FONDUE DE QUESO EN PAN DE PUEBLO

SONY DSC

Nunca imagine que me gustaría tanto. ¡Si no lo pruebo, no lo creo! Jajaja… ¡Que delicia! En casa devoramos el pan en cuestión de minutos…

La presentación muy rústica, espectacular. El aroma, impresionante.

El queso que le pongais a la fondue es a vuestra elección. Pero tened en cuenta, gran parte ha de ser graso y fundente para que se derrita sin dificultad dentro el horno.

Yo no soy muy dada a platos tan contundentes. Suelo decantarme por opciones más ligeras, pero amig@s… ¡En esta ocasión, hay que darse el gusto!

Ya habrá tiempo para machacarse en el gimnasio cuando sea necesario. ¡En la vida hay que disfrutar! Eso de andar contando calorías a todas horas, no puede ser saludable. Debemos de llevar una vida activa, comer sano, variado y equilibrado.


Ingredientes:

  • 1 Hogaza de pan de 250-300 G
  • 100 G Queso Gouda
  • 50 G Queso Emmental
  • 60 G Queso Manchego
  • 75 G Mahonesa
  • 50 Ml Vino blanco
  • Sal y pimienta al gusto
  • Cebollino para decorar

Elaboración:

Lavar, pelar y picar fina la cebolleta.

En un cuenco grande rallar los tres tipos de queso.

Añadir la cebolleta picada, la mahonesa y la copita de vino blanco.

Aderezar al gusto con sal y pimienta.

Mezclar todos los ingredientes hasta conseguir una pasta espesa.

Precalentar el horno a 180C.

Con un cuchillo de sierra, cortar el copete a la hogaza de pan (dejando lo que será la tapadera de una sola pieza).

Retirar la miga del interior del pan, dándole a la corteza un grosor de 1,5-2 cm.

Verter la preparación anterior dentro del pan.

Cubrir el pan con su tapadera y envolverlo en papel de aluminio (que quede bien tapado, para evitar que se queme dentro del horno).

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, introducir el pan. Quedando éste a media altura. Hornear 45-50 minutos.

Picar los tallos de cebollino y decorar con ellos la superficie del pan.

¡Buen provecho!

NASI GORENG

SONY DSC

Hoy preparamos un plato típico y popular de la cocina Indonesa y cocina de Malasia. Es una versión de arroz frito, que es lo que significa en ambos idiomas.

En Indonesia el nasi goreng no conoce barreras sociales. Se puede disfrutar de la forma más simple y humilde en un “warung” (merendero) al borde de la carretera, comprarlo en un puesto callejero de la ciudad o comerlo en plato de porcelana en un restaurante de la capital, Yakarta.

El arroz que se emplea para preparar el nasi goreng ha de ser precocido. El día anterior a la elaboración del plato el arroz se cuece, enfría y refrigera.

Las principales diferencias de arroz frito indonesio en comparación con sus semejantes asiáticos Indios y Chinos es sobre todo el uso de salsa de soja dulce y la preferencia de un sabor fuerte y picante.

No existe una receta única de nasi goreng, pues cada plato de arroz frito con variaciones en determinadas mezclas, ingredientes y aderezos puede conducir a otra receta similar. En Indonesia, el nasi goreng incluye krupuk (pan de gambas) y bawang goreng (cebolla frita) para darle una textura más crujiente.

Los ingredientes se encuentran fácilmente en grandes superficies de alimentación o tiendas especializadas.

Es un plato muy sabroso y completo.


Ingredientes (dos personas):

Arroz;

  • 200 G Arroz basmati cocido, enfriado y refrigerado
  • 1 Puerro
  • 1 Zanahoria (tamaño medio)
  • 1/2 Pimiento verde (pequeño)
  • 1/2 Pimiento rojo (pequeño)
  • 1/2 Calabacín (pequeño)
  • 1 Cebolla morada
  • 1 Cda Ketjap manis
  • Aceite vegetal
  • 2 Solomillos o pechugas de pollo
  • 8 Gambones crudos

Condimento;

  • 3 Dientes de ajo
  • 1 o 2 Chiles rojos
  • 10 Gr Cacahuetes tostados
  • 1,5 cm raíz de jengibre
  • 1 Cda Jugo de media lima o limón
  • 1/2 Cda de cúrcuma

Para acompañar;

  • Cilantro picado
  • Anacardos tostados o cebolla frita
  • 1 Huevo
  • Pan de gambas

foto2.JPG

Preparación:

  • Arroz (el día anterior a la elaboración del plato);

Poner un cazo con agua y sal a hervir, cuando alcance el punto de ebullición añadir el arroz (cocinarlo según indique el fabricante en la etiqueta del producto).

Dejar enfriar y conservar en la nevera.

  • Condimento;

Preferiblemente en un procesador de alimentos o batidora, preparar la pasta que será el condimento del plato.

Colocar en el recipiente los dientes de ajo, los chiles, los cacahuetes tostados, la raíz de jengibre y la curcuma. Triturar hasta conseguir una pasta.

  • Elaboración del plato;

Pelar las gambas y retirarles la tripa (tirando del hilo negro que comienza tras la cabeza o realizando un pequeño corte en la zona superior con un cuchillo).

Limpiar el pollo, quitarle la grasa y trocearlo en pequeñas porciones.

Lavar, cortar y pelar las verduras. Trocear la cebolla, el puerro, el calabacín, la zanahoria y los pimientos con forma de bastón.

Poner al fuego una sartén amplia o wok engrasado con aceite a temperatura media-alta (la receta original usa aceite de cacahuete, pero éste es más difícil de encontrar), rehogar en ella el condimento un par de minutos.

Incorporar las gambas y el pollo. Cocinar entre cinco y diez minutos, moviendo los alimentos constantemente para dorar todas las piezas por igual.

Añadir la cebolla, los dos tipos de pimiento, la zanahoria, el puerro y el calabacín. Saltear el compuesto dos o tres minutos, las verduras tienen que quedar crujientes.

Agregar la salsa ketjap mani y el arroz. Remover el conjunto para mezclar con el resto de ingredientes. Cocinar unos minutos y emplatar.

Coronar los alimentos con cilantro picado y anacardos.

Servir acompañado de tortilla francesa en tiras o huevo frito y pan de gambas.