FRUTA CONFITADA

LIMON CONFITADO 3..png

Se llama fruta confitada a la fruta que se sumerge y cocina posteriormente en almíbar para que pierda su humedad interior y poder conservarla sin riesgo de putrefacción.

El proceso continuo de sumergir la fruta en almíbar provoca que ésta se sature de azúcar, evitando así el crecimiento de microbios que la pudren, por lo que pueden mantenerse varios años en buen estado sin necesidad de medidas de preservación adicionales. Dependiendo del tamaño y el tipo de fruta, el proceso de confitado puede suponer varios días. Pueden confitarse piezas enteras, trozos de fruta o tiras de piel.

Las frutas confitadas pueden, posteriormente, ser glaseadas o escarchadas. Ambos procesos consisten en dar un recubrimiento de azúcar a la fruta. El glaseado aporta un recubrimiento uniforme y liso, mientras el escarchado da un aspecto de «escarcha» al solidificarse el azúcar sobre la fruta formando pequeños cristales.


Ingredientes:

  • 4 Limones o naranjas grandes de piel gruesa.
  • Azúcar común.
  • Agua.
  • Azúcar común y chocolate negro 70% para decorar (opcional)

Elaboración:

Cortar la piel de los cítricos en bastoncillos (hay que asegurarse de cortar la menor parte blanca posible).

Después, blanquear las pieles. Para ello, ponerlas a cocer en agua fría y cuando el agua empiece a hervir dejarlas 2 minutos y escurrir.

Sumergirlas de nuevo en agua fría y repetir el proceso del mismo modo, un total de 3 veces.

Una vez terminada la tercera cocción, escurrir las cáscaras y pesarlas.

La medida que de el peso de las cáscaras, será el peso para el agua que se va ha emplear en la preparación y, el doble para el azúcar;

  • PESO CÁSCARAS = PESO AGUA
  • PESO CÁSCARAS O PESO AGUA = DOS MEDIDAS PESO AZÚCAR

Poner a fuego alto un cazo con el agua y el azúcar y remover hasta que el azúcar se disuelva por completo.

Añadir las cáscaras de limón y continuar cociendo. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego a  temperatura media y cocer 25 minutos.

Pasado el tiempo, retirar el cazo del fuego y dejar templar, lo justo para no quemarnos (teniendo en cuenta que si lo dejamos enfriar completamente, se quedarán duras y pegadas).

Sacar la fruta del cazo de una en una y ponerlas sobre papel de horno separadas unas de otras. Dejarlas secar en esa posición aproximadamente 3 horas.

Para finalizar, si se desea, rebozar las piezas de fruta en azúcar granulado o bañarlas en chocolate fundido.

Se conservan perfectamente en su propio almíbar, en tarros de cristal o envueltas en papel de horno. Almacenar siempre en lugar oscuro, fresco y seco.

Un comentario en “FRUTA CONFITADA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s