CUSCÚS CON VERDURAS Y CARNE

blog4.JPG¡Me encanta el cuscús! Es aromático, suave y muy sano. Aprendí a prepararlo en una pequeña escapada que realizamos a Tánger, Marruecos. Nos alojamos en la casa de los familiares de un amigo, nos trataron estupendamente.  Gracias a “la tita” en la cocina de su residencia aprendí cómo se elabora esta maravilla de cuscús de verdura que hoy os presento.

El cuscús es un plato típico del bereber (las lenguas bereberes constituyen una familia de lenguas afroasiáticas, habladas por los grupos bereberes en el norte de África, por unos veinticinco millones de personas, de los cuales 12 millones residen en Marruecos, y entre 7 y 8 millones residen en Argelia) cuya denominación proviene de las palabras seksūo kseksū, que significan “redondito” o “bien redondo”. Es un plato tradicional hecho a base de sémola de trigo (en la antigüedad estaba hecho de pequeñas migas de pan). Se le podría considerar como el plato principal en muchos de los pueblos del norte de África, y algunas familias lo cocinan diariamente. El cuscús es un alimento que consiste en granos de sémola de trigo duro de tamaño medio con menos de un milímetro de diámetro.

Una de las primeras referencias al cuscús procede de un escrito anónimo del siglo XIII (Libro de la cocina en el Magreb y Al-Ándalus) en el que se menciona una receta para preparar el cuscús. El cuscús fue un plato muy apreciado en Al-Ándalus y entre la población morisca durante los siglos posteriores, como lo muestra el hecho de que en castellano antiguo exista una denominación para este plato; alcuzcuz.

El cuscús se elabora tradicionalmente con semola de la parte dura del trigo molida de tal forma que no se ha llegado a convertir en harina. Este proceso de molienda se puede hacer con otras especies cereales tales como; cebada, mijo, polenta, arroz y granos de maíz.

El cuscús tiene un sabor neutro, se impregna fácilmente con aromas de los ingredientes con los que se cocina. Los granos en la preparación deben presentarse separados y no en grumos, para lo que puede utilizarse una pequeña cantidad de mantequilla que ayude a esta función o un aliño de salsa ligera para dar mayor humedad.

Para cocinar, la sémola de trigo se coloca en una cuscusera especial que, como las vaporeras, tiene un colador por encima de la cazuela. En la parte de abajo se prepara un estofado de carne con verduras, de la que el cuscús es guarnición. Al final, tras varias horas de vaporizado, removiendo y rectificando lo necesario, se consigue una pasta suelta, vaporosa y desbordante de aroma.

Dependiendo del país el cuscús se prepara de una forma u otra. Pero normalmente se hace para acompañar platos de cordero, pollo (típico de Marruecos) y verduras, todo acompañado de la indispensable harissa (salsa picante que se usa en los países del Magreb) o puré de pimientos rojos, picantes y secos.


Desde un punto de vista nutricional, el cuscús es un alimento muy energético por su elevado contenido en hidratos de carbono, en especial almidón y vitamina B1. Se trata de un alimento que aporta energía, ideal para deportistas y para quienes precisen de un aporte extra de energía (por ejemplo, para estudiantes).

Aporta 350 calorías por 100 gramos de alimento crudo y contiene casi un 13% de proteínas, lo que lo ubica como uno de los cereales con mayor aporte proteico. Eso sí, sus proteínas son deficientes en el aminoácido lisina, por lo que su valor nutricional es limitado.

Además, es un alimento muy bajo en grasas, siendo la mayor parte de su contenido  ácido graso esencial linoleico, además de oleico.

Aporta interesantes cantidades de fibra, esenciales para regular el tránsito intestinal.

Es muy rico en vitaminas del grupo B, dentro de las cuales podemos mencionar la vitamina B1 o tiamina, que en combinación con los hidratos de carbono lo convierten en un alimento sumamente energético, dado que las distintas enzimas que participan en la asimilación de la glucosa la necesitan. También contiene vitamina E, un reconocido antioxidante natural.

Entre su contenido en minerales podemos mencionar los siguientes; calcio, hierro, potasio, zinc, fósforo y magnesio.

Si combinamos el cuscús con carne y verduras, incrementamos su valor nutricional obteniendo un plato muy completo.

Este plato tan natural y saludable es ideal para incluir en nuestra dieta.


SONY DSC

Ingredientes( 4 personas):

  • 250G Cuscús
  • 1/2 Cebolla mediana
  • 1/2 Kg Carne magra de ternera
  • 125 G Garbanzos cocidos
  • Perejil fresco
  • Una rama de canela
  • 1 Cdta Pimienta
  • 1 Cdta Jengibre en polvo
  • 2 Cdta curcuma
  • 1 Cdta Canela
  • 1 Cda Sal
  • 2 Zanahorias medianas
  • 1/4 Kg de Calabaza
  • 1 Calabacín mediano
  • 1 Patata mediana
  • 1 Nuez de mantequilla

Elaboración:

Realizar un atillo o “bouquet garni” atando con hilo de cocina la rama de canela y el perejil. Reservar para usar más adelante.

Pelar, lavar y picar la cebolla.

Poner una olla (la olla ha de tener el adaptador o artilugio “vaporera”para posteriormente cocer al vapor el cuscús) con un fondo de aceite a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente, añadir la cebolla. Sofreir unos minutos.

Limpiar, trocear e incorporar la carne a la cazuela. Mover con una cuchara de madera para cocinar la carne por todas sus superficies, durante cinco o diez minutos.

Integrar las especias; pimienta, Jengibre,curcuma, canela, sal y el atillo de perejil-rama de canela. Mezclar todos los ingredientes durante un par de minutos.

Añadir agua hasta cubrir la preparación, e incorporar los garbanzos.

Tapar los alimentos con la tapadera de la olla y dejar cocer, hasta que la carne esté tierna.

Disponer una fuente grande y honda sobre la mesa de trabajo. Colocar  sobre ella el cuscús y añadir agua hasta dejarlo totalmente cubierto. Después, remover para distribuir el agua y esperar a que el cuscús lo absorba por completo.

Pelar, lavar y trocear  las verduras.

Incorporar al guiso las zanahorias, la calabaza y la patata. Cocer durante aproximadamente 15-20 minutos. Al mismo tiempo, colocar la vaporera sobre la olla y cocer al vapor el cuscús por el mismo tiempo (durante la elaboración del plato, el cuscús se cocina al vapor sobre el guiso entre dos y tres veces, por un tiempo aproximado de 15-20 minutos cada intervalo. Se realiza de este modo para evitar la mala digestión que pueda producir el cereal).

Después, retirar la vaporera y colocar el cuscús de nuevo sobre la fuente, mover los granos de sémola para que no se apelmacen y dejarlos templar.

Agregar el calabacín dentro de la olla y continuar la cocción 15-20 minutos más. Como en el caso anterior, colocar al mismo tiempo que añadimos el calabacín la vaporera y, vaporizar el cuscús sobre ella.

Pasado el tiempo de cocción, retirar la vaporera y verter el cuscús sobre la fuente. Añadir la nuez de mantequilla y mezclar hasta integrar por completo. Los granos de cuscús han de quedar sueltos y tiernos.

Pasar el cuscús a la fuente de servicio y reservar en un lugar cálido para que conserve el calor.

Retirar la olla del fuego y colar el caldo sobre un bol.

Colocar la verdura, los garbanzos y la carne sobre el cuscús, regar el plato con parte del caldo y servir de inmediato.blog5.JPG

BIZCOCHO DE YOGUR

bizcocho22.JPG¡Bizcocho, riquísimo bizcocho! Una pieza clave en cuanto a repostería se refiere. Es un clásico y un básico de diversos sabores, formas y colores.

La palabra bizcocho, proviene del latín bis coctus  cuyo significado es “cocido dos veces”.

La doble cocción, consiste en secar al bizcocho dentro del horno después de cocido para prolongar su conservación. Motivo por el cual a lo largo de la historia fue empleado como alimento habitual de soldados y navegantes.

Se trata de una preparación de gran antigüedad. Hay antecedentes en las representaciones de la tumba de Ramsés III en Tebas, procedentes del siglo X a. de C.

La historia nos ha legado muchísimas recetas, en ocasiones asociadas a algún evento o lugar. Hay bizcochos que son patrimonio de la cocina de Occidente como por ejemplo; las magdalenas, el bizcocho enrollado (brazo de gitano), el plum cake, o el clásico “cuatro cuartos”.

Se pueden distinguir dos grupos fundamentales: los bizcochos para tomar solos y los bizcochos para rellenar, emborrachar o formar tartas. Siendo éstos últimos más ligeros, el más extendido es el bizcocho de genovesa (genoise en francés, su lugar de origen) que se utiliza para hacer tartas de pisos.

El bizcocho más sencillo contiene tres ingredientes básicos en idénticas proporciones; huevos, azúcar y harina.

Es idóneo emplear la harina de trigo especial de repostería, nunca harina de fuerza (ésta última contiene demasiado gluten y restaría volumen al bollo). En ocasiones, se mezcla con otros tipos de harina tales como; harina fina de maíz (maizena), harina integral de trigo  u otros cereales y frutos secos. En todo caso, para evitar que se formen nudos y en la masa puedan aparecer impurezas proporcionadas por el cereal, es muy aconsejable tamizar la harina antes de incorporarla en la masa.

Se suele utilizar el azúcar común o blanquilla, aunque hay bizcochos que se dulcifican con azúcar moreno o miel. De hecho, la miel fue el edulcorante que se empleó para endulzar los bizcochos hasta que se introdujo el azúcar refinado de la caña de azúcar, procedente de Asia.

Los huevos se utilizan enteros o separando yemas de claras, pero lo primordial es batirlo muy bien para conseguir una masa aireada y esponjosa.

Adicionalmente puede llevar grasa, generalmente mantequilla y aceite, aunque también manteca de cerdo o margarina.

La levadura en polvo (química) se suele añadir para gasificar y, por tanto darle volumen. Aunque también, montando las claras a punto de nieve se consigue un efecto parecido.

El bizcocho admite líquidos en pequeñas cantidades tales como; leche, zumos, licores…

Los demás ingredientes sirven para aromatizar y darle un sabor distintivo; ralladura de limón, yogur, almendra molida, fruta, cacao, coco rallado, etc..

El bizcocho se hornea entre 180 y 190 °C hasta que esté bien cocido, el tiempo de cocción dependerá del grosor de la masa.


bizcooooo.JPGLas proporciones de los nutrientes del bizcocho pueden variar según el tipo y la cantidad del alimento, además de otros factores que puedan intervenir en la modificación de sus nutrientes. Recuerda que según la preparación del bizcocho, pueden variar sus propiedades y características nutricionales.

Entre las propiedades nutricionales del bizcocho cabe destacar que contiene los siguientes; hierro, proteínas, calcio, fibra, potasio, yodo,  zinc, carbohidratos, magnesio, sodio, vitaminas de los grupos A,B,C,D,E y K, fósforo,colesterol, grasa y azúcar.

La cantidad de calorías que contiene un bizcocho ronda las 300 -400 kcal. por cada 100 gramos. El aporte energético de 100 gramos de bizcocho es aproximadamente un 17% de la cantidad diaria recomendada de calorías que necesita un adulto de mediana edad y estatura que realice una actividad física moderada.

Las calorías que aporta este alimento, proporcionan a nuestro organismo la energía que necesita para realizar las actividades diarias. Nuestro cuerpo usa las calorías como fuente de energía para realizar cualquier actividad física; andar, correr o hacer deporte. Sin calorías, no tendríamos energía pero, es importante tener en cuenta que un exceso de éstas puede producir sobrepeso.

La cantidad de proteínas del bizcocho, se aproxima a 6,05 g. por cada 100 gramos.

Las proteínas son útiles y necesarias para mantener fuerte nuestra musculatura ya que, sin un aporte adecuado de proteínas, nuestra masa muscular se debilitaría y reduciría paulatinamente. Para su asimilación,  nuestro organismo descompone las proteínas en aminoácidos. Las proteínas que el cuerpo sintetizadas, además de ser útiles para la creación de nueva masa muscular, también intervienen en funciones fisiológicas sin las cuales, nuestro organismo no podría subsistir.


bizcocho.JPGIngredientes:

  • 4 Huevos
  • 1 Yogur Natural (usar como referencia de medida para el resto de ingredientes el vasito del yogur)
  • 1 o 1 y 1/2 Medida de azúcar (depende de lo dulce que se quiera)
  • 1 Medida de Aceite de Girasol
  • 3 Medidas Harina
  • 16 G Levadura química
  • Una pizca de sal

Elaboración:

Engrasar un molde para bizcocho (yo usé un molde desmontable de 25cm)

Colocar la rejilla del horno de tal forma que cuando coloquemos el molde del bizcocho, éste quede a media altura.

Precalentar el horno a 190C calor arriba y abajo.

Sobre un cuenco, tamizar la levadura junto a la harina. Reservar.

En un bol amplio, colocar los huevos con el azúcar. Batir la mezcla (preferiblemente con unas varillas eléctricas a velocidad máxima) enérgicamente alrededor de 15 minutos. Hasta conseguir una pasta mullida de tono blanquecino que haya doblado su volumen.

Incorporar el yogur y el aceite. Continuar batiendo la mezcla a menos intensidad para así, evitar que reduzca en exceso la mezcla esponjosa que conseguimos inicialmente.

Añadir la harina junto a la levadura y mezclar. Lo haremos con mucha suavidad y movimientos envolventes para  impedir que la harina desarrolle demasiado gluten  y reste esponjosidad al bizcocho.

Verter la mezcla dentro el molde.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, colocar el molde sobre la rejilla que en un principio dispusimos dentro del horno.

Hornear la preparación 30-40 minutos.

Pasados los treinta primeros minutos (nunca antes) abrir la puerta para comprobar la cocción del bizcocho, con un testados o palillo. Este paso hay que hacerlo con mucha rapidez para evitar que el horno pierda temperatura y el bizcocho se estropee.

Cuando se compruebe que el palillo sale limpio y el bizcocho está bien cocido, sacarlo del horno.

Dejar el bizcocho dentro del molde 5-10 minutos.

Después, desmoldar el bollo y trasladarlo a una rejilla. Dejarlo enfriar por completo.

Espolvorear toda la superficie con azúcar glas y servir.

FAJITAS DE POLLO CON GUACAMOLE Y NACHOS MEXICANOS

defitiva.JPGHoy almorzamos comida mexicana, ¡Que buena y sabrosa! Con ese ligero sabor picante… La mezcla de sabores no puede ser mejor.

Las fajitas, sirven como sustituto de una comida o una cena en momentos concretos. Es un alimento muy completo que provee a nuestro organismo de variedad de nutrientes: los hidratos de carbono y fibra lo proporcionan las tortillas de trigo integral, las proteínas las otorga el pollo, las grasas “buenas”el aceite de oliva, las vitaminas y nutrientes reguladores los aportan los vegetales que acompañan al plato. Cuanta más variedad de verduras, más sano y nutritivo será el bocado. Para algunas personas el posible inconveniente podría ser el picante de la salsa, que pone límite a los estómagos más delicados, pudiendo prescindir de él si se desea.


La fajita es uno de los platos más tradicionales, populares y deliciosas de la cocina Tex-mex y del norte de México. Consiste en carne asada a la parrilla y cortada en tiras, servida sobre una tortilla de harina de maíz o harina de trigo. Originariamente las fajitas se elaboraban sólo con carne de vaca; hoy en día se han popularizado con carne de cerdo, pollo, etc… En algunas comarcas se asa la carne junto con pimientos y cebollas. Los condimentos más populares para acompañar las fajitas son la crema agria, el guacamole, pico de gallo, queso y tomate.

La gastronomía tex-mex, corresponde a las costumbres culinarias y a los platos de la gente Mexicano-Estadounidense que reside en Texas. Se trata de una fusión de dos estilos y dos formas de entender la cocina, aunque no muy distintos en lo que a ingredientes se refiere.

Su nombre hace referencia a la zona fronteriza entre México y Estados Unidos, en particular a la zona del estado de Texas. Principalmente fue la comida mexicana la que fue evolucionando para satisfacer el paladar de los estadounidenses. Situación que ha ocurrido con un sin fin de comidas típicas que se tienen que ir amoldando a los paladares locales.

La comida tex-mex se caracteriza bastante por los sabores fuertes. Al igual que la comida mexicana, esta lleva picante o ají, al que los mexicanos llaman chile.

Pero como los inmigrantes mexicanos han sido millones, la comida tex-mex se ha ido expandiendo hacia la costa oeste de Estados Unidos. Eso sí, no se queda solamente por aquellas latitudes. Hoy en día es una comida conocida mundialmente debido principalmente a sus sabores fuertes y sabrosos que se ha ido adaptando a los diversos gustos de cada nación en que se arraiga.


fajifaji.JPG

Ingredientes (4 unidades grandes u 8 pequeñas):

Guacamole;

  • 1 Aguacate maduro
  • 1 Tomate
  • 1/2 Cebolla
  • 1/2 Lima o Limón
  • Sal
  • 1 Chile (opcional)
  • 100 G Nachos (opcional)

Fajitas de Pollo;

  • 2 Pechugas de pollo
  • 2 Dientes de ajo
  • 1 Chile o guindilla
  • 1/2 Pimiento verde
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 1/2 Cebolla
  • 1 Tomate
  • 2 Cds Tomate frito
  • Pimentón dulce y picante (al gusto)
  • Sal
  • 4 Tortillas de trigo integral
  • 4 Cda Queso Cheddar u otro tipo de queso fundente rallado.

Elaboración:

  • Guacamole;

Pelar el aguacate, retirar el pipo y poner la pulpa en un cuenco o mortero.

Rociar el aguacate con el zumo de lima o limón.

Pelar el tomate y retirarle las semillas. Trocear en cubos de pequeño tamaño.

Lavar, pelar y picar la cebolla.

Con el bastón del mortero o un tenedor triturar el aguacate, añadir el tomate y la cebolla. Sazonar con la sal.

Mezclar todos los ingredientes y añadir un poco de chile si se desea (para conservar el guacamole fresco y evitar que el aguacate se oxide y ennegrezca poner el pipo del aguacate encima de la preparación hasta su hora de consumo). Tapar con un plástico film transparente hasta el momento de servir.

3333333333333333333.JPG

  • Fajitas de pollo;

Cortar las pechugas de pollo en tiras de 1-2 cm de grosor.

Quitar la piel a los ajos y dejarlos de una pieza.

Lavar el chile o guindilla y trocearlo en tres o cuatro trozos.

Lavar y pelar los pimientos, el tomate y la cebolla. Cortar el pimiento a tiras y la cebolla a pluma.

En una sartén amplia poner unas gotas de aceite, cuando la sartén coja temperatura, añadir los ajos hasta que se vean dorados. Incorporar el chile y las tiras de pollo.

Con una pala de madera mover los trozos de pollo para cocinarlo de forma uniforme. Cuando el pollo esté listo, sacarlo de la sartén y desechar los trozos de chile y los ajos.

Colocar el pollo en una fuente o plato y reservar.

En la misma sartén, añadir la cebolla y los pimientos. Saltear y agregar los dos tipos de tomate. Freír unos minutos y agregar las tiras de pollo.

Condimentar con el pimentón y rectificar de sal.

Retirar la sartén de la fuente de calor y presentar la preparación en un plato de servicio.

Esparcir el queso por encima de la preparación para que funda con el calor de los demás alimentos.

  • Presentación;

Calentar las tortillas de trigo integral y envolver con un paño de cocina para que no pierdan la temperatura.

De inmediato, llevar a la mesa las tortillas de trigo, el preparado de relleno para fajita, el guacamole y los nachos. Así,  cada comensal se podrá servir la cantidad que desee.

¡Y, a disfrutar!

SONY DSC

DORADA A LA VASCA

SONY DSC

La dorada es un manjar exquisito, que apenas necesita adornos y añadidos  para ser deliciosa. Se trata de un pescado blanco (también conocido como pescado magro) se convierte en un alimento tan nutritivo como saludable, que no debería faltar dentro de una dieta equilibrada y sana. Destaca especialmente por su alto contenido en proteínas, vitaminas (como las vitaminas del grupo B) y minerales (como el fósforo, yodo o calcio, entre otros). La dorada es un pescado ligerísimo que, además de ser bajo en grasa, contiene poquísimas calorías. De ahí que sea un alimento ideal en dietas de adelgazamiento o en cualquier dieta equilibrada.

Posee numerosos beneficios para la salud; Su contenido tanto en grasas como en calorías es muy bajo. Rico en ácidos grasos omega3 y omega6. Se trata de un alimento fácilmente digerible y rico en proteínas de alto valor biológico.

Es muy recomendado en personas que desean bajar de peso y en dietas en las que el individuo deba proteger su sistema cardiovascular.


Su nombre común viene de la franja dorada característica que se encuentra entre sus dos ojos. Es una especie costera, llegándose a encontrar incluso en estuarios, y es típica de la pesca deportiva.

Es un pez distribuido desde las Islas Británicas a Cabo verde y por todo el  Mar mediterráneo, incluso el Mar Menor. Los ejemplares más jóvenes frecuentan zonas litorales y lagunas costeras mientras que los adultos prefieren aguas más profundas, normalmente por los 30m de profundidad, aunque pueden llegar hasta los 150 m en época de reproducción. Se mueven entre las algas de zonas rocosas o superficies arenosas de los bajos fondos.

Se alimenta principalmente de peces, crustáceos y moluscos que desentierra con su cola. En ocasiones también come algas y plantas verdes marinas.


SONY DSC

Ingredientes (para 2 personas):

  • 2 Doradas de ración, preferiblemente de pesca extractiva(le pediremos al pescadero que le quite cabeza y espina)
  • 4 Dientes de ajo
  • 8-10 Guindillas cayenas
  • 2 Patatas medianas
  • 2 Chalotas o cebollitas francesas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Perejil picado

Elaboración:

Forrar una bandeja de horno con papel de aluminio (para evitar que los olores se adhieran y los alimentos se puedan agarrar en la bandeja).

Limpiar, pelar y cortar al estilo panadera las patatas.

En una cazuela con poco fondo cocer las patatas a medio medio durante 20 minutos.

Precalentar el horno a 200C calor arriba y abajo.

Pelar los dientes de ajo y cortarlos a láminas.

Poner a fuego medio una sartén con un fondo de aceite y freír en ella las láminas de ajo junto a la guindilla cayena. Cuando los ajos estén ligeramente dorados, retirar la sartén del fuego.

Pelar y cortar en cuartos las cebollas.

Sofreír las cebollitas en una sartén antiadherente muy caliente con unas gotas de aceite. Cuando estén tostadas, retirar la sartén del fuego y sacar los trozos de cebolla.

Retirar con unas pinzas las posibles espinas que hayan podido quedar entre la carne del pescado y, lavar suavemente bajo el chorro del grifo para quitar los probables coágulos de sangre y restos de escamas que pueda tener.

Colocar una parrilla o sartén antiadherente a fuego alto. Cuando la sartén adquiera una temperatura alta, marcar las doradas por ambas superficies (terminarán de cocinarse dentro del horno) comenzando primero por la parte carnosa. Darles la vuelta pasados 1-2 minutos y mantendremos otro minuto por la parte que tiene piel. Retirar de la fuente de calor y reservar.

Escurrir las patatas, reservando parte del líquido de cocción.

Esparcir las patatas y las cebollitas sobre la bandeja de horno que anteriormente se ha forrado con papel de aluminio. Bañarlas con un poco de líquido de cocción para que queden jugosas y los sabores se mezclen mejor.

Disponer sobre la cama de patata y cebolla las doradas con la parte carnosa hacia arriba y agregar los ajos tostados junto a las guindillas cayena.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, meter la bandeja dentro del horno a media altura y hornear 12 minutos. No exceder el tiempo de horneado, el pescado ha de quedar sabroso.

Presentar las doradas de ración junto a la patata y la cebolla. A estas últimas como toque final, espolvorear con perejil picado.

Servir el plato de inmediato, acompañado de vino blanco y un buen pan.

SONY DSC

ENSAIMADA DE MALLORCA

SONY DSC

El fin de semana andaba yo de antojo, me puse manos a la obra y preparé unas exquisitas ensaimadas Mallorquinas. Son espectaculares y, si no tenéis la preciosa isla de Mallorca a vuestro alcance, también podéis degustar este dulce típico en vuestra propia casa, sin necesidad de viajar al archipiélago.

Después de la breve introducción sobre la historia de las ensaimadas, en la receta os explico cómo proceder para su elaboración. En cuanto a sabor, textura y aspecto son idénticas a las que comercializan en su tierra de origen. Sorprende lo auténticas que quedan, yo las he preparado en varias ocasiones y siempre han sido un éxito.

Adelantó que la preparación lleva su tiempo, son muy entretenidas… Si queréis poneros a ello, buscar un día tranquilo y no hagáis planes. Se trata de masa fermentada y para lograr buenos resultados hay que respetar sus tiempos de reposo.


Encontramos las primeras referencias escritas sobre la ensaimada de Mallorca en el siglo XVII . En esta época, aunque el destino principal de la harina de trigo era la elaboración de pan, existen documentos en los que consta la elaboración de ensaimadas mallorquinas con motivo de fiestas y celebraciones.

Las referencias históricas demuestran que la ensaimada de Mallorca forma parte del patrimonio cultural e histórico de Mallorca, constituyendo sin duda un referente en la repostería propia de la isla, que en el día de hoy conserva todas sus características tradicionales.

La ensaimada de mallorca es un producto típicamente artesano. Actualmente, constituye el producto de repostería por excelencia con el que se identifica la Isla de Mallorca y cuenta con un gran reconocimiento social. En este sentido, la actividad turística desarrollada en la Isla ha permitido que este producto adquiera un reconocimiento internacional.

La Ensaimada de Mallorca, a propuesta de la Associació de Forners i Pastissers de les Illes Balears obtuvo su protección como Denominación Específica, el año 1996 y en abril de 2003 el gobierno de las Islas Baleares aprobó el Reglamento que la reconoce como Indicación Geográfica Protegida.

Las variedades más típicas son la “lisa” (que es como se denomina a la que no va rellena de nada) y la de cabello de ángel.

SONY DSC

Por si algún lector se interesa por este tipo de relleno “cabello de ángel”, he recopilado información de sus usos culinarios y elaboración. También, de su materia prima y forma de cultivo.

Que nostalgia… Recuerdo como en la finca, mi padre cultivaba entre otras muchas, esta  variedad de calabaza año tras año. Después, con ellas preparábamos un exquisito cabello de ángel que usábamos para rellenar empanadillas y hojaldres.

El cabello de ángel se elabora mediante la cocción de la pulpa de calabaza (en España se emplea la calabaza de cidra o almizcleras) en una solución de azúcar muy concentrada (almíbar). El dulce resultante, consta de filamentos delgados de color blanco transparente o ligeramente dorado. Para preparar el almíbar, se suele añadir la misma cantidad de azúcar que de calabaza.  En algunas ocasiones se incorpora a la mezcla zumo de limón  y canela para aromatizar.

El origen exacto de la calabaza se desconoce, pero distintas líneas de análisis apuntan a México y Perú. Hoy se cultiva desde Chile y Argentina hasta el sur de Estados Unidos y en la zona mediterránea de Europa, donde se llevó en el siglo XVII. Parece que fueron los propios europeos quienes la introdujeron en India, Japón y Filipinas, hoy en día importantes productores. Su cultivo es muy sencillo y no requiere grandes cuidados. Las mejores zonas de cultivo son las templadas, húmedas y con días largos.

Su recolección comienza a principios de otoño y se prolonga hasta finales del invierno, pero no debe ser utilizada recién recogida. Unos seis meses después de su cosecha, su sabor es más puro y después de un año de ser almacenada en un lugar sin mucha luz, ventilado y relativamente fresco, es cuando más especiales son. Si le damos un golpe con los nudillos y suena a hueco, sabremos que es el momento para consumirla.

Generalmente, la calabaza cabello de ángel tiene un tamaño muy regular, con ejemplares de entre cuatro y seis kilogramos de peso. La piel es lisa y dura, por lo que protege perfectamente su interior.

La calabaza cabello de ángel es en su mayor parte agua, en un 95%. No aporta macronutrientes, pero sí es muy rica en micronutrientes, fibra, potasio, betacarotenos, provitamina A, y en vitaminas C, E y del grupo B. Pese a tener gran cantidad de azúcares, no tiene gran cantidad de calorías. No obstante, cuando es cocinada como cabello de ángel se convierte en una fuente rápida de energía, por la adición de azúcar.


SONY DSC

Ingredientes (para 12 ensaimadas pequeñas o 3 grandes):

Masa;

  • 230 Ml Agua fría
  • 2 Huevos pequeños
  • 90 g Azúcar
  • 500 G Harina de fuerza
  • 4 G Sal
  • 20 G Levadura fresca de panadería
  • Manteca de cerdo ibérica

Relleno y acabado;

  • Manteca de Cerdo
  • Cabello de ángel y crema de cacao
  • Azúcar glas

Elaboración:

  • Masa;

En un cuenco grande colocar todos los ingredientes excepto la levadura. Mezclarlos con una cuchara de madera hasta conseguir una pasta semi-pegajosa  pero manejable.

Si disponéis de panificadora o robot con accesorio amasador, trasladar la masa al electrodoméstico. Si no tenéis o decidís amasar a la forma tradicional, preparar la mesa de trabajo. Espolvorear la mesa con  un poco de harina y comenzar a trabajar la masa. En ambos casos amasar hasta conseguir una bola lisa y brillante (el tiempo de amasado dura entre 25-30 minutos)

Cinco minutos antes de finalizar el tiempo de amasado, desleir la levadura en un poco de agua e integrarla en la masa. Cuando obtengamos una masa elástica, darle forma de bola.

Engrasar un bol con unas gotas de aceite, poner la bola de masa en su interior, taparla con un plástico film transparente  y dejar reposar 20 minutos.

Si queremos ensaimadas individuales, cortar la masa en porciones de 80G. Si preferimos ensaimadas grandes, las porciones deberían pesar en torno a los 250G. Darles forma de bola y refrigerar 30 minutos tapadas con film transparente.

SONY DSC

  • Formado y relleno;

Dispón una o dos mangas de pastelero desechables, llenar una  con cabello de ángel y la otra con crema de cacao.

En un cuenco trabajar la manteca de cerdo con las manos hasta conseguir una pasta untuosa.

Untar la mesa de trabajo con un poco de manteca.

Sacar las porciones de masa de la nevera.

Colocar una porción sobre la mesa de trabajo, aplastala con las manos y estirar la masa del centro hacia los lados, hasta conseguir una lámina rectangular muy fina, casi transparente (este paso requiere cierta habilidad para no romper la masa, si se crean roturas en la masa durante el formado, las piezas se desgrasaran en el horno y las ensaimadas perderán parte de su hojaldrado).

Repartir un poco de manteca sobre la pieza (no es necesario poner grandes cantidades, con que cubra finamente la superficie será suficiente).

Cuando la masa esté estirada de manera uniforme y untada con manteca, poner una tira de cabello de ángel o crema de cacao en la parte superior del lado más largo del rectángulo (yo realice la mitad rellenas de cabello de ángel y la otra parte de crema de cacao).

Enrollar la masa sobre sí misma comenzando por el extremo que contiene el relleno hasta alcanzar el extremo opuesto del rectángulo, finalmente se obtendrá un cordón largo.

Dejar reposar el rollo sobre una hoja de papel sulfurizado (papel de horno) 25 minutos.

Cubrir una bandeja de horno con una hoja de papel de hornear. Sobre ella enroscar el cordón en forma de espiral, dándole la típica forma de ensaimada.

Realizar el mismo paso con cada una de las piezas, hasta terminar con todos los trozos de masa.

Tapar con un paño y dejar fermentar las ensaimadas en un lugar templado y libre de corrientes de aire, hasta que doblen su volumen. Entre 6-12 horas (es importante respetar el tiempo de fermentación porque le dará sabor a la pieza y alargará su conservación una vez cocida).

SONY DSC

Transcurrido el tiempo de levado, conectar el horno y programar 200C calor arriba y abajo.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, hornear las ensaimadas por tandas entre 12-17 minutos (depende del tamaño de las piezas) y cuando adquieran un tono dorado, sacarlas. No exceder el tiempo de horneado, este tipo de bollo tiende a secarse con facilidad.

Dejar enfriar sobre una rejilla y espolvorear con azúcar glas (para diferenciar las que son rellenas de chocolate, después de ponerles azúcar glas por toda la superficie además, las podéis espolvorear con una pizca de cacao puro en polvo).

Si no vais a consumir las ensaimadas en el plazo de dos días, se pueden congelar recién hechas. Una vez horneadas y frías, conservar congeladas dentro de un recipiente hermético por un periodo no superior a dos meses.

GALLETAS LINZER

SONY DSC

Que elegancia… Estas galletas además de ser un bocado exquisito, lucen muy bellas.

Toman su nombre de la ciudad de Linz, Austria, donde fueron creadas en el siglo 17. Son una variación del “linzertort”, que es una torta a base de harina, huevos, almendras y mantequilla, rellena originalmente de mermelada de grosellas negras, hoy reemplazada por frutos rojos.

No me voy a explayar más, os presento mi versión de galletas linzer, para que podáis disfrutar tanto como yo de esta delicia.


Ingredientes:

Masa de galleta;

  • 120 G Almendras molidas
  • 190 G Harina de fuerza (También podéis usar normal o de repostería)
  • 70 G Azúcar glas
  • 120 G Mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 Huevo mediano
  • 1 cdta levadura química
  • Una pizca de sal

Relleno y acabado;

  • 100 G Frambuesas
  • 50 G Azúcar
  • 1 Hojas Gelatina
  • Azúcar glas para decorar

Elaboración:

  • Masa de galleta;

Antes de empezar, sacar los productos refrigerados de la nevera. Cuando comenceis a preparar la masa para galletas, es importante que todos los productos estén a temperatura ambiente.

En un cuenco o bol amplio, poner la mantequilla (blanda) y el azúcar. Batir la mezcla con un batidor de varillas, si es eléctrico os facilitará bastante el trabajo.

Agregar el huevo y la sal. Continuar batiendo hasta integrar por completo.

Incorporar la harina y la molienda de almendra, mezclar hasta obtener una masa lisa y ligeramente pegajosa.

Formar una bola con la masa, aplastarla y envolverla en film transparente.

Refrigerar la masa de galleta por un mínimo de dos horas.

SONY DSC

Precalentar el horno a 190C calor arriba y abajo.

Colocar un tapete de hornear o papel siliconado sobre una bandeja de horno.

Enharinar la mesa de trabajo y disponer sobre ella, la masa. Estirar con un rodillo hasta conseguir un grosor de 1,5 centímetros.

Cortar en parejas (una primera base lisa y  una segunda perforada en el centro) porciones de masa con un cortapastas y, trasladarlas con cuidado a la bandeja de horno que previamente hemos preparado.

Hornear las galletas aproximadamente 8-10 minutos. Cuando los bordes inferiores presenten un ligero tono tostado, sacarlas de inmediato (al sacarlas comprobareis que la masa aún es blanda y podría parecer que todavía están crudas. No preocuparos, endurecerán a medida que se vayan enfriando).

Dejarlas unos minutos sobre la bandeja. Cuando sea posible despegarlas sin riesgo de romperlas, pasarlas a una rejilla. Colocar en una parte las primeras bases y en otra las perforadas.

Cuando las bases perforadas aún estén calientes, poner el azúcar glas sobre un tamiz y espolvorear las galletas en abundancia.

Dejar que enfríen por completo.

  • Relleno y acabado;

En un cazo calentar a fuego bajo-medio las frambuesas junto al azúcar. Cocinar hasta conseguir una mermelada semi espesa.

Hidratar en agua fría la hoja de gelatina.

Cuando la fruta esté cocida, pasarla por un tamiz para retirar la semilla de las frambuesas.

Escurrir la gelatina y añadirla a la mermelada de frambuesas. Dejar templar la preparación.

Disponer una manga de pastelero desechable y llenarla con la preparación anterior.(de este modo es más preciso pero, también se puede omitir este paso y realizar el llenado de las galletas con una cucharilla).

Depositar una pequeña cantidad de mermelada sobre la primera base lisa y cubrir con su pareja perforada.

linzer.JPG

PIZZA BARBACOA

SONY DSC

Hoy almorzamos ¡Pizza! ¿Alguien conoce alguna persona a la que no le guste la pizza?

La pizza tiene una historia muy peculiar e interesante, pues ejemplifica las transformaciones que un alimento pasa a través del tiempo. Seguro que piensas que su origen es italiano pero debo decirte que aunque ahí se inventó en el siglo XIX como la conocemos hoy en día, tiene predecesores aún más antiguos.

Una versión primitiva de este plato son los “plakuntos” de origen griego, que eran unos panes planos con aceite de oliva y especias. Poco a poco, se les incorporaron otros ingredientes como quesos de cabra y oveja que eran un alimento de nómadas, ideal para comer y transportarse sin sacrificar el sabor.

Posteriormente, en la época de los romanos se comenzó a hornear junto a todos los ingredientes. Los vestigios arqueológicos de hornos hechos con ladrillo y madera indican que fueron perfeccionando sus técnicas para la preparación de la comida.

Incluso hay referencias más antiguas que las dos anteriores, pues en Egipto (de donde se heredó el método de fermentación para la elaboración de pan), en el año 2500 a. de C. se consumían unos panes planos y redondos, cocinados en cenizas o lozas calientes, que también se conocen como “flatbreads”.

Varios siglos después y entre guerras, conquistas, migraciones y descubrimientos, llega el tomate (el tomate llega a Italia en bajeles españoles en el año 1554), un regalo de México al mundo, logró que este manjar fuera lo que hoy en día conocemos.

En el año 1835 un famoso escritor (Alejandro Dumas) apuntó que la pizza era la única comida de la gente humilde en Nápoles durante el invierno y que su receta incluía aceite de oliva, queso, tomate, pescados de la región, carnes frías, o solo con ajo y hierbas, si se tenía poco dinero.

En 1889, Raffaele Esposito era el dueño de la pizzería napolitana Brandi, que era un local muy célebre entre sus habitantes y los fuereños. Él fue quien marcó la historia de la pizza como la conocemos hoy en día.

Para terminar con la breve redacción de la historia de la pizza, os dejo un relato curioso. Es un ejemplo clave del proceso de legitimación de los platos populares por parte de otros estratos sociales para su difusión y dispersión. Ya que la pizza es parte de la democracia culinaria de Italia.

[Un día la reina Margarita de Savoya estaba aburrida de la comida de palacio, así que decidió ir al puerto, pues se enteró de la fama de lo que Raffaele preparaba en su restaurante. El cocinero, quiso homenajear a la noble y le dedicó una receta: la pizza Margarita, con mozzarella de leche de búfala, albahaca y salsa de tomate. Ella quedó encantada y llevó la tradición de la pizza a las clases altas…]


SONY DSC

La pizza es un alimento muy completo, si la elaboramos en casa podemos elegir los ingredientes que más  nos convienen y que más nos gustan. Lamentablemente es un alimento bastante calórico, por lo que hay que moderar su consumo.

La pizza es un alimento rico en carbohidratos (25,8 gramos/100 gramos), grasa (11,5 gramos/100 gramos) y proteína (8,8 gramos/100 gramos). Unos 100 gramos de pizza aportan aproximadamente unas 234 calorías y, por tanto, una ración pequeña puede ser apta incluso para dietas de adelgazamiento. Si deseas controlar el peso y el colesterol puedes acudir a las pizzas vegetales, con queso descremado, aceite de oliva o mozzarella light. En la actualidad se pueden conseguir estos ingredientes, en casi todas las grandes superficies de alimentación.

Los valores nutricionales de la pizza varían según los ingredientes que utilicemos, pero siempre son más recomendables aquellas pizzas realizadas de forma casera que las industriales, que tienen un alto contenido de grasa. En este último caso es muy difícil saber qué tipo de grasas se emplearon, incluso a veces se utilizan grasas de origen animal que son malas para nuestro sistema cardiovascular.

Aunque también se puede comprar las bases ya preparadas, congeladas o de panadería, es todo un regalo para el paladar preparar la masa de pizza en casa con harina, levadura, agua y sal.

Es muy sencillo. Además, se pueden preparar varias pizzas de una vez  y conservar congeladas por un periodo no superior a 3 meses.


SONY DSC

Ingredientes:

  • 1 Disco de masa para pizza
  • 3 Cda Passata di pomodoro o tomate frito concentrado (casero o comprado, según preferencia)
  • 1 Bola de mozzarella o 4-5 Cda de mozzarella rallada (según gustos)
  • 3 Cda Salsa barbacoa
  • 5-6 Lonchas de bacon
  • 2 Cda Queso fundente
  • 1/4 Cebolla
  • 1 Cda Orégano
  • Sal y pimienta

Elaboración:

Preparar la masa de pizza según se indica en la receta del blog (para visualizarla pinchar sobre la palabra “masa para pizza” que encontrareis en el listado de ingredientes).

Si decidimos elaborar la passata di pomodoro o concentrado de tomate en casa, seguir las instrucciones que se indican en la receta (para acceder al enlace, ticar sobre la palabra “passata di pomodoro” en la lista de ingredientes).

Precalentar el horno a 250C calor arriba y abajo. Colocar la bandeja de horno a media altura. (si tenemos piedra de hornear, colocarla a media altura sobre la rejilla y sustituir la bandeja de horno).

Disponer una hoja de papel de hornear sobre la mesa de trabajo y colocar sobre ella el disco de masa.

Cubrir con una fina capa de tomate concentrado y añadir la mozzarella.

Poner salsa barbacoa al gusto y encima, colocar las lonchas de bacon .

Esparcir una pequeña cantidad queso fundente sobre toda la superficie del disco.

Incorporar la cebolla y espolvorear con el orégano seco. Salpimentar.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, hornear la pizza 15-20 minutos.

piz.JPG

PASSATA DE TOMATE CASERA

ly.jpg

La passata di pomodoro, significa literalmente pasada por un pasapuré. La passata de tomate es un ingrediente imprescindible en la cocina italiana. Se trata de hacer un puré con los tomates y confitarlos a fuego lento con una pizca de sal y azúcar, hasta obtener un concentrado de tomate denso y con mucho sabor.

El uso del concentrado de tomate es muy amplio, desde su incorporación en guisos y salsas, donde además de aportar color y sabor actúa como espesante, su empleo directo en masas de pizza y platos de pasta (moderando su utilización, ya que su sabor está muy concentrado), para reconstituirlo añadiendo agua u otros líquidos y disponer de una salsa o zumo de tomate, entre otros. La passata di pomodoro, es un indispensable para completar nuestra despensa.


Ingredientes:

  • 2 Kg Tomates carnosos (los mejores son los de pera)
  • Sal al gusto
  • Azúcar al gusto
  • Aceite de oliva virgen

Elaboración:

Lavar y trocear los tomates en cuartos.

En una cazuela grande, poner los tomates unos minutos a fuego lento, tapados y dándoles la vuelta de vez en cuando, hasta que empiecen a estar blandos y se les separe la piel.

Cuando estén listos, colocar un cuenco bajo el pasapuré.

En varias tandas, pasar todo el tomate por el pasapuré.

Una forma de acortar el tiempo de reducción del puré es colarlo por una tela puesta sobre un colador y dejarlo escurrir. De esta forma le quitamos gran parte de líquido antes de llevarlo a la sartén.

Poner unas gotitas de aceite de oliva en una sartén amplia de fondo grueso y verter en ella el puré.

Aderezar con la sal y  el azúcar (el azúcar se emplea para restarle acidez al tomate).

Calentar el puré a fuego muy bajo y dejarlo reducir sin que apenas burbujee, el tiempo necesario hasta obtener un puré denso y rojo. Remover con una cuchara de madera de vez en cuando, para evitar que se agarre al fondo de la sartén.

Transferir la passata de tomate a recipientes herméticos y cubrir la superficie con aceite de oliva, ésto favorecerá su conservación.

MASA DE PIZZA

PIZZA BLOG.jpg

Preparar masa de pizza en casa es muy sencillo. El sabor y la textura no tiene comparación con las bases o masas industriales que venden en las superficies de alimentación.

El tiempo de elaboración es de 20-30 minutos (más el tiempo de levado; aprox. 1hora). En este caso, merece la pena invertir tiempo para preparar masa de pizza de forma casera. Podéis preparar cantidad extra para usar la masa en otra ocasión. 

Os informo de que si sobra masa, la podéis congelar. Para ello, envolverla en plástico film, escribir la fecha de fabricación con un rotulador y guardarla en un recipiente hermético dentro del congelador. Conservada adecuadamente, podéis consumirla preferentemente en un periodo no superior a tres meses.

También, podéis congelar la pizza ya formada. Para que  la pizza quede como recién hecha, debéis precocer la masa 10 minutos dentro del horno precalentado  a máxima potencia antes de añadirle los ingredientes. Dejarla enfriar por completo sobre una rejilla, ponerla encima de papel de hornear cortado a medida y, después añadir los ingredientes elegidos. Envasar en bolsas destinadas a la conservación de alimentos congelados o envolverla a piel con film transparente, poner otra capa de papel de aluminio  para asegurar su conservación y escribir la fecha de fabricación en el envase. Como en el caso anterior, se puede consumir por un periodo no superior a tres meses. Para hornear las pizzas congeladas, precalentar el horno a 250C o a la temperatura que lo hagáis habitualmente, desenvolver la pizza y hornear entre 10-15 minutos. 


 

Ingredientes (dos discos de masa para pizza grandes o tres medianos):

  • 225 Ml Agua
  • 1 Cda Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cdta Sal
  • 400 G Harina especial pan
  • 12 G Levadura fresca de panadería

Elaboración:

En un bol grande introducir parte de la harina. Dejar unas 4 cucharadas de harina separadas para ir engordando la masa.

Formar un volcán con la harina y realizar un hoyo en el centro.

Disolver la levadura en agua templada y verter la mezcla en el centro del volcán.

Añadir el aceite de oliva y la sal (es importante que la sal y la levadura no entren en contacto directo, para no tener problemas en el proceso de fermentación).

Integrar todos los ingredientes con una cuchara de madera, cuando se obtenga una masa todavía ligeramente pegajosa, preparar la zona de amasado.

Espolvorear el lugar con un poco de harina, sacar la masa del bol y empezar a trabajar la masa con las manos. Es muy importante el refinado de la masa para que quede más elástica y suba mejor. Para refinarla, debemos estirar la masa como un churro y retorcerla en espiral varias veces. Volvemos a juntar y amasar de nuevo durante diez minutos.

Después de esos 10 minutos, podremos manipular la masa con más rapidez e irá quedando elástica y homogénea.

La medida de harina correcta es “hasta que la masa no se pegue a las manos”, pero tampoco se debe de abusar (yo en los ingredientes he puesto 400 G aunque en realidad empleé unos 40 gramos más, todo depende de la harina pues no siempre viene de moliendas iguales, ni el trigo es el mismo).

Tornar la masa en una bola.

Engrasar un bol con unas gotas de aceite e introducir la bola de masa en él. Tapar el bol con un paño de algodón durante unos 45 -50 minutos (para saber el tiempo que se debe dejar levar la masa, utiliza el siguiente truco; si al apretarla con un dedo la masa vuelve a su posición original, estará lista para preparar).

BIZCOCHO DE CHOCOLATE CON PERA

lilia.JPG

¡Que delicia de bizcocho! Tenéis que probarlo, es muy sabroso. La pera proporciona al bizcocho mucha jugosidad.

La pera es un alimento muy versátil. Se puede consumir con o sin piel, cruda o cocida, en tartas, postres, zumos, batidos, ensaladas, guarniciones… Tiene un sabor muy fácil de combinar.

A estas alturas no es necesario decir lo beneficioso que es para nuestro organismo consumir frutas y verduras en abundancia; lo que sucede es que a veces no sabemos cuáles son aquellos que nos aportan mayores beneficios y terminamos comiendo siempre las mismas de igual modo, lo que puede tornar a nuestra dieta un poco monótona y aburrida.

La pera es un superalimento. Destacar de esta fruta la diversidad de vitaminas que contiene, entre ellas las vitaminas A, B1, B2, B3, C, E y K.

A su vez son muy ricas en ácido fólico, cobre, fósforo, potasio, boro, calcio, magnesio, sodio, azufre y hierro (si deseas saber si el contenido en hierro de la pera es elevado lo único que tienes que hacer es cortarla y ver si su pulpa se vuelve marrón, si esta no cambia su color es porque su contenido en hierro es bajo).

El alto contenido en boro ayuda a retener el calcio en el organismo, por lo que es un excelente alimento para prevenir afecciones vinculadas a la falta de calcio.

Los beneficios para la salud que brinda la pera son innumerables. Entre ellos posee gran cantidad de fibras y éstas, ayudan a acelerar el ritmo intestinal.

La vitamina C que podemos encontrar en las peras funciona como un potente antioxidante de las células y hacen que el sistema inmunológico se vea reforzado cada vez que consumimos esta deliciosa fruta. Los componentes antioxidantes y flavonoides de las peras, también pueden inducir efectos anti-inflamatorios en el cuerpo y reducir el dolor asociado con enfermedades de inflamación.

Aquellas personas que tengan problemas de colesterol alto encontrarán una gran aliada en la pera, ya que sus elevados niveles de pectina ayudan a reducir los niveles de lípidos de nuestro organismo.

Esta fruta posee un gran valor nutritivo, por lo que si además de dieta estamos realizando actividad física, la pera será un excelente complemento.

Bien, ahora que conoces muchas de las propiedades de la pera, ya no tienes excusas para no consumir esta deliciosa y nutritiva fruta. En esta ocasión propongo elaborar este peculiar bizcocho de chocolate, que en su interior esconde una estupenda pera. Os aseguro que no os dejará indiferente, la combinación de ambos alimentos es muy acertada.


SONY DSCIngredientes:

  • 75 G Cacao desgrasado en polvo
  • 210 G Leche
  • 3 Huevos
  • 150 G Azúcar
  • 250 G Harina
  • 8 G Levadura
  •  100 G Aceite de girasol u oliva suave
  • 1 Yogur natural
  • 8 Peras medianas

Preparación:

Precalentar el horno 190C calor arriba y abajo. Situar la rejilla del horno a media altura.

Disponer ocho moldes redondos  de 9 cm de diámetro y 5 cm de altura. Engrasar con mantequilla y espolvorear con harina, sacudir los moldes para retirar el sobrante de harina.

Lavar y pelar las peras salvando el rabito. Realizar un pequeño corte recto en la base de la pera para que se sostengan erguidas dentro de los moldes y ponerlas sobre un papel de cocina absorbente para retirar el exceso de líquido.

Tamizar la levadura junto a la harina.

En un cuenco, batir a velocidad alta con unas varillas (si son eléctricas os facilitara mucho el trabajo) los huevos y el azúcar. Batir alrededor de 15 minutos, hasta que el azúcar se disuelva por completo y la mezcla aumente su tamaño, adquiriendo un tono blanquecino.

Bajar la velocidad al batidor, añadir el aceite y el yogur.

Incorporar el cacao en polvo y batir hasta que se diluya en la mezcla.

Agregar la harina con la levadura a la elaboración anterior e integrar con ayuda de una lengua repostera, realizando movimientos envolventes para no bajar el batido.

Colocar en el centro de cada molde una pera y rellenar el resto de las cavidades con la masa de bizcocho. Llenar solo las tres cuartas partes de los moldes porque dentro del horno aumentaran su tamaño.

Cuando tengamos todos los moldes listos y el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, llevarlos todos de una vez y colocarlos sobre la rejilla.

Hornear durante 30-40 minutos. Es muy importante no abrir la puerta del horno durante la primera media hora de  cocción. Transcurrido el tiempo, comprobar con un testador o palillo largo que el bizcocho está bien cocido. Si el palillo sale limpio, retirar del horno y dejarlos enfriar sobre una rejilla.

11.JPG