CARACOLAS DE CREMA Y PASAS

DSC08664.JPG

¡Os traigo una auténtica delicia! Mi bollito favorito, hasta que pruebe uno mejor! Jajaja! Es jugoso, tierno y dulce en su justa medida. Lo tiene todo! La foto la use para participar en un concurso que realizó María Lunarillos en su blog. Sorteaba un robot de cocina “Bosch N5”, para variar no tuve suerte y lo tuvimos que comprar. Pues ya me había hecho ilusiones, tantos ricos desayunos iba yo a preparar con aquel artilugio… Pues no me equivoqué, solo puedo decir maravillas de él. ¡Es una ayuda genial! y eso que todavía no he usado todos sus complementos.

No me lío mas, si quereis un desayuno que os eleve al séptimo cielo, Aquí lo tenéis!


 

Ingredientes:

Masa de brioche (Salen 14 unidades, pero se pueden congelar).

  • 130 Ml Agua
  • 150 G Huevo (Tres unidades T-M)
  • 100 G Azúcar
  • 10 G Sal
  • 1 cdta Extracto Vainilla
  • 500 G Harina
  • 100 G Mantequilla
  • 40 G Levadura fresca de panadero

Relleno:

  • 100 G Pasas tiernas

Crema Pastelera

  • 250 G Leche
  • 2 Yemas o 1 Huevo entero
  • 50 G Azúcar
  • 20 G Harina de Maíz
  • 1 cdta Extracto Vainilla

Acabado, (Con estas cantidades sobrara…):

Almíbar;

  • 100 G Azúcar
  • 2 Cda Agua

Glaseado;

  • 50 G Icing Sugar
  • 1 Cda Leche

 

Preparación:

  • Masa de brioche;

Colocamos en la panificadora, amasadora o si no tenéis y vais a preparar de forma manual en un bol grande, todos los ingredientes en el orden  mencionado. Menos la mantequilla y la levadura que la usaremos más adelante.

Amasamos todos los ingredientes hasta conseguir una masa suave y muy elástica. Esto nos llevará unos treinta minutos. Cuando la tengamos le añadimos la mantequilla fría y cortada en daditos. Seguimos amasando hasta lograr otra vez la textura anterior, la masa ha de ser lisa y suave.

En una taza disolvemos la levadura fresca en un poquito de agua y se la añadimos a la masa.

Amasamos de nuevo hasta integrar por completo y le damos forma de bola.

Engrasamos un bol y colocamos la masa dentro. Tapamos con film transparente para que no se reseque y lo llevamos al refrigerador treinta minutos, se puede dejar  hasta 24H.

DSC08705.JPG

  • Crema pastelera;

Batimos bien el huevo y lo ponemos en un cazo, añadimos casi toda la leche (reservamos media tacita) el azúcar y el extracto de vainilla. Lo ponemos a calentar a fuego suave.

Disolvemos la harina de maíz en la taza con la leche fría y se la añadimos a la mezcla anterior.

Dejamos que cueza mientras removemos constantemente con una varilla.Cuando comience a hervir, lo retiramos del fuego y seguimos batiendo hasta conseguir una mezcla espesa.

Lo ponemos en un bol y lo tapamos a piel con film transparente para que no le salga costra. Lo dejamos enfriar.

  • Acabado;

Sacamos la masa de la nevera, enharinamos la mesa de trabajo y estiramos la masa sobre ella, con ayuda de un rodillo la estiramos hasta formar un rectángulo de un centímetro de grosor.

Ponemos una capa generosa de crema pastelera por toda su superficie, dejando un par de centímetros en uno de los extremos para que al enrollarlo no se nos desborde la crema.

Esparcimos las pasas (si son tiernas no hace falta, pero si estan un poco secas, conviene macerarlas por lo menos un par de horas en un poco de agua caliente) encima de crema .

Enrollamos el rectángulo sobre sí mismo, dándole forma de cilindro.

Realizamos cortes de 1,5 cm al cilindro y vamos colocando las caracolas encima de un papel de hornear, dejando separación entre ellas. Crecerán bastante.

Las dejamos fermentar en un lugar cálido, libre de corrientes de aire. El tiempo depende la temperatura del lugar, lo ideal son 23 o 24 C. Hay que dejarlas hasta que doblen su volumen. Cuanto más calor haya en la habitación, más rápido será el proceso.

Cuando hayan crecido y estén lista para  hornear, encendemos el horno y lo programamos a 190 C, calor arriba y abajo. Ya con la temperatura adecuada, las horneamos alrededor de 15 minutos. Depende del horno, hasta que queden doraditas.

  • Almíbar y Acabado;

Colocamos los ingredientes en una cacerola, disolvemos el azúcar en el agua y llevamos a fuego medio 15 minutos. Es importante no dejar de remover, porque de lo contrario se puede caramelizar y no nos servirá. Cocinar hasta que espese.

Pintar con el almíbar todas las piezas. Además de conservarse mejor, les da un brillo muy apetecible.

Para darle un toque especial, mezclar el Icing Sugar con la cucharada de leche (si queda muy liquido añadir un poquito más de azúcar y si la mezcla es demasiado espesa un chorrito más de leche) y dejar caer a sobre las caracolas.

¡A disfrutar!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s