ROSCOS DE MOJITO

ROSCOS DE MOJITO3.JPG¡Mirad que roscos tan originales! ¿A que tienen una pinta irresistible? Pues nada lejos de la realidad, además de estar buenísimos, estos roscos lucen así de resultones. Están elaborados con una masa de bizcocho a la que se le proporciona sabor y color con el cóctel cubano más famoso del mundo, el mojito. Además, están cubiertos por una fina capa de chocolate blanco que les aporta a los pastelitos un toque crujiente con el que combinan a la perfección. Son ideales para degustar en el desayuno o la merienda, aportando a ese “gran momento” un toque de alegría y frescura.

El mojito se elabora con cuatro ingredientes principales; Ron, hierbabuena, lima y azúcar. Una mezcla simple y refrescante que define a uno de los tragos más consumidos en el mundo.

Si quieres saber más sobre la verdadera historia del cóctel más popular de nuestro tiempo, en el siguiente articulo se ha recopilado la siguiente información;

La historia del Mojito no comienza en la Bodeguita del Medio (típico restaurante de la Habana, Cuba), como la mayoría de la gente cree. En la Bodeguita del Medio se rescató la receta que ya se preparaba antaño y se hizo famosa con la ayuda del célebre escritor Ernest Hemingway y su famosa frase: “Mi Mojito en la Bodeguita mi Daiquirí en el Floridita”. El mojito originario parece haber nacido tan lejos como a finales del siglo XVI. Entonces se llamaba Draque o Draquecito porque fue el pirata Sir Richard Drake, subordinado del Capitán Sir Francis Drake (corsario de la corona inglesa) quien preparó la primera versión conocida de una bebida que llevaba aguardiente (destilado del jugo de caña de azúcar que añejado durante el tiempo se convierte en lo que conocemos como ron), azúcar, lima y menta. El aguardiente aportaba calor, el agua diluía el alcohol, la lima combatía el escorbuto (deficiencia de vitamina C), la menta refrescaba y el azúcar permitía tragarse aquello. Se usaba como una medicina por las propiedades que tenían sus ingredientes y Drake lo tomaba siempre después de sus batallas.

En la década de 1860, la producción de ron ya era mucho más refinada y se añejaba, lo que daba un ron de mejor calidad. Éste sustituyó al aguardiente y lo que ya en Cuba se conocía como Draquecito se rebautizó como “Mojito”, mucho antes de su popularización por Ernest Hemingway.

El término Mojito se encuentra en el anonimato de la sabiduría popular, pero se piensa que procede de la costumbre criolla de añadir “mojo” (jugo de limón y otros condimentos) a las carnes como aliño. Quizás al hecho de añadir jugo de limón (hay que aclarar que en Cuba se llama limón a lo que en España se llama lima ) y hierbabuena macerada a la mezcla de ron blanco, agua carbonatada, azúcar y hielo, se le considere un cóctel con un poquito de mojo, es decir, un mojito.

Con el exquisito sabor de la hierbabuena, su color verde llamativo y refrescante, y su magia, el Mojito es actualmente uno de los tragos más vendidos en el planeta tierra.

Por esa razón y porque está buenísimo se le añade una buena copa de este cóctel tan mágico a la receta de los roscos que se detalla a continuación ¡Pruebalos sin prisa y disfruta de cada bocado!


ROSCOS DE MOJITO 5.JPGIngredientes:

Crema de Mojito;

  • 150 Ml de nata para montar (puede ser ligera)
  • 50 Ml Ron blanco
  • 50 G Azúcar moreno
  • 10-12 Hojas grandes de hierbabuena
  • 1 Lima 

Nota:

La cantidad de ron es orientativa, depende si se desea con más o menos alcohol. También se puede optar por suprimirlo y sustituirlo por la misma cantidad de nata, estarán igual de buenos y así también los podrán saborear los más pequeños de la casa. Lo mismo sucede con la hierbabuena y la lima, va en función de gustos.

Bizcocho;

  • 220 G Harina de trigo
  • 75 G Azúcar granulada o común
  • 10 G Levadura
  • 5 G Sal
  • 2 Huevos
  • 15 G Mantequilla
  • 200 G Crema de mojito

Acabado;

  • 200 G Chocolate blanco
  • 20 G Manteca de cacao (opcional, se utiliza para que el chocolate fundido sea más líquido y el baño de los roscos quede más fino)
  • Polvo de hierbabuena o decoraciones al gusto

Elaboración:

  • Crema de mojito;

Poner las hojas de hierbabuena con una cucharada de agua en el vaso de la batidora o procesador de alimentos y triturar hasta obtener una pasta.

Verter la nata dentro de un bol y batir a máxima velocidad (preferiblemente con unas varillas eléctricas), cuando la nata comience a coger consistencia, añadir el azúcar moreno y continuar batiendo, hasta que la nata esté firme pero no seca.

A continuación, agregar la pasta de hierbabuena, el ron y el zumo de lima y prolongar el batido unos segundos más. Reservar.
SONY DSC

  • Bizcocho;

Precalentar el horno a 215 C calor arriba y abajo y colocar la rejilla del mismo en la parte central del horno, de tal manera que cuando se vayan a hornear los roscos éstos queden a media altura.

Engrasar el molde para roscos con aceite, mantequilla o rociarlo con spray antiadherente.

En un tazón grande cernir la harina, el polvo de hornear y la sal.

En otro cuenco batir ligeramente con unas varillas los huevos junto al azúcar. Añadir la mantequilla ablandada o derretida e incorporar la crema de mojito que se elaboró inicialmente. Batir durante unos segundos, hasta disolver el azúcar por completo.

Agregar el preparado de harina cernida y mezclar con una espátula de silicona, realizando movimientos envolventes hasta lograr una pasta suave y homogénea.

LLenar una manga de pastelero con la preparación anterior y rellenar las cavidades del molde hasta 2/3 de su capacidad.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, hornear los bizcochos entre siete y nueve minutos o hasta que al presionar suavemente la parte superior de las rosquillas ésta regrese a su lugar.

Una vez cocidas, dejarlas en el molde entre 4 y 5 minutos. Después, desmoldar y colocar sobre una rejilla para que enfríen por completo.

  • Acabado;

Deshacer el chocolate y la manteca de cacao dentro de un recipiente apto para el microondas durante unos segundos o al fuego dentro de un cazo al baño maría durante unos minutos.

Sobre una rejilla bañar las rosquillas con el chocolate fundido, esperar unos minutos para que el chocolate se temple y espolvorearlas con polvo de hierbabuena u otras decoraciones al gusto.roscos de mojito.JPG

TARTA DE FRUTAS

TARTA DE FRUTA 5.JPG

En el día de hoy os deleito con esta suculenta y sabrosa tarta de frutas. Los componentes que conforman este exquisito pastel son: una base de jugoso y tierno bizcocho, cubierto por una fina capa de crema pastelera a la vainilla y coronado con nutritivas y aromáticas frutas frescas; frambuesas, arándanos, kiwi y piña. Una irresistible combinación que no os podéis perder. Su elaboración es sencilla y los ingredientes se encuentran fácilmente en la despensa de cualquier hogar. Animaros y poneros manos a la obra, quedaréis muy satisfechos con el resultado. Además, si tenéis invitados en casa les dejaréis con la boca abierta, porque visualmente es muy atractiva.

Para la decoración se han seleccionado unas frutas con destacados valores nutritivos, en los proximos parrafos se puede leer sobre las propiedades más señaladas de las frutas en cuestión:

La frambuesa; conocida también como fresa del bosque, es el hermoso fruto del frambueso, planta que crece silvestre en todos los países de clima templado. La frambuesa es una fruta muy utilizada en cientos de recetas que enriquecen la gastronomía típica de países del centro y del norte de Europa.

En cuanto a sus propiedades nutritivas; la frambuesa es una fruta que aporta una cantidad destacable de fibra, que mejora el tránsito intestinal. Constituye una buena fuente de vitamina C, ácido cítrico y ácido elágico, flavonoides y folatos, minerales como el potasio, el magnesio y el calcio, este último de peor aprovechamiento que el procedente de lácteos u otros alimentos que son buena fuente de dicho mineral.

La vitamina C tiene acción antioxidante, al igual que el ácido elágico y los flavonoides (pigmentos vegetales). Dicha vitamina interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. El ácido cítrico, posee una acción desinfectante y potencia la acción de la vitamina C.

El ácido fólico interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y formación de anticuerpos del sistema inmunológico.

El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.


El arándano; es una baya que crece en arbustos de pequeñas dimensiones, alcanzando los 25 o 50 centímetros de altura. Este género está formado por una docena de plantas que producen bayas de color oscuro, azuladas o rojizas, ricas en antocianos, pigmentos vegetales que les confieren su color característico.

Si se analizan sus propiedades nutritivas; estas frutas son de bajo valor calórico por su escaso aporte de hidratos de carbono. Son especialmente ricas en vitamina C, que tienen cantidades mayores que algunos cítricos. En general, las bayas silvestres son buena fuente de fibra; que mejora el tránsito intestinal, y de potasio, hierro y calcio, taninos de acción astringente y de diversos ácidos orgánicos. Sin embargo, lo que en realidad caracteriza a estas frutas es su abundancia de pigmentos naturales (antocianos y carotenoides) de acción antioxidante. En la alimentación humana, este tipo de frutas constituyen una de las fuentes más importantes de antocianos, que les confieren su color característico y que están junto con ácidos orgánicos tales como el ácido oxálico o el ácido málico, responsables también de su sabor.


tarta de fruta 11.JPGEl kiwi; procede de una planta trepadora y ornamental propia del hemisferio sur y recibe su mismo nombre. A pesar de su aspecto externo poco atractivo, se trata de un fruto muy sabroso, de interesantes propiedades nutritivas y muy saludable.

Su componente mayoritario es el agua. Es de moderado aporte calórico, por su cantidad de hidratos de carbono. Destaca su contenido en vitamina C; más del doble que una naranja, y vitaminas del grupo B, entre ellas el ácido fólico. Así mismo es rico en minerales como potasio, magnesio y fibra, soluble e insoluble, con un potente efecto laxante.


La piña; nace de una planta bromeliácea, se trata de un arbusto de hoja perenne que produce flores muy llamativas. Algunas de ellas producen enzimas proteolíticas (que disgregan las proteínas de los alimentos) y se localizan sobre todo en América tropical.

En cuanto a sus propiedades nutritivas destaca por; su alto contenido en agua, su aporte de hidratos de carbono y de bromelina, una enzima que ayuda a la digestión de las proteínas. A pesar de su sabor dulce, su valor calórico es moderado. Respecto a otros nutrientes, destaca su contenido de potasio, yodo y vitamina C. El yodo es indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroidea, que regula el metabolismo.Su aporte de fibra mejora el tránsito intestinal y beneficia a múltiples alteraciones y enfermedades.


Como se ha podido leer, las frutas son alimentos naturales que aportan interesantísimos beneficios y propiedades. Por un lado, aportan una grandísima diversidad de nutrientes esenciales, son antioxidantes y muy ricas en fibra, contiene altas cantidades de agua, apenas poseen calorías y tienden a ser muy saciantes.

La receta que se detalla a continuación es una excelente y placentera forma de incluir fruta fresca en la dieta diaria.

Por otro lado, la crema pastelera es un ingrediente muy versátil y con un sabor y textura excelentes. A base de leche, azúcar, harina y huevo, es una preparación que complementa el pastel aportando al organismo grasa, proteínas y carbohidratos. Además también es fuente de calcio, potasio, magnesio, fósforo, sodio y vitaminas A, E, B12 y C.

El aporte de carbohidratos mayoritariamente es proporcionado por la base de bizcocho, elaborado en gran medida con harina de trigo, huevos y azúcar. Igualmente proporciona los siguientes nutrientes: hierro, proteínas, calcio, fibra, potasio, yodo, zinc, magnesio y vitaminas de los grupos B,C,D,E Y K.

Un exquisito y sustancioso bocado muy completo y apto para para todos los públicos (si no se sufren restinciones alimentarias que impidan su consumo por temas de salud) y siempre y cuando se consuma con moderación y en proporciones adecuadas.


TARTA DE FRUTA 4..JPGIngredientes:

Bizcocho (Molde redondo rizado con hueco interior especial para tartas de frutas 20 cm diámetro):

  • 2  Huevos
  • 60 G Harina
  • 50 G Azúcar
  • una pizca de sal
  • 50 Ml Ron
  • 50 Ml Agua

Crema pastelera:

  • 500 G Leche
  • 4 Yemas de huevo o dos huevos enteros
  • 40 G Harina de maíz
  • 100 G Azúcar
  • 1 Vaina de Vainilla o extracto de vainilla

Frutas y acabado:

  • 60 G Frambuesas
  • 60 G Arándanos
  • 1 Kiwi
  • Una rodaja de piña natural o en conserva con su propio jugo
  • Brillo en gel, almíbar espeso o mermelada de fruta

Elaboración:

  • Bizcocho:

Precalentar el horno a 180 C calor arriba y abajo. Colocar la rejilla de horno en la parte central del mismo, de tal modo que cuando se vaya a hornear el bizcocho este quede a media altura.

Engrasar el molde con spray antiadherente o mantequilla y después espolvorearlo con harina (retirando el exceso de esta última).

Separar en recipientes amplios y diferentes las claras de las yemas.

Montar las claras a punto de nieve con una pizca de sal y un batidor de varillas (preferiblemente eléctricas).

En otro recipiente, con las mismas varillas, batir las yemas con el azúcar hasta obtener una pasta blanquecina que haya aumentado considerablemente su volumen inicial.

Incorporar las yemas al merengue, mezclando con una espátula o lengua repostera. Añadir la harina tamizada y mezclar suavemente con movimientos envolventes.

Verter la masa de bizcocho dentro del molde y golpearlo contra la mesa de trabajo suavemente y con movimientos cortos de arriba hacia abajo, para que la masa quede repartida de forma uniforme y no se formen grandes burbujas en la miga del bizcocho.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, introducir el molde y hornear durante 15 minutos, hasta que el bizcocho empiece a dorarse.

Pasado el tiempo apagar el horno, sacar el bizcocho y esperar unos minutos antes de desmoldarlo. Después, desmoldarlo y ponerlo a enfriar sobre una rejilla.

Al mismo tiempo, mezclar el agua con el ron y calentar el líquido resultante durante unos segundos en un recipiente apropiado en el microondas o durante unos minutos dentro de un cazo a fuego medio.

Calar el bizcocho con el líquido templado y dejar que nuevamente enfríe por completo.tarta de fruta 10.JPG

  • Crema pastelera:

Preparar la crema pastelera como se indica en la receta de éste blog. Para acceder de forma rápida a la receta, pinchar sobre la palabra “crema pastelera” que se encuentra en el listado de ingredientes.

  • Fruta y acabado:

Lavar y secar las frambuesas y los arándanos con mucho cuidado (son frutos muy sensibles que se estropean con facilidad).

Limpiar, pelar y trocear en láminas el kiwi.

Pelar la piña y sacar una rodaja de forma cilíndrica (retirando el tallo central y los ojos). Si la piña es envasada, escurrir el jugo y colocarla sobre un papel absorbente de cocina para desechar el exceso de líquido.

Disponer el bizcocho sobre un plato o base de cartón para presentar tartas.

LLenar la cavidad del bizcocho con la crema pastelera a la vainilla.

Colocar la fruta de la forma deseada sobre la capa de crema y pintar los frutos con cualquiera de las opciones descritas en el próximo párrafo, para que la fruta no se eche a perder y el resultado sea más apetecible;

  • Brillo en gel; Se puede adquirir en tiendas especializadas o por internet.
  • Almíbar espeso; Mezclar 50 G azúcar con una cucharada de agua y colocar los ingredientes en una cacerola. Después, llevarlos a fuego medio durante 15 minutos (es importante no dejar de remover, porque de lo contrario se puede caramelizar y no nos servirá) y cocinar hasta que quede espeso.
  • Mermelada de fruta; Preferiblemente sin grumos ni trozos de fruta, si es necesario pasarla por un chino o colador de malla fina.

Conservar la tarta en la nevera, tapada con un cubre tartas o un recipiente apropiado de dimensiones adecuadas.

Para degustar el pastel de fruta y disfrutar al máximo de todo su aroma y sabor, sacarlo del refrigerador entre 15 y 20 minutos antes de su consumo.

TARTA SELVA NEGRA

tarta selva negra 4.JPGLa Tarta Selva Negra es muy elegante, perfecta para una ocasión especial. Es un clásico que debe formar parte del recetario de cualquier repostero. El conjunto de ingredientes es perfecto y como resultado se obtiene una tarta espectacular y exquisita. Si se desea una tarta Selva Negra con todo el sabor y las propiedades de las cerezas, recomiendo ponerse manos a la obra de inmediato. En estos momentos está terminando el periodo de recolección de las cerezas, aunque se puede disfrutar de su agradable sabor desde finales de abril (las más tempranas) hasta mediados de agosto.

El nombre del pastel deriva del alemán ‘Schwarzwälderkirschotorte’ que significa Torta Selva Negra con cerezas. El origen de esta tarta se ubica en el siglo XVI cuando el chocolate ya se había asentado en Europa, y en la zona llamada Foresta Negra (en alemán; Der Schwarzwald) situada en el estado de Baden-Württemberg. El nombre evoca la oscuridad y el misterio de una región conocida por sus cerezas algo agrias de las cuales se obtiene el Kirsch o Kirschwasser, un destilado doble y transparente de la calidad Morello.

La combinación de la cereza, el kirsch, la crema de leche batida y el bizcocho de chocolate conforman esta tarta y hacen de ella una gran tentación. Como todos los clásicos, tiene multitud de variaciones, pero siempre con los ingredientes citados en común.

Las cerezas son el ingrediente esencial e imprescindible para elaborar esta tarta, que además de aportar mucho sabor al pastel, contribuyen a mantener una buena salud.

Si se desea obtener más información acerca de esta fruta tan sabrosa e irresistible. Se puede visitar la entrada de la receta Bundt cake de leche condensada con cerezas que hay publicada en éste blog (otra forma estupenda y deliciosa de añadir fruta en la dieta diaria). En la página se puede leer acerca de las propiedades y aporte nutricional que ofrece este apetitoso fruto.


TARTA SELVA NEGRA 3.JPGIngredientes:

Bizcocho:

  • 300 G Harina
  • 150 G Azúcar moreno
  • 25 G Cacao puro en polvo (sin azúcar)
  • 16 G Levadura química
  • ½ Cdta Bicarbonato sódico
  • 90 Ml Aceite vegetal de sabor suave
  • 75 G Chocolate negro 70 % cacao
  • 2 huevos grandes
  • 125 G Yoghurt
  • 1 Cdta Extracto puro de vainilla
  • 100 Ml Agua hirviendo
  • 200 G Cerezas

Almíbar:

  • 60 Ml Kirsch (o de jugo de la conserva de cereza si se prefiere evitar el alcohol)
  • 60 Ml Jugo de cerezas o agua
  • 30 G Azúcar

Relleno:

  • 200 G Cerezas
  • 100 G Mermelada de cerezas (tradicionalmente de guindas)
  • 300 ML Nata líquida para montar >35% MG  (muy fría)
  • Estabilizante para nata, una Cda. de maizena o dos Cdas. queso crema consistente (tipo philadelphia o mascarpone >35% MG)
  • 20 G Azúcar glass
  • 1 Cdta Extracto puro de vainilla

Acabado:

  • 100 G de cerezas con tallo (opcional)
  • Virutas de chocolate negro (opcional)

Elaboración:

  • Bizcocho:

Precalentar el horno a 190 C y colocar la rejilla en la parte central del horno, de tal manera que cuando se vaya a hornear el bizcocho, éste quede a media altura.

Engrasar un molde de bizcocho (en éste caso se utilizó un molde alto y desmontable de 16 cm de diámetro).

Lavar y deshuesar las cerezas con un artilugio específico (se puede adquirir en tiendas especializadas o por internet) o realizandolas un corte lateral con un cuchillo para extraer el hueso. Escurrirlas y secarlas con papel absorbente de cocina para retirarles el exceso de líquido.

Trocear el chocolate y derretirlo dentro de un recipiente adecuado, en el microondas durante unos segundos (depende de la potencia que tenga el aparato) o si se prefiere, durante unos minutos al fuego en baño maría.

En un cuenco amplio, tamizar la harina, el azúcar, el cacao, el bicarbonato y la levadura química.

En otro bol grande batir los huevos, el yogur, el aceite y el extracto de vainilla.

Con una legua repostera o una espátula, mezclar ambas preparaciones; los ingredientes secos (mezcla de harina) y los ingredientes húmedos (mezcla de huevo).

Incorporar el chocolate derretido y el agua hirviendo. Mezclar entre uno y dos minutos minutos, hasta obtener una textura suave y homogénea.

Agregar las cerezas e integrarlas en la masa.

Verter la masa dentro del molde.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, hornear entre 40 y 50 minutos, hasta comprobar ha desaparecido el aspecto húmedo de la superficie.

Pasados los treinta primeros minutos (nunca antes) abrir la puerta para comprobar la cocción del bizcocho, con un testador o palillo. Este paso hay que realizarlo con mucha rapidez, para así evitar que el horno pierda temperatura y el bizcocho quede chafado.

Cuando se compruebe que el testador sale limpio y el bizcocho esté bien cocido, sacarlo del horno.

Dejar el bizcocho dentro del molde entre 5 y 10 minutos.

Después, desmoldar el bollo y trasladarlo a una rejilla. Dejarlo enfriar por completo.tarta selva negra 1.JPGUna vez frío, cortar el bizcocho en tres capas del mismo tamaño. El corte se puede realizar con un cuchillo afilado y mucho pulso, o con una lira de pastelería o segueta para bizcochos (se puede adquirir por internet o en tiendas especializadas), que tiene la ventaja de que nos hará un corte mucho más uniforme, ya que permite graduar la altura del grosor de las capas de bizcocho.

  • Almíbar;

Poner el agua y el azúcar en un cazo a fuego medio, y llevarlo a ebullición un par de minutos, hasta que el azúcar se disuelva por completo.

Transcurrido el tiempo retirar el cazo del fuego, incorporar el kirsch y remover la mezcla.

Con una brocha de cocina (en su defecto, con una cuchara) calar todas las capas de bizcocho, insistiendo por toda la zona del contorno, ya que habitualmente se trata de la parte más seca.

Si se dispone de tiempo, una vez fríos y emborrachados, envolver los bizcochos individualmente en film transparente y dejarlos en el frigorífico durante toda la noche para que se asienten mejor la miga y los sabores.

  • Relleno y acabado:

Lavar y deshuesar las cerezas usando cualquiera de los métodos anteriores.

Batir la nata con unas varillas (preferiblemente eléctricas). Cuando comience a coger consistencia añadir el azúcar glass y el estabilizante o la maizena, en su defecto el queso crema y continuar el batido hasta montar la nata por completo. Hemos de prestar especial atención a este paso; si nos excedemos en el montado, la nata se cortará y se obtendrá mantequilla.

Llenar con la nata montada una manga de pastelería provista de una boquilla rizada.

Disponer el primer disco de bizcocho sobre un plato de servicio o stand y cubrir la superficie con una cucharada de mermelada de cerezas. Sobre la mermelada poner una capa de nata montada y repartir la mitad de las cerezas deshuesadas.

Repetir la operación; disponer el segundo disco de bizcocho sobre la base anterior y presionar ligeramente con las manos para asentarlo (el sólido de las cerezas impedirá que la nata quede aplastada y se desmorone), pincelar con mermelada, distribuir la segunda capa de nata montada y esparcir el resto de las cerezas deshuesadas.

Para terminar, colocar el tercer y último disco de bizcocho (dejar la base lisa del bizcocho en la parte alta y visible de la tarta, para garantizar un buen acabado) y presionar levemente la superficie para fijarla, extender una cucharada de mermelada de cerezas y sobre ella realizar unos rosetones de nata montada.

Cuando se haya finalizado el montaje, decorar la tarta Selva Negra esparciendo virutas de chocolate negro sobre los rosetones de nata y colocar al gusto las cerezas con pedúnculo limpias y secas en su superficie.

Trasladar el pastel a la nevera. La tarta se conserva refrigerada y en buenas condiciones durante dos o tres días, cubierta con un cubre tartas o un recipiente hermético de las dimensiones adecuadas.

Para disfrutar al máximo de los sabores y texturas de la tarta, sacarla del refrigerador 20 minutos antes de su consumo.

¡Espero que la disfruteis!

TARTA RÚSTICA DE ALMENDRA (SIN GLUTEN)

tarta de almendra.JPGEn el día de hoy propongo elaborar una tarta de almendras sana y muy sencilla. De sabor delicado y exquisito, con una textura suave muy esponjosa. Es un pastel muy recomendable si se desea ver caras de felicidad y sonrisas de placer a la hora del desayuno o la merienda. Además es apta para celíacos ya que sus componentes no contienen gluten.

Su ingrediente principal es la harina de almendras. Las almendras son unos frutos secos muy ricos en nutrientes beneficiosos para la salud, se trata de un alimento muy calórico y por ello resulta una magnífica fuente de energía. Contienen muy poca agua y todos sus componentes están muy concentrados, por lo que disponen de cantidades importantes de los principales nutrientes.

Las almendras son uno de los frutos secos más consumidos. A continuación se detallan sus virtudes nutricionales y sus propiedades más destacadas:

La almendra es la parte comestible del fruto del almendro. El origen del cultivo de la almendra se localiza en Asia, en una zona bastante amplia de Oriente Próximo, desde el mar Egeo hasta la meseta de Pamir, comprendiendo Mesopotamia, Irán, Turkestán y Kurdistán. De la zona del actual Cercano Oriente, en la que se inició su cultivo, siguió el mismo camino que otros muchos alimentos; llegó a Grecia y a Roma, y los romanos las difundieron ampliamente por el resto de Europa, desde donde llegaron hasta América.

La almendra dulce presenta un elevado contenido de ácidos grasos monoinsaturados, aquellas que benefician la salud cardiovascular, y gran cantidad de proteínas vegetales, y en menor medida hidratos de carbono.

Las proteínas que contienen son de buena calidad o completas en cuanto a su contenido de aminoácidos esenciales, poseen un mayor contenido de arginina, y un aporte más bajo en lisina, que las proteínas de origen animal. La arginina tiene un efecto protector del sistema cardiovascular, ya que regula los niveles de colesterol en sangre.

Entre los minerales destacan hierro, fósforo, magnesio, potasio, zinc y calcio. Es una de las fuentes vegetales más rica en este último mineral, de ahí que la leche de almendras se emplee como sustituto de la leche de vaca cuando esta no se tolera.

En cuanto a las vitaminas, la almendra tiene importantes cantidades de vitaminas del grupo B , entre ellas el ácido fólico, además de ser una buena fuente de vitamina E, potente antioxidante que protege al organismo de los radicales libres.

En el núcleo de las almendras se encuentra un gran contenido de fibras, solubles e insolubles, que ayudan al organismo a regular el tránsito intestinal y tiene un efecto saciante en el organismo.

Además contienen compuestos fenólicos que tienen efectos anti-inflamatorios.

Consumir un puñado de almendras diariamente, acompañado con una dieta baja en grasas saturadas y colesterol, reduce el riesgo de contraer enfermedades coronarias (se recomienda consumir aproximadamente 20 unidades de almendras al día).

Para que las almendras se mantengan en buen estado hay que evitar que se humedezcan y se deben conservar dentro de un recipiente bien cerrado, en un lugar fresco y seco.


TARTA DE ALMENDRA 5.JPGIngredientes (molde 18 cm):

  • 125 G Almendra molida
  • 100 Ml Leche evaporada líquida (ideal)
  • 2 Huevos (separada la yema de la clara)
  • 20 + 50 G Azúcar
  • Azúcar glass para decorar

Elaboración:

Un día antes de comenzar a preparar la tarta; mezclar dentro de un cuenco la harina de almendra y la leche evaporada, tapar con papel film de uso alimentario y dejar reposar en la nevera hasta el día siguiente.

Precalentar el horno 190 C calor arriba y abajo. Colocar la rejilla del horno dentro del mismo, ubicándola en la parte central para que cuando llegue el momento de hornear la tarta, ésta quede a media altura.

Disponer sobre la mesa de trabajo un molde desmontable de 18 cm de diámetro y engrasarlo con mantequilla o spray antiadherente. Después, colocar en la base del molde un trozo de papel de hornear cortado a medida.

Poner dentro de un bol las yemas de huevo con 20 gr de azúcar y batir durante cinco o diez minutos con las varillas (preferiblemente eléctricas), hasta que blanqueen y aumenten considerablemente su volumen.

Sacar la pasta de almendra de la  nevera e incorporar las yemas batidas. Mezclar suavemente con una espátula o lengua repostera realizando movimientos envolventes para no bajar la mezcla.

En un cuenco amplio colocar las claras de huevo con 50 gr de azúcar y montar con las varillas (preferiblemente eléctricas) hasta que estén firmes pero no secas.

Después, añadirlas a la preparación anterior, removiendo cuidadosamente hasta homogeneizar el conjunto.

Verter toda la masa dentro del molde.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, meter la tarta dentro del horno, sobre la rejilla que se colocó inicialmente.

Hornear la tarta aproximadamente 40 minutos (el tiempo de horneado dependerá del tipo de horno y su potencia, se recomienda colocar en el interior del horno un termómetro especial  para controlar con exactitud la temperatura, este artículo se puede adquirir en tiendas especializadas de cocina y repostería o por internet).TARTA DE ALMENDRA 3.JPGPasados los treinta primeros minutos (nunca antes) abrir la puerta para comprobar la cocción del pastel, con un testador o palillo. Este paso hay que realizarlo con mucha rapidez para evitar que el horno pierda temperatura y el pastel se estropee.

Cuando se compruebe que el palillo sale limpio y la tarta esté bien cocida, sacarla del horno.

Dejar la tarta dentro del molde 5-10 minutos.

Después, desmoldarla, trasladarla a una rejilla (sin despegar el papel de la base) y dejarla enfriar por completo.

Espolvorear toda la superficie con azúcar glas en el momento de servir (para evitar que la jugosidad de la tarta absorba el azúcar con el paso del tiempo. También se puede espolvorear con azúcar glass antihumedad, de venta en tiendas especializadas. En este caso, la tarta se puede espolvorear con azúcar en cualquier momento, ya que este tipo de azúcar está tratado y no se deshará al estar en contacto con la humedad).

Para disfrutar plenamente de la tarta se recomienda consumirla transcurridas 12 o 16 horas desde su elaboración, ya que su textura y sabor mejoran con el paso del tiempo.

ROSQUILLAS DE HOJALDRE “CRISTALEIRO”

cristaleirp.JPGHoy traigo una receta que os encantará. Se trata de unas riquísimas rosquillas de hojaldre (también denominadas rosquillas cristaleiro), bañadas en almíbar y posteriormente rebozadas en azúcar y canela. Son un dulce típico de Galicia que no falta en las ferias de dicha provincia.

Su elaboración es sencilla y el resultado es un dulce exquisito que os animo a probar.

La masa que se utiliza para la elaboración de las rosquillas es el hojaldre (puede ser casero o industrial, a elección del consumidor, pero indudablemente el delicado y delicioso sabor que proporciona el hojaldre elaborado de forma artesanal no se consigue con el fabricado de forma industrial), del que se ponen varias capas una encima de otra, se sellan con mantequilla para unirlas y se aplanan ligeramente con un rodillo. De esas capas se cortan discos a los que se les realiza el típico agujero que las caracteriza. Después, se hornean.

Mientras la masa se cuece dentro del horno, se prepara un almíbar flojo con azúcar, agua y miel. Cuando se sacan las rosquillas del horno, se bañan en el almíbar y se rebozan en una mezcla de azúcar y canela.rosquillas cristaleiro.JPGEl hojaldre con el que se preparan las rosquillas cristaleiro es la masa laminada clásica de la repostería mundial. Se elabora con harina, agua, una pizca de sal y mantequilla, unos ingredientes simples para una elaboración compleja, ya que el hojaldre es una de las masas más complicadas de hacer. Por ello, después de invertir tiempo y dedicación en la cocina, puede resultar muy frustrante que la masa se aplaste durante el horneado o no desarrolle el volumen de forma uniforme, estropeando sin remedio el resultado final.

Para que esto no ocurra, en los próximos párrafos dejo algunos consejos y trucos para obtener unos hojaldres perfectos y crujientes;

Es usual que las personas compren el hojaldre congelado o refrigerado para ahorrar tiempo en la cocina y simplificar su elaboración. Pero incluso así, en el momento de prepararlo, también se le debe tratar con mimo. El mejor resultado se consigue con un trozo grueso de masa, que hay que estirar hasta darle el grosor deseado.

Es preciso espolvorear con harina la superficie de trabajo (si es posible, una encimera de granito, lisa) y la propia masa para que el rodillo se deslice por ella de manera uniforme y sin pegarse. Una vez que se alcanza el grosor óptimo (lo idóneo es un centímetro), se corta la masa, dándole la forma deseada (según la receta que se vaya a preparar) y se colocan estas porciones sobre una bandeja de horno.

Aunque es raro que los hojaldres se peguen, se puede colocar un papel de horno entre la masa y la bandeja, para asegurar que no ocurre. Se debe precalentar el horno a 200 C y, algo muy importante, no se introducen los pastelitos hasta que se haya alcanzado la temperatura programada.

Para lograr un aspecto tostado y un bonito color brillante, se pinta la superficie de las porciones con huevo batido o leche. Y ahora sí que se mete la bandeja en el horno caliente y se deja que los hojaldres se cocinen durante 20 o 25 minutos, hasta que aumenten su volumen y la superficie quede dorada.

Cuando se saquen del horno, se colocan en otra bandeja (o sobre una rejilla) y se espera a que se enfríen, antes de rellenarlos, bañarlos o decorarlos.


ROSQUILLA6.JPGIngredientes (6 grandes o 12 pequeñas):

  • 2 Planchas Masa de hojaldre (15 x 15 x 0,5 Cm)
  • 1 Cda Mantequilla
  • 80 G Agua
  • 80 G Azúcar
  • 80 G Miel
  • Azúcar granulado y canela

Elaboración:

Comenzar preparando el hojaldre como se indica en la receta que hay en este blog. Para acceder de forma rápida a la receta, pinchar sobre la palabra “Masa de hojaldre” que encontrarás en el listado de ingredientes. Si no se dispone de tiempo (ya que elaborar la masa de hojaldre de forma casera lo requiere) también puede ser comprada.

Una vez elaborada la masa de hojaldre, conservarla dentro de la nevera hasta el momento de su utilización.

Precalentar el horno 200 C calor arriba y abajo (si el horno está equipado con aire, activar dicha función).

Para elaborar el almíbar; verter el agua, el azúcar y la miel dentro de un cazo y calentarlo a fuego medio-alto hasta que comience a hervir. Después bajar un poco los grados del fuego y cuando el azúcar se deshaga y la mezcla espese ligeramente, retirar el cazo de la fuente de calor  y dejar templar.

Por otro lado, derretir en el microondas una cucharada de mantequilla.

Sacar una lámina de masa de hojaldre de la nevera y extenderla sobre la mesa de trabajo espolvoreada con una pequeña cantidad de harina.

Pintar con una brocha de cocina toda la superficie del hojaldre con mantequilla. Sacar la otra lámina de hojaldre de la nevera y colocarla sobre la que se ha pincelado con la mantequilla. Después, para sellar correctamente las dos láminas de hojaldre pasar un rodillo sobre la masa, sin ejercer fuerza ni presión.

rosquillas2.JPGCon ayuda de cortadores para galletas o roscos (en su defecto con el filo de un vaso y el tapón de una botella) dar la típica forma redondeada que caracteriza a las rosquillas.

Cubrir con papel de hornear una bandeja de horno  y colocar sobre él las piezas de hojaldre.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, meter las rosquillas dentro de él y hornear entre 20-25 minutos (depende del tipo de horno, si tiene función de aire, etc). Cuando las piezas se vean doradas y aparentemente secas, sacarlas del horno y colocarlas sobre una rejilla para que enfríen y no se forme humedad en la base.

Mezclar dentro de un bol azúcar con canela (al gusto).

Cuando las rosquillas estén completamente frías, bañarlas primero por el almíbar (si está demasiado frío, darle un golpe de calor) y dejarlas escurrir cinco minutos sobre una rejilla. Después, rebozarlas por la mezcla de azúcar y canela.

Cuando las rosquillas estén completamente frías conservarlas en cajas de lata (si en la sala hace demasiado calor es aconsejable refrigerarlas, para que almíbar y el azúcar no sufran alteraciones y continúen adheridos a las rosquillas).

PASTEL DE CHOCOLATE Y AVELLANA

tarta de aveellanas 2.JPGEn la entrada de hoy se publica la receta de este delicioso y nutritivo pastel de chocolate con avellanas. Una buena forma de incluir frutos secos en la dieta diaria.

Las impresionantes propiedades de las avellanas se traducen en beneficios para el buen funcionamiento de nuestro metabolismo y cuerpo en general, pero no deben añadirse como un alimento extra en la dieta, sino como sustituto de productos como la bollería industrial o los snack comerciales.

La avellana es el fruto de tipo nuez del avellano. El avellano es cultivable en terrenos húmedos, permeables y profundos con exposiciones soleadas. Es originario del Ponto en Asia Menor y se tiene constancia que ya se consumía en Mesopotamia (en el Neolítico). Los griegos la llevaron a Grecia y de ahí se extendió a otros países.

A España llegó en el siglo XIX. Son tan apreciadas que algunas de ellas tienen su denominación de origen como la Avellana de Reus.

Los principales países productores de la avellana son Turquía, Italia, EEUU, España, Azerbaiyán, China e Irán.

Las avellanas son un fruto del que se aprovecha casi todo: las cáscaras se utilizan como comestible, las hojas dan de comer al ganado, la corteza y las hojas lo utilizan los laboratorios para fabricar coagulante y la madera que envuelve el fruto se aprovecha para tallar pequeños objetos.

Entre sus propiedades la avellana tiene una alta concentración en grasas: del 50 % al 60 %. Además, posee un 10 % de agua, un 5 % de sacarosa y proteínas como la cofilina. Al ser rico en magnesio, vitamina B y Vitamina E, este fruto resulta especialmente eficaz contra el envejecimiento y fortalece el sistema nervioso. Las avellanas, que aportan unas 550 calorías por cada 100 gramos, son una fuente excelente de magnesio y cobre.

Son utilizadas por sus características organolépticas, además de proporcionar calcio, es un alimento energético por su alto contenido de aceite, proteínas y carbohidratos.

Es un fruto saludable que protege del riesgo de enfermedades patológicas y cardiovasculares.

Las avellanas ayudan a la resistencia de los deportistas, porque funcionan a nivel neuromuscular.

Tienen un efecto protector del sistema cardiovascular, ya que disminuyen el colesterol LDL o “malo” y aumentan el HDL o “bueno”. Asimismo, reducen la disgregación de las plaquetas, por lo que contribuyen a disminuir las trombosis.

Las vitaminas y minerales que contienen los hacen ser un excelente antioxidante, es decir, protegen contra el envejecimiento celular y también previenen las enfermedades degenerativas.

Aumentan la conexión nerviosa y el tejido de las neuronas, lo que contribuye en una mayor capacidad de retener conocimientos.

También, tienen una gran cantidad de fibra que contribuye a la movilidad intestinal y a prevenir el estreñimiento.

Contienen ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. Éstos son considerados esenciales ya que el cuerpo no puede producirlos, por lo que deben ser incorporados a través de los alimentos.

A su vez, aportan grasa que no es saturada, es decir, que no se quedará adherida a las paredes de las arterias, sino que circulará por el organismo.

Tienen hidratos de carbono complejos y proteínas de origen vegetal, que combinadas con otro cereal, dan como resultado una proteína de buena calidad.

Además poseen propiedades antiinflamatorias.

Su aporte calórico es alto, por lo que hay que cuidar que la porción a consumir no supere el tamaño de un puñado o un cuarto de taza al día.


tarta de avellanas 500.JPGIngredientes:

Bizcocho;

  • 200 G Harina
  • 50 G Avellanas en polvo
  • 3 cucharadas colmadas de cacao puro en polvo
  • 10 G Levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 250 G Nata para montar
  • 100 G Azúcar glas
  • 2 Huevos M
  • 225 G Leche
  • 1 pizca de sal

Cobertura de chocolate;

  • 100 Ml Nata para montar
  • 70 G Chocolate negro 70%
  • Crocanti de avellana o avellana en granillo

Elaboración:

  • Bizcocho;

Engrasar un molde para bizcocho (yo usé un molde desmontable de 25cm)

Colocar la rejilla del horno dentro de él, de tal forma que cuando coloquemos el molde del bizcocho, éste quede a media altura.

Precalentar el horno a 200 C calor arriba y abajo.

Sobre un cuenco, tamizar la levadura junto a la harina, el cacao en polvo y el bicarbonato. Reservar.

En un bol amplio, colocar los huevos con el azúcar. Batir la mezcla (preferiblemente con unas varillas eléctricas a velocidad máxima) enérgicamente entre 10 o 12 minutos. Hasta conseguir una pasta mullida de tono blanquecino que haya aumentado considerablemente su volumen.

Incorporar la nata. Continuar batiendo la mezcla a menos intensidad para así, evitar que reduzca en exceso la mezcla esponjosa que se consiguió inicialmente.

Añadir la leche, el polvo de avellana, la sal y la mezcla de harina, levadura, bicarbonato y cacao. Mezclar todos los ingredientes con mucha suavidad y movimientos envolventes para impedir que la harina desarrolle demasiado gluten y reste esponjosidad al bizcocho.

Verter la mezcla dentro el molde.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, colocar el molde sobre la rejilla del horno y hornear la preparación 50-55 minutos.

Pasados los treinta primeros minutos (nunca antes) abrir la puerta para comprobar la cocción del bizcocho, con un testados o palillo. Este paso hay que hacerlo con mucha rapidez para evitar que el horno pierda temperatura y el bizcocho se estropee.

Cuando se compruebe que el palillo sale limpio y el bizcocho está bien cocido, sacarlo del horno.

Dejar el bizcocho dentro del molde 15 minutos.
tarta de avellanas.JPG

  • Cobertura de chocolate:

Hervir la nata dentro de un recipiente adecuado en el microondas durante uno o dos minutos (depende de la potencia que tenga el aparato) o si se prefiere, en un cazo al fuego.

Cuando la nata alcance el punto de ebullición, retirar de la fuente de calor y añadir el chocolate negro. Dejar reposar el conjunto un minuto y después, mezclar con una lengua repostera o unas varillas manuales hasta que el chocolate y la nata queden completamente fusionados.

Verter la ganache de chocolate sobre el pastel (sin desmoldar).

Esparcir el crocanti de avellana o la avellana en granillo sobre la cobertura de chocolate y dejar enfriar.

Desmoldar cuando el pastel esté totalmente frío (preferiblemente al día siguiente) y servir.

BAMBAS DE NATA

BAMBAS DE NATA 2.JPGLas bambas de nata me producen una inmensa nostalgia. Recuerdo con emoción esos bellos momentos en los que mi padre las compraba siempre que las veía en los escaparates de las pastelerías (se trataba de su pastel favorito), siento mucha felicidad al recordar cómo las comíamos con cierta ansia en tres o cuatro bocados, poniéndonos perdidos de nata…

La bamba es un bollo de masa dulce que se presenta relleno de nata montada.

La nata o crema de leche es una sustancia de consistencia grasa y tonalidad blanca o amarillenta que se encuentra de forma emulsionada en la leche recién ordeñada o cruda, es decir, en estado natural y que no ha pasado por ningún proceso artificial que elimina los elementos grasos.

Está constituida principalmente por glóbulos de materia grasa que se encuentran flotando en la superficie de la leche cruda. Esta capa se puede apreciar dejando cierta cantidad de leche cruda, sin homogeneizar ni descremar, en un recipiente; se puede observar cómo una delgada capa toma forma en la superficie. No debe confundirse con la nata que se contempla al llevar a hervor la leche, con la que no tiene que ver.

Esta película se separa mediante un proceso de centrifugado, y se envasa por separado para su uso en gastronomía. De acuerdo a la proporción de grasa que contiene, se distinguen dos principales clases de crema;

  •  Las más ligeras; se emplean para mezclar con el café o en la confección de sopas y salsas.
  •  Las más espesas; que alcanzan hasta un 55% de contenido graso, se utilizan para elaborar crema batida o chantilly (producto de batirla hasta atrapar burbujas de aire en ella), utilizada para decoración en repostería. 
Además, la crema extremadamente grasa puede batirse para elaborar mantequilla, que consiste básicamente en la grasa láctea aislada.
La crema de leche suele emplearse principalmente en la fabricación de helados y pasteles, aunque también es posible comercializarla añadiéndole sal, de modo que se pueda utilizar de forma análoga a la mantequilla.

La crema batida, o nata montada, según el país, requiere crema de leche con un 30% de contenido graso. La crema se bate con el aire utilizando utensilios fríos hasta montarla, y que da como resultado un coloide con aproximadamente el doble del volumen de la crema original ya que quedan atrapadas burbujas de aire en una red de gotitas de grasa. Sin embargo, si se sigue batiendo, las gotitas de grasa se unirán destruyendo el coloide para formar la mantequilla; el líquido restante es el suero. 

A veces se le agrega azúcar de repostería (azúcar que ha sido molida hasta quedar extremadamente fina) al coloide para poder reforzar la mezcla y reducir el riesgo de excederse batiendo, además de añadirle dulzor para su poste


bambas de nata.JPG
Ingredientes (12-14 unidades):

Bambas o bollos de brioche;

  • 500 G Harina de gran fuerza
  • 150 G Huevo (3 unidades)
  • 110 Ml Leche
  • 60 G Mantequilla
  • 100 G Azúcar
  • 40 G Levadura fresca
  • 10 G Sal
  • Huevo batido para pintar

Nata Montada;

  • 250 Ml Nata para montar (35% MG)
  • 20-25 G Azúcar glass
  • 1 Cda Estabilizante para nata o Maizena (opcional)
  • Azúcar glas para decorar

Elaboración:

  • Bambas o bollos de brioche;

Amasar aproximadamente 30 minutos todos los ingredientes excepto la mantequilla y la levadura, a mano o a máquina (en este caso utilizar el accesorio gancho de la batidora de mesa). Hasta obtener una masa lisa y elástica, que no se pegue en las manos.

Después, cortar la mantequilla en dados pequeños e integrarla en la masa. Este paso es el más delicado y complicado del proceso de amasado, sobre todo si se realiza manualmente. En este caso, requiere periodos de amasado intercalados con periodos de reposo de la masa, con el objetivo de que esta se relaje y destense.

Cuando la masa esté casi lista y la mantequilla se haya integrado y absorbido, añadir la levadura fresca disuelta en una cucharada de agua.

Seguir amasando hasta que la levadura se disuelva por completo y se obtenga de nuevo una masa fina y elástica. Se sabrá que que el amasado ha finalizado cuando la masa se despegue perfectamente de las paredes del recipiente del robot de cocina o, si el amasado es manual, no se pegue ni en las manos ni en la mesa de trabajo. Si no es así, significa que aún le falta tiempo de amasado.

Formar una bola con la masa y dejarla reposar, en un bol untado con aceite vegetal y tapado con un trozo de film transparente, durante una hora dentro del refrigerador.

Pasado el tiempo, volcar la masa sobre la mesa de trabajo, dividirla en porciones de 60-80gr  cada una y formar bolas con ellas.

Disponer unas hojas de papel siliconado (especial horneados) sobre unas bandejas de horno y  colócalas sobre una superficie amplia y que no se vaya a usar durante mínimo de tres o cuatro horas.

Colocar las bambas sobre el papel siliconado, dejando un espacio aproximado de 10 cm entre unas y otras.

Cuando se tengan formadas todas las piezas, pintarlas con huevo batido.

Cubrir los brioche con un paño de cocina fino y ligero y dejarlos fermentar, hasta que hayan doblado su volumen inicial (entre dos y cuatro horas).

Tras el periodo de fermentación, precalentar el horno a 210 C calor arriba y abajo.

Hornear por tandas las bandejas con los bollos, entre 10 y 12 minutos (es aconsejable verter medio vaso de agua o tres o cuatro cubitos de hielo encima de la bandeja base del horno nada más comenzar el horneado, esto aportará humedad al pan).

Cuando las bambas hayan adquirido un bonito tono dorado, sacarlos y dejarlos enfriar a temperatura ambiente sobre una rejilla.SONY DSC

  • Nata montada;

Poner la nata en un cuenco alto y amplio y comenzar a montarla con un batidor de varillas (preferiblemente eléctricas) a máxima potencia.

Cuando la textura de la nata empiece a coger consistencia, añadir el azúcar glas y el estabilizante o maizena.

Continuar batiendo hasta montar la nata por completo (se sabrá que la nata está montada, cuando comience a formar picos de color marfil).

Disponer una manga de pastelero y colocarle una boquilla rizada. Después, llenar la manga con la nata montada.

Con un cuchillo afilado, realizar un corte lateral a los bollos (sin llegar al final, hay que dejar las dos partes unidas por uno de sus lados).

Rellenar las bambas con la na montada y espolvorear su superficie con azúcar glas a través de un tamiz.

Presentar las bambas de nata sobre una fuente y servir.

Los pasteles que no se vayan a comer de inmediato se reservarán en la nevera y los que no se vayan a consumir en las próximas 48 horas, se pueden almacenar dentro de recipientes herméticos dentro del congelador por un periodo inferior a un mes.

LAYER CAKE DE CHOCOLATE Y MOUSSE DE NARANJA

..34..JPGEste pastel no solo es atractivo, también es exquisito. Si es de tu agrado la combinación del chocolate y la naranja, este layer cake será perfecto para ti.

Los layer cakes o tartas de capas, son unas de las creaciones reposteras más de moda actualmente. Estas tartas son de lo más vistosas y llamativas, sobre todo cuando se realiza el corte de la porción, en la que se ven las capas y el relleno.

En esta entrada, muestro la receta de un un delicioso layer cake elaborado con tres capas de bizcocho de chocolate bañado en almíbar con un toque de cointreau (Cointreau es la marca comercial de un licor francés, elaborado a base de cáscaras de naranjas), relleno de mousse de naranja y cubierto por una fina capa de ganache de chocolate.

Este tipo de tartas son unas de las elaboraciones más espectaculares de la repostería, y no son tan difíciles de preparar como puede parecer. Solo se necesita (además de los ingredientes y herramientas de trabajo…) tiempo y paciencia.

Se puede usar distintos tipos de bizcocho para este tipo de tartas, pero es muy habitual usar bizcochos especialmente secos, como el bizcocho genovés, ya que son particularmente adecuados para calarlos con almíbar. Así el interior de la tarta queda muy jugoso y el almíbar además, se puede aromatizar para que combine bien con la cobertura que queramos usar en el exterior y en el relleno de la tarta.


SONY DSCIngredientes:

Bizcocho de chocolate;

  • 5 Huevos L (deben estar a temperatura ambiente)
  • 200 G Harina
  • 80 G Azúcar
  • 60 Ml Aceite
  • 30 G Cacao puro en polvo
  • Un pizca de sal

Almíbar;

  • 100 Ml Agua
  • 50 G Azúcar
  • 1/2 Copita de licor de naranja “Cointreau”

Mousse de Naranja;

  • 200 Ml Nata
  • 125 G Queso cremoso de untar
  • 2 Cdas Azúcar glas
  • 4 Hojas de gelatina
  • 1 Naranja
  • Colorante alimentario naranja (opcional)

Ganache de chocolate;

  • 200 Ml Nata para montar
  • 150 G Chocolate Negro 70%

Elaboración:

  • Bizcocho de chocolate;

Engrasar un molde de bizcocho (yo utilicé un molde alto, desmontable de 15 cm de diámetro).

Precalentar el horno a 190 C calor arriba y abajo. Dentro de él, colocar la rejilla de horno de tal forma que cuando se vaya a hornear el bizcocho, éste quede a media altura.

Sobre un cuenco, tamizar  la harina junto al cacao puro en polvo. Reservar.

En un bol amplio, colocar los huevos con el azúcar. Batir la mezcla (preferiblemente con unas varillas eléctricas a velocidad máxima) enérgicamente alrededor de 15 minutos. Hasta conseguir una pasta mullida de tono blanquecino que haya aumentado considerablemente su volumen.

Incorporar el aceite y continuar batiendo la mezcla a menos intensidad para así, evitar que reduzca en exceso la mezcla esponjosa que se consiguió en un principio.

Añadir la harina junto al cacao en polvo y mezclar. Se debe realizar con mucha suavidad y movimientos envolventes para  impedir que la harina desarrolle demasiado gluten  y reste esponjosidad al bizcocho.

Verter la mezcla dentro el molde.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, colocar el molde sobre la rejilla que inicialmente se dispuso dentro del horno.

Hornear la preparación 30-40 minutos.

Pasados los treinta primeros minutos (nunca antes) abrir la puerta para comprobar la cocción del bizcocho, con un testador o palillo. Este paso hay que realizarlo con mucha rapidez para así evitar que el horno pierda temperatura y el bizcocho quede chafado.

Cuando se compruebe que el testador sale limpio y el bizcocho esté bien cocido, sacarlo del horno.

Dejar el bizcocho dentro del molde 5-10 minutos.

Después, desmoldar el bollo y trasladarlo a una rejilla. Dejarlo enfriar por completo.

Cortar el bizcocho en tres capas del mismo tamaño. El corte se puede realizar con un cuchillo afilado y mucho pulso, o con una lira de pastelería o segueta para bizcochos (se puede adquirir por internet o en tiendas especializadas), que tiene la ventaja de que nos hará un corte mucho más uniforme, ya que permite graduar la altura del grosor de las capas de bizcocho.

  • Almíbar;

Poner el agua y el azúcar en un cazo a fuego medio, y llevarlo a ebullición un par de minutos, hasta que el azúcar se disuelva por completo.

Incorporar el licor de naranja y remover la mezcla.

Con una brocha de cocina (en su defecto, con una cuchara) calar todas las capas de bizcocho, insistiendo por toda la zona del contorno, ya que habitualmente se trata de la parte más seca. Reservar.LAYER CAKE DE CHOCOLATE Y MOUSS DE NARANJAS1.JPG

Mousse de naranja;

Hidratar la gelatina durante diez minutos dentro de un recipiente hondo con agua fría, con cubrirla será suficiente.

Con un cuchillo afilado o una mandolina, retirar la piel a la naranja (sin rebasar la parte blanca). Picar la piel muy fina y reservar.

Extraer el jugo a la naranja con un exprimidor y dejarlo a un lado.

Colocar la nata dentro de un bol y batirla con unas varillas enérgicamente o ha máxima potencia (es aconsejable realizar esta acción con un batidor de varillas eléctrico). Cuando la nata comience a coger cuerpo, añadir el azúcar glas y batir la nata hasta montarla por completo.

Añadir el queso cremoso, el zumo de naranja y si se desea el colorante alimentario. Mezclar con delicadeza, y descender la potencia o intensidad en el batido, para no bajar demasiado la preparación.

En una taza grande, calentar un poco de la preparación anterior. No calentar demasiado, necesitamos que la temperatura de la crema no sobrepase los 60 C (si se añade líquido muy caliente a la gelatina, ésta perderá fuerza y no cuajara correctamente).

Escurrir bien la gelatina y añadirla a la taza con la crema caliente. Mezclar con unas varillas manuales hasta disolver la gelatina por completo.

Para templar un poco la gelatina y evitar el contraste de temperaturas, antes de mezclarla con toda la preparación, añadir solo una pequeña cantidad de crema de naranja. Integrar y después, mezclar con el resto.

Batir con la batidora de varillas a velocidad baja, hasta conseguir una crema espesa y esponjosa.

Preparar una manga de pastelero con una boquilla redonda y lisa y después, llenarla con la mousse.

Opcionalmente y para obtener un acabado más profesional, forrar con una tira de lámina de acetato las paredes interiores del mismo molde en el que se cocinó el bizcocho (limpio y seco) e introducir dentro la primera plancha  de bizcocho (reservar la capa de la base del bizcocho para colocar en último lugar, ésta es la más lisa y la más apropiada para la superficie de la tarta). 

Sobre la primera capa de bizcocho, poner la primera capa de mousse de naranja.

Repetir la operación; colocar sobre la primera capa de mousse de naranja, la segunda plancha de bizcocho y presionar ligeramente con las manos para asentarlo y encima de la segunda plancha de bizcocho, distribuir la segunda capa de mousse de naranja.

Para terminar, colocar la tercera y última plancha de bizcocho (dejar la base lisa del bizcocho en la parte alta y visible de la tarta, para garantizar un buen acabado) y presionar levemente la superficie para fijarla.

Cuando se haya finalizado el montaje, trasladar el pastel a la nevera para que la mousse solidifique, un mínimo de cuatro horas (lo ideal sería dejar la tarta refrigerada durante 12 horas).

  • Ganache de chocolate;

Hervir la nata dentro de un recipiente adecuado en el microondas durante uno o dos minutos (depende de la potencia que tenga el aparato) o si se prefiere, en un cazo al fuego.

Cuando la nata alcance el punto de ebullición, retirar de la fuente de calor y añadir el chocolate negro. Dejar reposar el conjunto un minuto y mezclar con una lengua repostera o unas varillas manuales hasta que el chocolate y la nata queden completamente fusionados. Dejar templar la preparación unos minutos. El tiempo de reposo dependerá de lo líquida o sólida que se desee la cobertura.

Sacar el layer cake de la nevera y disponerlo sobre una rejilla.

Verter la ganache de chocolate sobre el pastel;

Si la ganache es muy líquida, dejar que la cobertura de chocolate se deslice por la superficie y laterales del layer cake, cubriéndolo por completo.

Si la ganache es espesa  (cremosa y semilíquida) , con la ayuda de una espátula larga cubrir el pastel y perfeccionar los laterales y superficie de la tarta.

Trasladar el layer cake de nuevo a la nevera durante una o dos horas, hasta que la ganache quede totalmente solidificada.

Pasado el tiempo, se puede servir y disfrutar. Este layer cake no tiene desperdicio, es una deliciosa mezcla de sabores en distintas texturas.

CUERNOS DE HOJALDRE RELLENOS DE CREMA DE VAINILLA

conos de cema9.JPGUn domingo soleado de primera, con una jornada repleta de actividades divertidas… ¿Hay algo mejor para desayunar que estos crujientes y sabrosos cuernos de hojaldre rellenos de una fina crema de vainilla? Se trata de unos pastelitos a los que te será difícil resistirte…

La crema pastelera aromatizada con vainilla, es una crema muy utilizada en repostería. Sus componentes básicos son; leche, huevos, azúcar, harina de trigo (aunque es muy usual reemplazar la harina común con fécula de maíz) y vainilla.

La vainilla es un género de orquídeas con 110 especies distribuidas mundialmente en las regiones tropicales. La más conocida es la especie vainilla planifolia que produce el fruto del que se obtiene el saborizante de vainilla. Es una especia del continente americano. Los conquistadores españoles de México, conocieron esta especia en las costas de Veracruz, le pusieron ese nombre porque su fruto se parece a la vaina de una espada, pero diminuta.

Para obtener una especia realmente rica en aromas, el cultivo y la preparación de la vainilla necesita largos y minuciosos cuidados. Eso hace que sea, en proporción al peso, uno de los productos agrícolas más caros del mundo. Se presenta en forma de palos negros y brillantes, comúnmente llamados “vainas” de vainilla.

En repostería, la vainilla se utiliza en cremas, helados, pasteles y otras preparaciones culinarias caseras, añadiendo un poco de esencia o cocinando las vainas en el caldo del preparado. Se obtiene un aroma más intenso si se cortan las vainas de vainilla por la mitad y se extraen los pequeños granos negros que se encuentran en su interior.


conos de crema.JPGIngredientes (12 unidades):

500 G Masa de hojaldre (también puede ser comprado); 

  • 250 G Harina de media fuerza
  • 125 Ml Agua
  • 5 G Sal
  • 175 G Mantequilla fría

500 G Crema pastelera;

  • 500 G Leche
  • 4 Yemas de huevo
  • 40 G Harina de maíz
  • 100 G Azúcar
  • 1 Vaina de Vainilla o extracto de vainilla
  • Azúcar glass

Elaboración:

  • Masa de hojaldre;

Elaborar la masa de hojaldre siguiendo los pasos que se indican en la receta de éste blog. Para ello, acceder al enlace pinchando sobre la palabra “Masa de hojaldre” que encontrareis en el listado de ingredientes.

Una vez tengamos la masa lista para su uso, precalentar el horno 225C calor arriba y abajo.

Espolvorear la mesa de trabajo con harina, extender sobre ella el hojaldre y con  ayuda de un rodillo estirar la masa hasta  obtener una lámina de 35cm de largo por 15cm de ancho y 1/2 centímetro de grosor.

Después, con un cuchillo afilado, cortar el hojaldre en tiras de 1 cm de ancho.

Para darle la forma cónica al hojaldre, se necesita un molde específico que se puede adquirir en cualquier gran superficie de alimentación o en tiendas especializadas. Los moldes que se han empleado para realizar esta receta son como los que muestro en la fotografía, que miden 12cm.

Enrollar las tiras de hojaldre en el molde, comenzando por la parte más estrecha y sobreponiéndolas unas sobre las otras, para que no queden huecos entre ellas y hasta que el molde quede completamente cubierto.

Disponer un papel sulfurizado (especial para hornear) encima de una bandeja de horno y sobre ella colocar los moldes, separados unos de otros.Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, meter la bandeja dentro del horno (quedando ésta a media altura) y hornear las piezas aproximadamente 25 minutos.

Cuando los hojaldres hayan adquirido un tono ligeramente tostado, sacarlos y dejarlos enfriar por completo sobre una rejilla.conos de crema 8.JPG

  • Crema de vainilla;

Preparar la crema como se indica en la receta de éste blog, para acceder de forma inmediata al enlace, pinchar sobre la palabra “crema de vainilla” que encontrarás en la lista de ingredientes.

Preparar una manga pastelera con una boquilla redonda y lisa.

Llenar la manga de pastelería con la crema de vainilla y rellenar con ella, las cavidades de los conos de hojaldre (para rellenar los huecos, recomiendo poner los conos en posición vertical, dentro de vasos o en soportes especiales para conos de galletas de helado, hasta que la crema endurezca).

Colocar los conos sobre un plato de servicio y espolvorear su superficie con azúcar glas a través de un tamizador o colador de malla fina.

¡Espero que disfruteis de esta auténtica delicia!conos de crema 2.JPG

BOSTON CREAM DÓNUTS

Boston cream.JPG¿Alguien se apunta al desayuno? Yo esta mañana disfrute de un par de estos bollitos rellenos de crema y cubiertos de chocolate. ¿Se puede pedir más?

La dónut de crema es una dónut con glaseado de chocolate y crema de vainilla. Esta dónut fue diseñada como la dónut oficial de Massachusetts en 2003, después del Pastel de crema de boston fue elegido como el postre del estado en 1996.

Los orígenes del dónut se disputan. Unos historiadores afirman que sus precursores se pueden encontrar entre la gente medieval del norte de Europa, pero la forma popular que se asocia hoy en día con el término doughnut se realizó por primera vez en 1847, cuando un marinero llamado Hanson Gregory, hiciera el famoso agujero con la tapa del pimentero de un barco, para solucionar el problema de que la masa no se friera bien en el centro. Se considera generalmente que el origen del dónut viene del dulce navideño holandés oliebollen (bolas de aceite), que éstos trajeron a Nueva Ámsterdam (futura Nueva York) en el siglo XVI. En los siglos siguientes evolucionó hacia el dónut que hoy en día se conoce.

En España, en 1962 el empresario y panadero Andrés Costafreda constituyó la empresa Donut Corporation, tras un viaje a Estados Unidos. Comenzó a fabricarlos y comercializarlos bajo la marca registrada Donuts, sobre la que mantiene la propiedad exclusiva en España. Actualmente, tras la unificación del Grupo Panrico en 1999, es esta corporación la que produce y comercializa bollería bajo este nombre comercial.

No hay duda que los donuts de panrico están muy buenos, pero los elaborados en casa… ¡Son todavía mejores! Además de ser deliciosos, son más sanos. La receta lleva su tiempo, pero el esfuerzo merece la pena.


boston cream.JPGIngredientes:

Crema pastelera;

  • 500 G Leche
  • 4 Yemas de huevo
  • 40 G Harina de maíz
  • 100 G Azúcar
  • 1 Vaina de Vainilla o extracto de vainilla

Donuts (16 Unidades);

  • 500 G Harina fuerza
  • 180-200 Ml Agua
  • 80 G Azúcar
  • 10 G Sal
  • 2 Huevos medianos
  • 50 G Mantequilla fría
  • 40 G Levadura fresca de panadero
  • Aceite suave vegetal para freír

Cobertura de Chocolate;

  • 250 G Azúcar glass
  • 50 G Chocolate negro 70%
  • 5 G Cacao puro en polvo sin azúcar
  • 45 Ml Leche

Elaboración:

  • Crema pastelera;

Preparar la crema pastelera como se indica en la receta de éste blog. Para ello, pincha sobre la palabra “Crema pastelera” que encontrarás en el listado de ingredientes.

  • Donuts;

Amasar aproximadamente 30 minutos todos los ingredientes excepto la mantequilla y la levadura, a mano o a máquina (en este caso utilizar el accesorio gancho de la batidora de mesa). Hasta obtener una masa lisa y elástica, que no se pegue en las manos.

Cortar la mantequilla en dados pequeños e integrarla en la masa. Este paso es el más delicado y complicado del proceso de amasado, sobre todo si se realiza manualmente. En este caso, requiere periodos de amasado intercalados con periodos de reposo de la masa, con el objetivo de que esta se relaje y destense.

Cuando la masa esté casi lista y la mantequilla se haya integrado y absorbido, añadir la levadura fresca disuelta en una cucharada de agua.

Seguir amasando hasta que la levadura se disuelva por completo y se obtenga de nuevo una masa fina y elástica. Se sabrá que que el amasado ha finalizado cuando la masa se despegue perfectamente de las paredes del recipiente del robot de cocina o, si el amasado es manual, no se pegue ni en las manos ni en la mesa de trabajo. Si no es así, significa que aún le falta tiempo de amasado.

Formar una bola con la masa y dejarla reposar, en un bol untado con aceite vegetal y tapado con un trozo de film transparente, durante una hora dentro del refrigerador.

Pasado el tiempo, volcar la masa sobre la mesa de trabajo, dividirla en porciones de 60gr cada una y formar bolas con ellas.

Disponer una hoja de papel de horno sobre la mesa de trabajo y cortarla en cuadrados de 10x10cm. Colocar los cuadrados sobre una superficie amplia y que no se vaya a usar durante mínimo de tres o cuatro horas.

Colocar las piezas sobre los trozos de papel cortados anteriormente (una bola de masa por cada pedazo de papel, con esta acción se evitará que se peguen unas a otras, se trasladarán a la sartén con mayor facilidad y no se deformarán).

Dejar que los dónut fermenten, hasta doblar su volumen inicial (entre dos o cuatro horas).

Tras el periodo de fermentación, calentar el aceite en una sartén muy honda o cacerola, hasta el punto de fritura (160-180 C)

Introducir los bollos con precaución dentro del aceite y freír por ambas superficies cada una de las berlinas, hasta que estén doradas.

Sacarlas y dejarlas enfriar sobre una rejilla cubierta con papel absorbente, para desechar la mayor cantidad de aceite posible.boston cream4.JPGLlenar una manga de pastelero con la crema de vainilla que se preparó inicialmente y rellenar las berlinas realizando una incisión por el lateral de los bollos.

  • Cobertura de Chocolate;

Fundir el chocolate dentro de un recipiente apto para el microondas durante unos segundos o, al fuego en un cazo al baño maría durante unos minutos.

Aparte, en un bol mezclar el azúcar el cacao en polvo y el agua, remover con suavidad (para evitar crear burbujas de aire en el glaseado) hasta obtener una pasta lisa y sin grumos.

Incorporar la pasta de azúcar al recipiente del chocolate derretido y fusionar delicadamente ambas preparaciones.

Cubrir la superficie de una berlina, sumergiendola dentro del glaseado hasta la mitad y girarla para eliminar el exceso. Si el glaseado tiene la textura idónea, continuar glaseando el resto de berlinas. Si está demasiado sólido, añadir una cucharadita de agua y si está demasiado líquido, esperar a que el chocolate se enfríe y se vuelva más denso.

A medida que se van bañando las piezas, irlas dejando sobre una rejilla hasta que el glaseado solidifique por completo.

Si quedan burbujas en el glaseado, explotarlas con un palillo antes de que el glaseado de chocolate solidifique.