BIZCOCHO DE CHOCOLATE CON PERA

lilia.JPG

¡Que delicia de bizcocho! Tenéis que probarlo, es muy sabroso. La pera proporciona al bizcocho mucha jugosidad.

La pera es un alimento muy versátil. Se puede consumir con o sin piel, cruda o cocida, en tartas, postres, zumos, batidos, ensaladas, guarniciones… Tiene un sabor muy fácil de combinar.

A estas alturas no es necesario decir lo beneficioso que es para nuestro organismo consumir frutas y verduras en abundancia; lo que sucede es que a veces no sabemos cuáles son aquellos que nos aportan mayores beneficios y terminamos comiendo siempre las mismas de igual modo, lo que puede tornar a nuestra dieta un poco monótona y aburrida.

La pera es un superalimento. Destacar de esta fruta la diversidad de vitaminas que contiene, entre ellas las vitaminas A, B1, B2, B3, C, E y K.

A su vez son muy ricas en ácido fólico, cobre, fósforo, potasio, boro, calcio, magnesio, sodio, azufre y hierro (si deseas saber si el contenido en hierro de la pera es elevado lo único que tienes que hacer es cortarla y ver si su pulpa se vuelve marrón, si esta no cambia su color es porque su contenido en hierro es bajo).

El alto contenido en boro ayuda a retener el calcio en el organismo, por lo que es un excelente alimento para prevenir afecciones vinculadas a la falta de calcio.

Los beneficios para la salud que brinda la pera son innumerables. Entre ellos posee gran cantidad de fibras y éstas, ayudan a acelerar el ritmo intestinal.

La vitamina C que podemos encontrar en las peras funciona como un potente antioxidante de las células y hacen que el sistema inmunológico se vea reforzado cada vez que consumimos esta deliciosa fruta. Los componentes antioxidantes y flavonoides de las peras, también pueden inducir efectos anti-inflamatorios en el cuerpo y reducir el dolor asociado con enfermedades de inflamación.

Aquellas personas que tengan problemas de colesterol alto encontrarán una gran aliada en la pera, ya que sus elevados niveles de pectina ayudan a reducir los niveles de lípidos de nuestro organismo.

Esta fruta posee un gran valor nutritivo, por lo que si además de dieta estamos realizando actividad física, la pera será un excelente complemento.

Bien, ahora que conoces muchas de las propiedades de la pera, ya no tienes excusas para no consumir esta deliciosa y nutritiva fruta. En esta ocasión propongo elaborar este peculiar bizcocho de chocolate, que en su interior esconde una estupenda pera. Os aseguro que no os dejará indiferente, la combinación de ambos alimentos es muy acertada.


SONY DSCIngredientes:

  • 75 G Cacao desgrasado en polvo
  • 210 G Leche
  • 3 Huevos
  • 150 G Azúcar
  • 250 G Harina
  • 8 G Levadura
  •  100 G Aceite de girasol u oliva suave
  • 1 Yogur natural
  • 8 Peras medianas

Preparación:

Precalentar el horno 190C calor arriba y abajo. Situar la rejilla del horno a media altura.

Disponer ocho moldes redondos  de 9 cm de diámetro y 5 cm de altura. Engrasar con mantequilla y espolvorear con harina, sacudir los moldes para retirar el sobrante de harina.

Lavar y pelar las peras salvando el rabito. Realizar un pequeño corte recto en la base de la pera para que se sostengan erguidas dentro de los moldes y ponerlas sobre un papel de cocina absorbente para retirar el exceso de líquido.

Tamizar la levadura junto a la harina.

En un cuenco, batir a velocidad alta con unas varillas (si son eléctricas os facilitara mucho el trabajo) los huevos y el azúcar. Batir alrededor de 15 minutos, hasta que el azúcar se disuelva por completo y la mezcla aumente su tamaño, adquiriendo un tono blanquecino.

Bajar la velocidad al batidor, añadir el aceite y el yogur.

Incorporar el cacao en polvo y batir hasta que se diluya en la mezcla.

Agregar la harina con la levadura a la elaboración anterior e integrar con ayuda de una lengua repostera, realizando movimientos envolventes para no bajar el batido.

Colocar en el centro de cada molde una pera y rellenar el resto de las cavidades con la masa de bizcocho. Llenar solo las tres cuartas partes de los moldes porque dentro del horno aumentaran su tamaño.

Cuando tengamos todos los moldes listos y el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, llevarlos todos de una vez y colocarlos sobre la rejilla.

Hornear durante 30-40 minutos. Es muy importante no abrir la puerta del horno durante la primera media hora de  cocción. Transcurrido el tiempo, comprobar con un testador o palillo largo que el bizcocho está bien cocido. Si el palillo sale limpio, retirar del horno y dejarlos enfriar sobre una rejilla.

11.JPG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s