GALLETAS RELLENAS DE CREMA DE CHOCOLATE

GALLETA BLOOOO1.JPG

¡Que cosa tan mona!  Es fantástico levantarte por la mañana y encontrarte con estas galletas tan alegres.

Os cuento un poquito sobre la historia de la galleta, es curioso cómo hemos ido adaptando los alimentos según ha ido evolucionado la especie humana. En los comienzos, la galleta se creó para obtener un alimento básico, nutritivo, de buena conservación y fácil de transportar. Hoy en día, obtenemos un alimento refinado, sabroso y exquisito.

La historia de la galleta está muy ligada a la de los cereales. Al principio, éstos no se cocían, sino que se comían mojados en agua o leche. No obstante, hace 10.000 años nuestros antepasados nómadas descubrieron que una pasta de cereales sometida a calor adquiría una consistencia similar al pan sin levadura que permitía transportarla con facilidad. Se han encontrado galletas de más de seis mil años cuidadosamente envueltas en yacimientos en Suiza. Esto hace que la galleta sea considerada uno de los primeros alimentos cocinados.

En la edad antigua, las galletas tal y como las entendían en aquella época eran muy sencillas y apenas admitían variedad. Eran obleas planas y duras, cocidas dos veces. En Roma, durante el S.III el chef Apicius las llamó Bis Coctum (origen de la palabra biscuit). Prácticamente todas las grandes culturas de la antigüedad; Persa, Asiria, Egipcia, Judía, Griega, Romana y otras procedentes del Lejano Oriente, utilizaron estos cereales cocidos para afrontar largas caminatas y combates, siendo un alimento habitual de militares y marineros, aunque a menudo también presente en las despensas de los campesinos . Se amasaba el cereal con agua, mojándolo cada poco tiempo, y luego se preparaban las tortas redondas que, puestas sobre una piedra plana y cubiertas de ceniza para que se secaran, eran la base de la alimentación de los soldados y sus familias. Solían tomarse mojadas en vino o sopa.

En la Edad Media se generalizó el cultivo de cereales, aumentó la población y el consumo de galletas se extendió rápidamente, convirtiéndose así en un alimento popular, especialmente entre campesinos y cruzados. Se les añadía huevo y el jugo de la carne para hacerlas más nutritivas, por lo que también ocuparon un lugar preferente en las bodegas de los navíos. Llegaron a sustituir al pan en travesías largas, gracias a su mejor conservación y facilidad de transporte. De hecho, eran el principal alimento a bordo de las tres carabelas que descubrieron América en 1492. La palabra “galleta” se tomó prestada de un alimento habitual en Francia en el S.XIII, una especie de crêpe plana llamada galette.

Durante el Renacimiento, los Médicos introdujeron por primera vez en la Corte las galletas, presentándolas como algo sabroso para acompañar a una bebida caliente (se acababa de descubrir el chocolate). Es en esta época cuando la galleta pasa de ser un alimento básico, habitual en largas travesías, a uno de placer. Se amplía entonces la variedad de elaboración para satisfacer la demanda: saladas, aromatizadas, rellenas, con miel, con formas variadas, etc. Los libros de cocina se llenaron de recetas diferentes: barquillos, pretzels, crocantes… Es en esta época cuando surgen muchas de las galletas que consumimos hoy en día, aunque su preparación se refinaría y mejoraría a lo largo de los años.

En la edad moderna (siglos XVIII y XIX) es cuando empieza en Europa la producción masiva de galletas, paralela a la industrialización. La gran movilidad de la población, hace que las galletas se impongan como la comida de viaje ideal, ya que podían aguantar meses o incluso años si se guardaban adecuadamente. De las pequeñas industrias artesanas se pasa a otras más mecanizadas, acordes con la demanda del producto. Baja el precio de la harina y de la levadura, convirtiendo incluso las galletas más elaboradas en alimentos asequibles. De este modo, la galleta adquiere protagonismo en la industria alimentaria, apoyándose en el sabor, la calidad y el precio. A medida que avanza la industria y se van mezclando culturas, se desarrollan nuevas recetas: por ejemplo, en Estados Unidos la cookie (galleta redonda muy grande con chips de chocolate) se convierte rápidamente en símbolo nacional, y en Europa nada más acabar la II Guerra Mundial se popularizan las galletas recubiertas de chocolate, representando así la llegada de la paz.

En la actualidad, las galletas son un alimento popular que se encuentra en todo el mundo, sin distinción de países ni lugares. Conforman un mercado en crecimiento, con nuevas fórmulas adaptadas a los gustos del consumidor y a los parámetros de salud, rapidez y conveniencia.


 

En esta entrada propongo dar de lado por un día al sector de la industria y preparar unas exquisitas galletas en casa, de forma artesanal.

La masa con la que se elabora esta receta es básica, pero deliciosa. He probado infinidad de recetas y ésta es mi favorita. Para ponerles relleno, admiten multitud de ingredientes; crema de limón, chocolate, mermelada…

Son muy sencillas. Requieren poco esfuerzo, pocos ingredientes y poco horneado…


carita sonrriente.JPG

Ingredientes:

Masa de galleta;

  • 100 G Mantequilla
  • 75 G Azúcar glas
  • 1 Huevo pequeño
  • 200 G Harina de trigo
  • Sal

Relleno;

  • 50 G Chocolate negro 70%
  • 50 G Nata para montar
  • 1 Cda Licor de avellana (opcional)

Elaboración:

  • Masa de galleta;

Antes de empezar, sacar los productos refrigerados de la nevera. Cuando comenceis a preparar la masa para galletas, es importante que todos los productos estén a temperatura ambiente.

En un cuenco o bol amplio, poner la mantequilla (blanda) y el azúcar. Batir la mezcla con un batidor de varillas, si es eléctrico os facilitará bastante el trabajo.

Agregar el huevo y la sal. Continuar batiendo hasta integrar por completo.

Incorporar la harina y mezclar hasta obtener una masa lisa y ligeramente pegajosa.

Formar una bola con la masa, aplastarla y envolverla en film transparente.

Refrigerar la masa de galleta por un mínimo de dos horas.

Precalentar el horno a 190C calor arriba y abajo.

Colocar un tapete de hornear o papel siliconado sobre una bandeja de horno.

Enharinar la mesa de trabajo y disponer sobre ella, la masa. Estirar con un rodillo hasta conseguir un grosor de 1,5 centímetros.

Cortar porciones de masa con un cortapastas (yo he usado uno muy divertido, pero se puede usar cualquier modelo) y trasladarlas con cuidado a la bandeja de horno, que previamente hemos preparado.

Hornear las galletas aproximadamente 8-10 minutos. Cuando los bordes inferiores presenten un ligero tono tostado, sacarlas de inmediato (al sacarlas comprobareis que la masa aún es blanda y podría parecer que todavía están crudas. No preocuparos, endurecerán a medida que se vayan enfriando).

Dejarlas unos minutos sobre la bandeja. Cuando sea posible despegarlas sin riesgo de romperlas, pasarlas a una rejilla para que enfríen por completo.

  • Relleno crema de chocolate;

Poner el chocolate dentro de un bol.

En un cazo llevar a punto de ebullición la nata y el licor. Cuando la nata comience a hervir, verter sobre el chocolate.

Dejar reposar la mezcla un minuto, para que el chocolate coja temperatura y comience a derretirse. Después, mezclar con unas varillas manuales hasta conseguir una mezcla homogénea y fluida. Dejar templar.

Acondicionar una manga de pastelero con una boquilla grande y redonda (también se puede emplear una manga de pastelería desechable sin boquilla o prescindir de ella y usar una cuchara pequeña para rellenar las galletas). Llenar la manga pastelera con la crema de chocolate.

Descargar una pequeña porción de crema de chocolate sobre cada base de galleta y cubrir con su pareja, presionar ligeramente para que la crema quede bien repartida.

Conservar en cajas metálicas o recipientes herméticos. Lejos de fuentes de calor y humedad.

galleta 23.JPG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s