TIRAMISÚ

SONY DSC

El tiramisú es un postre moderno, tiene su origen en la parte Este del Norte de Italia, en la región del Véneto (cuya capital es Venecia). Algunas fuentes concretan la  localización exacta de su creación en los burdeles de la región, tras la II guerra mundial. En la época, los burdeles tenían cocinero y la maîtresse ofrecía con cortesía este dulce a los clientes aficionados.

El Tiramisú está compuesto de capas de bizcocho bañadas en café y separadas por una dulce crema compuesta de huevos batidos con azúcar, el imprescindible queso mascarpone y cacao puro en polvo. En algunas recetas delicatessen se suele añadir un ligero toque de licor (Amaretto), para reforzar el olor y proporcionarle un ligero sabor almendrado. El dulce se presenta espolvoreado con cacao puro en polvo, para enfatizar un contraste amargo con el café.

Como se ha mencionado, el queso mascarpone es un ingrediente imprescindible, básico para la elaboración de éste postre. Se trata de un queso fresco originario de Italia, de la zona de Lombardía, concretamente de Lodi. Debe su nombre del dialecto lombardo mascherpa o mascarpia, que quiere decir ricotta o crema.

El queso mascarpone es muy cremoso, algo dulce y ligeramente ácido. Se elabora con crema de leche, nata y ácido cítrico. Al parecer, el mascarpone original se elaboraba con leche de búfala, pero como ha sucedido con otros quesos como la mozzarella, es más fácil encontrarlo elaborado con leche de vaca.

El queso mascarpone es muy versátil, con él se pueden preparar multitud de platos dulces o salados. En Italia es habitual sustituir la mantequilla con este queso cremoso, sobre todo para enriquecer y mantecar risottos. Actualmente lo comercializan todo el año pero antiguamente sólo se elaboraba en invierno por tratarse de un producto perecedero.

En cuanto al aporte nutricional destacar que es recomendable consumirlo con moderación ya que aporta entre 400 y 500 calorías por cada 100 gramos, en su mayoría grasas, además de proteínas y carbohidratos procedentes del azúcar. Pero también aporta vitaminas del grupo B, calcio, fósforo y potasio, y una pequeña cantidad de hierro.


SONY DSCIngredientes:

  • 20 Bizcochos de soletilla o savoiardi
  • 250 G Queso mascarpone
  • 250 Ml Nata
  • 3 Cda Azúcar glas
  • 4 Hojas de gelatina
  • 1 Cda Café soluble
  • Cacao desgrasado puro en polvo
  • Amaretto
  • 2 Tazas de café
  • 1 Cda Azúcar común

Elaboración:

Elaborar los bizcochos según la receta que tenemos en este blog. Para acceder a la receta, pinchar en la palabra “Bizcochos de soletilla” que encontrarás en el listado de ingredientes.

Hidratar la gelatina en agua fría dentro de recipiente hondo.

En un cuenco amplio verter la nata y comenzar batir la crema con varillas (preferiblemente eléctricas), cuando la nata comience a coger cuerpo añadir el azúcar glas.

Incorporar el queso mascarpone junto al café soluble y batir hasta integrar por completo.

Calentar media taza de cafe en el microondas o en un cazo al fuego.

Escurrir las hojas de gelatina e introducirlas dentro de la media taza de café caliente, mezclar hasta disolver.

Agregar un par de cucharadas de crema de mascarpone para templar la gelatina, mezclar con unas varillas manuales e incorporar con el resto de crema. Batir la mezcla durante unos minutos y reservar.

SONY DSC

Disponer un molde desmontable de 16cm de diámetro sobre la mesa de trabajo y cubrir la base con papel de hornear cortado a la misma medida (para conseguir un acabado más profesional y desmoldar la tarta con más facilidad, colocar una tira de acetato alrededor de las paredes interiores del molde).

Verter el resto del café caliente (1 taza y media) dentro de un cuenco amplio y hondo. Incorporar el amaretto y la cucharada de azúcar común.

Sumergir la mitad de soletillas de bizcocho una a una, dentro del café. Cuando no puedan absorber más líquido, sacarlas y colocarlas sobre la base del molde.

Espolvorear la base de bizcochos con cacao puro en polvo. Después, poner una capa de la crema de mascarpone que elaboramos anteriormente.

Repetir el proceso anterior, calar el resto de bizcochos dentro del café y sobreponerlos sobre la primera capa de crema de mascarpone, espolvorear de nuevo con cacao puro en polvo y distribuir una segunda capa de crema sobre la segunda capa de bizcocho.

Para terminar, espolvorear una generosa cantidad de cacao puro en polvo sobre la superficie del tiramisú y refrigerar un mínimo de cuatro horas (es recomendable mantener el pastel refrigerado durante más tiempo, de esta manera se obtendrá un pastel con mayor consistencia y sabor optimo).

Pasado el tiempo, se puede servir y disfrutar. ¡Es una delicia!

TIRAMISÚ4.JPG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s