DORADA A LA VASCA

SONY DSC

La dorada es un manjar exquisito, que apenas necesita adornos y añadidos  para ser deliciosa. Se trata de un pescado blanco (también conocido como pescado magro) se convierte en un alimento tan nutritivo como saludable, que no debería faltar dentro de una dieta equilibrada y sana. Destaca especialmente por su alto contenido en proteínas, vitaminas (como las vitaminas del grupo B) y minerales (como el fósforo, yodo o calcio, entre otros). La dorada es un pescado ligerísimo que, además de ser bajo en grasa, contiene poquísimas calorías. De ahí que sea un alimento ideal en dietas de adelgazamiento o en cualquier dieta equilibrada.

Posee numerosos beneficios para la salud; Su contenido tanto en grasas como en calorías es muy bajo. Rico en ácidos grasos omega3 y omega6. Se trata de un alimento fácilmente digerible y rico en proteínas de alto valor biológico.

Es muy recomendado en personas que desean bajar de peso y en dietas en las que el individuo deba proteger su sistema cardiovascular.


Su nombre común viene de la franja dorada característica que se encuentra entre sus dos ojos. Es una especie costera, llegándose a encontrar incluso en estuarios, y es típica de la pesca deportiva.

Es un pez distribuido desde las Islas Británicas a Cabo verde y por todo el  Mar mediterráneo, incluso el Mar Menor. Los ejemplares más jóvenes frecuentan zonas litorales y lagunas costeras mientras que los adultos prefieren aguas más profundas, normalmente por los 30m de profundidad, aunque pueden llegar hasta los 150 m en época de reproducción. Se mueven entre las algas de zonas rocosas o superficies arenosas de los bajos fondos.

Se alimenta principalmente de peces, crustáceos y moluscos que desentierra con su cola. En ocasiones también come algas y plantas verdes marinas.


SONY DSC

Ingredientes (para 2 personas):

  • 2 Doradas de ración, preferiblemente de pesca extractiva(le pediremos al pescadero que le quite cabeza y espina)
  • 4 Dientes de ajo
  • 8-10 Guindillas cayenas
  • 2 Patatas medianas
  • 2 Chalotas o cebollitas francesas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Perejil picado

Elaboración:

Forrar una bandeja de horno con papel de aluminio (para evitar que los olores se adhieran y los alimentos se puedan agarrar en la bandeja).

Limpiar, pelar y cortar al estilo panadera las patatas.

En una cazuela con poco fondo cocer las patatas a medio medio durante 20 minutos.

Precalentar el horno a 200C calor arriba y abajo.

Pelar los dientes de ajo y cortarlos a láminas.

Poner a fuego medio una sartén con un fondo de aceite y freír en ella las láminas de ajo junto a la guindilla cayena. Cuando los ajos estén ligeramente dorados, retirar la sartén del fuego.

Pelar y cortar en cuartos las cebollas.

Sofreír las cebollitas en una sartén antiadherente muy caliente con unas gotas de aceite. Cuando estén tostadas, retirar la sartén del fuego y sacar los trozos de cebolla.

Retirar con unas pinzas las posibles espinas que hayan podido quedar entre la carne del pescado y, lavar suavemente bajo el chorro del grifo para quitar los probables coágulos de sangre y restos de escamas que pueda tener.

Colocar una parrilla o sartén antiadherente a fuego alto. Cuando la sartén adquiera una temperatura alta, marcar las doradas por ambas superficies (terminarán de cocinarse dentro del horno) comenzando primero por la parte carnosa. Darles la vuelta pasados 1-2 minutos y mantendremos otro minuto por la parte que tiene piel. Retirar de la fuente de calor y reservar.

Escurrir las patatas, reservando parte del líquido de cocción.

Esparcir las patatas y las cebollitas sobre la bandeja de horno que anteriormente se ha forrado con papel de aluminio. Bañarlas con un poco de líquido de cocción para que queden jugosas y los sabores se mezclen mejor.

Disponer sobre la cama de patata y cebolla las doradas con la parte carnosa hacia arriba y agregar los ajos tostados junto a las guindillas cayena.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, meter la bandeja dentro del horno a media altura y hornear 12 minutos. No exceder el tiempo de horneado, el pescado ha de quedar sabroso.

Presentar las doradas de ración junto a la patata y la cebolla. A estas últimas como toque final, espolvorear con perejil picado.

Servir el plato de inmediato, acompañado de vino blanco y un buen pan.

SONY DSC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s