TARTA DE YOGUR GRIEGO Y FRUTOS ROJOS

tarta6.JPGLos orígenes del yogur griego no están del todo claros, debido a la ausencia de registros. Se cree que llegó al Mediterráneo en la Edad Antigua por medio de los turcos. En Grecia el consumo de yogur se extendió, desarrollándose una variedad local que logró, con el tiempo, las características distintivas que diferencian al yogur griego actual.

Su uso en la gastronomía local floreció notablemente y hoy en día, el yogur griego es una alternativa a los yogures tradicionales. Aunque sus procesos, menos automatizados e ingredientes usualmente más selectos (como por ejemplo la leche de cabra), tienden a elevar el precio del producto por encima del promedio.

El yogur griego tradicional es un producto lácteo hecho con leche de vaca o de cabra. En el proceso de elaboración es filtrado para eliminar el suero  y, por lo general, contiene entre un 9 y un 10% de materia grasa láctea (las variedades típicas de yogur no superan el 3,5% de materia grasa láctea).

Cuanto más alto es el índice de grasa láctea, más nutritivo y completo es el yogur, ya que los bacilos se desarrollan plenamente en este medio. El resultado es un yogur sabroso, denso y muy cremoso. El yogur griego tiene aproximadamente entre un 8% y 16% de proteínas, alrededor del doble que los demás yogures (bebible, batido, aflanado). Se trata de un alimento muy saludable con prácticamente la mitad de azúcares y sodio que el  yogur tradicional.

El yogur griego nos proporciona numerosos nutrientes y beneficios para la salud. Uno de sus beneficios más promocionado son los probióticos que contiene. Los alimentos probióticos, son alimentos con microorganismos vivos adicionados que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos. Ingeridos en cantidades suficientes, pueden tener efectos beneficiosos, como contribuir al equilibrio de la microbiota intestinal del huésped y potenciar el sistema inmune.

Mantener la flora intestinal saludable contribuye a la solución de problemas digestivos y son útiles para aquellas personas que sufren síndrome de intestino irritable y otras enfermedades intestinales.

El yogur griego, también aporta otros nutrientes importantes tales como; el calcio, magnesio,  fósforo y potasio.

La tarta de yogur griego y frutos del bosque que os presento en esta página, es el postre ideal para finalizar cualquier tipo de comida o simplemente para disfrutar de ella en cualquier momento del día. Su aporte nutricional, ligereza, esponjosidad, suavidad y contraste de sabores os va ha encantar. Además, no necesita horneado, es sencilla de preparar y hay que dedicarle poco tiempo de elaboración.

En la receta veréis que no se utiliza azúcar para confeccionar la cobertura de fruta. No he olvidado ponerla… Considero que el ácido de la fruta roja le proporciona mucha frescura a la tarta. Pero si se  prefiere más dulce, también se puede realizar mermelada (misma proporción de fruta y azúcar) o compota (15% de azúcar).


tarta13.13.JPGIngredientes:

  • 15 Galletas Lotus o digestive
  • 50 G Mantequilla
  • 200 Ml Nata
  • 500 G Yogur griego (puede ser ligero)
  • 2 Cdas Azúcar glas
  • 200 G Frutos rojos
  • 5 Hojas de gelatina

Elaboración:

  • Base de galleta;

Disponer sobre la mesa de trabajo un molde desmontable (25cm de diámetro). Forrar la base del molde con papel de hornear cortado a la misma medida o colocar una base para tarta de las mismas dimensiones.

Revestir el interior del aro del molde con una tira de lámina de acetato (no es imprescindible, pero recomiendo usarlo si se desea un acabado más profesional).

Triturar las galletas en un robot de cocina o similar y mezclarlas con la mantequilla (la mantequilla debe estar blanda, a temperatura ambiente. Si fuese necesario, calentarla unos segundos dentro del microondas).

Esparcir la mezcla de galleta y mantequilla dentro del molde y acomodarla con la intención de igualar la superficie. Reservar.

  • Mousse de yogur griego;

En primer lugar hay que hidratar la gelatina en agua fría, con cubrirla será suficiente.

Colocar la nata dentro de un bol y batirla con unas varillas a velocidad alta (preferiblemente con un batidor de varillas eléctrico). Cuando la nata comience a coger cuerpo, añadir el azúcar glas y batir la nata hasta montarla por completo.

Añadir el yogur griego y mezclar con delicadeza para no bajar demasiado la preparación.tarta10.JPGEn una taza grande, calentar un poco de la preparación anterior. No calentar demasiado, necesitamos que la temperatura de la crema no sobrepase los 60C (si se añade líquido muy caliente a la gelatina, ésta perderá fuerza y no cuajara correctamente).

Escurrir lo máximo posible la gelatina que inicialmente se dejó hidratando y añadirla a la taza de crema caliente. Mezclar con unas varillas manuales hasta disolver la gelatina por completo.

Para templar un poco la gelatina y evitar el contraste de temperaturas, antes de mezclarla con toda la preparación, añadir solo una pequeña cantidad de crema de yogur. Integrar y después, mezclar con el resto.

Batir con la batidora de varillas a velocidad baja, hasta conseguir una crema espesa y esponjosa.

Verter la preparación dentro del molde, alisar la superficie y dejar en el refrigerador por un mínimo de cuatro horas.

  • Cobertura de frutos rojos;

Hidratar una hoja de gelatina en un poco de agua fría.

Poner los frutos rojos en un cazo y cocinarlos a temperatura media. Cuando la fruta haya soltado parte del líquido pero aún esté firme, apartarla del fuego y dejarla templar.

Incorporar la hoja de gelatina y disolver.

Colocar la fruta sobre un colador de malla o chino que previamente habremos puesto sobre un cuenco y colar la preparación para retirar las semillas o pipos que pueda contener la fruta. Dejar enfriar el puré de frutos rojos (la temperatura adecuada para emplearlo en esta receta es de 25-30C. La mousse de yogurt es muy delicada y no conviene verter líquido demasiado caliente sobre ella)

Sacar la tarta del refrigerador y la cubrirla con el puré de fruta.

Esperar unos minutos  y cuando la cobertura haya enfriado,conservar la tarta en el refrigerador un mínimo de dos horas.

Antes de servir, retirar la lámina de acetato.

¡Estoy segura que esta tarta de yogur griego y frutos rojos e os gustará tanto como nos gusta a nosotros!SONY DSC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s