ENSALADA DE PERA, NUECES Y QUESO AZÚL

SONY DSC

¡Me encanta esta ensalada! Se puede preparar cuando nos queden restos de hojaldre o aprovechando un encendido del horno. La pera, una vez horneada la podemos conservar en la nevera uno o dos días.

Cómo ensalada, ligerita no es… Pero como plato único, va bastante completa (si eres de poco comer… Jajaja!)

La presencia de esta ensalada como puedes observar es muy resultona y la mezcla de sabores es espectacular.

Si tenéis invitados y queréis sorprender, aquí os dejo esta idea.


Ingredientes (para dos personas):

Ensalada;

  • Hojaldre (Seis tiras de 1,5 cm de ancho X 30 cm de largo X 0,5 cm de alto)
  • 2 Peras medianas y semi maduras
  • Huevo batido o leche para pintar
  • Brotes de ensalada
  • 10 Nueces
  • 50 G Queso azúl

Vinagreta de miel;

  • 2 Cds Miel
  • 2 Cds Aceite de oliva virgen extra
  • 1 Cda Vinagre de Manzana
  • 1 cta Sal

Elaboración:

Preparamos el hojaldre según la receta, también lo podéis comprar ya elaborado (dejo el enlace en la lista de ingredientes, pinchando la palabra “hojaldre”).

Estiramos la masa hasta dejarla con un grosor de 0,5 cm. La cortamos en tiras de 1,5 cm de ancho X 30 cm de largo. Necesitaremos alrededor de seis.

Lavamos las peras. Con un cuchillo les cortamos un poquito la base con la intención de que las peras queden derechas y se mantengan erguidas.

Respetamos el rabito de la pera y lo tapamos con papel de aluminio para que no se queme durante el horneado.

Cubrimos las peras con las tiras de hojaldre. Empezamos envolviendo la parte superior de la pera, dejando caer una tira de hojaldre sobre la mitad  de la anterior en cada vuelta.

Pintamos el hojaldre con huevo batido o un poquito de leche, a los que añadiremos una pizca de sal. Esto, además de color le aportará brillo a la masa.

Colocamos las peras sobre papel de hornear y llevamos al refrigerador.

Precalentamos el horno a 250C calor arriba y abajo.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, metemos las peras y las horneamos a media altura. Mantenemos la temperatura de 250C los primeros cinco minutos. Después, bajamos la temperatura a 190C y horneamos alrededor de 20 minutos.

Sacamos las peras del horno y dejamos enfriar por completo.

SONY DSC

Disponemos dos platos o fuentes hondas.

En el centro de cada plato colocamos una pera. Alrededor de la pera, repartimos los brotes de ensalada y sobre ellos esparcimos las nueces y el queso azul troceado.

Para terminar preparamos una vinagreta de miel.

En un bote mezclador o recipiente alto, colocamos la miel, el aceite, el vinagre y la sal. Batimos enérgicamente con unas varillas, hasta fusionar todos los ingredientes.

En el momento de servir acompañamos la ensalada con el aliño.

PASTA CHOUX

13

La pasta choux es una masa de origen francés. Se emplea para preparar diversas recetas como; profiteroles, eclairs, saint honoré, paris-brest…

Al tratarse de una masa neutra, sirve para preparar recetas dulces o saladas. En la mayoría de los casos, se suele rellenar con algún tipo de crema.

Los choux también pueden servirse fritos. Cuando se fríen, son el fundamento de los beignets franceses o buñuelos.


Ingredientes:

  • 120 G Agua
  • 120 G Leche
  • 120 G Mantequilla
  • 140 G Harina
  • 240 G Huevo
  • 10 G Azúcar
  • 5 G Sal

Elaboración:

En un cazo llevamos a punto de ebullición la leche con el agua, el azúcar y la mantequilla.

Cuando hierva, volcamos de un solo golpe la harina. Mezclamos con una cuchara de madera y movimientos rápidos, hasta integrar por completo. Quedará una masa blandita y suave que se separará de las paredes del cazo. Dejamos templar (para que al añadir los huevos no se cuajen).

Incorporamos los huevos de uno en uno, (hasta que el primero no esté perfectamente integrado, no añadimos el siguiente) batiendo enérgicamente (si tenéis robot batidor, os facilitará muchísimo el trabajo).

Cuando consigamos una masa uniforme y brillante, la pasamos a una manga pastelera con boquilla redonda o petit y la dejamos reposar en la nevera por lo menos 2 horas.

Precalentamos el horno a 220C calor arriba y abajo.

Preparamos una bandeja de horno forrada con papel de hornear o tapete.

Realizamos los pastelitos colocando una pequeña cantidad de masa y dejando un espacio entre uno y otro. Duplicarán su tamaño en el horno.

Horneamos 15 minutos a 220C y 10 minutos más a 180C.

Sacamos del horno y dejamos enfriar encima de una rejilla (para que no retengan humedad en la base).