TARTA FRÍA DE QUESO CON GALLETAS DE CANELA

SONY DSC¿Os gusta la canela? Si disfrutáis tanto como yo de su dulce y picante sabor, no debéis pasar por alto esta receta. Se elabora con muy pocos ingredientes y se prepara de forma sencilla y rápida.

Como es sabido, la canela es una especia y se utiliza habitualmente en la cocina para saborizar muchos de los postres y comidas que se consumen a diario, sin embargo dar sabor no es la única función de la canela, pues tiene una gran cantidad de propiedades.

Esta especia  posee multitud de beneficios para la salud y a menudo se utilizada con fines medicinales.

Existen algunos documentos chinos del año 2800 a.C. que hablan de la Cinnamomum Zeylanicum; Cinnamomum es una palabra de origen griego que significa madera dulce y Zeeylanicum proviene del nombre donde se cultivaba, Ceilán.

En la actualidad la canela se cultiva en Sri Lanka (Ceilán fue el nombre que en la antigüedad tomó la isla de Sri Lanka durante su colonización. En el año 1972 las autoridades del país cambiaron el topónimo Ceilán por el de Sri Lanka), China, India y algunos países de América del Sur, de esta manera su uso se ha extendido por todo el mundo.

La canela ha tenido usos medicinales desde épocas remotas, donde se utilizaba en tratamientos para problemas respiratorios y para la gripe; también fue empleada para conservar carnes, pues sus propiedades paralizan el crecimiento de hongos y bacterias.

Esta especia es un potente anticoagulante, el consumo frecuente de canela ayuda a la buena circulación sanguínea.

Es antiagregante, anti esclerótica y también antitrombótica, por lo que es muy útil para prevenir y evitar las várices.

Además, se ha podido demostrar mediante investigaciones científicas los beneficios que pueda aportar la canela a los pacientes con diabetes tipo 2. La canela tiene entre sus componentes uno muy importante llamado cinnamtannin, este ayuda a disminuir los niveles de glucosa en la sangre.

La canela es un condimento con propiedades extraordinarias. Si deseáis conocer más sobre la ella, aquí dejo el enlace para acceder a la introducción y la receta del chinois de canela y uvas pasas que hay publicada en este blog. En la página a la que serás dirigido podrás  obtener más información acerca de esta preciada especia; la canela.


ta.JPGIngredientes (Pastel de 16cm):

Base y contorno de galleta;

  • 1 Paquete de galletas de canela
  • 50 G Mantequilla blanda

Mousse de canela;

  • 250 G Nata para montar (puede ser ligera)
  • 50 G Azúcar glass
  • 250 Queso crema o philadelphia (puede ser ligero)
  • 5 Hojas de gelatina
  • 50 Ml de leche
  • 1 1/2 Cdta canela en polvo

Elaboración:

  • Base y contorno de galleta;

Separar 12 galletas de canela para utilizar en el contorno de la tarta durante el montaje de la misma.

Triturar el resto de galletas en un robot de cocina o similar y mezclarlas con la mantequilla (la mantequilla debe estar blanda, a temperatura ambiente. Si fuese necesario, calentarla unos segundos dentro del microondas).

Dividir la miga de galleta en tres partes iguales y reservar para utilizar más adelante.

  • Mousse de canela;

Hidratar la gelatina en agua fría dentro de un recipiente hondo.

Colocar la nata dentro de un bol y batirla con unas varillas a velocidad alta (preferiblemente con un batidor de varillas eléctrico). Cuando la nata comience a coger cuerpo, añadir el azúcar glas y batir la nata hasta montarla por completo.

Añadir el queso crema y la la canela. Mezclar con delicadeza descendiendo la potencia o intensidad en el batido, para no bajar demasiado la preparación.

Calentar la leche en un recipiente apto para el microondas durante unos segundos o en un cazo al fuego durante unos minutos . No calentar demasiado, necesitamos que la temperatura de la leche no sobrepase los 60 C (si se añade líquido muy caliente a la gelatina, ésta perderá fuerza y no cuajara correctamente).

Escurrir bien la gelatina y añadirla al recipiente con la leche caliente. Mezclar con unas varillas manuales hasta disolver la gelatina por completo.

Para templar la mezcla de gelatina y evitar un alto contraste de temperaturas, antes de mezclarla con toda la preparación, añadir solo una pequeña cantidad de crema de queso. Integrar y después, mezclar con el resto.

Batir con la batidora de varillas a velocidad baja para repartir la gelatina por toda la preparación, hasta obtener una crema espesa y esponjosa.SONY DSCUna vez formada la mousse de queso, dividirla en tres partes iguales.

  • Montaje y acabado;

Disponer un molde desmontable de 16 cm de diámetro sobre la mesa de trabajo y cubrir la base del molde con papel de hornear cortado a la misma medida.

Colocar una fila de galletas de canela alrededor de las paredes interiores del molde, formando un cerco.

Esparcir un tercio de mezcla de galleta y mantequilla dentro del molde y acomodarla en la base igualando la superficie.

Verter dentro del molde la primera capa de mousse, sobre la primera base de galleta.

Repetir la operación; colocar sobre la primera capa de mousse la segunda capa de galleta y presionar ligeramente con las manos para nivelar la galleta y encima del segundo manto de galleta, distribuir la segunda capa de mousse.

Para terminar, colocar la tercera y última capa de galleta y presionar levemente la superficie para fijarla, sobre ella  repartir el último tercio de mousse de canela.

Cuando se haya finalizado el montaje, trasladar el pastel a la nevera para que la mousse solidifique, un mínimo de cuatro horas (lo ideal sería dejar la tarta refrigerada durante 12 horas).

Pasado el tiempo, desmoldar la tarta y espolvorear su superficie con canela en polvo.

Trasladar la tarta a un pedestal o plato de presentación y servir fría.

CUERNOS DE HOJALDRE RELLENOS DE CREMA DE VAINILLA

conos de cema9.JPGUn domingo soleado de primera, con una jornada repleta de actividades divertidas… ¿Hay algo mejor para desayunar que estos crujientes y sabrosos cuernos de hojaldre rellenos de una fina crema de vainilla? Se trata de unos pastelitos a los que te será difícil resistirte…

La crema pastelera aromatizada con vainilla, es una crema muy utilizada en repostería. Sus componentes básicos son; leche, huevos, azúcar, harina de trigo (aunque es muy usual reemplazar la harina común con fécula de maíz) y vainilla.

La vainilla es un género de orquídeas con 110 especies distribuidas mundialmente en las regiones tropicales. La más conocida es la especie vainilla planifolia que produce el fruto del que se obtiene el saborizante de vainilla. Es una especia del continente americano. Los conquistadores españoles de México, conocieron esta especia en las costas de Veracruz, le pusieron ese nombre porque su fruto se parece a la vaina de una espada, pero diminuta.

Para obtener una especia realmente rica en aromas, el cultivo y la preparación de la vainilla necesita largos y minuciosos cuidados. Eso hace que sea, en proporción al peso, uno de los productos agrícolas más caros del mundo. Se presenta en forma de palos negros y brillantes, comúnmente llamados “vainas” de vainilla.

En repostería, la vainilla se utiliza en cremas, helados, pasteles y otras preparaciones culinarias caseras, añadiendo un poco de esencia o cocinando las vainas en el caldo del preparado. Se obtiene un aroma más intenso si se cortan las vainas de vainilla por la mitad y se extraen los pequeños granos negros que se encuentran en su interior.


conos de crema.JPGIngredientes (12 unidades):

500 G Masa de hojaldre (también puede ser comprado); 

  • 250 G Harina de media fuerza
  • 125 Ml Agua
  • 5 G Sal
  • 175 G Mantequilla fría

500 G Crema pastelera;

  • 500 G Leche
  • 4 Yemas de huevo
  • 40 G Harina de maíz
  • 100 G Azúcar
  • 1 Vaina de Vainilla o extracto de vainilla
  • Azúcar glass

Elaboración:

  • Masa de hojaldre;

Elaborar la masa de hojaldre siguiendo los pasos que se indican en la receta de éste blog. Para ello, acceder al enlace pinchando sobre la palabra “Masa de hojaldre” que encontrareis en el listado de ingredientes.

Una vez tengamos la masa lista para su uso, precalentar el horno 225C calor arriba y abajo.

Espolvorear la mesa de trabajo con harina, extender sobre ella el hojaldre y con  ayuda de un rodillo estirar la masa hasta  obtener una lámina de 35cm de largo por 15cm de ancho y 1/2 centímetro de grosor.

Después, con un cuchillo afilado, cortar el hojaldre en tiras de 1 cm de ancho.

Para darle la forma cónica al hojaldre, se necesita un molde específico que se puede adquirir en cualquier gran superficie de alimentación o en tiendas especializadas. Los moldes que se han empleado para realizar esta receta son como los que muestro en la fotografía, que miden 12cm.

Enrollar las tiras de hojaldre en el molde, comenzando por la parte más estrecha y sobreponiéndolas unas sobre las otras, para que no queden huecos entre ellas y hasta que el molde quede completamente cubierto.

Disponer un papel sulfurizado (especial para hornear) encima de una bandeja de horno y sobre ella colocar los moldes, separados unos de otros.Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, meter la bandeja dentro del horno (quedando ésta a media altura) y hornear las piezas aproximadamente 25 minutos.

Cuando los hojaldres hayan adquirido un tono ligeramente tostado, sacarlos y dejarlos enfriar por completo sobre una rejilla.conos de crema 8.JPG

  • Crema de vainilla;

Preparar la crema como se indica en la receta de éste blog, para acceder de forma inmediata al enlace, pinchar sobre la palabra “crema de vainilla” que encontrarás en la lista de ingredientes.

Preparar una manga pastelera con una boquilla redonda y lisa.

Llenar la manga de pastelería con la crema de vainilla y rellenar con ella, las cavidades de los conos de hojaldre (para rellenar los huecos, recomiendo poner los conos en posición vertical, dentro de vasos o en soportes especiales para conos de galletas de helado, hasta que la crema endurezca).

Colocar los conos sobre un plato de servicio y espolvorear su superficie con azúcar glas a través de un tamizador o colador de malla fina.

¡Espero que disfruteis de esta auténtica delicia!conos de crema 2.JPG

HELADO DE MENTA CON CHISPAS DE CHOCOLATE

helado de menta 4.JPGMe deshago ante semejante capricho. Es un verdadero placer disfrutar de algo tan bueno teniendo la certeza de que su elaboración ha sido totalmente artesanal.

Antes de explicar cómo proceder en la preparación de la receta del helado de menta con chispas de chocolate, en los párrafos siguientes expongo brevemente los cuidados necesarios para el cultivo de la planta de menta y, también algunas de las propiedades que posee éste ejemplar;

La menta es una planta con múltiples usos, tanto a nivel culinario como aromático. Sin embargo, si se aplican los cuidados correspondientes, también tiene valor ornamental. Su cultivo no exige cuidados excesivos, salvo el de impedir que se propague demasiado, ya que es una planta muy invasiva y puede cercar y dañar a otros ejemplares que tenga alrededor.

La menta es un género de plantas perennes que proceden de la zona del Mediterráneo y de Asia central. Pertenece a la familia de las lamiáceas, al igual que otras especies con fragancias muy características, como la lavanda, y que otras comestibles muy empleadas en la cocina española, como el orégano y la albahaca. Cultivados en jardín, los ejemplares pueden superar el metro de altura. Sus hojas son de color verde más o menos oscuro (según cada especie) y en general con mucho brillo. Posee unas flores pequeñas con matices entre los colores blanco y púrpura, su fruto tiene forma de cápsula y contiene hasta cuatro semillas.

Como sus flores no son demasiado atractivas, a menudo el cultivo de la menta tiene como objetivo el aprovechamiento de sus hojas. En ese caso, conviene cortar las flores tras su nacimiento, para que no consuman los nutrientes del ejemplar, y las hojas los aprovechen. Se puede hacer un primer corte de hojas hacia el final de la primavera, de modo que durante el verano nazcan nuevas y dé tiempo de hacer una segunda recolección antes de la llegada del otoño. Tales hojas se pueden usar frescas o guardarlas para su uso posterior congeladas o secas.

Estas plantas necesitan mucho sol y riegos abundantes (al menos una vez al día), sobre todo en épocas de mucho calor. Pero hay que tener cuidado con el sustrato: conviene que sea arcilloso y debe poseer un buen drenaje y no encharcarse.

En el caso de cultivo en macetas, es aconsejable podar la planta para evitar su crecimiento excesivo hacia arriba y los costados. Si crece mucho, la planta extiende sus raíces, y como consecuencia, tanto el recipiente como el sustrato resultan escasos para sus necesidades de espacio y nutrientes. De tal modo que lo mejor es controlar de esa manera su crecimiento

Con la menta se realizan infusiones, a las que se le atribuyen incluso propiedades medicinales, desde antisépticas y analgésicas hasta relajantes. Además, de esta planta se destila un aceite con un alto contenido de mentol, sustancia a partir de la cual se elaboran productos tan populares como caramelos, chicles, helados, además de líquidos para la higiene bucal y perfumes. La menta también se emplea como especia o aderezo en la elaboración de carnes, sopas y ensaladas.helado de menta 7.JPGPor otro lado, las propiedades de la menta son abundantes y entre las más destacadas podemos mencionar:

Las hojas de menta tienen propiedades que fortalecen el corazón y en general el sistema cardiovascular, contribuyendo a un flujo sanguíneo adecuado

Las hojas de menta son benéficas para el tratamiento de dolores de cabeza y mareos.

Posee grandes cantidades de vitaminas y minerales y tienen propiedades que ayudan en el proceso digestivo

Su uso más conocido se debe a su contenido de mentol que ayuda a liberar las vías respiratorias, el mentol que las hojas de menta posee también sirve para tratar dolores musculares y contiene sustancias antisépticas que ayudan a refrescar el aliento, matando las bacterias que lo producen. También es habitual usarlo para el tratamiento de cólicos, nausea e incluso para controlar los vómitos.

Como hemos visto son principalmente sus hojas las que proporcionan el mayor número de beneficios, debido a su contenido de vitaminas y minerales. Entre estos compuestos pueden encontrarse ácidos grasos Omega 3, vitamina C, vitamina A y minerales como; magnesio, hierro, calcio, manganeso, cobre, potasio y ácido fólico.


helado de menta 5.5.JPGIngredientes:

  • 200 Ml Nata para montar (puede ser ligera)
  • 200 G Queso de untar philadelphia (puede ser ligero)
  • 50 G Azúcar glass
  • 15 G Azúcar invertido
  • Una taza de hojas de menta
  • Esencia natural de menta (opcional)
  • Colorante natural verde (opcional)
  • Chispas de chocolate

Elaboración:

Comenzar preparando el azúcar invertido (también puede ser comprado) según se explica en la receta  del blog. Para acceder a la receta, pinchar sobre la palabra “Azúcar invertido” que encontrareis en el listado de ingredientes.

Si vais a realizar el proceso de congelación en la heladera doméstica (se puede adquirir en cualquier punto de venta dedicado a los electrodomésticos o por Internet), meter el recipiente en el congelador 24h antes de realizar la receta.

Poner las hojas de menta con dos cucharadas de agua en el vaso de la batidora o procesador de alimentos y triturar hasta obtener un puré muy fino.

Poner la nata dentro de un bol y batir a máxima velocidad (preferiblemente con unas varillas eléctricas), cuando la nata comience a coger consistencia, añadir el azúcar glas y continuar batiendo, hasta que la nata esté firme pero no seca.

Incorporar el queso crema y proseguir batiendo, hasta integrarlo por completo.

A continuación, agregar el puré de menta, el azúcar invertido y las chispas de chocolate (si usamos el colorante, la esencia o la pasta de menta para potenciar el sabor del helado, incluirla en este paso) y prolongar el batido unos segundos más.

Sacar la heladera del congelador, montar la pala batidora y ponerla en funcionamiento. Poco a poco verter la crema en su interior y dejarla trabajar entre 20-30 minutos.

Cuando la crema esté mantecosa y semi-congelada, traspasarla a un recipiente hermético de plástico.

Tapar el helado a piel con papel film transparente y colocar la tapadera. Conservar el helado dentro del congelador.

Si realizamos el procedimiento del congelado sin heladera eléctrica; congelar la mezcla y remover cada 1-2 horas mientras se produce el proceso de congelación o congelar directamente el helado y antes de servirlo pasarlo por un procesador de alimentos.

A la hora de servir, sacarlo del congelador diez minutos antes de su consumo.helado de menta 8.JPG

 

 

 

TARTA DE QUESO Y DULCE DE LECHE

TARTA DE QUESO Y DULCE DE LECHE 5.JPGEl dulce de leche (también conocido como manjar, manjar blanco, arequipe o cajeta) es un dulce tradicional latinoamericano que corresponde a una variante caramelizada de la leche. Su consumo se extiende a todos los países de América Latina, a Francia (donde se lo llama confiture de lait), y a aquellos lugares con minorías de esas nacionalidades, como España o los Estados unidos. Este producto recibe diferentes nombres según el país en el que se consume y también presenta algunas variedades regionales. Es ampliamente utilizado en postres como alfajores, tortitas, wafles, helados, pasteles o tortas.

Existen diversos relatos sobre el origen del dulce de leche. Varios de los países donde se produce se atribuyen su invención; sin embargo, ninguno posee la denominación de origen.

El dulce de leche se elabora con leche, azúcar y esencia de vainilla. Suele agregarse una pizca de bicarbonato de sodio para acelerar la caramelización de los azúcares. En algunos casos puede incorporarse crema de leche. Si bien el dulce original se hace con leche de vaca, también puede elaborarse con leche de cabra (aunque no es una variedad habitual). De hecho, cada variante del nombre representa una variante en su elaboración.

La cajeta mejicana está hecha de una combinación de leche de vaca y leche de cabra. Se originó en la ciudad de Celaya (Guanajuato) y su nombre deriva de las cajas de madera que se utilizaban para empacarlo.

El arequipe colombiano está hecho con leche de vaca y azúcar con adición de bicarbonato de sodio; se hierve hasta caramelizar el azúcar y evaporar la leche.

A su vez, el dulce de leche elaborado en Argentina está hecho a base de leche de vaca, azúcar, esencia de vainilla y una pizca de bicarbonato de sodio. En este país se elaboran distintas variedades de dulce de leche; el “tradicional”, más espeso y marrón, y el de “bajas calorías”, menos espeso y de un color más claro.

Existe también una forma simplificada de hacer dulce de leche, a base de leche condensada. Se toma una o más latas de leche condensada y se la cuece a baño María durante por lo menos dos horas. La lata debe estar cubierta completamente con el agua para que se cocine todo su contenido. Cuando se abre la lata, el contenido será “una especie” de dulce de leche.

Este tipo de leche condensada también se vende procesada y lista para el consumo, en latas, así como la leche condensada con cacao, con café o con sabor a achicoria. Todas las variantes se utilizan a menudo para la preparación de postres, en pasteles o como relleno de galletas.


TARTA DE QUESO Y DULCE DE LECHE 2.JPGIngredientes:

Base de galleta;

  • 8 Galletas (Tipo digestive)
  • 1 Cda Mantequilla blanda
  • 2 Cda Dulce de leche (puede ser ligero)

Mousse de queso;

  • 250 G Nata para montar (puede ser ligera)
  • 250 G Queso crema (puede ser ligera)
  • 50 G Azúcar glas
  • 50 Ml Leche
  • 6 Hojas de gelatina

Cobertura Dulce de leche;

  • 100 G Dulce de leche (puede ser ligero)
  • 50 Ml Nata líquida para montar (puede ser ligero)
  • 2 Hojas de gelatina
  • Perlas o decoraciones de caramelo (opcional)

Elaboración:

  • Base de galleta;

Disponer un molde desmontable de repostería (uno de 26cm de diámetro o dos de 12 cm) sobre la mesa de trabajo y colocar sobre el fondo una base para tarta de la misma medida o un trozo de papel de horno cortado con las mismas dimensiones.

Imágenes integradas 1Si se desea un acabado más profesional, forrar las paredes interiores del molde con una tira de lámina de acetato apta para uso alimentario (igual o similar a la que se muestra en la fotografía).

Colocar las galletas dentro de un procesador de alimentos y triturarlas. También se puede realizar este proceso metiendo las galletas dentro de una bolsa con cierre tipo zip y pasando por encima el rodillo de cocina, con la intención de machacarlas hasta deshacerlas.

A Continuación, mezclar con la mantequilla y el dulce de leche hasta conseguir una mezcla consistente y compacta.

Verter la mezcla dentro del molde y acomodarla con ayuda de una cuchara o la superficie plana de un vaso.

  • Mousse de queso;

Hidratar durante diez minutos las hojas de gelatina dentro de un plato hondo, cubiertas con agua fría.

Poner la nata dentro de un bol amplio y batir a velocidad alta con una varillas (preferiblemente eléctricas). Cuando comience a coger consistencia añadir el azúcar glass y continuar batiendo, hasta que comience a formar picos (la nata ha de quedar semi montada, firme pero no seca).

Incorporar el queso crema y batir hasta integrar por completo.

Calentar la leche durante unos segundos dentro de un recipiente apto para microondas o al fuego dentro de un cazo durante unos minutos.

Cuando la leche esté caliente (vigilar que no supere los 60 C de temperatura, ya que la gelatina pierde su efecto gelificante con altas temperaturas) incorporar la gelatina previamente escurrida e integrarla en la leche hasta disolverla por completo.

Después, integrar en la mezcla una o dos cucharadas de crema de queso para templarla y posteriormente anexionar con el resto de la crema de queso.

Batir la mezcla durante unos segundos, hasta conseguir una crema lisa y homogénea.

Llenar la cavidad del molde con la mousse de queso y alisar la superficie.

Refrigerar la tarta un mínimo de cuatro horas.TARTA DE QUESO Y DULCE DE LECHE 3.JPG

  • Cobertura Dulce de leche;

Hidratar durante diez minutos las hojas de gelatina dentro de un plato hondo. cubiertas con agua fría.

Dentro de un recipiente apto para el microondas o el fogón de la cocina, llevar la nata a punto de ebullición.

A Continuación, retirarla del fuego y disolver en ella las hojas de gelatina previamente escurridas.

Añadir el dulce de leche y mezclarlo con unas varillas manuales hasta obtener una crema homogénea y espesa. Dejar templar unos minutos.

Cuando la crema de dulce de leche esté templada, sacar el molde con la tarta del refrigerador y verter la preparación sobre la mousse de queso.

Después, acomodar el dulce de leche distribuyendo la cobertura equitativamente sobre toda la superficie de la tarta.

Llevar el pastel de nuevo a la nevera y nuevamente refrigerar un mínimo de cuatro horas (lo ideal es realizar esta tarta el día anterior y dejarla cuajar en la nevera 24h).

Pasado el tiempo, desmoldar la tarta y servir decorada con las perlas de caramelo.

HELADO DE COCO EN TULIPA DE GALLETA

SONY DSC

¡Empieza la temporada de los helados! En esta ocasión lo vamos a preparar de coco, una fragante y deliciosa fruta tropical.

El coco es el fruto del cocotero, la palmera más cultivada a nivel mundial. Tiene una cáscara exterior gruesa y vellosa color marrón y otra interior dura y fibrosa, a la que está adherida la pulpa, que es blanca y aromática. Mide de 20 a 30 cm y llega a pesar 2,5 kg.

El principal producto exportado desde las distintas zonas de cultivo es la copra sin procesar ( La copra es la pulpa seca del coco y el aceite de coco se extrae rallando la copra e hirviéndola después en agua), seguida del coco desecado. En ciertos países europeos, encuentra su mejor salida el coco fresco; el protagonista indiscutible de ferias y verbenas y de común uso en múltiples preparaciones de repostería e industrial. El mercado más interesante tanto en Asia como en Europa y Norteamérica es el del agua de coco envasada; de gran aceptación y mayor demanda cada año. El agua de coco no debe ser confundida con la leche de coco, ya que la leche de coco se obtiene exprimiendo la pulpa y el agua de coco se encuentra naturalmente en su cavidad interior.

El lugar de origen del coco es un misterio y tema discutido, mientras muchos consideran que proviene de Asia del sur, concretamente del delta del Ganges, algunos dicen que proviene del noroeste de América del sur. Registros fósiles de Nueva Zelanda indican que plantas similares más pequeñas crecieron allí al menos hace 15 millones de años. También existen fósiles más antiguos descubiertos en la India.

La cosecha del coco varía según el tipo de producción, sobre todo de febrero a julio. Si se comercializa como fruta fresca o se destina a la industria con fines de envasar agua, la cosecha se efectúa cuando el coco tiene entre 5 y 6 meses. En esta época el contenido de azúcar y agua es muy elevado y el sabor es más intenso. De todas formas, sea coco seco o coco maduro tiene una capacidad de gran duración sin necesidad de ningún tipo de refrigeración, a diferencia de los cocos frescos, que duran varios días (o un mes), antes de madurarse o hacerse secos. Si se destina a la producción de coco rallado, deshidratado o comprado para la extracción de aceite, la cosecha se realiza cuando los cocos caen al suelo o cuando uno de los cocos de un racimo está secos. El coco rallado es utilizado como cobertor o ingrediente para pasteles o tortas. Estos cocos secos permanecen en la planta durante 13 meses.

La composición del coco varía a medida que esté madura. La grasa constituye el principal componente tras el agua y es rica en ácidos grasos saturados (88,6% del total), por lo que su valor calórico es el más alto de todas las frutas. Aporta una baja cantidad de hidratos de carbono y menor aún de proteínas. Así mismo, el coco es rico en sales minerales que participan en la mineralización de los huesos (magnesio, fósforo, calcio…) y en potasio.

En cuanto a otros nutrientes, destaca su aporte de fibra, que mejora el tránsito intestinal y contribuye a reducir el riesgo de ciertas alteraciones y enfermedades.

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

El fósforo participa en el metabolismo energético.

El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

Destaca además su contenido de vitamina E, de acción antioxidante y de ciertas vitaminas hidrosolubles del grupo B, necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

El coco es una fruta que enriquece nuestra alimentación en sustancias nutritivas, sabores, aromas y en gran cantidad de platos de nuestra gastronomía.

La fibra del mismo al ser soluble,previene o mejora el estreñimiento, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia (niveles de azúcar en la sangre) en la persona que tiene diabetes. Por su alto valor energético, deben moderar su consumo las personas que tienen exceso de peso y por su elevado aporte de potasio, no se aconseja a quienes tienen insuficiencia renal y requieren de una dieta controlada en dicho mineral.

El agua de coco es el líquido que se halla en el interior de la pulpa; cuanto menos maduro esté el fruto más abundante será y también más rico en nutrientes. Se considera una bebida isotónica natural, siendo muy apreciada en los países tropicales donde se toma extrayéndose directamente del fruto.

El coco es un fruto muy aromático y de sabor intenso y agradable. Teniendo en cuenta sus propiedades nutritivas, su consumo ocasional y en cantidades moderadas, se considera adecuado para todos los integrantes de una población sana.


HELADO DE COCO 3.JPGIngredientes:

  • 6 Barquillos o tulipas para helados (si dispones de máquina específica para realizar barquillos, realizar la siguiente receta).

Barquillos de galleta ( 6 unidades si se dispone de máquina);

  • 40 G Mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 G Azúcar glas
  • 60 Ml Leche
  • 100 G Harina
  • 60 G Chocolate negro 70%

Helado de coco;

  • 250 ML Nata para montar ligera
  • 150 G Queso de untar ligero (tipo philadelfia)
  • 50 G Leche de coco ligera
  • 50 G Coco recién rallado
  • 50 G Azúcar glas
  • 15 G Azúcar invertido
  • Aroma o pasta natural de coco (opcional)

Elaboración:

  • Barquillos de galleta;

Precalentar la máquina para barquillos (se puede adquirir en tiendas especializadas o a través de Internet, su precio es asequible).

En un bol batir la mantequilla con el azúcar glas, hasta conseguir una crema suave y untuosa.

Templar la leche dentro un vaso en el microondas o en un cazo al fuego. Después, añadirla a la preparación anterior y mezclar.

Incorporar la harina tamizada e integrar con el resto de ingredientes.

 

Resultado de imagen de moldes de flanDisponer unos moldes para flan o unos vasitos de dimensiones similares (los que muestro en la fotografía miden; 8cm diámetro superior,5cm altura y 5cm base), dados la vuelta sobre la mesa trabajo, cerca de la máquina para barquillos.

Cuando tengamos la placa de máquina caliente, ayudándonos de un sacabolas para helado o una cuchara sopera, depositar una porción de masa en el centro. Cerrar la máquina y presionar durante unos segundos (lo que indique el fabricante). Levantar la tapadera y extraer la soletilla, envolver de inmediato el molde con ella e ir dándole forma de flor creando varios volantes. Este paso ha de hacerse rápido y con destreza pues la galleta enfría y endurece con rapidez.

Realizar la misma operación con el resto de masa, hasta terminarla.

Calentar hasta deshacer el chocolate dentro de un recipiente apto para microondas durante unos segundos o al fuego dentro de un cazo al baño maría durante unos minutos.

Verter el chocolate en un plato hondo y sumergir la parte volante de las flores de galleta. Sacar y escurrir el sobrante de chocolate, sosteniendo las tulipas boca abajo durante unos segundos. Después, darle la vuelta y dejar que el chocolate se enfríe por completo.

Las galletas de helado se conservan muy bien durante semanas dentro de una caja metálica en un lugar fresco y seco,  alejados de fuentes de calor.

  • Helado de coco;

Comenzar preparando el azúcar invertido (también puede ser comprado) según se explica en la receta  del blog. Para acceder a la receta, pinchar sobre la palabra “Azúcar invertido” que encontrareis en el listado de ingredientes.

Si vais a realizar el proceso de congelación en la heladera doméstica (se puede adquirir en cualquier punto de venta dedicado a los electrodomésticos o por Internet), meter el recipiente dentro del congelador 24h antes de realizar la receta.

Poner la nata dentro de un bol y batir a máxima velocidad (preferiblemente con unas varillas eléctricas), cuando la nata comience a coger consistencia, añadir el azúcar glas y continuar batiendo, hasta que la nata esté firme pero no seca.

Incorporar el queso crema y proseguir batiendo, hasta integrarlo por completo.

A continuación, agregar la leche de coco y el coco rallado (si usamos esencia o pasta de coco para potenciar el sabor del helado, incluirla en este paso) y prolongar el batido unos segundos más.

Sacar la heladera del congelador, montar la pala batidora y ponerla en funcionamiento. Poco a poco verter la crema en su interior y dejarla trabajar entre 20-30 minutos.

Cuando la crema esté mantecosa y semi-congelada, traspasarla a un recipiente hermético de plástico.

Tapar el helado a piel con papel film transparente y colocar la tapadera. Conservar el helado dentro del congelador.

Si realizamos el procedimiento del congelado sin heladera eléctrica; congelar la mezcla y remover cada 1-2 horas mientras se produce el proceso de congelación o congelar directamente el helado y antes de servirlo pasarlo por un procesador de alimentos.

A la hora de servir, sacarlo del congelador diez minutos antes de consumir.

Servir una o dos bolas de helado sobre cada tulipa de barquillo y ¡Disfrutar!helado de coco 2.2.JPG

ROLLOS DE CALABAZA ESPECIADA RELLENOS DE MOUSSE DE QUESO

rollitos de calabaza especiada rellenos de crema de queso 2.JPGHoy desayunamos rollitos de calabaza especiada rellenos de mousse de queso. ¡Una verdadera delicia! La mezcla de sabores es espectacular y la calabaza le aporta al bizcocho una jugosidad sensacional. Me encanta añadir verdura a los postres y pasteles, con ello  conseguimos un plus de fibra y vitaminas que sientan de maravilla.

La calabaza es el fruto en baya de la calabacera y pertenece a la familia de las Cucurbitáceas. Esta familia comprende unas 850 especies de plantas, en su mayoría herbáceas, trepadoras o rastreras, que producen frutos grandes y protegidos por una corteza firme.

Aunque algunas fuentes afirman que su origen está en América, parece ser que la calabaza es una hortaliza originaria de Asia Meridional. Numerosos autores antiguos citan a la calabaza en sus escritos y se sabe que su cultivo ya se producía entre los hebreos y egipcios.

En un principio, la calabaza se cultivaba para el aprovechamiento de sus semillas más que para ser consumida como hortaliza. Pero esta costumbre fue desapareciendo a medida que surgieron variedades con más pulpa y sabor más afrutado.

Su consumo se extendió desde Asia hasta América Central y, a partir de allí, llegó tanto al sur como al norte de este continente. Sin embargo, no fue hasta el siglo XV cuando los españoles introdujeron la calabaza en Europa, donde se propagó en mayor medida por los países de clima más cálido.

En la actualidad, la calabaza se cultiva en terrenos cálidos y húmedos de todo el mundo.

Gracias a la gran variedad de calabazas que existe, se encuentran disponibles en el mercado durante todo el año, según se trate de variedades de verano o de invierno.

A la hora de adquirir una calabaza hay que tener en cuenta si se trata de una variedad de invierno o de verano. Si se quiere comprar una calabaza de verano es preferible elegir aquella que presente un tamaño mediano, ya que las más grandes tienen la carne más amarga. La calabaza ha de estar tierna pero firme y bien desarrollada. Las más tiernas son aquellas que tienen la piel brillante, muy suave y no excesivamente dura. Sin embargo, si la calabaza es muy pesada, sin brillo y de piel dura o áspera, conviene rechazarla. Este es un signo de que su carne está seca.

Si se va a adquirir una calabaza de invierno, los criterios de calidad a seguir son distintos. Se aconseja elegir los ejemplares bien maduros y de corteza gruesa. Además es preferible adquirir aquellas calabazas que sean pesadas en relación con su tamaño. De la misma forma, se rechazarán los ejemplares que tengan la piel suave, indicador de que la hortaliza no está lo suficientemente madura.

Por lo general, tanto si la calabaza es de invierno como de verano, se aconseja adquirir ejemplares firmes y con la piel intacta. Además, es preferible que conserven su rabo o pedúnculo. Esto evita que la calabaza pierda humedad.

Las variedades de invierno tienen una vida útil mayor que las de verano gracias a su menor proporción de agua. Además, su piel gruesa les sirve de protección. Este tipo de calabazas pueden conservarse hasta seis meses. Sin embargo, las de verano son más perecederas. Contienen más agua y su piel fina no sirve como protección. Estas últimas, envueltas en una bolsa de plástico perforada y almacenadas en el frigorífico pueden conservarse una semana. Si se escaldan y se congelan, su periodo de conservación puede llegar a ser de un mes. Es preferible congelarlas una vez que han sido cocinadas porque si se congelan crudas, en su descongelación las pérdidas de humedad serán importantes y, por tanto, se obtendrá una calabaza mucho más seca y de consistencia alterada.

La calabaza es un alimento muy versátil y se puede cocinar tanto en salado como en dulce .ROLLITOS DE CALABAZA ESPECIADA RELLENOS DE CREMA DE QUESO 1.JPGLa calabaza nos ofrece multitud de propiedades nutricionales; siendo su componente principal el agua, lo que, unido a su bajo contenido en hidratos de carbono y a su casi inapreciable cantidad de grasa, hace que sea un alimento con un escaso aporte calórico.

Es buena fuente de fibra que ofrece valor de saciedad y mejora el tránsito intestinal por la alta presencia de mucílagos. Éstos son un tipo de fibra soluble que tiene la capacidad de suavizar las mucosas del tracto gastrointestinal.

En relación con las vitaminas, la calabaza es rica en betacaroteno o provitamina A y vitamina C. Presenta cantidades apreciables de vitamina E, folatos y otras vitaminas del grupo B tales como la B1, B2, B3 y B6.

La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de tener propiedades antioxidantes.

La vitamina E, al igual que la C, tiene acción antioxidante, y ésta última además interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes. También favorece la absorción del hierro de los alimentos y aumenta la resistencia frente las infecciones.

Los folatos participan en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico. En cuanto a su riqueza mineral, la calabaza es un alimento rico en potasio. También contiene otros minerales como fósforo y magnesio, pero en menores cantidades. El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

El fósforo, al igual que el magnesio, juega un papel importante en la formación de huesos y dientes, pero este último además se relaciona con el funcionamiento del intestino, nervios y músculos, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

La calabaza presenta calcio y una pequeña cantidad de hierro, pero dichos minerales apenas se asimilan en nuestro cuerpo en comparación con los procedentes de alimentos de origen animal.


ROLLITOS DE CALABAZA ESPECIADA RELLENOS DE CREMA DE QUESO.JPGIngredientes:

Bizcocho;

  • 2/3 Taza Puré de calabaza asada
  • 1/2 Taza Azúcar
  • 3/4 Taza harina de trigo
  • 1/2 Cdta Levadura química
  • 1/2 Cdta bicarbonato de sodio
  • 1/2 Cdta Canela en polvo
  • 1/2 Cdta Clavo molido
  • 1/4 Cdta sal
  • 3 Huevos grandes

Relleno y acabado;

  • 200 G Queso crema
  • 200 Ml Nata para montar
  • 4 Hojas de gelatina
  • 2-3 Cda Azúcar glass
  • Crocante de almendra

Elaboración:

  • Bizcocho;

Precalentar el horno 200C calor arriba y abajo.

Disponer una bandeja de horno o un molde rectangular sobre la mesa de trabajo. Engrasarlo y colocar sobre él una hoja de papel de hornear.

En un cuenco tamizar la harina junto a la canela, el clavo, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Dentro de otro recipiente batir 15 minutos a velocidad máxima con unas varillas (preferiblemente eléctricas) los huevos y el azúcar, hasta que la preparación doble su volumen y adquiera un tono blanquecino.

Cuando los huevos estén espumosos, bajar la velocidad del batidor al mínimo. Añadir el puré de calabaza e integrarlo.

Con una espátula o lengua repostera incorporar la harina previamente tamizada  y mezclar con movimientos envolventes.

Verter la masa uniformemente dentro del molde y hornear 15 minutos.

Humedecer un paño grande de cocina y extenderlo sobre una superficie plana (encimera o mesa)

Cuando el bizcocho se haya cocinado, sacarlo con cuidado del molde (sin despegarlo del papel de hornear) y cortarlo en seis porciones rectangulares, todas ellas del mismo tamaño. Después, colocar la pieza estirada sobre el paño de cocina húmedo y seguidamente enrollar sobre sí mismo. (con ello se consigue que las planchas de bizcocho tomen forma cilíndrica).

Dejar enfriar los bizcochos enrollados sobre el paño húmedo encima de una rejilla.

  • Relleno y acabado;

Poner las hojas de gelatina dentro de un recipiente hondo y cubrirlas con agua fría. Hidratarlas durante diez minutos.

Colocar la mitad de la nata en un cuenco amplio y batirla con unas varillas a máxima potencia (preferiblemente eléctricas), cuando la nata comience a coger consistencia, añadir el azúcar glass y continuar batiendo, hasta montarla por completo.

Incorporar el queso crema y batirlo junto a la nata. Ha de quedar una mezcla lisa y homogénea.

Calentar la otra mitad de la nata en un recipiente apto para el microondas o en un cazo al fuego.

Escurrir la gelatina hidratada e introducirla dentro de la nata caliente. Mover la mezcla hasta que la gelatina se disuelva totalmente.

Después, añadir una cucharada de crema de queso para templar la preparación.

Seguidamente, incorporar toda la crema de queso y batir unos segundos. Cuando la mezcla sea homogénea y la mousse empiece a espesar estará lista para su uso.

Desenrollar las planchas de bizcocho de calabaza especiada y retirarles el papel de hornear. Con ayuda de una cuchara o una manga pastelera extender sobre cada bizcocho una capa de mousse de queso.

Enrollar de nuevo las planchas de bizcocho dándoles a los rollos su característica forma cilíndrica.

Un vez formadas las piezas, aplicar una fina capa de crema sobre toda la superficie de los rollitos y adherir el crocanti de almendra.

Refrigerar los rollos un mínimo de cuatro horas y conservar en la nevera hasta el momento de servir.ROLLITOS DE CALABAZA RELLENOS DE MOUSS DE QUESO.JPG

TARTA DE MANZANAS

SONY DSC

Os presento una tarta de manzana deliciosa y sencilla de preparar. La manzana es una fruta muy versátil, sana y con gran cantidad de propiedades.

La manzana es el fruto del manzano. Se trata de un árbol originario de la región suroeste de Asia y la región este de Europa. En la actualidad se ha dispersado a prácticamente todas las regiones del mundo que cuentan con un clima templado.

Es una de las frutas más cultivadas del mundo, alrededor de dos quintas partes se producen en China. Otros grandes productores son Estados Unidos, Turquía, Francia, Italia e Irán. Los productores de Latino-américa más importantes son Chile y Argentina, zonas donde el clima y las características del suelo favorecen el cultivo. Las manzanas se han aclimatado en Ecuador a grandes altitudes sobre el nivel del mar, donde proveen cosecha dos veces al año debido a las temperaturas templadas constantes todo el año.

Las manzanas han sido apreciados durante siglos debido a los múltiples beneficios que proporcionan a la salud. Todos los recientes estudios realizados indican que realmente la manzana posee una cantidad innumerable de propiedades beneficiosas.

Resulta un fruto excelente que, debido a su carácter básico se puede comer con cualquier tipo de alimento y a cualquier hora del día, sin producir incompatibilidades alimentarias. Puede comerse cruda, cocida, sola o combinada con otros alimentos.

Entre las propiedades de la manzana se puede mencionar su poder antiinflamatorio para el aparato digestivo en casos de inflamación del estómago, intestinos o de las vías urinarias.

La manzana es antiácida, su contenido en pectinas, así como la influencia de la glicina, que es un antiácido natural la hacen muy adecuada en casos de acidez estomacal.

Es antidiarreica y un laxante suave, aunque parezca contradictorio su alto contenido en pectinas la convierten en un buen regulador del aparato intestinal, de manera que se constituye un laxante suave en casos de estreñimiento, especialmente cuando se come a primeras horas de la mañana. Al mismo tiempo el valor absorbente de las pectinas la hacen ideal en casos de diarrea y gastroenteritis (mal llamado colitis).

También es diurética y depurativa, favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuada en casos de obesidad, enfermedades reumáticas por su contenido en cistina y arginina , así como el ácido málico, resulta muy adecuada para eliminar las toxina que se almacenan en el cuerpo y que, además de combatir o impedir las enfermedades anteriormente citadas, son muy adecuadas en afecciones como ácido úrico, gota, y el tratamiento de enfermedades relacionadas con los riñones, como los cálculos o la insuficiencia renal.

La manzana es anticatarral, usada en caso de bronquitis o de tos, así como cuando se tiene el pecho cargado es muy adecuada por sus valores expectorantes.

SONY DSCAyuda a bajar los niveles altos de colesterol, debido a la metionina. Su alto contenido en fósforo y su riqueza en fibra soluble resultan fundamentales en el control del colesterol.

Es hipotensora, el valor vasodilatador de la histidina la convierten en un buen aliado para rebajar la presión sanguínea en casos de hipertensión.

Por su contenido en fósforo, resulta un alimento con propiedades sedantes, muy adecuado para tomarlo antes de irse a dormir, con lo cual ayuda a conciliar el sueño.

La manzana es un antipirético (rebaja la fiebre), anticancerígena por su contenido en catequinas y quercetina, dos fitoquímicos que protegen contra la acción de los radicales libres y antidiabética.

Mencionar que la manzana carece de toxicidad, si exceptuamos la ingestión de sus semillas que, como en todas las rosáceas contienen ácidos que combinados con los jugos gástricos producen cianuro, aunque la ingesta de estas tendría que ser muy grande y voluntaria para producir un resultado fatal.

También, hay algunas personas que pueden presentar algunos síntomas de alergia a la manzana, aquellas personas que sean alérgicas a las fresas, la pera, los duraznos y las almendras, por citar algunos ejemplos, pueden padecer síntomas de alergia con la ingesta de manzanas. 


 

SONY DSCIngredientes:

  • 5 Manzanas golden
  • 2 huevos L
  • 85 Ml Leche
  • 70 G Azúcar
  • 1 Cdta Levadura química
  • 75 G Harina
  • 2 Cda Aceite vegetal
  • Sal
  • Zumo de un limón
  • Almíbar espeso, azúcar invertido o mermelada de melocotón

Elaboración:

Engrasar un molde desmontable de 24cm y colocar en la base un papel de horno cortado a la misma medida.

Precalentar el horno 200C calor arriba y abajo y colocar la rejilla de horno dentro del mismo para posteriormente introducir la tarta (quedando ésta a media altura).

Lavar y pelar las manzanas. Descorazonarlas y rociarlas con el jugo de limón.

Cortar las manzanas en láminas muy finas (para que todas las láminas queden con el mismo grosor, emplear una mandolina).
En el vaso de la batidora colocar el huevo, la leche, el aceite, el azúcar, una pizca de sal, la  harina y la levadura química. Batir todos los ingredientes hasta conseguir una masa semilíquida, lisa y homogénea.
Incorporar a la masa dos tercios de láminas de manzana y mezclar con cuidado para no romperlas.
Verter la preparación dentro del molde y alisar la mezcla.

Sobre la masa colocar el resto de las láminas de manzana, superponiendo unas sobre las otras y realizando el característico dibujo que representa a la típica tarta de manzanas.
Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, introducir la tarta dentro de él y hornear la elaboración alrededor de 40 minutos.
Pasado el tiempo, apagar el horno y dejar el pastel dentro con la puerta del horno cerrada media hora más.
Después, abrir la puerta del horno y dejar enfriar por completo en ese mismo lugar.
Una vez fría, desmoldar la tarta y emplatar.
Antes de servir, pintar la superficie del pastel con almíbar espeso, azúcar invertido o mermelada de melocotón.

SONY DSC

TIRAMISÚ

SONY DSC

El tiramisú es un postre moderno, tiene su origen en la parte Este del Norte de Italia, en la región del Véneto (cuya capital es Venecia). Algunas fuentes concretan la  localización exacta de su creación en los burdeles de la región, tras la II guerra mundial. En la época, los burdeles tenían cocinero y la maîtresse ofrecía con cortesía este dulce a los clientes aficionados.

El Tiramisú está compuesto de capas de bizcocho bañadas en café y separadas por una dulce crema compuesta de huevos batidos con azúcar, el imprescindible queso mascarpone y cacao puro en polvo. En algunas recetas delicatessen se suele añadir un ligero toque de licor (Amaretto), para reforzar el olor y proporcionarle un ligero sabor almendrado. El dulce se presenta espolvoreado con cacao puro en polvo, para enfatizar un contraste amargo con el café.

Como se ha mencionado, el queso mascarpone es un ingrediente imprescindible, básico para la elaboración de éste postre. Se trata de un queso fresco originario de Italia, de la zona de Lombardía, concretamente de Lodi. Debe su nombre del dialecto lombardo mascherpa o mascarpia, que quiere decir ricotta o crema.

El queso mascarpone es muy cremoso, algo dulce y ligeramente ácido. Se elabora con crema de leche, nata y ácido cítrico. Al parecer, el mascarpone original se elaboraba con leche de búfala, pero como ha sucedido con otros quesos como la mozzarella, es más fácil encontrarlo elaborado con leche de vaca.

El queso mascarpone es muy versátil, con él se pueden preparar multitud de platos dulces o salados. En Italia es habitual sustituir la mantequilla con este queso cremoso, sobre todo para enriquecer y mantecar risottos. Actualmente lo comercializan todo el año pero antiguamente sólo se elaboraba en invierno por tratarse de un producto perecedero.

En cuanto al aporte nutricional destacar que es recomendable consumirlo con moderación ya que aporta entre 400 y 500 calorías por cada 100 gramos, en su mayoría grasas, además de proteínas y carbohidratos procedentes del azúcar. Pero también aporta vitaminas del grupo B, calcio, fósforo y potasio, y una pequeña cantidad de hierro.


SONY DSCIngredientes:

  • 20 Bizcochos de soletilla o savoiardi
  • 250 G Queso mascarpone
  • 250 Ml Nata
  • 3 Cda Azúcar glas
  • 4 Hojas de gelatina
  • 1 Cda Café soluble
  • Cacao desgrasado puro en polvo
  • Amaretto
  • 2 Tazas de café
  • 1 Cda Azúcar común

Elaboración:

Elaborar los bizcochos según la receta que tenemos en este blog. Para acceder a la receta, pinchar en la palabra “Bizcochos de soletilla” que encontrarás en el listado de ingredientes.

Hidratar la gelatina en agua fría dentro de recipiente hondo.

En un cuenco amplio verter la nata y comenzar batir la crema con varillas (preferiblemente eléctricas), cuando la nata comience a coger cuerpo añadir el azúcar glas.

Incorporar el queso mascarpone junto al café soluble y batir hasta integrar por completo.

Calentar media taza de cafe en el microondas o en un cazo al fuego.

Escurrir las hojas de gelatina e introducirlas dentro de la media taza de café caliente, mezclar hasta disolver.

Agregar un par de cucharadas de crema de mascarpone para templar la gelatina, mezclar con unas varillas manuales e incorporar con el resto de crema. Batir la mezcla durante unos minutos y reservar.

SONY DSC

Disponer un molde desmontable de 16cm de diámetro sobre la mesa de trabajo y cubrir la base con papel de hornear cortado a la misma medida (para conseguir un acabado más profesional y desmoldar la tarta con más facilidad, colocar una tira de acetato alrededor de las paredes interiores del molde).

Verter el resto del café caliente (1 taza y media) dentro de un cuenco amplio y hondo. Incorporar el amaretto y la cucharada de azúcar común.

Sumergir la mitad de soletillas de bizcocho una a una, dentro del café. Cuando no puedan absorber más líquido, sacarlas y colocarlas sobre la base del molde.

Espolvorear la base de bizcochos con cacao puro en polvo. Después, poner una capa de la crema de mascarpone que elaboramos anteriormente.

Repetir el proceso anterior, calar el resto de bizcochos dentro del café y sobreponerlos sobre la primera capa de crema de mascarpone, espolvorear de nuevo con cacao puro en polvo y distribuir una segunda capa de crema sobre la segunda capa de bizcocho.

Para terminar, espolvorear una generosa cantidad de cacao puro en polvo sobre la superficie del tiramisú y refrigerar un mínimo de cuatro horas (es recomendable mantener el pastel refrigerado durante más tiempo, de esta manera se obtendrá un pastel con mayor consistencia y sabor optimo).

Pasado el tiempo, se puede servir y disfrutar. ¡Es una delicia!

TIRAMISÚ4.JPG

MOUSSE DE QUESO CON GELATINA DE FRAMBUESAS

SONY DSC

La mousse es un preparado culinario de origen francés, se elabora principalmente con crema de leche batida o claras de huevo montadas a punto de nieve y su mezcla con la crema base. Es este merengue lo que confiere a la mousse esa textura tan característica de diminutas burbujas. De hecho, el término francés “mousse” significa espuma. La mousse aparece por primera vez en un recetario de 1755, Les soupers de la cour, de la mano del cocinero francés Menon.


La mousse es el postre perfecto si tienes visita en casa. Ésta que propongo, es una versión muy sencilla, cómoda y económica. No dejará indiferente a ningún comensal, la frescura y el color que le proporciona la frambuesa es muy atractivo y su textura suave y fundente se deshace en la boca.

Advertencia para los más golos@s. Esta receta no incorpora azúcar a la gelatina de frambuesa. Para mi es agradable ese punto ácido y refrescante que proporcionan las frambuesas. Además, la fruta en su composición natural lleva incluido el azúcar. Si queréis algo más dulce, añadir 50 gramos azúcar a las frambuesas en el momento de su cocción.


CUHARA.JPG

Ingredientes:

Mousse de frambuesa:

  • 250 Ml Nata para montar (puede ser ligera)
  • 50 G Azúcar glas
  • 125 G Queso de untar (philadelphia le va muy bien)
  • 4 Hojas de gelatina o 8 gr de gelatina en polvo neutra
  • 30 G Frambuesas
  • 2 Cds Agua

Gelatina de frambuesa:

  • 2 Hojas de gelatina
  • 120 G de frambuesa
  •  4 Cds Agua

Preparación:

  • Mousse de queso;

En un cuenco colocar la nata, batir a velocidad alta (preferiblemente con unas varillas eléctricas). Cuando comience a coger consistencia añadir el azúcar y montar la nata hasta que su estructura sea sólida.

Incorporar el queso crema y batir a velocidad media, integrar por completo.

En un recipiente con agua fría poner la gelatina de la mousse a hidratar.

Dentro de un cazo poner a calentar las frambuesas con dos cucharadas de agua a fuego medio-alto, aproximadamente 5 minutos.

Triturar el puré de frambuesa y pasarlo por un colador de malla fina para retirar las semillas.

En un cuenco mediano, disolver la gelatina (escurrida) en el puré de frambuesas caliente (recordar que la temperatura del líquido antes de añadir la gelatina no debe sobrepasar los 60C).

Con el objetivo de enfriar un poco la gelatina, incorporar dos cucharadas de la crema de queso.  Después, añadir la mezcla a la totalidad de la preparación. Batir a velocidad alta unos segundos para que la gelatina no se solidifique y quede repartida uniformemente por toda la mezcla.

Preparar una manga de pastelero con una boquilla redonda (también se puede usar una boquilla rizada para darle una presentación más elegante u omitir de este paso, usando una cuchara para rellenar los recipientes si lo que queremos es algo más informal).

Llenar la manga pastelera con la preparación, depositar la mousse dentro de los recipientes y refrigerar.

SONY DSC

  • Gelatina de frambuesa;

En un cuenco o plato hondo, hidratar la gelatina con agua fría.

Colocar las frambuesas dentro de un cazo, añadir las cuatro cucharadas de agua y ponerlo a fuego medio-alto entre cinco y diez minutos.

Triturar el puré de frambuesa con una batidora y pasarlo por un colador de malla fina para retirar las semillas.

Escurrir la gelatina y añadirla al puré de frambuesas caliente. Remover la mezcla hasta disolver la gelatina. Templar la preparación.

Verter la gelatina sobre la mousse y dejar enfriar.

Conservar en la nevera hasta el momento de servir.