MUSLITOS DE POLLO AL PIMENTÓN EN PAPILLOTE

SONY DSCOs presento una receta deliciosa y muy ligera, cocinada en papillote.

El Papillot o papillote es una técnica de cocina que consiste en la cocción de un alimento en un envoltorio resistente al calor, como puede ser un papel de aluminio, o un papel sulfurizado, actualmente también se puede realizar en unos recipientes de silicona que se comercializan para este fin. El alimento empleado en esta técnica suele ser de consistencia blanda: generalmente pescados de diferentes tipos, carnes blandas o verduras frescas.

La técnica consiste en cocinar el género principal dentro de un envoltorio pintado con algún tipo de grasa, acompañado de la guarnición y condimentos. Después se cierra herméticamente para evitar que se escapen los jugos al cocinarlo. Se puede cocer directamente sobre una sartén o en el horno hasta que el envoltorio se hinche debido a la presión del vapor y los alimentos se cocinen en su propio jugo.


En esta ocasión el alimento que vamos a preparar son unos exquisitos y sabrosos muslos de pollo al pimentón.

La carne de pollo es una de las más demandadas en todo el mundo. Su consumo nos aporta proteínas de alto valor biológico, importantes vitaminas (ácido fólico y B3), minerales y menos cantidad de grasas saturadas que en el caso de las carnes rojas. En cosmopolitan cuisine, soy consciente de todas estas propiedades, por lo que el pollo ocupa un lugar destacado en éste blog. Son muchas las recetas que he ido compartiendo. Os invito a que echéis un vistazo a la sección de cocina, donde encontraréis recetas tan deliciosas como la de tajín de pollo con almendras y uvas pasas o el pan batbout relleno de ensalada de pollo.

La carne de este ave es muy nutritiva y fácilmente digerible, lo que la hace adecuada para ser consumida a cualquier edad, siendo especialmente importante para deportistas y niños que están en edad de crecimiento. Igualmente se pueden beneficiar de su consumo las mujeres embarazadas, ya que durante el embarazo se hace necesario un mayor aporte de ácido fólico y proteínas, ambos componentes presentes en el pollo.

En comparación con la carne roja, en el pollo se da una mayor presencia de grasas insaturadas, beneficiosas para la salud. La pechuga tiene menos grasa que los muslos, y en la piel es donde se da la mayor concentración, por lo que se suele recomendar quitarla, ya sea antes o después de cocinar la pieza.

El valor de las proteínas presentes en la carne de pollo es equiparable al de la carne roja. Se trata en ambos casos de proteínas de alto valor biológico, cuya presencia es mayor en la pechuga que en el muslo. El método de cocción también influye en que la cantidad de proteínas, en este sentido, cabe decir que el pollo frito tiene una menor concentración de proteínas que el pollo cocido en agua o hervido.POLLO2.2.JPGDestacar la presencia de fósforo y potasio, y, en menor cantidad podemos encontrar también hierro y zinc.

También posee importante presencia de vitaminas como la B3, también llamada niacina, que ha demostrado ser beneficiosa en la prevención y mejora de algunas dolencias, como trastornos de la piel, diabetes o problemas relacionados con la mala circulación sanguínea. Otra de las vitaminas a destacar es el ácido fólico que resulta de vital importancia para el mantenimiento de una buena salud celular, ya que interviene en la producción de células. Además, el consumo de ácido fólico previene la anemia. Otras vitaminas que pueden ser encontradas en la carne de pollo son la A, la C y la B12.

Las recomendaciones indicadas por los expertos a la hora de comprar y conservar la carne de pollo son las siguientes;

Cuando vayamos a comprar carne de pollo debemos fijarnos en que la piel sea flexible al tacto.

Si podemos conseguir pollos criados al aire libre, y alimentados con granos, no dudarlo, ya que su carne es más nutritiva y sabrosa. Además, la carne de pollos criados en granjas ecológicas está libre de los medicamentos y hormonas que son de amplio uso en las granjas de ganadería intensiva.

La carne de pollo sufre un rápido deterioro, por ello se hace necesario respetar al máximo la cadena de frío. En el caso de que la congelemos, conviene consumirla antes de tres meses.

Debido a que esta carne es un medio en el que se pueden reproducir rápidamente numerosos microorganismos, debemos manipularla tomando algunas precauciones, como evitar que entre en contacto con alimentos que vayamos a consumir en fresco. Del mismo modo, y con el fin de evitar contaminaciones cruzadas, debemos lavar a conciencia los utensilios que hayamos usado para cortar la piel.

La carne de pollo no se debe comer en crudo. A la hora de cocinarla, hay que asegurarse de que alcanza una temperatura de, como mínimo, 70ºC cuidando no exceder el tiempo en el asado o la fritura, ya que, si se chumasca, se generan una serie de sustancias que pueden tener efectos carcinogénicos.pollo3.JPG

Ingredientes:

  • 8 Muslitos de pollo sin piel
  • 12 Tomates cherry
  • 8 Cebollas francesas
  • 2 Dientes de ajo
  • 2 Cda Pimentón
  • 1 Rama Romero fresco (opcional)
  • 1 Rama Tomillo fresco (opcional)
  • 1 Cdta Especias provenzales
  • 1/2 Vaso de vino blanco
  • 1 Cdta Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

Elaboración:

Pelar los dientes de ajo y picarlos fino.

Lavar las ramas de romero y tomillo, cortarlas en pequeños trozos.

Disponer los dientes de ajo y las ramas de hierbas aromáticas dentro de un recipiente hondo y amplio (será perfecto si tiene tapadera para cerrarlo herméticamente), añadir las especias provenzales, el pimentón, el aceite de oliva y el vino blanco. Reservar.

Lavar los muslitos de pollo para desechar los posibles fragmentos de hueso y coágulos de sangre que puedan contener. Secarlos con papel absorbente para retirar el exceso de líquido y salpimentar.

Introducir los muslitos de pollo dentro del recipiente que se ha reservado y bañarlos en la preparación que se elaboró inicialmente.

Mezclar bien todos los ingredientes para impregnar con el aliño todas las superficies de las piezas de pollo.

Cubrir con papel film o tapar el recipiente con la tapadera hermética (si hemos usado un recipiente con tapadera hermética, durante la maceración será más fácil y rápido agitar el recipiente. Si no es el caso, se le dará vueltas constantemente con una cuchara de madera) y dejar marinar en la nevera un mínimo de cuatro horas, durante el periodo de maceración se le dará varias vueltas.

Pelar las cebollas y cortarlas en trozos grandes.

Lavar los tomatitos.

Precalentar el horno 225C calor arriba y abajo.

Poner al fuego una sartén con unas gotas de aceite y marcar las cebollitas. Retirarlas del fuego cuando se comiencen a dorar.

Disponer sobre la mesa de trabajo una hoja de papel de horno lo suficientemente grande como para cubrir el fondo, y después la superficie, de una fuente refractaria.

Colocar sobre la mitad del papel de horno; los muslos de pollo, las cebollas y los tomates. Después, verter sobre ellos la marinada sobrante.

Cubrir los ingredientes con la otra mitad de papel de hornear y sellar todos sus lados, dejando el paquete lo mejor cerrado posible.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, hornear el papillote durante 20 minutos.

Una vez asados, retirar el papel de hornear, emplatar y servir muy caliente.pollo4.JPG

Un comentario en “MUSLITOS DE POLLO AL PIMENTÓN EN PAPILLOTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s