TAJÍN DE POLLO CON ALMENDRAS Y UVAS PASAS

13.13.JPG

¡Que ganas tenía de publicar esta receta! No tengo palabras para describir este plato.

El tajín es un plato tradicional que se cocina en los países del norte de áfrica. Se prepara en en un recipiente especial. Se trata de un plato con gran diámetro y generalmente, de poco fondo, hecho de barro cocido y barnizado. Dotado de una tapa cónica. Esta tapa, mantiene el calor y el vapor durante y después de la cocción, se condensa en la parte superior y vuelve a caer sobre los alimentos. Evitando que se resequen mientras se cocinan.

Esta receta típica de marruecos es indescriptible, espectacular, de las que continúas comiendo a pesar de estar saciado.

Desprende un aroma muy especial. Si os gusta probar cosas nuevas de sabor auténtico, no dejéis pasar esta receta. Merece la pena dedicarle un poco de tiempo.

Si os queréis complicar un poquito más, podéis acompañar este plato con pan marroquí “Batbut” (para ver la receta pincha en la palabra “Batbut”) y arroz especiado.


Ingredientes:

  • 1/2 kilo Pechuga de pollo de corral
  • 250 G Cebollas
  • Una palo de canela
  • 4 G Cilantro o perejil fresco en rama
  • 2 G Jengibre en polvo
  • 1 G Pimienta negra molida
  • 1/2 cdta Azafrán
  • 2 Cds Miel
  • 100 G  Uvas pasa
  • 35 G Almendras crudas enteras
  • 20 G Mantequilla
  •  1 Cda Agua de azahar
  • Sal al gusto
  • 1 Cda Zumo de limón o vinagre

SONY DSC

Elaboración:

Realizar un atillo o “bouquet garni”con el cilantro o perejil y la  canela en rama.

En un cuenco amplio rallar la cebolla, tiene que quedar bien fina.

Poner una olla a fuego medio y en ella calentar la mantequilla. Añadir la cebolla rallada y sofreír.

Incorporar el pollo y cocinar diez minutos. Remover de cuando en cuando.

Agregar el atillo de cilantro o perejil, el jengibre en polvo, la pimienta molida y el azafrán. Mezclar con una cuchara de madera.

Cubrir el guiso con agua, bastará con que sólo cubra la carne. Cocer a fuego medio 15 minutos.

Precalentar el horno a 170C.

Tostar las almendras en una sartén sin aceite.

Incorporar las almendras y las uvas pasas a la olla y remover.

Pasar la elaboración  a un tajín (el tajín que uséis debe ser apto para el horno, el que veis en la foto es sólo para emplatar, como pieza decorativa. Si no tenéis o no queréis invertir en un tajín, podéis realizar el guiso en una olla de barro con tapadera).

Hornear 15-20, hasta que el pollo esté bien cocinado.

Servir con un poco de arroz especiado y pan “batbut”.

 

PAN MARROQUÍ “BATBOUT”

SONY DSC

El batbout es un pan marroquí, similar al pan de pita. Se cocina en sartén. LLeva pocos ingredientes y se prepara muy rápido.

Queda esponjoso y la miga es muy resistente. Con él, también se pueden preparar unos deliciosos sandwich.

Ingredientes:

  • 250 G Sémola de trigo fina
  • 250 G Harina de trigo
  • 15 G Levadura fresca de panadero
  • 1 cdta sal
  • Agua tibia

Preparación:

En un recipiente mezclar la sémola de trigo fina, la harina, la sal y la levadura.

Incorporar agua poco a poco, según la vaya necesitando (no añadir demasiado agua de golpe, la masa ha de ser firme y elástica, pero no pegajosa).

Trabajar la masa durante aproximadamente 15 minutos.

Tensar la masa dándole forma de bola.

Engrasar un cuenco con aceite, colocar la masa en su interior y dejarla levar durante media hora en un lugar cálido. Sin corrientes de aire.

Transcurrido el tiempo, volcar la bola en la mesa de trabajo enharinada y amasar ligeramente para desgasar ( liberar a la masa de las burbujas de aire que se han formado durante la fermentación).

SONY DSC

Dividir la masa en porciones de 80 – 90 G cada una (con la cantidad indicada, saldrán aproximadamente ocho panes de tamaño medio) y bolear las piezas.

Enharinar la mesa de trabajo.

Con ayuda de un rodillo de cocina,  aplanar las porciones de masa, hasta conseguir un diámetro de 15 cm aproximadamente.

Como zona de reposo para la masa, acondicionar una bandeja amplia.  Cubrir con un paño grande, limpio y seco. Espolvorear sobre el paño un poco de harina y encima colocar los panes, separados unos de otros.

Tapar el pan con otro paño y dejar fermentar la masa, hasta que doble su volumen.

Poner una sartén grande al fuego. Sin añadir aceite, cocinar los panes por ambas superficies hasta verlos dorados.

Una vez cocinados y recien salidos de la sartén, depositarlos dentro de una bolsa de tela para pan o envolverlos con una tela gruesa, para mantenerlos calientes hasta el momento de servir.

2.JPG