BARRITAS DE AVENA CON FRUTOS SECOS Y FRESAS

BARRITAS DE CEREALES CON FRESA.JPG¿Necesitas un aporte extra de energía? Si es lo que estás buscando; estas barritas caseras de avena con frutos secos que se proponen en esta entrada son una opción sensacional. Resultan deliciosas, saciantes y muy sanas; cada barrita de aproximadamente 25 gr tan sólo aporta alrededor de 110 kcal. Esta propuesta es una excelente alternativa si se precisa un tentempié placentero y saludable a media mañana.

La avena al igual que el resto de cereales comestibles es una de las familias más importantes para la alimentación humana y cuyos frutos son granos secos y ricos en almidón, un hidrato de carbono complejo fuente de energía para nuestro organismo.

Se trata de uno de los cereales más ricos en proteínas, grasas (casi el doble que el trigo), hidratos de carbono, vitamina B1 o tiamina (necesaria para el buen funcionamiento del sistema nervioso) y, en menor proporción, aporta otras vitaminas del grupo B. Así mismo contiene minerales como fósforo, potasio, magnesio, calcio y hierro, estos dos últimos de peor aprovechamiento que los procedentes de alimentos de origen animal.

La avena en concreto aporta 335 calorías por cada 100 gramos, 12 g de proteínas, 60 g de hidratos de carbono, 6 g de fibra, 7,1 gramos de grasas, 79,6 mg de calcio, 5,8 mg de hierro y 0,52 miligramos de tiamina.

Sabías que…

La avena es una de las mejores fuentes de energía que existen, por lo que se recomienda consumir a primera hora de la mañana o antes del mediodía, sobre todo para aquellas personas que trabajan muchas horas fuera de casa, tienen que estudiar para un examen, realizan ejercicio o practican actividades que requieren esfuerzo físico.

Sus proteínas son deficitarias en los aminoácidos esenciales lisina y treonina, pero contiene en cantidades elevadas metionina, por lo combinada con legumbres (deficitarias en metionina) o con leche (deficitaria en aminoácidos azufrados), se obtienen proteínas completas de valor equiparable a las de la carne, el pescado o los huevos.

El 80% del total de grasas que contiene son insaturadas y en ella abunda el ácido graso esencial linoleico (omega-6). Otros componentes grasos son el avenasterol, un fitosterol que se sabe contribuye a reducir los niveles de colesterol en sangre al disminuir su absorción a nivel del intestino y la lecitina, necesaria para el buen funcionamiento del sistema nervioso y que también contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre.

Su hidrato de carbono mayoritario es el almidón, pero también contiene pequeñas cantidades de fructosa (el azúcar característico de las frutas y de la miel) y en cantidades significativas, fibra. Hay dos tipos de fibra, los mucílagos y la que está presente en el salvado de la avena. Los mucílagos, lubrifican y suavizan el tracto digestivo y la fibra del salvado, posee un suave efecto laxante y contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre, mediante un mecanismo similar al del fitosterol avenasterol.

Así mismo, contiene un alcaloide no tóxico, la avenina, de efecto sedante para el sistema nervioso.

Se consume tanto el cereal completo (copos de avena) como el salvado (fibra soluble) y también se emplean la paja y las semillas con fines terapéuticos.

Combate las afecciones del sistema nervioso; gracias a su contenido de almidón (en el organismo libera glucosa, principal combustible de nuestro sistema nervioso), ácidos grasos esenciales (linoleico), lecitina, fósforo, vitamina B1 o tiamina y avenina, esta última sustancia de acción sedante. Posee un efecto tonificante y equilibrante del sistema nervioso, por lo que su consumo es adecuado en caso de: nerviosismo, fatiga o astenia, insomnio y situaciones de estrés.

Reduce las alteraciones digestivas; debido a su aporte de mucílagos que suavizan la mucosa del tracto gastrointestinal y su alta digestibilidad, su consumo es beneficioso en caso de
gastritis y úlcera en etapa de remisión y en otras afecciones digestivas.

Su ingesta es recomendable en caso de diabetes; ya que posee fibra que contribuye a mantener la glucemia (niveles de azúcar en sangre) en límites normales.

Del mismo modo su toma ayuda en enfermedades cardiovasculares; por su contenido en grasas insaturadas, avenasterol, fibra y lecitina, sustancias que contribuyen a reducir las tasas de colesterol en sangre.

En casos de celiaquía o intolerancia al gluten no es recomendable su consumo ya que aunque en pequeñas cantidades, sí contiene glúten.


barritas de cereales 3.JPGIngredientes:

  • 60 G Copos de avena
  • 40 G Avena inflada
  • 12 G Salvado de avena
  • 65 G Frutos secos al natural variados (nueces, pistachos, avellanas, almendras, cacahuetes, anacardos…)
  • 75 G Miel
  • 15 G Aceite de nuez o vegetal (almendra, avellana, oliva, girasol…)
  • Mermelada natural de fresa (preferiblemente ligera)

Elaboración:

Pelar los frutos secos y retirarles la piel que los cubre, picarlos con un cuchillo y depositarlos en cuenco amplio.

Añadir la avena inflada y el salvado de avena.

Poner los copos de avena en una sartén a fuego medio y tostarlos ligeramente. Dejar templar e incorporarlos a la mezcla.

Agregar la miel y el aceite de nuez o vegetal y mezclar con una espátula o lengua repostera.

Llevar la preparación al microondas y calentarla durante 15 o 20 segundos a máxima potencia (si no se dispone de microondas, verter la preparación en un cazo y calentarla a fuego suave durante unos minutos).

Después, remover el conjunto de ingredientes hasta formar una pasta.

Disponer un molde sobre la mesa de trabajo (para formar estas barritas se ha empleado un molde de silicona apto para horno, con forma de barritas: Molde de silicona My Snack – Silikomart . También irá perfecto un molde de 30×10 o 20x20cm).

Verter la mitad de mezcla en las cavidades del molde y prensarlo lo máximo posible, untar sobre ella una fina capa de mermelada de fresas, cubrir con el resto de la mezcla de avena y frutos secos y prensarlo de nuevo. Se ha de obtener una masa firme y compacta.

Precalentar el horno a 180C, calor arriba y abajo.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, colocar el molde en su interior y hornear la preparación durante 20 minutos. Cuando los bordes comiencen a dorarse, retirar el molde de inmediato y dejar enfriar sobre una rejilla sin desmoldar las piezas.

Una vez frías, desmoldar las barritas. Teniendo en cuenta que si se ha horneado toda la preparación en un sólo molde, habrá que cortar en porciones de 10×2,5 cm y 25 gr de peso con un cuchillo afilado.

Las barritas de cereales se conservan durante varios días almacenadas dentro de una caja metálica o envueltas con papel de aluminio dentro de cualquier recipiente plástico y hermético; guardado en lugar oscuro, lejos de fuentes de calor y humedades.BARRITAS DE CEREALES CON FRESA 2.JPG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s