TARTA DE CUAJADA Y FRUTOS ROJOS

SONY DSC¡Quien se anima a preparar esta tarta de cuajada y frutos rojos tan sencilla, bonita y fresca! En casa nos encanta todo lo que tiene que ver con los productos lácteos y sus derivados. Los incluimos diariamente en nuestra dieta, ya sea tomando un vaso de leche, una porción de helado, un vasito de yogur o  un pedazo de tarta queso. Y es que los productos lácticos además de estar buenísimos son muy sanos y aportan gran cantidad de nutrientes y beneficios al organismo.

En esta página, unos párrafos más abajo se encuentra la receta para elaborar esta exquisita tarta de cuajada. Antes de proceder con la receta se puede leer una breve introducción sobre cómo se obtiene el cuajo para finalmente poder preparar entre otras cosas, este delicioso pastel.

La cuajada es un producto lácteo elaborado con leche cuajada por el efecto de un fermento, el cuajo, o alguna sustancia ácida como zumo de limón o vinagre.

Cuando la leche recién ordeñada se deja en reposo, los componentes de la leche se separan espontáneamente en nata o crema, suero y cuajada. Por tanto, encontramos dos variedades de cuajada, la que se obtiene de forma espontánea o natural y la obtenida por coagulación.

La primera apenas contiene nata ni suero y es muy rica en proteínas lácteas (caseínas) y minerales como el calcio.

La cuajada obtenida por coagulación, la de mayor consumo, se obtiene mediante la adición de cuajo (renina), generalmente animal (procedente del estómago de mamíferos rumiantes), a la leche de vaca u oveja pasteurizada, a una temperatura de unos 35ºC, dejándola en reposo durante unos 30 minutos. Contiene una parte del suero, crema y también es rica en caseínas y calcio.

La cuajada puede consumirse tal cual o bien ser utilizada para la elaboración de quesos eliminando el suero.

Su valor nutritivo es muy similar al de la leche de la cual procede; contiene lactosa (azúcar propio de la leche), es rica en proteínas de alto valor biológico, calcio de fácil asimilación, vitaminas del grupo B (especialmente, B2 o riboflavina) y vitaminas liposolubles A y D. En cuanto a su contenido graso, si la cuajada procede de leche de oveja, éste es casi el doble que si la leche es de vaca, siendo la mayor parte de las mismas grasas saturadas.

La cuajada, así como la leche y otros lácteos son alimentos con excelentes cualidades nutritivas, esenciales para la salud en todas las etapas de la vida, de fácil consumo, y en su conjunto, de fácil digestión. Por estar coagulada, la cuajada resulta algo más digestiva que la leche líquida, lo que explica que esté especialmente recomendada en personas que tienen el estómago delicado.

Por otro lado, no se aconseja su consumo en caso de intolerancia a la lactosa, diarrea aguda y, deben excluirla de su dieta las personas que tienen alergia a la proteína de la leche de vaca.

Para elaborar la tarta evidemente no se van ha realizar ninguno de los procesos descritos en los párrafos anteriores (la explicación de cómo se obtiene el producto es meramente informativa), en esta ocasión la industria alimentaria nos facilita el trabajo y en cualquier gran superficie de alimentación se pueden adquirir los famosos sobrecitos de preparado para cuajada de la marca “Royal”, una forma rápida y limpia de cuajar la leche.


SONY DSCIngredientes:

Base;

  • 1 Paquete de galletas digestive o lotus
  • 50 G de mantequilla a temperatura ambiente o 1-2 Cda de dulce de leche (puede ser ligero)

Relleno:

  • 2 tarrinas de queso fresco para untar (400 g)
  • 4 Cucharadas de azúcar
  • 1⁄2 litro de leche
  • 3 Sobres de polvos para cuajada (Royal)

Cobertura:

  • 300 G Frutos del bosque variados
  • 50 Ml Agua
  • 2 Hojas de gelatina

Elaboración:

Precalentar el horno 180 C calor arriba y abajo. Disponer la rejilla del horno en las baldas centrales de tal modo que cuando se coloque el molde dentro para hornear la tarta, éste quede a media altura.

  • Base: 

Triturar las galletas con la ayuda de un robot o con una picadora hasta que queden muy finas. Añadir la mantequilla o el dulce de leche y 1 cucharada de agua, remover hasta conseguir una masa homogénea.

Verter la masa en un molde para tartas de 20 cm de diámetro y forrar con ella el fondo y las paredes del molde, presionando con las yemas de los dedos hasta que quede una capa de grosor uniforme.

  • Relleno:

Preparar el relleno batiendo el queso con el azúcar, la leche y la cuajada hasta obtener una crema sin grumos (se puede utilizar la batidora de mano).

Verter la crema en el molde, sobre la base de galleta.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, poner el molde sobre la rejilla del horno y cocer la tarta durante 25 o 30 minutos, hasta que se haya cuajado bien por el centro.

Una vez cocida la tarta, dejarla enfriar por completo y sin desmoldar sobre una rejilla.

  • Cobertura:

Hidratar las hojas de gelatina en un poco de agua fría.

Poner los frutos rojos en un cazo con 50 ml de agua y cocinarlos a temperatura media-alta 5 o 10 minutos. Cuando la fruta comience a soltar parte del líquido y alcance el punto de ebullición, apartar el cazo del fuego y dejar templar.SONY DSCEs necesario que la temperatura del líquido con los frutos no sobrepase los 60 C (si se añade líquido demasiado caliente a la gelatina, ésta perderá fuerza y no cuajara correctamente).

Escurrir bien la gelatina y añadirla al recipiente con la fruta caliente. Mezclar con una espátula o lengua repostera hasta que la gelatina se disuelva por completo.

Después, cubrir la superficie de la tarta con la gelatina de fruta.

Esperar unos minutos  y cuando la cobertura haya enfriado,conservar la tarta dentro de la nevera un mínimo de cuatro horas.

Pasado el tiempo, desmoldar la tarta servir.

¡Espero que la disfruteis!

SONY DSC

POLOS DE FRESA Y YOGUR

HELADO FRE.JPG¡La estacion de verano para este año 2016 acaba de comenzar esta misma madrugada! Concretamente a las 00 horas y 34 minutos hora oficial peninsular. Tenemos 93 largos días y 15 horas para sacarle partido y disfrutarlo al máximo. En casa, para celebrar la entrada de ésta deseada estación del año he preparado unos deliciosos y sanos polos de fresa y yogur, ya que aún estamos a tiempo de conseguir buenas fresas de temporada en las fruterías del mercado.

Las fresas son unas exquisitas frutas que se pueden adquirir principalmente durante los meses de primavera y verano, y entre sus particularidades más importantes destaca que poseen un efecto refrescante, además de sus propiedades y beneficios.

Esta fruta, originaria de América, llegó a España en el siglo XIX. Desde entonces, las fresas y los fresones españoles, cultivados mayoritariamente en Huelva, tienen fama de tener una gran calidad. Por este motivo, son muy demandadas por el resto de países europeos, especialmente por Francia, Alemania y Reino Unido.

A causa de los sistemas de cultivo, los invernaderos ofrecen fresas y fresones durante casi todo el año. Sin embargo, su mejor temporada son los meses de marzo, abril, mayo y junio en que son más dulces y sabrosos.

A la hora de adquirirlas, se ha de tener en cuenta que se trata de un alimento muy delicado y perecedero, es importante que su apariencia sea fresca y brillante y se han de evitar los frutos que tengan magulladuras o golpes. Los tallos deben estar intactos hasta el momento de lavarlas.

La mejor forma de conservarlas es en un lugar fresco, oscuro y ventilado, o preferiblemente en el frigorífico, lo más esparcidas posible en una fuente. En estas condiciones se pueden conservar hasta cinco días.

Las fresas y los fresones son frutas que aportan pocas calorías y cuyo componente más abundante, después del agua, son los hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol). Las fresas contienen gran cantidad de sales minerales (potasio, magnesio y calcio), así como vitaminas (C y E).  Son  de fácil digestión, sumamente nutritivas y aumentan las defensas orgánicas.

Las fresas contienen fibra natural que combate la inflamación del intestino y, por tanto reduce el estreñimiento.

Son buenas para  el sistema nervioso y muscular por su alto contenido en potasio.

Poseen acción anti-inflamatoria y anti-coagulante debido al ácido salicílico que contienen.

Protegen el aparato cardiovascular y cerebrovascular. Las vitamina C y E tienen acción antioxidante que bloquean el efecto dañino de los denominados “radicales libres”.

Favorecen la formación de glóbulos rojos y blancos, por lo que son ideales para las personas con anemia.

También son  diuréticas, de acción desinfectante y alcalinizadora de la orina gracias al ácido cítrico.

Son buenas para reducir la tensión arterial, ya que poseen un alto contenido en potasio y refuerzan el sistema inmunológico, favoreciendo la formación de anticuerpos por el ácido fólico.

Las fresas, al igual que los fresones, permiten la preparación de muchos platos y postres, en esta ocasión se mezclan con yogur y un poco de azúcar para preparar esta deliciosa y atractiva receta.


corazones de yogur y fresas.JPGIngredientes (8 piezas):

  • 500 G de yogur griego (puede ser ligero)
  • 75 G Azúcar
  • 125 G Fresas frescas

Elaboración:

Para que finalmente no se note demasiado hielo en los polos hay que quitar el suero al yogur, cualquier tipo de líquido que lleve agua en su composición, al congelarse forma cristales. Por éste motivo hay que desechar la mayor cantidad de fluido posible.

Un día antes de la elaboración de los polos, poner el yogur griego en una tela delgada o gasa colocada sobre un colador de malla fina, debajo del colador poner un bol para que el suero del yogur caiga en el recipiente y no se derrame dentro del refrigerador.

Al día siguiente; lavar, cortar el tallo a las fresas y secarlas. Ponerlas en un cuenco y agregarles el azúcar. Dejarlas macerar una hora a temperatura ambiente (este proceso se realiza para que el azúcar se disuelva y la fresa desprenda su jugo, se ablande y sea más fácil de triturar).

Pasado el tiempo, triturar las fresas con una batidora de mano o un robot de cocina y trasladar el puré resultante a un pasapurés o chino. Pasar el puré de fruta por el artilugio y desechar las pepitas.

Poner el yogur escurrido dentro de un cuenco amplio y agregar el puré de fresas. Mezclar con una espátula o con un batidor de varillas.

Disponer los moldes (en este caso se han utilizado dos set de moldes de silicona con forma de mini corazón de la marca silikomart, dan muy buenos resultados) para dar forma a los helados sobre una bandeja que quepa dentro del congelador y distribuir la mezcla dentro de los moldes.

Congelar por un periodo de tiempo superior a 8 horas. Después, desmoldar con cuidado y servir.HELADO YOGIR.JPG

CALAMARES EN SU TINTA CON GUARNICIÓN DE ARROZ BASMATI

calamares00001122wedeededw999e.JPGEste plato tan resultón es muy fácil de preparar y se elabora en pocos minutos. Lo esencial para conseguir unos buenos resultados reside en el tipo de ingredientes a utilizar. Para elaborar la receta se recomienda emplear productos frescos; el calamar fresco y entero es de mejor calidad que las anillas que venden ya limpias o congeladas. Lo mismo ocurre con el tomate natural, además de proporcionar mejor sabor que los envasados… El plato puede resultar más costoso pero los alimentos frescos aportan mayor aroma, gusto y nutrientes de mejor calidad a nuestro organismo. 

Además de el tomate y la tinta de calamar, el ingrediente principal e imprescindible para la elaboración de la receta (detallada tras estos párrafos) es el calamar;

Los calamares son moluscos que carecen de concha exterior, lo que hace que se clasifiquen dentro del grupo de los cefalópodos.

El calamar es un molusco marino con cabeza provista de tentáculos y que presenta una bolsa de tinta comestible de uso culinario. Los ejemplares de pequeño tamaño, es decir, los más jóvenes, reciben el nombre de chipirón. En su interior presentan una concha llamada pluma, de naturaleza córnea, que proporciona al animal consistencia y que interviene en su movimiento. Cuando está vivo, su cuerpo es casi transparente y puede presentar distintas tonalidades, con frecuencia rosáceas, con un moteado pardusco en el dorso, y con la zona ventral y los laterales lisos. Su longitud media es de 15 a 25 centímetros, si bien puede medir hasta 30 o 40 centímetros. Esta especie se localiza por lo general en aguas poco profundas, aunque también los hay que habitan a grandes profundidades, realizando migraciones de acercamiento a las costas. 

 El calamar común se distribuye por el Atlántico, desde las costas noruegas hasta las islas Canarias, y en la costa occidental del Mediterráneo. Las capturas se llevan a cabo durante todo el año. 

Existen otras especies como la pota que poseen características afines a las de el calamar y se les conoce con el nombre de calamares voladores o luras. Son unos cefalópodos similares en apariencia al calamar, pero de menor calidad gastronómica. Su cuerpo es alargado, presenta una concha interna o pluma y una bolsa de tinta de color pardusco. Su coloración externa es clara, salpicada con pequeñas manchas de color violáceo que se oscurecen cuando se saca al animal fuera del agua. Por lo general, los ejemplares del Mediterráneo son de menor tamaño, de entre 20 y 25 centímetros de largo, que los del Atlántico, que pueden llegar a medir 75 centímetros. 

El calamar, es una buena fuente de proteínas de alto valor biológico. Su aporte de grasas es muy bajo, lo que determina que su valor calórico también lo sea. Así, una ración de calamar de 150 gramos aporta unas 120 calorías y sólo 2 gramos de grasa. No obstante, cuando se habla del valor energético de un alimento hay que tener en cuenta, entre otros aspectos, su forma de elaboración.

Los pescados y mariscos contienen principalmente grasa insaturada, que ayuda a reducir los niveles de colesterol, y poca proporción de grasas saturadas, que son las que se relaciona con el aumento del mismo en sangre. 

Respecto al contenido en vitaminas, en él destacan la vitamina B3, o niacina, y la B12. De los minerales, los más abundantes son el fósforo, el potasio y el magnesio.

 Es importante conocer una serie de características que ayudarán a identificar el grado de frescura de estos alimentos durante la compra. Están frescos si su color varía entre el blanco nacarado y el blanco rosado pálido y presentan un brillo característico. La carne tendrá una consistencia firme y al tacto ha de estar húmedo y suave.


calamares .JPGIngredientes (para 2 personas):

Calamares en su tinta;

  • 1 Calamar grande (aproximadamente 250 G de calamar limpio)
  • 4 Tomates carnosos y maduros
  • 1 Cebolla pequeña
  • 2 Dientes de ajo
  • Tinta de calamar o sepia
  • 1 Cdta azúcar
  • 1/2 Cdta Sal

Guarnición de arroz;

  • 140 G Arroz basmati
  • 2 Hojas de Laurel
  • 1 Diente de ajo
  • 1/2 Cdta Sal
  • Cebollino para decorar (opcional)

Elaboración:

  • Guarnición de arroz;

Poner el arroz sobre un colador de malla fina y lavarlo bajo el chorro del grifo con agua fría.

Colocar una cazuela al fuego con agua (se pondrá la cantidad de agua que se especifique en el embalaje del arroz) las hojas de laurel, el diente de ajo limpio y pelado y la sal.

Cocer el arroz a fuego medio-alto, según las indicaciones que vienen especificadas por el fabricante en el envase del producto.

Cuando el arroz esté cocido, retirarlo del fuego y ponerlo a escurrir sobre un coladero, para que desprenda el exceso de agua.

Después, trasladarlo a un cuenco amplio y taparlo con un paño para que no pierda demasiada temperatura.

  • Calamares en su tinta;

Limpiar el calamar, separar del cuerpo los tentáculos, las aletas y con cuidado la bolsa de tinta. Desechar la cabeza y la piel que lo cubre.

Lavar el calamar, los tentáculos y las aletas con agua. Trocear el cuerpo formando anillas de 1,5 cm de grosor.

Limpiar la cebolla y el ajo, apartando las capa exterior que los envuelve. Cortarlos, lavarlos y picarlos.

Lavar, retirar la piel a los tomates y trocearlos.

Poner una sartén al fuego con unas gotas de aceite y cuando el aceite esté caliente, sofreír la cebolla y el ajo. En el momento que la cebolla se vea translúcida añadir el tomate troceado y freír a fuego bajo-medio durante 10 minutos. Después incorporar el azúcar, la sal y la tinta de calamar (si la bolsa de tinta que se le extrajo al calamar es demasiado pequeña, se pueden adquirir pequeños sobres de tinta de sepia en la sección de pescadería o congelados de las grandes superficies de alimentación), mezclar todos los ingredientes con una cuchara de madera hasta integrarlos por completo en la elaboración.

Después, verter la preparación en el vaso de la batidora y triturar, hasta conseguir una salsa fina y homogénea.calamarXZZXCZ.JPGColocar de nuevo la sartén al fuego y echar la salsa en su interior, calentarla unos segundos e incorporar las anillas de calamar con sus aletas y tentáculos.

Cocinar los alimentos entre diez y veinte minutos.

Cuando los calamares estén cocinados y tiernos, apagar el fuego.

Servir los calamares en su tinta acompañados con la guarnición de arroz.

Para finalizar el emplatado, si se desea, espolvorear la preparación con cebollino picado.

SALSA DE MOSTAZA CON MIEL

SALSA DE MIEL Y MOSTAZA.JPGLa salsa de mostaza con miel es rica en sabor y aroma, con una atractiva textura, es ideal para realzar el sabor de todo tipo de carnes y pescados a la parrilla, al horno o para su marinado.

Resulta perfecta con pollo, ensaladas de tomate y acompaña perfectamente a perritos y hamburguesas.

Además, a los quesos salados y azules les aporta un contraste de sabor muy interesante.


La mostaza es una semilla que se utiliza como especia para condimentar los alimentos. Ha sido empleada como ingrediente medicinal desde hace aproximadamente 3000 años, tiene muchas propiedades y grandes beneficios para la salud.

Actualmente se produce principalmente en Canadá, Francia y la India.

La semilla de mostaza es un laxante natural súper poderoso, es rica en calcio, proteínas, magnesio y potasio, entre otros.

Es recomendada para ayudar en el tratamiento de la hipertensión, ya que es capaz de ampliar la presión arterial, así como también de estimular la circulación sanguínea.

En la medicina homeópata, la mostaza se usa en tratamientos para resfriados, dolor de cabeza, estreñimiento y problemas respiratorios como el asma. También es empleada para tratar enfermedades reumáticas como la gota, artritis y artrosis, ya que ayuda a disminuir el dolor.

Las propiedades de la semilla de mostaza son múltiples;

Ayuda a aliviar los problemas de bronquitis, asma y congestión nasal.

Disminuye los dolores musculares y articulares como la ciática y la lumbalgia.

Es un gran estimulante del apetito y una gran aliada para la digestión, pues estimula la secreción de jugos gástricos.

Si se consumen las semillas en agua tibia, contribuye a aumentar la presión arterial así como a estimular la circulación.

Ayuda en las heridas por quemadura y tiene propiedades antisépticas.


SALSA DE MOSTAZA Y MIEL 2.JPGIngredientes:

  • 45 G Miel
  • 30 G Mostaza granulada
  • 15 G Mostaza de dijon
  • 10 G Zumo de limón
  • Sal

Elaboración:

En un cuenco amplio batir todos los ingredientes con un batidor hasta conseguir una mezcla suave y homogénea.

Una vez preparada, mantener la salsa en el refrigerador hasta el momento de servir y consumir en un periodo inferior  a tres días.

LACITOS DE PASTA CON ENSALADA CAPRESE

LACITOS DE PASTA 0.JPGLa pasta es uno de los ingredientes más populares en la gastronomía mundial, sobre todo en la zona del mediterráneo, por su gran variedad, por su fácil y rápida preparación y también por su ‘neutral’ sabor que permite que pueda combinarse con diferentes tipos de alimentos.

Con la llegada de las altas temperaturas apetecen las comidas ligeras como las ensaladas. Estas pueden servir como plato único o como acompañamiento pero, sí en la ensalada se añaden alimentos de diferentes grupos puede ser un plato único muy saludable. Por sus características, la pasta puede ser la base perfecta de estas ensaladas tan recomendables ya que, además de lo mencionado anteriormente, permite que se conserve en mejores condiciones durante más tiempo.

La pasta está considerada como uno de los alimentos más completos, por su capacidad nutritiva y energética. En cualquiera de sus variedades aporta hidratos de carbono complejos, los más saludables, pero, si se trata de pasta integral además aporta más fibra, vitaminas y minerales.

Es considerado un alimento saciante y, pese a lo que mucha gente cree, es muy ligero y poco calórico, por lo que es ideal para ayudar a mantener el peso correcto. Cien gramos de pasta cocida equivale aproximadamente a 130 kilocalorías, que es lo mismo que dos cucharadas de aceite, por ello es tan importante saber escoger los ingredientes y las salsas que la van a acompañar, ya que de estas dependerá que el plato ‘engorde’ más o menos. Además, si la pasta es fresca o de verduras las calorías que aporte al plazo serán aún menores.

Pese a que cada uno tiene un gusto diferente, varios estudios apuntan a que la mejor forma de consumir la pasta es ‘al dente’ ya que el índice glucémico de la pasta en este caso es inferior. En consecuencia, los límites de glucosa se consiguen mantener por más tiempo al igual que la falta de apetito, evitando así, picar entre horas.

Por otra parte, se debe evitar la costumbre de enfriar la pasta echando agua por encima ya que, si bien se enfría parando la cocción y se evita que se pegue, de esta forma se pierde gran parte de su valor nutritivo. Lo mejor, en este caso, es preparar la ensalada y dejarla unos minutos enfriando en la nevera.

La ensalada de pasta pueden ser muy variada ya que admite multitud de ingredientes. Lo ideal sería escogerlos para completar las necesidades nutricionales diarias.

En la receta de hoy se combina la pasta con hortalizas; estos alimentos se relacionan con un menor riesgo de padecer enfermedades crónicas como trastornos cardiovasculares o cáncer. Son en su mayoría ricos en agua, vitaminas y minerales, contienen mucha fibra que es buenísima para regular el organismo y ayuda a sentir mayor saciedad.  En la elaboración de éste plato en concreto, se utilizan los tomates y las espinacas.

También se incluye el queso; en esta ocasión se emplea un queso mozzarella ligero, este alimento corresponde al grupo de los lácteos y aporta; proteínas, lípidos, minerales como el calcio, el fósforo y gran cantidad de vitaminas.

Para completar la ensalada, se incluye una pequeña cantidad de “salsa pesto” dando lugar  a la famosa ensalada caprese (ensalada italiana, concretamente de Capri. Compuesta de tomates, mozzarella fresca, hojas de albahaca y aceite de oliva).


SONY DSCIngredientes (2 personas):

  • 150 G Lacitos de pasta
  • 10 Tomates cereza
  • 70 G Espinacas frescas
  • 125 G Mozzarella fresca (puede ser ligera)
  • 2 Cdts pesto genovés
  • Sal

Elaboración:

Elaborar el pesto genovés como se indica en la receta de este blog. Para acceder de forma rápida al enlace, pincha sobre la palabra “pesto genovés” que encontrarás en el listado de ingredientes.

Cocer la pasta a fuego medio-alto, según las indicaciones que vienen especificadas por el fabricante en el envase del producto.

Cuando la pasta esté cocida, retirar el agua sobrante.

Traspasarla un cuenco amplio y condimentar con el pesto genovés. Mezclar hasta integrar todos los ingredientes.

Partir los tomates por la mitad.

Trocear la bola de mozzarella fresca.

Disponer los brotes de espinacas en un cuenco amplio, añadir los tomates, la pasta y la mozarella. Mezclar los ingredientes con delicadeza para no estropearlos  y servir en platos o fuentes de presentación.

Este plato se puede elaborar con antelación y reservar en la nevera hasta el momento de su consumo. También es ideal para transportar en un tupper (refrigerado) a la playa, campo, piscina, trabajo… y degustar en cualquier momento del día. LACITOS DE PASTA1.JPG

GULAS CON GAMBAS AL AJILLO

gulas con gambas al ajillo 4.4...-.JPGHoy cocinamos sencillo y muy sabroso, Gulas con gambas al ajillo. Se trata de una alternativa rápida y fácil que se prepara en menos de 20 minutos, obteniendo con tan solo cinco ingredientes, este plato tan atractivo y delicioso.

En el listado de ingredientes como alimento principal e imprescindible, se hallan las gulas;

Se trata de un plato preparado cuya materia prima es el surimi, un nombre y técnica japonesas que consiste en un picado de músculo de pescado blanco, principalmente abadejo de Alaska, una especie de la familia del bacalao que vive en el Pacífico y otros de carne blanca como el bacalao y la merluza, platija, caballa, a las que se añade fécula de arroz, aceites vegetales, clara de huevo, proteína de soja, aroma natural de anguila y tinta de sepia para marcar el lomo.

Desde hace una docena de años se encuentran en el mercado las gulas, un sucedáneo de las angulas que ha tenido éxito entre los consumidores por su calidad, sus cualidades nutritivas y su precio.SONY DSCDesde el punto de vista nutricional, el surimi es muy interesante cuando la sociedad de consumo demanda alimentos ricos en proteínas, bajos en calorías y grasas, buena digestibilidad, poco colesterol y sodio y nada de grasas saturadas. Se preparan al ajillo, en ensaladas o con pastas hervidas, en revueltos, acompañando a la merluza, y para muchos es una forma de acercarse a las angulas con aceite de oliva, ajo y guindillas preparadas en cazuela de barro.

Sabrosas y fáciles de preparar, no resultan muy calóricas, entre 115 y 182 calorías cada cien gramos y, tampoco pecan de exceso de grasa, ya que supone entre el 4% y el 13% del producto, un 10-12% de proteínas de muy buena calidad de las llamadas miofibrilares de alto valor nutritivo, pero desde una perspectiva nutricional son inferiores al producto fresco que imitan porque este sucedáneo tiene más sal, más carbohidratos y menos proteínas que las crías de anguila.

Es un producto que se consume de vez en cuando y, probablemente, más con expectativas utilitarias (salir del paso: se preparan enseguida) y gastronómicas que nutritivas.


SONY DSC

Ingredientes (2 personas):

  • 360 G Gulas
  • 12 Gambas o gambones
  • 4 Ajos
  • 4 Guindillas cayenas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración:

Pelar y cortar los ajos en láminas finas.

Pelar las gambas y retirarles las tripas (cordón de color oscuro que cruza su cuerpo por la parte superior), se pueden quitar tirando de ellas hacia el exterior después de haberse deshecho de la cabeza o, practicando una incisión con un cuchillo afilado en la parte superior del lomo.

Después, lavar las gambas y secarlas con papel de cocina.

Calentar a fuego medio una sartén con unas gotas de aceite de oliva y añadir los ajos, freírlos hasta que adquieran un ligero tono dorado.

Tras ello, incorporar las guindillas cayena y los gambones, mantener en el fuego hasta que los gambones cambien de color.

Cuando los gambones estén cocinados, agregar las gulas y mezclar.

Saltear el conjunto durante dos minutos y retirar la sartén de fuego.

Servir las gulas con gambas al ajillo en un plato o fuente de presentación.gulas con gambas al ajilo 2.2.JPG

GAZPACHO DE AGUACATE CON GAMBAS

GAZPACHO DE AGUACATE CON GAMBAS...JPGCon la llegada del buen tiempo apetecen cosas fresquitas. Este gazpacho de aguacate es una opción muy saludable y ofrece una alternativa al gazpacho convencional. Se trata de una forma deliciosa de consumir frutos y verduras en crudo.

El aguacate es originario de México, Colombia y Venezuela. Los primeros españoles que llegaron a América bautizaron a este fruto con el nombre de “pera de las Indias”, dada su semejanza externa con las peras españolas.

El aguacate posee muchas propiedades que benefician al organismo, siempre y cuando se consuma con moderación, debido a que las grasas constituyen el principal componente del aguacate tras el agua, por lo que su valor calórico es elevado.

Este fruto aporta una baja cantidad de hidratos de carbono y menor aún de proteínas.

En cuanto a la grasa, ésta es mayoritariamente monoinsaturada; el 72% del total de grasas es ácido oleico, característico del aceite de oliva.

Es rico en minerales como el potasio y el magnesio;

El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

También destaca su contenido de vitamina E (antioxidante que interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad) y de ciertas vitaminas hidrosolubles del grupo B, como la B6 o piridoxina, que colabora en el buen funcionamiento del sistema nervioso.

El aguacate es un fruto que generalmente se emplea a modo de hortaliza o verdura, de sabor delicado y de fácil consumo, rico en grasas monoinsaturadas, antioxidantes y minerales; aliadas de nuestra salud. Teniendo en cuenta dichas propiedades nutritivas, es muy recomendable para todos los segmentos de la población: niños, jóvenes, adultos, deportistas, mujeres embarazadas, madres lactantes y personas mayores.

Por su aporte de antioxidantes y grasas de tipo monoinsaturado, se recomienda su consumo especialmente, a quienes tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Las grasas monoinsaturadas tienen la propiedad de reducir las tasas de colesterol total en sangre, a expensas del denominado “mal colesterol”, el LDL-c, al tiempo que incrementan los niveles de HDL-c, “el colesterol bueno”, que en nuestro cuerpo se encarga de transportar por la sangre el colesterol desde las células al hígado, evitando que se acumule en las paredes de los vasos sanguíneos.

La vitamina E, como antioxidante, contribuye a reducir el riesgo de múltiples enfermedades, entre ellas, las cardiovasculares, las degenerativas e incluso el cáncer. Además, por su riqueza en magnesio y potasio y bajo aporte de sodio, resulta muy recomendable para aquellas personas que sufren de hipertensión arterial o afecciones de vasos sanguíneos y corazón y para quienes tienen bulimia o toman diuréticos que eliminan potasio. Su contenido de potasio deberán tenerlo en cuenta las personas que padecen de insuficiencia renal y que requieren de dietas controladas en este mineral.

Por ser bastante calórico, se ha de moderar su consumo en caso de sobrepeso u obesidad.

A la hora de elegir este fruto, se ha de comprobar que la piel no presente ningún tipo de defecto como manchas, puntos negros o signos de excesiva maduración.

El aguacate está maduro si al sacudirlo se nota que el hueso se mueve o cede a la leve presión con el dedo. Si no está del todo maduro, se debe dejar a temperatura ambiente durante el tiempo necesario, 1-3 días. Su proceso de maduración puede acelerarse si se envuelve en papel de periódico junto con una manzana o un plátano.

Si por el contrario el aguacate está en su punto de sazón, para detener la maduración se ha de guardar en la parte menos fría de la nevera (no a menos de 6ºC ).

El aguacate se puede congelar. Para ello, hay que extraer la pulpa, aplastarla bien y mezclarla con un poco de zumo de limón.

Para su degustación, se ha de abrir justo antes de su consumo, ya que la pulpa se ennegrece con rapidez. Esto se puede evitar rociándola inmediatamente con zumo de limón. Por otro lado, si al consumirlo sólo empleamos una mitad, la que sobra se puede conservar en óptimas condiciones para el día siguiente dejándole el hueso, rociada con zumo de limón en la nevera y protegida con papel film o en un recipiente de cierre hermético.


GAZPACHO DE GAMBAS 2.JPGIngredientes (para 4 personas):

Gazpacho de aguacate;

  • 2 Aguacate
  • 1 Pimiento verde
  • 1 Pepino
  • 1 Cebolleta
  • 1/2 Diente de ajo
  • 1 Cda Aceite de oliva virgen extra
  • 1 Cda Vinagre de jerez
  • Zumo de un limón
  • 1 vaso de agua
  • Pimienta
  • Sal marina yodada

Guarnición;

  • 9 Gambas peladas
  • Brotes tiernos de ensalada
  • 4 Tomates cherry
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Aceite aromático;

  • 12 Hojas de albahaca fresca
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

  • Gazpacho de aguacate;

Pelar el pepino, lavarlo y trocearlo.

Lavar el pimiento; retirarle el tallo, las semillas y las nervaduras blancas del interior. Después trocearlo.

Pelar los aguacates, partirlos por la mitad, eliminar los huesos, extraer la pulpa y rociarla de inmediato con el zumo de limón, para evitar que se oxide.

Limpiar la cebolleta, retirandole las raíces y la parte verde, tras ello lavarla y trocearla.

Pelar el ajo y partirlo en dos (sólo se usará la mitad).

A continuación, colocar todos estos ingredientes dentro del vaso de la batidora; El pepino, el pimiento, el aguacate, la cebolleta y el ajo.

Agregar el aceite, el vinagre, la sal y la pimienta.  Añadir el vaso de agua y triturar la preparación hasta obtener una crema suave y homogénea. Reservar el gazpacho refrigerado, dentro de un recipiente bien tapado.

  • Guarnición;

Lavar los tomates y partirlos por la mitad.

Pelar las gambas y retirarles las tripas (cordón de color oscuro que cruza su cuerpo por la parte superior) se pueden quitar tirando de ellas hacia el exterior después de haberse deshecho de la cabeza o practicando una incisión con un cuchillo afilado en la parte superior del lomo. Después lavar las gambas y secarlas con papel de cocina.

Calentar unas gotas de aceite en una sartén antiadherente y añadir las gambas. Saltearlas un par de minutos, hasta que cambien de color. Cuando estén cocinadas, retirar la sartén del fuego y trasladar las gambas a un plato.

En caso de ser necesario, lavar los brotes de ensalada, secarlos y trocearlos ligeramente.gazpacho de aguacate con gambas 3.3.JPG

  • Aceite aromático;

Lavar las hojas de albahaca, secarlas con papel de cocina y picarlas.

Majar las hojas dentro de un mortero y cuando estén trituradas, incorporar el aceite de oliva y mezclar hasta conseguir una salsa emulsionada.

En el momento de servir, repartir el gazpacho de aguacate en cuatro cuencos o platos hondos y disponer sobre ellos; los tomates, las gambas y los brotes de ensalada.

Para completar el plato, regar los alimentos con un cordón de aceite de albahaca, salpimentar y servir.

BIZCOCHO DE LIMÓN

SONY DSC

En ocasiones nos complicamos buscando y preparando recetas sorprendentes con elaboraciones difíciles y nos olvidamos de lo bueno que está un simple y clásico bizcocho de limón. En esta ocasión lo presento con un glaseado de limón, para intensificar su sabor y potenciar su aroma.

Este delicioso bizcocho de limón puede formar parte de una agradable merienda o de un buen desayuno para comenzar el día con energía.

Los ingredientes empleados aportan sobre todo hidratos de carbono procedentes de la harina y el azúcar, así como proteínas de gran calidad por parte de los huevos que, además son fuente de vitaminas liposolubles A y D, y minerales entre los que destacan el yodo, el hierro, el fósforo, el magnesio y el selenio.

Aunque el contenido en colesterol de los huevos es bastante elevado, los estudios demuestran que su consumo no influye de manera importante en el nivel de colesterol sanguíneo, por lo que no se aconseja eliminarlos de la dieta.

Este tipo de repostería casera puede formar parte de una dieta equilibrada si se consume de forma moderada y se elabora con ingredientes naturales.


SONY DSC

Ingredientes:

Bizcocho;

  • 3 Huevos M
  • 100 G Azúcar
  • 1 Yogur de limón de sabor intenso
  • 100 G Aceite vegetal
  • 270 G Harina de trigo
  • 10 G Levadura
  • 1 Limón, el zumo y su ralladura
  • Una pizca de sal
  • Limón confitado (opcional)

Glaseado de limón;

  • 100 G Azúcar glas
  • 1 o 2 Cda zumo de limón
  • Ralladura de limón (para decorar)

Elaboración:

  • Bizcocho;

Antes de comenzar, para unos excelentes resultados se debe tener en cuanta que todos los ingredientes han de estar adecuadamente pesados y a temperatura ambiente.

Por otro lado, si se decide incorporar la fruta confitada, proceder con la elaboración tal y como se indica en la receta de éste blog (también se puede comprar en grandes superficies de alimentación o tiendas especializadas). Para acceder a la receta de manera inmediata, pinchar sobre el enlace que encontraras en la palabra “limón confitado” y que hallaras en el listado de ingredientes.

Después, precalentar el horno a 200 C de temperatura con programa de calor por la parte superior e inferior y colocar la rejilla dentro del horno, de tal forma que cuando se vaya a hornear el bizcocho, éste quede a media altura.

Engrasar con mantequilla y harina un molde rectangular o semicircular de 27 cm de largo por 11 cm de ancho y 7 cm de alto.

En un cuenco amplio batir con las varillas (preferiblemente eléctricas) los huevos y el azúcar durante aproximadamente 5 o 10 minutos.

Añadir el yogur y el zumo de limón, la ralladura, y el aceite. Batir la mezcla de nuevo, hasta integrar perfectamente todos los ingredientes.

Incorporar la pizca de sal, la harina previamente tamizada y la levadura. Mezclar con delicadeza, hasta obtener una masa lisa y homogénea.

Por último, incorporar la fruta confitada e integrarla en la masa.

Verter la masa dentro del molde y cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, colocar el bizcocho sobre la rejilla y hornearlo durante 35 -40 minutos.

SONY DSC

Pasada la primera media hora, comprobar si el bizcocho está cocido. Para ello, abrir la puerta del horno por un periodo de tiempo muy breve y pincharlo en el centro con un palillo o testador de masas.

Cuando el palillo o testador salga limpio, sacar el bizcocho del horno y colocarlo sobre una rejilla. Dejarlo dentro del molde durante cinco o diez minutos (este tiempo de reposo se realiza para que el bizcocho asiente y se desmolde fácilmente).

Pasado el tiempo, desmoldarlo y dejarlo enfriar por completo encima de la rejilla.

  • Glaseado de limón;

En un recipiente apto para microondas poner el azúcar con el zumo de limón, mezclar con unas varillas manuales y calentar la preparación unos segundos dentro del microondas.

Mezclar de nuevo con las varillas y verterlo sobre toda la superficie del bizcocho.

Espolvorear con la ralladura de limón, dejar que el glaseado solidifique y servir.

FRUTA CONFITADA

LIMON CONFITADO 3..png

Se llama fruta confitada a la fruta que se sumerge y cocina posteriormente en almíbar para que pierda su humedad interior y poder conservarla sin riesgo de putrefacción.

El proceso continuo de sumergir la fruta en almíbar provoca que ésta se sature de azúcar, evitando así el crecimiento de microbios que la pudren, por lo que pueden mantenerse varios años en buen estado sin necesidad de medidas de preservación adicionales. Dependiendo del tamaño y el tipo de fruta, el proceso de confitado puede suponer varios días. Pueden confitarse piezas enteras, trozos de fruta o tiras de piel.

Las frutas confitadas pueden, posteriormente, ser glaseadas o escarchadas. Ambos procesos consisten en dar un recubrimiento de azúcar a la fruta. El glaseado aporta un recubrimiento uniforme y liso, mientras el escarchado da un aspecto de «escarcha» al solidificarse el azúcar sobre la fruta formando pequeños cristales.


Ingredientes:

  • 4 Limones o naranjas grandes de piel gruesa.
  • Azúcar común.
  • Agua.
  • Azúcar común y chocolate negro 70% para decorar (opcional)

Elaboración:

Cortar la piel de los cítricos en bastoncillos (hay que asegurarse de cortar la menor parte blanca posible).

Después, blanquear las pieles. Para ello, ponerlas a cocer en agua fría y cuando el agua empiece a hervir dejarlas 2 minutos y escurrir.

Sumergirlas de nuevo en agua fría y repetir el proceso del mismo modo, un total de 3 veces.

Una vez terminada la tercera cocción, escurrir las cáscaras y pesarlas.

La medida que de el peso de las cáscaras, será el peso para el agua que se va ha emplear en la preparación y, el doble para el azúcar;

  • PESO CÁSCARAS = PESO AGUA
  • PESO CÁSCARAS O PESO AGUA = DOS MEDIDAS PESO AZÚCAR

Poner a fuego alto un cazo con el agua y el azúcar y remover hasta que el azúcar se disuelva por completo.

Añadir las cáscaras de limón y continuar cociendo. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego a  temperatura media y cocer 25 minutos.

Pasado el tiempo, retirar el cazo del fuego y dejar templar, lo justo para no quemarnos (teniendo en cuenta que si lo dejamos enfriar completamente, se quedarán duras y pegadas).

Sacar la fruta del cazo de una en una y ponerlas sobre papel de horno separadas unas de otras. Dejarlas secar en esa posición aproximadamente 3 horas.

Para finalizar, si se desea, rebozar las piezas de fruta en azúcar granulado o bañarlas en chocolate fundido.

Se conservan perfectamente en su propio almíbar, en tarros de cristal o envueltas en papel de horno. Almacenar siempre en lugar oscuro, fresco y seco.

CANELONES DE SALMÓN AHUMADO

CANELONES DE SALMÓN AHUMADO3.JPGEste plato además de atractivo es delicioso. Se elabora con muy pocos ingredientes y es muy fácil de preparar. Cualquier ocasión será perfecta para disfrutar de semejante manjar. Además, se puede preparar con antelación. Añadiendo en cualquier caso, la salsa a temperatura ambiente en el momento de servir.

Os animo a que continues leyendo; en las siguientes líneas aprendemos un poco más sobre el salmón ahumado (ingrediente imprescindible para la elaboración de ésta receta), y su método de conservación.

Antiguamente, el pescado se ahumaba para conseguir alargar su vida útil, del mismo modo que muchos otros alimentos como las carnes y los quesos. El ahumado era entonces simplemente un método de conservación de alimentos. Con el paso del tiempo este proceso se comenzó a aplicar a los alimentos, más que por su capacidad conservadora, por las particulares características organolépticas que aporta a los alimentos.

Dentro de los pescados que se someten a un proceso de ahumado, el salmón es la especie más conocida y la que antes nos viene a la cabeza cuando se habla de este tipo de productos. Sin embargo, existen otras especies que sirven igualmente para ser ahumadas, obteniéndose también características de aroma y sabor muy satisfactorias como es el caso del bacalao, el atún, la trucha o las sardinas.

Los pescados que van a ser ahumados son previamente salados, por lo que su conservación se debe tanto a la incorporación de sal en este proceso, como a los componentes del humo con efecto conservante y a la desecación que sufre durante el ahumado.

Antiguamente se llevaba a cabo un ahumado tradicional en el que sólo se controlaba la cantidad de madera que se quemaba y el tiempo que el pescado permanecía en contacto con el humo, y aunque este tipo de ahumado clásico también se emplea en la actualidad, lo más común es que el ahumado tenga lugar en túneles donde se controla la dirección del humo, la temperatura y la humedad. El hecho de que exista un control de la temperatura es importante, debido a que cuando se sobrepasan los 400C en la combustión de la madera, aparecen hidrocarburos aromáticos policíclicos, algunos de ellos potencialmente cancerígenos, como es el caso del benzopireno. Hoy en día, el ahumado puede llevarse a cabo tanto por combustión directa de la madera, como mediante la utilización de preparados de humo que se obtienen tras destilar la madera y condensar dichos humos.

Desde el punto de vista nutricional los pescados ahumados conservan prácticamente todos los nutrientes presentes en el pescado sin ahumar, a excepción del contenido proteico, ya que tiene lugar una desnaturalización de proteínas por el calor (a no ser que el ahumado se lleve a cabo en frío, a menos de 30C). Además, las enzimas proteolíticas propias del pescado degradan las proteínas. Esta desnaturalización y degradación proteica tiene un efecto beneficioso sobre la textura del pescado ya que hace que la carne se ablande.

En cuanto al aroma y sabor del pescado, tanto los componentes del humo, como la sal y los procesos de desnaturalización de proteínas, hacen que el pescado ahumado adquiera unas particulares características, y consiguen también que presente un brillo muy atractivo.

Sobre la relación que existe entre el consumo de pescado ahumado y productos ahumados en general con la salud, conviene saber que si no se superan los 400C de temperatura en la combustión de la madera, no aparecen hidrocarburos aromáticos policíclicos, o que si por ejemplo se utilizan condensados de humo, estas sustancias tampoco están presentes, ya que estos condensados contienen los compuestos aromáticos pero no los nocivos.


canelones de salmón ahumado.JPG

Ingredientes (2 personas):

  • 6 Placas de lasaña
  • 100 G Salmón ahumado
  • Brotes tiernos de ensalada variada
  • 1 Cda Salsa de soja dulce
  • 20 G Piñones
  • 25 G Queso parmesano rallado
  • 50 Ml Aceite de oliva virgen extra
  • Albahaca fresca
  • Sal

Elaboración:

Cocer las placas de lasaña en abundante agua salada siguiendo la indicaciones del fabricante para que la pasta quede al dente.

Refrescarlas bajo el chorro del grifo con agua fría y escurrirlas.

Disponerlas sobre un paño de cocina y cubrirlas con papel film para que no se sequen y terminen de enfriarse. Reservar.

Preparar el pesto; lavar y secar la albahaca, separar sus hojas y ponerlas dentro del vaso de la batidora. Añadir el queso parmesano rallado, 15 gramos de piñones, 45 gramos de aceite y una pizca de sal.

Triturar la mezcla con la batidora de mano hasta obtener una salsa homogénea.

Cortar el salmón en tiras.

Lavar las hojas de ensalada y secarlas (en caso de ser necesario, pues en las grandes superficies de alimentación se comercializan unas bolsitas de brotes tiernos de lechuga que ya vienen preparados y listos para su consumo)

Mezclar la lechuga con el salmón ahumado y aderezar con un cordón de salsa de soja y el aceite restante.

Rellenar los canelones con la preparación anterior y enrollarlos.

Disponerlos en un plato de servicio y regarlos con el pesto de albahaca.

Dorar los piñones restantes en una sartén al fuego sin añadir nada de grasa y distribuirlos sobre los canelones. Servirlos tibios o fríos.CANELONES DE SALMÓN AHUMADO.JPG