorías en todo el mundo, lo que ha contribuido a potenciar su comercialización y a abaratar su precio. Se distingue entre salmón salvaje, poco abundante, y el de criadero, procedente de Noruega, Escocia e Irlanda, de carne menos fina y más grasa. Su calidad depende de sus condiciones de cría; en contenedores pequeños o en grandes zonas, y de su alimentación.

El salmón que encontramos fresco en los mercados españoles es salmón atlántico, pero los salmones que se comercializan congelados, así como sus derivados, excepto el salmón ahumado, suelen ser salmones del Pacífico.

El color de su piel es azul grisáceo. Está cubierto de escamas pequeñas, con manchas oscuras que se encuentran por encima de la línea lateral. Su carne es rosácea, más intensa cuanto más se alimenta de crustáceos en estado natural.

Los ejemplares adultos miden hasta 1,5 m y pesan 36 kilos. El peso de los jóvenes aumenta de forma lenta mientras permanecen en aguas dulces. Cuando llegan al mar sube con rapidez. Al cabo de 1 año miden 60 cm y pesan aproximadamente 2 kilos, a los 3 años alcanzan un metro de longitud rondando los 10 kilos de peso.

Los salmones salvajes comen peces pequeños, crustáceos e insectos. Los procedentes de cultivo se alimentan de conglomerados de harinas de pescado, colorantes naturales como el caroteno para dar color a su carne, vitaminas y minerales.

El salmón es un pescado azul o graso que aporta unos 11 gramos de grasa por cada 100 gramos de carne, un contenido similar al de las sardinas, el jurel o el atún. La grasa es rica en omega-3, que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos plasmáticos, y además aumentan la fluidez de la sangre, lo que previene la formación de coágulos o trombos. Por este motivo, se recomienda el consumo habitual de salmón a la población general, y en particular en caso de trastornos cardiovasculares.

El salmón es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, al igual que el resto de pescados.

En cuanto a vitaminas, destaca la presencia de algunas pertenecientes al grupo B como la B2, B3, B6 y B9 y B12. Éstas permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos, es decir, hidratos de carbono, grasas y proteínas e intervienen en procesos de gran importancia (formación de glóbulos rojos, síntesis de material genético, funcionamiento del sistema nervioso y del sistema de defensas, etc.). No obstante, la cantidad presente de estas vitaminas no es muy significativa si se compara con otros alimentos ricos en estos nutrientes.

La riqueza en grasa del salmón hace que contenga cantidades interesantes de algunas vitaminas liposolubles como la A y la D. La A contribuye al mantenimiento, crecimiento y reparación de las mucosas, piel y otros tejidos del cuerpo. Además, favorece la resistencia frente a las infecciones, es necesaria para el desarrollo del sistema nervioso y para la visión nocturna. También interviene en el crecimiento óseo, en la producción de enzimas en el hígado y de hormonas sexuales y suprarrenales. La vitamina D regula los niveles de calcio en la sangre y favorece la absorción y fijación de este mineral en los huesos.

El salmón es fuente de magnesio y yodo, y su contenido medio de hierro es inferior al de la mayoría de los pescados. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos. También forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. El yodo es indispensable para el buen funcionamiento del tiroides, así como para el crecimiento del feto y el desarrollo de su cerebro.

El salmón presenta un inconveniente que comparte con todos los pescados azules y es su contenido en purinas, que en el organismo se transforman en ácido úrico, por lo que se aconseja limitar su consumo en caso de hiperuricemia o gota.


salmón a la plancha con vinagreta de mango y arroz al coco.JPGIngredientes (2 personas):

Vinagreta de mango:
  • 1/2 Mango pequeño
  • 1/2 Aguacate pequeño
  • 1/4 Pimiento rojo mediano
  • 1/4 Pimiento verde mediano
  • 1/2 Cebolla roja mediana
  • Cilantro fresco picado
  • Zumo de una lima o un limón
  • 1 Cda Aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 Cda vinagre de manzana
  • Sal y pimienta (al gusto)
Arroz al agua de coco:
  • 150 Ml Leche de coco (puede ser ligera)
  • 150 Ml Agua mineral
  • 150 G Arroz de jazmín o basmati
  • 1/4 Cdta Sal
salmón:
  • 2 Lomos de salmón fresco (de ración)
  • Sal y pimienta para moler (al gusto)
  • 1 Lima o limón

Elaboración:

  • Vinagreta de mango y aguacate:

Pelar y trocear en pequeñas porciones el mango y el aguacate.

Lavar y cortar en forma de cubo los pimientos y la cebolla.

Lavar, secar y picar muy fino el cilantro.

En un cuenco mezclar la fruta y la verdura; el mango, el aguacate, los dos tipos de pimiento y la cebolla.

Espolvorear con la picada de cilantro y mezclar suavemente.

En un recipiente profundo poner el aceite, el vinagre, sal y pimienta recién molida. Emulsionar la mezcla con un batidor manual y verterla sobre la preparación anterior.

Reservar la vinagreta dentro del refrigerador, tapada o cubierta con un trozo de papel film transparente apto para el uso alimentario hasta el momento de servir.

  • Arroz al agua de coco:

Poner al fuego una cazuela y llevar a punto de ebullición la leche de coco, con el agua mineral y la sal.

Poner el arroz sobre un colador de malla fina y lavarlo bajo el chorro del grifo con agua fría, hasta que el agua que filtra los granos de arroz salga limpia.

Cuando el líquido de la cazuela comience a hervir, añadir el arroz, tapar y cocer a fuego medio-alto entre 10 y 15 minutos (para ser más preciso, cocer el arroz según las indicaciones que vienen especificadas por el fabricante en el envase del producto).

Transcurrido el tiempo, revolver el arroz con una cuchara de madera y dejarlo escurrir sobre un colador de malla fina (tras la cocción no se debe refrescar al arroz con agua).

Reservar el arroz en un lugar cálido para que no pierda la temperatura.salmón a la parrilla con vinagreta de mango y arroz al agua de coco.JPG

  • Salmón:

Limpiar y retirar la piel al salmón. Cortarlo en cubos de 4 x 4 cm y sazonar con sal y pimienta.

Precalentar una parrilla a fuego medio-alto, cuando esté caliente asar en ella los trozos de salmón, girandolos cada uno o dos minutos para queden dorados por todas las superficies.

Una vez asados, retirar la parrilla del fuego y sacar las porciones de pescado.

Disponer una porción de arroz en cada plato de servicio, repartir la vinagreta de mango en ambos platos y colocar sobre cada uno de ellos una ración de salmón.

Presentar el plato decorado con unas rodajas de lima o limón.

QUINOA CON GAMBAS

gambas con quinoa 12.JPGLa quinoa cada vez más de moda, es un alimento muy nutritivo con un exquisito sabor, que combina perfectamente con otros alimentos en multitud de preparaciones culinarias. En la receta de hoy se presenta con gambas condimentadas con perejil y ajo.

La quinoa es una planta andina, originada en los alrededores del lago Titicaca (Perú y Bolivia) y domesticada por los pueblos de América entre los años 3.000 y 5.000 antes de Cristo. Fue cultivada y consumida por las civilizaciones prehispánicas, pero a la llegada de los españoles se reemplazó, en parte, por los cereales, aunque todavía supone un alimento importante para los pueblos quechua y aymara de las zonas rurales de la región andina de América del Sur.

Este beneficioso y sano alimento se produce en Bolivia, Perú, Colombia, Ecuador, Argentina y Chile y en menor medida en la zona norteamericana de Colorado, el Himalaya y Finlandia. Es muy rico, puede prepararse de diversas maneras y sus propiedades son incontables.

Su componente principal son los hidratos de carbono, representados fundamentalmente por almidón.

La quinoa es apreciada por su alto contenido en proteínas completas, que contienen hasta nueve aminoácidos esenciales para el ser humano.

La quinoa es una excelente fuente de fibra dietética tanto soluble como insoluble.

También es alta en gran variedad de vitaminas y minerales, especialmente manganeso, magnesio, hierro, cobre y fósforo.

Está libre de gluten y es fácil de digerir con un bajo índice glucémico, lo que significa que mantiene los niveles de azúcar en la sangre.

La quinoa es apropiada para todo el mundo pero especialmente para los celíacos (personas intolerantes al gluten), las personas vegetarianas por la gran cantidad de proteínas completas, deportistas y mujeres embarazadas, con más necesidad de proteínas, minerales y vitaminas.

Si se desea obtener más información sobre este pseudocereal tan interesante se recomienda visitar la página de este blog, en la que se detalla la receta de “Hamburguesas vegetales de quinoa y brócoli” (otra manera saludable de incluir quinoa en la dieta). En la introducción de la citada página se profundiza con más detalle sobre las propiedades de las semillas de quinoa.


gambas con quinoa.JPGIngredientes (2 personas):

Quinoa:

  • 1/4 Cda Aceite de oliva virgen extra
  • 1/4 Cebolla finamente picada
  • 1/2 Diente de ajo picado
  • 1/4 Cdta Chile en polvo
  • 95 G Quinoa sin cocer
  • Sal y pimienta
  • 250 Ml Caldo de verduras
  • 1 Cda Perejil fresco picado

Gambas al ajillo:

  • 1/4 Cda Aceite de oliva virgen extra
  • 125 G Gambas o gambones crudos
  • 1/2 Diente de ajo finamente picado
  • Perejil fresco picado
  • Sal
  • Zumo de medio limón

Elaboración;

  • Quinoa:
En un colador de malla fina, enjuagar la quinoa con agua fría.
Calentar el aceite de oliva en una olla grande a fuego medio. Añadir la cebolla y el ajo, cocinar, removiendo ocasionalmente, durante 3 minutos o hasta que la cebolla se ablande.
Añadir la quinoa y el chile en polvo. Sazonar con sal y pimienta y saltear durante 1 minuto.
Agregar el caldo y llevar a ebullición sin cubrir. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego al mínimo, tapar y cocer a fuego lento durante 20 minutos o hasta que el agua quede absorbida y la quinoa esté tierna.
Retirar del fuego y reservar .QUINOA CON GAMBAS AL AJILLO.JPG
  • Gambas al ajillo:

Poner al fuego una sartén grande con el aceite de oliva a temperatura media-alta .

Cuando la sartén esté caliente agregar las gambas y saltear, hasta que éstas cambien de color.

Incorporar el ajo y el perejil y mezclar con una cuchara de madera.

Disponer la quinoa sobre platos de servicio y encima colocar las gambas o los gambones.
Rociar con el jugo de limón y servir caliente.